ejemplos de problemas y procesos ontológicos

Probablemente en algún momento de tu vida te has llegado a hacer alguna de estas preguntas: ¿Qué es el ser? ¿Cuál es el significado del ser? ¿Existe un Dios? Todas y cada una de ellas se pueden considerar interrogantes que la ontología trata de responder, siendo esta la rama de la filosofía que se encarga del estudio de la naturaleza del ser, la existencia y la realidad.

Los problemas ontológicos se definen como situaciones conceptuales, las cuales generan  controversias y suponen un reto para la ontología debido a que abarcan cuestiones que no pueden ser respondidas utilizando una visión tradicional de ciertos conceptos, como lo que es el ser. Mientras que el término proceso ontológico se refiere al modelo universal de la estructura del mundo como una totalidad ordenada.  

A continuación en Procrastina Fácil te presentamos ejemplos de estos problemas y procesos ontológicos:

Advertisement

1. Las entidades abstractas

Advertisement

Se sabe que existen dos tipos de entidades: las concretas y las abstractas. Las primeras son tangibles, que pueden ser encontradas en la vida real como son objetos cotidianos. Las segundas son aquellas que existen sólo en nuestra mente, como los números o los conjuntos. Sin embargo, esto genera varias interrogantes como: ¿Dónde está la línea que separa realidad abstracta de la concreta? ¿En qué momento un objeto pasa a ser de uno u otro tipo?

2. Los niveles de la materia

El ejemplo más utilizado para entender este problema es el de la silla. Todos sabemos qué es una silla, las cuales en gran parte están hechas de madera, y que a su vez la madera está formada por cadenas de polímeros, que a su vez son cadenas de proteínas, compuestas estas últimas por moléculas y éstas por átomos. ¿En qué momento, a lo largo de esta visión de la materia, deja de existir propiamente dicha la silla? ¿Qué distingue los átomos de la silla de los átomos del suelo en que se encuentra?

3. Los universales

Ontología

También conocidos como propiedades, atributos o cualidades. Se pueden definir como ciertos adjetivos o conceptos que nos permiten clasificar entidades concretas. Por ejemplo, cuando se dice que el papel de lija es áspero, se está utilizando una de sus propiedades para darle un sentido en particular a la existencia del material. De igual forma, se puede decir que las lenguas de los gatos y el asfalto son ásperos, y este ejemplo ayuda a entender el carácter de universal que poseen dichas entidades, dado que el adjetivo áspero es independiente de estas, pero se encuentra en todas ellas.

4. La ubicación de la mente

Cuando se abre una cabeza no podemos observar la mente, con pensamientos, memorias e ideas. En cambio solo vemos la materia del cerebro. Lo cual lleva a cuestionar si la mente es únicamente materia como lo hace comprender la ciencia, o por el contrario, se trata de algo inmaterial e inobservable.

5. Los agujeros

Un nombre que puede parecer bastante inofensivo, sin embargo, cuando este término es cuestionado en profundidad nos lleva a abrir una gran variedad de interrogantes, como: ¿De qué están hechos los agujeros? ¿Cómo pueden percibirse, si están compuestos de “nada”? ¿Cómo es posible que hablemos de ellos como si fueran, entonces, objetos comunes?

ejemplos de problemas y procesos ontológicos

6. Alma

La existencia del alma ha sido un tema muy controversial a lo largo de la historia, y se encuentra estrechamente relacionado con la espiritualidad. En general, se considera una entidad abstracta que representa la parte inmaterial del ser humano. Debido a esta ausencia de materia se ha producido la clara pregunta ¿Existe o no el alma? Y en los casos en donde la respuesta es afirmativa también se generan otras interrogantes, como: ¿Qué tanto representa el alma de nosotros? ¿Somos en realidad nuestras almas que están ancladas a un cuerpo?

7. Vida después de la muerte

Como podemos encontrar en el cristianismo y una gran variedad de otras religiones, existe la firme creencia en la vida luego de la muerte del “cuerpo terrenal”, en la cual nuestra alma transciende a otro plano o al menos una parte esencial de nuestra identidad puede seguir existiendo. Mientras que otras ideologías establecen que no existe nada luego de la muerte del cuerpo, cuando nuestro corazón lata por última vez y nuestro cerebro se apague. Como seguramente habrás notado, este punto está estrechamente relacionado con el anterior, y en ambos la falta de pruebas científicas ponen en duda su existencia.

