Napoleón Bonaparte es una de las figuras más controvertidas de la historia pero también fue un hombre con muchas excentricidades, hechos que no conocías y mitos que se formaron entorno a él. Esto compone una serie de curiosidades sobre Napoleón que han sobrevivido hasta la actualidad. Aquí te traemos algunos de los datos curiosos que deberías saber.

Si deseas conocer la biografía del personaje puedes revisarla aquí.

1. Tuvo Muchos Nombres y Apodos

Bonaparte puente del Arcolede Gros
Bonaparte sobre el puente en Arcole. Pintura de Gros. Fuente: Wikimedia Commons

Su nombre de nacimiento fue Napoleone di Buonaparte, debido a que su familia era más italiana que francesa. Sin embargo, su familia le dio el apodo cariñoso de Nabulio, aunque también lo llamaban así sus amigos más cercanos durante su juventud. No fue hasta la campaña de Egipto en 1799, cuando comienza a usar en sus informes del frente el nombre que pasaría a la historia, Napoleón Bonaparte, que era mucho más fácil de pronunciar para los franceses.

Tras sus victorias militares en Egipto comenzaron a llamarlo Sultán Kebir. Sus tropas luego de la Batalla del Arcole le dieron un apodo por afecto y respeto, Le Petit Caporal traducido como El Pequeño Cabo, el cual no tiene nada que ver con su estatura sino por su trato con los soldados normales. Pero como no todos lo estimaban también lo apodaron El Tirano Bonaparte, El Ogro de Ajaccio o El Usurpador Universal. Sobre sus títulos aristocráticos ostentaba, el ya conocido Emperador de los Franceses, Rey de Italia y Protector de la Confederación del Rin.

2. No Era Pequeño

Caricatura de Napoleón
Caricatura británica de Cruikshank sobre el destierro de Napoleón a la Isla del Elba. Fuente Wikimedia Commons

Pese a que la primera imagen que se nos viene a la mente al oír el nombre de Napoleón Bonaparte es un hombre pequeño, e incluso se le llama Complejo Napoleónico cuando alguien no acepta que es de baja estatura, esto no es cierto. Sino que se debe a una suma de factores muy peculiar. En primer lugar la altura se asociaba al poder por aquél entonces, así que para hacer la propaganda anti napoleónica los británicos hacían creer que Napoleón era más pequeño en sus panfletos, e incluso crearon una canción para decirles a los niños traviesos que se los comería Napoleón si se portaban mal.

Napoleón en realidad media casi 1.70m pero otro de los factores que ayudó a propagar el mito de su estatura fue su Guardia Imperial. Constituida por hombres seleccionados por él mismo y sólo derrotada en batalla una vez, en Waterloo. Uno de los requisitos para integrarla era medir más de 1.80m eso hace una diferencia de al menos 10cm y al estar rodeado de estos parecía más pequeño. Finalmente, Napoleón adoptó el sistema métrico para Francia lo que creaba una diferencia de 2mm por centímetro. Como fueron los británicos quienes se encargaron de su autopsia lo hicieron mezclando la antigua medida francesa, la británica y el sistema métrico. La altura final fue de 1.40m reduciendo su altura 30cm.

3. Gustaba de Leer y Escribir

Novela romántica de Napoleón
Portada de la novela o historia corta Clissson et Eugenie, obra de Bonaparte. Fuente Goodreads

Mientras era un joven militar, e incluso en su vida adulta, Napoleón desarrolló un gusto por leer pasando por las novelas hasta libros de táctica militar como el Arte de la Guerra de Sun Tsu o la Anábasis de Alejandro de Flavio Arriano. Luego, adquirió la costumbre de comentar los libros que leía tal es el caso de El Príncipe de Nicolás Maquiavelo o La Guerra de Las Galias de Julio César. En la actualidad, las ediciones comentadas por Bonaparte son más comunes de encontrar.

Otra de las curiosidades sobre Napoleón es que además de comentar, intentó escribir una novela corta cuando era joven. El texto llamado “Clisson et Eugenie” trataba sobre un general que volvía a casa con su esposa. Por aquella época estaba comprometido con Eugenie Desiree Clary, así que podemos suponer a quien estaba dedicado. Años más tarde al emperador no le gustó nada el texto y aún así muchas páginas sobrevivieron y completando algunas cosas desde 2009 está disponible en Amazon.

4. Odiaba Perder Tiempo

Napoleón Bonaparte en Fontainebleau
Napoleón Bonaparte en Fontainebleau de Delaroche. La pintura capta el momento luego de su primera abdicación. Fuente: Wikimedia Commons

Para obtener un imperio es casi fundamental esta de las curiosidades sobre Napoleón Bonaparte. Aborrecía perder el tiempo y que otros a su alrededor lo hicieran. Con el tiempo, se hizo un adicto al trabajo, tanto así que dormía sólo durante 4 horas al día para estar al pendiente del ejército y el Imperio Francés. Tampoco perdía mucho tiempo en comer, e incluso quería que su comida estuviera lista más rápido y detestaba los platos complicados de preparar, de ahí la existencia de los huevos a la Napoleón, aunque su comida favorita era el pollo. Dicen que comía en tan sólo 20 minutos o menos.

