Bullying acoso escolar

El bullying también llamado acoso escolar está denominado como una lacra social que debe atenderse y detenerse para la salud social, en especial en espacios institucionales de niños y adolescentes donde en su mayoría incide este acoso social. El significado del término: lacra social, varía según el país en que se use, sin embargo en su mayoría es una jerga que se refiere a una persona, acción o situación depravada que mantiene recurrentemente el mismo hecho y el mismo daño afectando en distintos niveles a la sociedad y en específico a individuos generalmente más vulnerables. 

Acoso escolar

Para entender con mayor facilidad el bullying y sus implicaciones tendremos un recorrido con comics donde se revela variadas y comunes situaciones de acoso escolar.

Ver también: Acoso Laboral

El bullying es una situación tan común que está representado en muchas series adolescentes y comiquitas infantiles. Se plantea los estereotipos de distintos estudiantes, especialmente desde el aspecto físico. Por ejemplo: la victima de bullying tiene una característica física de utilizar lentes y ortodoncia en su mayoria, poseen cuerpos delgados y pequeños o gorditos y pequeños, pecosos, con cabellos rebeldes entre otras características físicas  que los pueda hacer vulnerables ante las burlas.


bullying acoso escolar

La imagen anterior nos muestra como una niña, por poseer una apariencia distinta por tener muchos vellos en sus cejas, es excluida del grupo social. Por el contario el agresor en general tiene una características física que se acerca más al estereotipo de belleza corporal que plantean los medios de comunicación. Por ejemplo, en el caso de los hombres, poseen cuerpos fuertes con una musculaturas definida, rostros más simétricos, dentadura perfecta entre otras características. Lo mismo ocurre en el caso de las chicas agresoras. Esta situación tiende a desenlazarse bajo un mismo patrón, en la que uno o más estudiantes se dirigen a otro de manera violenta y descargan su conducta agresiva. Convirtiendo a la víctima en objeto de burla, acoso y humillación por un tiempo prolongado y repetitivo. Durante este tiempo la víctima es sometida a agresiones físicas, exclusión social, amenazas, extorsión entre otras acciones violentas.

Desatención escolar
Advertisement

¿Por qué es tan importante atender esta situación?

Advertisement

Muchas veces se cree que el bullying es solo un juego de niños o de jóvenes. Este se expresa en variados niveles, desde burlas o chistes aparentemente sin trascendencia hasta incidentes más violentos. Las consecuencias que estas acciones pueden contener son tan graves que tienen la posibilidad de conducir al suicidio de la víctima.

¿Cómo identificar la Violencia Psicológica?

Apodos ofensivos

Las causas más comunes del bullying

Mala relación familiar: la familia es el primer vínculo filial que los humanos establecen desde su nacimiento. En muchos casos de bullying tanto el agresor como la victima provienen de una fragmentación filial. Como consecuencia, estas personas no logran desarrollar sus bases emocionales para establecer relaciones sanas con el entorno. En general poseen muchas inseguridades, vacíos emocionales, miedos etc. Estas inseguridades se reflejan generalmente de dos maneras: una persona tímida y sumisa o una persona prepotente y dominante.

Falsas amistades

Violencia domestica: En muchos casos los niños agresores y victimas del bullying son la representación de los problemas internos del hogar. Repiten los patrones de conducta de sus padres. Una madre sumisa que acepta la violencia como un hecho cotidiano o un padre violento que impone sus decisiones y acciones desde el abuso, la fuerza física y/o la manipulación psicológica.

Abusivos

Escuela: Este es el segundo espacio para establecer las relaciones sociales y con ellas la construcción de las bases emocionales. Las escuelas en su mayoría públicas no pueden brindar la atención completa que requieren sus estudiantes ante situaciones personales que les afecte en sus maneras de relacionarse.

Peleas escolares

Contexto económico: Muchas veces el contexto económico puede generar una distorsión en las relaciones. Permitiendo agredir, discriminar u ofender a unos individuos por poseer una situación económica más baja.

Combatir el bullying

Los tiroteos más tragicos de la historia en escuelas

Consecuencias del bullying

Advertisement

Existen consecuencias del bullying que a su vez pueden ser características que permiten detectar si existe alguna víctima de este acoso social.

  • Baja autoestima: este es uno de los principales signos de las víctimas y de los agresores. Para ambos el bullying aumenta sus inseguridades y produce un autoestima muy bajo. Porque en ambos casos las personas no son tratadas como personas normales. La victima porque siempre tiene miedo a la humillación  y el agresor por sentir que siempre le tienen miedo puede percibirse como un ente extraño.  
  • Bajo rendimiento académico: este es uno de los signos más comunes. Aunque en su mayoría, los estudiantes pueden tener muy bajo rendimiento académico y no padecer de este acoso.
  • Aislamiento social y soledad: las bases emocionales se quiebran a un punto que las victimas prefieren estar solas por miedo a pasar por otra humillación. Huyen de cualquier situación que los expongan.
  • Rechazo a la escuela: por ser la escuela el espacio donde inciden los actos de bullying, la victima rechaza en su totalidad cualquier participación que lo vincule con su espacio traumático.
  • Desequilibrio emocional: toda esta ruptura emocional puede provocar cambios repentinos e impulsivos de ira, ansiedad, depresión.
  • Somatizaciones y enfermedades físicas: las emociones pueden generar una sensación tan negativa, que el mismo cuerpo comienza a somatizar esa emoción. Esto puede ser a través de alguna enfermedad o reacción física como el insomnio, alergias, defensas bajas, infecciones, etc.
Depresión por bullying