8. Reencarnación

En algunas religiones, como el hinduismo, se cree firmemente que cuando ocurre la muerte biológica del cuerpo nuestra alma o parte esencial comienza una nueva vida en otro cuerpo o una forma física diferente. Por ejemplo, encontramos el caso del hinduismo y otras religiones dhármicas, la reencarnación es incluso vista como un ciclo sin fin hasta que las buenas acciones del ser ocasionen una liberación y finalice el ciclo.

9. La verdad

El problema de la verdad ha sido un objeto de reflexión para muchos estudiosos, sin embargo, a pesar de los mejores esfuerzos y del desarrollo de diversas definiciones e interpretaciones no se ha podido llegar a un claro concepto de lo que es la verdad. En cuanto al estudio de la verdad dentro del ámbito filosófico, lleva a la formulación de ciertas preguntas como ¿Qué es lo que constituye la verdad? ¿La verdad es subjetiva u objetiva? ¿Es relativa o absoluta?

10. Dios

Desde sus orígenes, la humanidad ha cuestionado la existencia de algo más grande que ella, de un Dios (como el aceptado por la religión cristiana u otras religiones monoteístas) o varios de ellos (base de aquellas religiones conocidas como politeístas). La existencia o falta de ella, de seres divinos, es uno de los argumentos filosóficos más controversiales que se pueden encontrar en la historia humana y en los casos en los que se acepta su existencia también se trata de responder a muchas otras preguntas como ¿Cuáles son las capacidades que tiene?

La creación

11. Libre albedrío

La creencia de que las personas tienen la capacidad de poder elegir y de tomar sus propias decisiones ha sido un tema de discusión desde tiempos antiguos. ¿Somos libres de realizar las acciones que queramos? O por el contrario, ¿las decisiones que “tomamos” a lo largo de nuestras vidas han sido determinadas por un ser divino o por alguna fuerza del universo como el destino?

12. Cuando se deja de ser

¿Cuándo cesa nuestra existencia? Una pregunta que ha plagado a muchos a lo largo de los años. ¿Es cuando el cuerpo muere? ¿Es cuando se detiene el ciclo de reencarnaciones? O, por el contrario ¿No dejamos de existir nunca porque nuestra alma continúa existiendo eternamente en otro plano? Un punto estrechamente relacionado con varios de los que se ha hablado anteriormente, y como en ellos es imposible dar una respuesta concreta.

13. Esencia

Este es quizá uno de los puntos más representativos dentro de lo que es el estudio de la ontología, debido a que numerosos filósofos han llegado a la conclusión que “La verdad del ser es la esencia”, y la ontología no es más que el estudio del ser. Sin embargo, ¿Qué precisamente abarca la esencia? Por esencia se podría entender aquello que hace que una cosa sea lo que es y no otra cosa, o lo que hace que ella sea tal cual es y no de otra manera.

14. Espacio-tiempo

Aun siendo este un tema científico que, como tal, no debe ser tratado filosófica, metafísica o teológicamente, se debe considerar la importante proyección que siempre ha tenido sobre la filosofía e incluso la idea de Dios. Las teorías sobre la estructura del espacio-tiempo han sido objeto de muchas discusiones entre los físicos y los filósofos a lo largo de la historia. Y, aunque definitivamente podemos decir que no se ha llegado a una solución definitiva, grandes filósofos y teólogos han teorizado que el espacio-tiempo creado debería surgir teniendo una ontología divina como fondo transcendente.

15. El azar

Lanzamos una moneda al aire o tiramos los dados, el resultado debe ser aleatorio ¿cierto? Aunque creamos que es cuestión de suerte, muchas veces estas circunstancias que consideramos aleatorias se tratan en realidad de procesos controlados y capaces de ser predecibles hasta cierto grado. Sin embargo, en el azar ontológico también se estudia la posible existencia de procesos que son completamente espontáneos y aleatorios, de los cuales incluso con todos los avances en el conocimiento que se tienen hasta ahora no se puede predecir el resultado.

