Autoevaluación ejemplos

Las personas estamos acostumbradas al típico proceso de evaluación regulado por otro individuo, con el fin de determinar y valorar si los conocimientos fueron aprendidos correctamente. De igual forma, la evaluación también puede ser personal, en este caso no se necesita un tercero. Este método consiste en valorar uno mismo la capacidad de realizar una tarea o actividad, así como también la calidad con la que se lleva a cabo. También se puede decir que es una herramienta que te ayuda a identificar y ponderar tu desempeño en el cumplimento de una labor. Para llevarse a cabo, la autoevaluación el individuo debe identificar sus áreas de fortaleza, es decir, los aspectos en que destaca, como también, sus áreas de mejora, refiriéndose a aquellos puntos débiles en los que debe trabajar para mejorar. Procrastina Fácil te muestra 10 ejemplos de autoevaluaciones y como realizarlas.

Ejemplos de autoevaluaciones
Advertisement

1.    

Advertisement

Uno de los modelos más usados para las autoevaluaciones, son las tablas. En ellas se coloca en su cabezal el aspecto a evaluar, seguido de la ponderación que el individuo cree tener, en este caso es: debo mejorar, soy bueno y lo domino. En la columna correspondiente a la respuesta que se escoja, se debe colocar una “X” u otra señal que desee.

ValoresDebo MejorarSoy BuenoLo Domino
Respeto X 
PuntualidadX  
Responsabilidad  X
ObedienciaX  
Tolerancia X 
Amistad  X

2.    

En esta modalidad se implementan una serie de indicadores que están enumerados. Al mismo tiempo se plantean unas preguntas en forma de items, al lado de cada una de ellas se dejan un par de paréntesis, dentro de los cuales el sujeto debe colocar el número del indicador que el considere correcto.

Indicadores:

Muy de acuerdo (1)

De acuerdo (2)

En desacuerdo (3)

Muy en desacuerdo (4)

  • Me he comprometido con el trabajo del curso. (1)
  • Mi actitud hacia las actividades del curso ha sido buena. (2)
  • Me he esforzado en superar mis dificultades. (2)
  • He aprovechado las clases para aclarar dudas. (3)
  • He sido exigente conmigo mismo (a) en los trabajos del curso. (2)
  • Me siento satisfecho (a) con el trabajo realizado. (1)
  • He cumplido oportunamente con mis trabajos. (1)
  • He asistido regularmente a clases. (2)
De acuerdo, neutral, desacuerdo

3.    

Las autoevaluaciones también se pueden hacer en manera de cuestionario para que el usuario pueda elegir qué preguntas quiere responder y así configurar su propia autoevaluación. Las preguntas, además, están dividas por categorías para facilitar la comprensión. En este caso se presenta una autoevaluación de un ámbito laboral.

Descripción del puesto

  • ¿Cuáles crees que son tus principales responsabilidades?

R=

  • ¿A lo largo del tiempo alguna de estas responsabilidades ha cambiado?

R=

  • En casi de realizar tareas adicionales ¿cuáles son?

R=

  • ¿Qué cosas de tu trabajo te gustaría cambiar y, de ser así, cómo lo harías?

R=

  • ¿Tienes alguna sugerencia para mejorar tu departamento?

R=

Rendimiento y logros

  • ¿Consideras que has tenido algún éxito durante este tiempo?

R=

  • ¿Crees que podrías haber hecho algo mejor?

R=

  • En el último período, ¿qué aportaciones crees que has hecho a tu departamento?

R=

  • ¿Cuáles son tus principales fortalezas?

R=

  • ¿En qué áreas crees que necesitas mejorar?

R=

Objetivos

  • ¿Qué objetivos has alcanzado en el último período?

R=

  • ¿Cuáles no has logrado y por qué?

R=

  • ¿Qué objetivos propones para el siguiente período?

R=

  • ¿Crees que necesitarás ayuda o recursos para alcanzar los objetivos?

R=

4.    

Otra forma de realizar autoevaluaciones son las plantillas. En este caso, se hacen preguntas puntuales, donde se determinan la cantidad de respuestas que se obtendrá. Las preguntas pueden ser académicas, laborales, personales y mixtas.

Explicar mis tres principales virtudes:
A:
B:
C:
Explicar mis tres principales defectos:
A:
B:
C:
Como benefician mis virtudes mi entorno familiar:
R:
En que afectan mis defectos en mi vida familiar:
R:

5.    

El modelo de plantilla puede ir acompañado de un segundo cuadro o tabla, donde se le dé la posibilidad al individuo de tener una percepción de los factores positivos y negativos que ha obtenido en el proceso de aprendizaje. Es decir, que además de responder las preguntas de la plantilla, tendrá que señalar como ha visto su progreso dependiendo los parámetro que le den.