Tipos de bullying

Las formas de cometer bullying se expresan en diversas formas según sea el medio, espacio y nivel con que el acosador actúa. Las pautas para padres y madres ante el acoso escolar de Save the Children sugieren que el bullying se clasifica en:

El abusivo de la escuela

Acoso físico: En este caso el acosar agrede (empuja, golpea) a la víctima directamente, e inclusive se cuenta como acoso físico el hecho de esconder las pertenencias de la víctima.

Niños abusivos

Acoso verbal: se refiere específicamente a realizar insultos, amenazas.

Acoso social: consiste en aislar a la víctima a través de la difusión de rumores falsos, humillaciones en público y manipulación de otros niños para que estos repitan la acción de aislar a la víctima, muchas veces ignorándolos.

Burlas escolares

Acoso sexual: pueden expresarse a través de burlas sobre la orientación sexual de la víctima o desde implicaciones de abusos sexuales como caricias o tocamientos no consentidos.

Cyber bullying

Niños desechables y readopción

Acoso por internet o cyber bullying: actualmente este es el medio de acoso más utilizado y se refiere a toda acción de acoso a través de móviles, tabletas, ordenadores, etc. Usualmente utilizan correos o mensajes de texto a través de las redes sociales. También difusión de rumores falsos y humillaciones a través de las redes sociales. Generalmente las publicaciones ofensivas son anónimas y muy difíciles de eliminar una vez que ya han sido publicadas.

Bullers

¿Cómo diagnosticar si un niño es víctima de bullying?

Diagnosticar un abuso de bullying para los padres no es tan fácil. Pues en su mayoría los niños suelen ocultarlo en su entorno familiar y no solicitan ayuda para enfrentar este problema. En general se diagnostica cuando la víctima presenta un nivel de abuso mucho mayor donde es imposible ocultarlo ante su entorno familiar o ante los profesores de las instituciones.

Para su diagnóstico los padres o maestros de la escuela deben reconocer una serie de indicadores y comportamientos explicados en el punto de las consecuencias del bullying.

Burlas entre niñas

¿Cómo tratarlo?

Advertisement

En el caso de los padres: Al detectar una amenaza de abuso o de acoso, los padres deben mantener la mayor calma y prudencia para disponerse a escuchar a su hijo  con gran apertura, confiando completamente en que su hijo está siendo totalmente sincero. Desde el entorno familiar deben brindar el apoyo para reforzar el autoestima de la víctima y explicarles que nada es su culpa. Luego de este procedimiento, deben contactar inmediatamente al colegio o institución en donde se esté desarrollando este acoso. Citar a los representantes del agresor para ponerlos al tanto de la situación, de igual manera a las autoridades de la institución para tratar el caso y llegar a una solución. En caso que la institución no quiera asumir debe hacerse una denuncia ante la comisaria.

En el caso de los educadores: cuando un profesor sospecha de una situación de bullying debe vigilar con más detalle cada acción que exprese el agresor o los agresores y sospechosos, para recopilar toda la información del caso. Una vez comprobado el abuso debe informar a la dirección de la institución. En el momento de atender la situación la maestra o el profesor deben involucrar a todos los estudiantes implicados en el abuso, aún si participaron de manera indirecta. Con esta acción se educa también a la población estudiantil sobre este hecho tan común en todas las instituciones.

Prevención

Para prevenir esta situación de acoso escolar o bullying como familiar de las posibles víctimas se debe fortalecer los vínculos amorosos y fortalecer la autoestima del niño o adolescente. En un caso muy vulnerable debe contactarse a un especialista como un psicólogo que pueda tratar la situación de una manera más eficaz.

¿Cómo controlar las emociones negativas?

¿Cómo reducir la incidencia?

Como padres y profesores deben, lograr identificar los factores de riesgo que existan en el espacio y en los grupos de estudiantes. De esta manera podrán actuar de manera preventiva sobre ellos. Una de las medidas es realizar campañas de sensibilización ante el maltrato infantil y la violencia en general. Poder atender a su vez como prioridad a los posibles agresores para que sanen las heridas emocionales que los conllevan a esas conductas.

La comunicación es determinante en estas situaciones de acoso, pues es a través de ella que se puede diagnosticar algun evento de bullying. Asi también es través de ella que podemos reforzar las relaciones, el autoestima y la conciencia de los niños y adolescentes.  Perteneciendo a una sociedad colmada de tanta violencia, el bullying pasa por alto en las instituciones y en los núcleos familiares. Sin embargo esto no resta importancia para ser tratado como una problemática o una lacra social e ir trabajando y aportando a una mejora social.

Advertisement

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.