5. Miedo y Manías

Gatos
Gatos. Fuente Wikimedia Commons

El hombre que conquistó casi toda Europa padecía de ailurofobia, el término significa miedo o ansiedad hacia los gatos. Cada vez que veía un gato se sobresaltaba e intentaba alejarse lo más posible, e incluso con ataques de pánico por los felinos. El día antes de la batalla de Waterloo Napoleón sufrió un ataque de nervios tras ver un gato negro caminar muy cerca de él.

También tenía dos manías de lo más curiosas. La primera es que no le gustaban las puertas abiertas, se encargaba de cerrar cada puerta luego de entrar y si alguien lo hacía después de él debía abrir la puerta lo mínimo posible y cerrar de inmediato, para no afectarle. Y volviendo a la comida de nuevo, le gustaba comer en absoluto silencio.

6. No tenía buen oído musical

Napoleon en St Helena
Exilio de Napoleón en Santa Helena, pintura de Paul Delaroche. Fuente: Wikimedia Commons

Napoleón no era muy fanático de pasar largos ratos escuchando música y cuando se tomaba el tiempo, a nadie le gustaba lo que oía. Por ejemplo, decía que su prometida Eugenie Desiree Clary era buena cantante, aunque todos decían que la futura Reina de Suecia desafinaba. Bonaparte prefería la música militar, aburriéndole la ópera y la música clásica.

7. Le Era Difícil Escribir Francés

Carta y Pluma
Carta y Pluma. Fuente Pixabay

Pese a que Napoleón gustaba de escribir, no lo hacía jamás para algo oficial. Porque a la gran mayoría le costaba entender su letra y al no ser el francés su lengua materna tenía complicaciones para escribir ciertas palabras. Confundía habitualmente armisticio con amnistía, para escribir renta vitalicia decía “renta vital” y escribía infancia en lugar de infantería. Sin embargo, lo solucionó dictando todo a sus secretarios personales, ya que no tenía problemas al hablar.

8. Jugaba Ajedrez

Tablero de Ajedrez con piezas
Tablero de Ajedrez con piezas. Fuente Wikimedia Commons

Otra de las curiosidades de Napoleón es que disfrutaba jugar ajedrez, aunque no era un jugador prodigioso como afirman algunos. Solía ganar y perder partidas por igual, sin duda era mejor en la táctica militar real. Jugaba con sus oficiales, miembros de la corte e incluso luego de las batallas. Mientras era emperador, se enfrentó al “Turco” una máquina invencible de ajedrez, Bonaparte perdió tres veces y se retiró. En su exilio en la Isla de Santa Helena solía jugar con sus carceleros.

9. Curiosidades sobre Josephine

Retrato de Josephine de Beauharnais
Retrato de Josephine de Beauharnais por Pierre Paul Prud’hon. Fuente Wikimedia Commons

Existe una larga lista de curiosidades sobre Napoleón y su esposa Josephine. Para casarse ambos falsearon su edad, Napoleón se agregó tres años y Josephine se quitó tres. Aunque nunca se supo el motivo. Bonaparte también le cambió el nombre a su esposa, ya que su nombre de nacimiento, según él, había sido pronunciado por muchos amantes. Así Marie Josèphe Rose Tascher, o más comúnmente llamada Rose. Pasó a usar su segundo nombre, aunque algo más suave según Napoleón.

Años más tarde Napoleón se divorció de Josephine y estando en su exilio en la Isla del Elba se enteró de su muerte. Este suceso le afectó demasiado, tanto que se encerró por tres días en su habitación. Cuando ocurrió la muerte de Napoleón, él la mencionó en sus últimas palabras.

10. Otras Curiosidades sobre Napoleón

Napoleón de Andrea Appiani.
Napoleón I de Francia, de Andrea Appiani. Fuente: Wikimedia Commons

– Napoleón solía vestir como un campesino y mezclarse entre las personas comunes, tanto para pasar desapercibido, para ver cómo vivían e incluso para medir su popularidad, ya que muchas veces esperaba ser reconocido por los franceses.

– Tras detener a dos intelectuales británicos en Francia, algunos ingleses comenzaron a pedir su liberación inmediata, entre ellos Edward Jenner, quien descubrió la vacuna contra la viruela. Al enterarse de que Jenner firmó la petición Napoleón los liberó afirmando que no podía negarle nada.

– Las tropas de Bonaparte en Egipto son responsables de que la Esfinge de Giza no tenga nariz, la razón es que durante la guerra una bala de cañón impacto en la cara de la esfinge.

-Las bibliotecas portátiles fueron su idea, ya que solía viajar con unos 1.000 libros de bolsillo en distintos baúles.  

Conclusión

En conclusión, la historia que aparece en los libros sobre Napoleón es de lo más emocionante para quien guste de los temas bélicos pero estas curiosidades sobre Napoleón le dan un toque excéntrico y nos ayudan a conocer mejor su personalidad. ¿Conocías alguna de estas curiosidades?

¿Qué te ha parecido el post?

haz clic en una estrella

Promedio de estrellas / 5. contador votos

Deja una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.