Probabilidad

16. Propiedades emergentes

Las propiedades emergentes hacen referencia a propiedades o procesos de un sistema no reducibles a las propiedades o procesos de sus partes constituyentes. Como ejemplo de esta teoría se propone la mente, que se forma por la suma de las experiencias y conocimientos obtenidos. Sin embargo, algunos estudiosos han llegado a cuestionar la existencia de este concepto, dudosos sobre la idea de que algunas propiedades “emergen” a partir de la interacción de los componentes de un sistema.

17. Ética

La ética personal de cada individuo generalmente se ve influenciada por la ética pública, la cual aunque no es universal sino más bien relativa, se encuentra centrada en el accionar humano para promover los comportamientos deseables. Por lo tanto, la ética tiene un impacto innegable en la formación del carácter de un individuo, su personalidad e incluso la misma esencia de su ser.

18. Moral

La existencia de los valores, conductas y deberes morales ha sido cuestionada extensamente a lo largo de los años, mientras que algunos afirman que se trata de un concepto absoluto, otros han determinado que lo que se conoce como moral es muy relativo y ha variado mucho a través de los años, e incluso hay quienes dudan de la mera existencia de un concepto como este.

19. El bien

Es conocido como el valor otorgado a una acción de un individuo, una inclinación natural a fomentar lo deseable, motivado por una comprensión del entorno, de las personas y/o de uno mismo. Aunque muchos estudiosos establecieron que el bien existe como una realidad absoluta y perfecta, otros han llegado a la conclusión que es más algo relativo y que lo que se considera que es el bien en ciertas épocas y culturas no es aplicable en otras.

20. El mal

Desde un punto ontológico tenemos que preguntarnos ¿Tiene esencia el mal? Si se considera el mal como privacidad del bien, se diría que el mal no es un ente y por lo tanto no existe, solo es la inexistencia de algo. Pero si se considera como algo imperfecto e impuro que se contrapone al bien o como una creación del hombre, consecuencia de sus actos y resultado del libre albedrío ya la respuesta sería otra, porque se consideraría que tiene esencia.

EL bien y el mal

21. Justicia

En un sentido ontológico se podría decir que la justicia, como potencialidad o hábito, consiste en realizar la virtud para con el otro. La virtud de la justicia es, entonces, aquello que enlaza las relaciones humanas. Cuando se establece que la esencia de la la justicia es la virtud humana, esta entonces puede ser definida como el arte de hacer lo justo y de “dar a cada uno lo suyo”.

22. Amor

Seguramente en algún momento te has preguntado si existe el amor, y considerando la intangibilidad de este sentimiento es algo normal. E incluso cuando se llega a aceptar su existencia, siguen surgiendo dudas en cuanto a  su naturaleza, ya que mientras algunos aceptan la explicación de la ciencia de que no es más que reacciones químicas en nuestro organismo, otros lo consideran algo mucho más espiritual que supera cualquier cosa en este plano.

23. Odio

Generalmente vemos el odio como una emoción humana que consiste en desear causar mal a una persona, un género de personas e incluso animales, ligada a emociones como ira y envidia. Sin embargo, cabe destacar que desde una perspectiva ontológica, además de la obvia implicación negativa que trae consigo, también se encuentra una positiva en el impacto que tiene en cuanto a la esencia del ser, lo que se considera un alumbramiento de nuevos modos del ser.

24. Identidad

Desde un punto de vista ontológico, se considera que el principio de la identidad es aquel que establece que toda entidad es idéntica a sí misma. Por ejemplo, el sol es el sol, y Aristóteles es Aristóteles. Sin embargo, grandes estudiosos pusieron en duda este pensamiento de que A=A, estableciendo que la identidad de un individuo no podía seguir siendo la misma a pesar de experimentar cambios, que pueden llegar a afectar la esencia del ser.

25. La conciencia

La capacidad de los humanos de sentirse presentes en el mundo y en la realidad es algo que nos diferencia de los animales y otros organismos. Sin embargo, aunque la humanidad se ha preguntado sobre su conciencia probablemente desde sus orígenes no tenemos una explicación definitiva para ella: la conciencia no parece encajar bien en el conjunto de conocimientos que poseemos sobre otros aspectos de nosotros mismos y del mundo.

Universo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.