Nombrar las dos cosas más importantes que he aprendido en la universidad:
1:
2:
De las metodologías utilizadas, las dos que más me fueron útiles fueron:
1:
2:
 SiempreA vecesPocas veces
Realice las tareas que me correspondieron en mi grupo.   
Aporté con ideas a la realización del trabajo.   
Apoyé a mis compañeros en la realización de sus tareas.   
Expuse mis ideas y opiniones.   
Dejé hablar y participar a mis compañeros de grupos.   
Cuidé de mi bienestar y el de mis compañeros.   
Cuida tu interior

6.    

Hay unas autoevaluaciones que son más directas, sus respuestas son un SI o un NO, aunque sigue el mismo patrón de las demás. Las dos únicas formas de responder hacen que sus resultados sean más certeros, además de que deben ser utilizadas por personas de mayor edad, debido a su preguntas tan directas no suelen usadas en personas muy jóvenes o niños. Veremos autoevaluación docente.

 SINO
Los objetivos de aprendizaje están claramente definidos.  
He planificado la secuencia seleccionando objetivos y contenidos que van relacionados.  
El proyecto realizado integró los objetivos, contenidos y criterios en evaluación.  
He conseguido mantener la secuencia de actividades hasta el final del curso.  
He considerado los diferentes niveles cognitivos de los alumnos para plantear todos las actividades.  
He instruido, orientado y  he aclarado las dudas de mis alumnos.  

7.    

Algunos de estos test de autoevaluación son muy personales, que llevan a la reflexión, ya sea en una acción o en todo el estilo de vida. Las preguntas se plantean con la intención de que en la respuesta se sea lo más sincero que se pueda con uno mismo, como por ejemplo:

¿Cómo me definiría?

Acá tienes que dar la mejor definición de ti mismo en función de categorías como: aspecto físico, relación con los otros, imagen que crees que transmites en tus semejantes, tu personalidad, el rendimiento en tu labor diaria, como manejas tus emociones y además tu funcionamiento mental.

¿Cuáles son mis debilidades?

Tomando en cuenta tu respuesta anterior, escribe aquello que constituya una debilidad, es decir, obstáculos, defectos, excesos, carencias y todo aquello que reconozcas como un error. Luego escribe cada debilidad y descríbela en términos objetivos.

¿Cuáles son mis cualidades?

Una vez identificadas tus debilidades, empieza con tus virtudes. Descríbelas de la forma más neutral que puedas y piensa en el efecto de cada una de ellas sobre tu carácter y tu desempeño diario. Incluso piensa en aquellas que tienes que reforzar.

¿Ahora, quién soy?

Tomando en cuenta las dos descripciones anteriores, tanto la de las debilidades como la de las cualidades, el reto ahora es elaborar una nueva autoevaluación personal. No puede ser la misma que la del inicio, el objetivo de esta fase es que sea una descripción más precisa, objetiva y realista, y que tras ella tu imagen sea más completa.

Autojuicio

8.    

También encontramos las ponderaciones numéricas en la autoevaluaciones. En los test de este tipo, cada pregunta que se plantea debe ser respondida con la puntuación que se muestre antes o después del test. La puntuación va acompañada de una breve explicación para así facilitar su uso a la hora de responder.

¿Qué tan responsable soy con las labores de la casa? Nota:

¿Qué tan cumplido soy en la escuela? Nota:

¿Asistí a todas las actividades programadas? Nota:

¿Realizo todas  mis tareas?  Nota:

  • 8,5 – 10,0 de excelente nivel, cumplí siempre y a tiempo con lo solicitado.
  • 7,0 – 8,5 de muy buen nivel, cumplí generalmente y a tiempo con lo solicitado.
  • 5,0 – 6,5 de buen nivel, cumplí en ocasiones y a tiempo con lo solicitado.
  • 4,0 – 5,5 de un nivel suficiente, cumplí en ocasiones y tuve problemas con el tiempo.
  • 2,0 – 3,5 de un nivel suficiente, cumplí en ocasiones y dando el mínimo de mi capacidad.
  • 0,0 – 1,5 deficiente, no cumplí con lo solicitado.
Satisfacción

9.    

Las entradas de autorreflexión son otro método para autoevaluarse. Consisten en hojas en las que se encuentran una serie de frases incompletas, las cuales el lector debe completar. Gracias a su elevada libertad a la hora de contestar, se pueden permitir extraer gran cantidad de información sobre lo que piensa y cómo es quien las contesta.

“me considero una persona…”

“soy… con los demás”

“me disgusto si…”

“logro hacer con facilidad…”

“con mis…soy más comprensivo que con…”

10.               

Por último tenemos a los cuadernos interactivos, se trata de uno de los formatos de autoevaluación más representativos dentro de la vida cotidiana, aunque se pueden utilizar en cualquier otro campo. Estos cuadernos les permite a las personas reflexionar y hacer memoria de lo que han estado aprendiendo el mismo día en el que están completando una página de la libreta. Están muy relacionados con la vida personal, para estos no se necesita seguir ningún orden o normas. Individualmente la persona decide si lo divide en capítulos, lo plasma por experiencias vividas, escribe en el frecuentemente o solo cuando las circunstancias lo requieran. Este es el método de autoevaluación más abierto y didáctico que hay, y también uno de los más efectivos.

Cuaderno interactivo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.