5 libros de Judith Vigna para niños… y no tan niños

Desde tiempos inmemoriales han existido las leyendas, cuentos, fábulas u otras formas de la literatura, cuya finalidad es (para bien o para mal) crear un ambiente más interesante en distintos momentos de nuestras interacciones sociales. Momentos que no solo abarcan conversaciones acaloradas con personas de una edad contemporánea a la nuestra, sino que a lo largo de los siglos una de estas formas literarias previamente nombradas se ha concentrado efusivamente en un público en específico… los libros para niños. En la actualidad, existen miles de reglamentos que impiden que en este tipo de género entre cualquier información que sea inadecuada para los menores de edad, pero, en el caso de los libros que les presentaremos ahora, se les pasaron unos cuantos (muchos) detalles. 

 

El rostro detrás de la controversia

 

Judith Vigna, una mujer inglesa de la cual no se tiene una gran fuente de información, es una escritora cuyas obras salieron a la venta desde 1974. Dedicada a producir textos especialmente enfocados a dar un mensaje o moraleja a los niños, pero, ¿qué hace a Judith Vigna una escritora de tal relevancia? Esta pregunta tiene una respuesta que no todos quisieran oír.

 

Tomando en cuenta simplemente los títulos de sus obras, tales como: Diciendo Adiós a papá”, o “Mi hermana mayor toma drogas”, es posible formarse una idea previa del tipo de contenido que Vigna se dedicaba a escribir e ilustrar. Realmente, no se tiene en claro cuál era el fin de impartir información tan cruda y despiadada a mentes de tan corta edad, pero, lo cierto es, que sus libros se publicaron, y se pueden conseguir fácilmente en un cómodo formato de PDF.

 

1. Saying goodbye to dad (Diciéndole adiós a papá) 1991

     

Diciéndole adiós a papá. Imagen tomada de pinterest.
Portada de “Diciéndole adiós a papá”.  Imagen tomada de pinterest.

 

Relata la historia de una joven niña llamada Clare que, sin lugar a dudas, pasa por una situación profundamente difícil, pues, como el título reza, intenta despedirse de su padre, el cual falleció en un accidente de autos que dejó a Clare con el apoyo de su madre y el de su abuelo. Por lo tanto, el cuento se basa en ir paso a paso por el dolor y el sufrimiento de una niña que está empezando a comprender el concepto de lo que la muerte significa, de una manera totalmente extrema.

Dado que uno de los objetivos de los libros que infunden una moraleja en sus lectores es el de situar a esa persona en los zapatos del protagonista… ¿Incluso ante la muerte?

 


Te puede interesar:  ¿Se puede conservar un cuerpo tras morir?


 

2. My two uncles (Mis dos tíos) 1995

 

Portada de "Mis dos tíos"
Portada de “Mis dos tíos”. Imagen tomada de amazon.

 


Se trata de un cuento basado en su mayoría sobre un conflicto familiar entre invitar o no al tío de Elly, (el infante que se muestra en la miniatura) llamado Phil, a el aniversario número cincuenta de sus abuelos, por la simple razón de que si invitan a este personaje, vendrá con su “amigo” Ned, que como se supone, realmente es su pareja.

 

En este punto, habría un gran debate sobre si el tema de la homosexualidad es adecuado para un niño y más aún, que comprenda lo que este conlleva. Realmente, la historia demuestra una lección sobre tolerancia que no fue bien ejecutada, y sí, la intención es buena, pero la viabilidad de su conocimiento es puesta en duda.

 


Te puede interesar: Predicciones asombrosas de la literatura


3. My older sister uses drugs (Mi hermana mayor consume drogas) 1990

 

"Mi hermana mayor consume drogas".
Portada de “Mi hermana mayor consume drogas”. Imagen tomada de rebelcircus.

 

En esta oportunidad la historia presenta como protagonista a un niño llamado Paul, cuya familia se ve envuelta en una mudanza que los lleva a una ciudad donde su hermana mayor, Tina, comienza a frecuentar a amigos de su misma edad que la llevan por mal camino, llegando a consumir sustancias como el alcohol y las drogas. Ciertamente, los problemas que conlleva el tener a un hijo inmerso en esta clase de vicios afectan no solo a los padres de Paul, sino también a él mismo, pues el resultado de estos problemas es que su hermana comienza a alejarse de la familia cada vez más, llevándolo a una situación de angustia y preocupación que ningún niño debería de sentir jamás.

No sería nada lindo que tu hijo de cuatro años llegara un día y te preguntara “¿Qué son las drogas?”, ¿Cierto?

 

4. When Eric’s mother fought cáncer (Cuando la madre de Eric luchó contra el cáncer) 1993

 

"Cuando la madre de Eric luchó contra el cáncer"
Portada de “Cuando la madre de Eric luchó contra el cáncer”. Imagen tomada de goodreads.

 

Cuenta la trágica historia de Eric, y su madre, la cual tuvo una operación debido al cáncer que la lleva a someterse a tratamientos médicos post-operatorios en el hospital. En los encuentros con su hijo, este empieza a notar el deterioro que progresivamente va adquiriendo su madre, como la caída del cabello. Todo esto asusta a Eric sobremanera, lo cual se recalca muy bien en la historia.

La idea en sí de abrir la mente de un niño a pensamientos como “¿Esa enfermedad existe?” o peor aún “¿Mi madre podría tenerla también?” es simplemente deprimente.

5. Nobody wants a nuclear war (Nadie quiere una guerra nuclear) 1986

 

"Nadie quiere una guerra nuclear"
Portada de “Nadie quiere una guerra nuclear”. Imagen tomada de OpenLibrary.

 

Tal como las anteriores, no se va por las ramas, ni siquiera viendo el tema tan escabroso que posee. Y no, no se trata de una guerra, sino de la paranoia que dos hermanos tienen sobre un posible ataque nuclear en el cual no podrán sobrevivir, por lo tanto, deciden construir un refugio que los proteja a ellos y a su madre de una muerte inminente. Esto provoca confusión en la madre de los pequeños, así que les explica con cuidado que los adultos trabajan día a día para que este mundo sea seguro para los niños, y no deben preocuparse por eso.

Perciben el trasfondo, ¿No?… El sarcasmo está muy bien camuflado.


Te puede interesar: Los retos de la juventud actual


Conclusión

 

Dentro del mundo literario existen un sinfín de submundos que van más allá de la comprensión social, viendo que de una u otra forma, dar a conocer temas delicados como drogas o la muerte a mentes que no saben el verdadero color que posee nuestro mundo, es una decisión que no se desliga del debate emocional y opinión personal de cada uno de nosotros, porque recuerden, sin importar el contenido, llegaron al punto de publicarse. Por favor, juzguen ustedes mismos si estos temas son apropiados para los niños, o no.

 

Edda Stea

5 libros de Judith Vigna para niños… y no tan niños
5 (100%) 1 vote
Comparte en tus redes si te gustó.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

T.S.U en administración de empresas, chef internacional y título en preparación de sushi. Amante de la lectura, escritura, pintura, yoga y grupos de excursión.

Sliding Sidebar

Danos un Like en Facebook

Siguenos en Google+

Instagram Slider