Cruz Cristiana

Para todos los cristianos la oración es la base de nuestra fe. ¿Pero qué implica la oración en el cristianismo? Para toda la comunidad cristiana en general la oración es nuestra comunicación con Dios, ese momento implica la comunión espiritual con el Creador. Por lo que en este artículo te brindamos 9 oraciones cristianas para la sanación de enfermedades inspiradas en el libro de los salmos y demás versículos bíblicos.

Oramos por una infinidad de causas pero las oraciones para sanar enfermedades y por la salud son el tipo de oraciones que más marcan nuestras vidas. Una oración efectiva no es la más larga ni la más ceremoniosa. Lo único que se debe tener es fe, porque orar sin fe es como hablar en un idioma que nadie entiende y para orar con fe se necesita orar con el corazón.

En la biblia existen más de 60 versículos sobre la oración con fe, algunos versículos como  «Ésta es la confianza que tenemos al acercarnos a Dios: que si pedimos conforme a su voluntad, él nos oye.´´ 1 Juan 5:14  y «Y si sabemos que Dios oye todas nuestras oraciones, podemos estar seguros de que ya tenemos lo que le hemos pedido.´´ 1 Juan 5:15 nos expresan claramente esta afirmación.


Advertisement

Oraciones por la salud y la sanación de enfermedades

Cruz Cristiana

1

Advertisement

Señor Jesucristo, hoy me presento ante ti con un corazón humillado y arrepentido pidiendo el perdón de mis pecados e implorar por la sanación de mi enfermedad. Elevo esta oración a ti, al único ungido y glorificado por el Padre. Confío que tu salvación y tu perdón no tienen límites, aunque mi cuerpo se encuentre en naturaleza pecadora, tengo fe y confío en el impacto del poder tu Espíritu Santo que no depende de los días ni de las horas para curarme, confío en el impacto de tu resurrección y confío en el impacto de tu voluntad sobre mi cuerpo, así de esta forma me entrego a tu voluntad en este momento. Toda la gloria a ti Sacerdote Eterno por siempre.

 Amén.

2

Señor, Dios trino y Eterno. Inclino mi alma y mi corazón arrepentido a ti para rogarte en esta oración que sanes esta enfermedad tan larga, te entrego a ti estos dolores que me aquejan para que mi cuerpo sea para tu voluntad y para tu propósito. Confío ciegamente en el poder de tu mano para cambiar los destinos de todo ser que confía en ti. Confío en la inmediatez de tu proceder aunque nuestras mentes humanas no logren alcanzar el entendimiento de tu obra. A ti Rey Eterno.

 Amén.

3

Advertisement

Señor Jesús, que reinas toda la creación junto al Padre, me inclino ante ti en arrepentimiento de todos mis pecados para orar por la vida y por la sanación de mi familiar. Sé que tu voluntad está por encima de cualquier ser humano. Oro confiando y teniendo fe que tu sacrificio en la cruz no fue en vano y que toda enfermedad está sometida bajo tus pies. Oro sabiendo que tú me escuchas y que tu poderosa voluntad está por encima de cualquier conocimiento. Aunque no entienda tu proceder, sé que está en tus manos toda sanidad y mi restauración corporal, por eso espero en ti, porque todo lo padeciste para salvarnos. Gloria a ti Señor.

 Amén.

Misa de oración

4

Aunque mi cuerpo esté cansado y mi salud esté resquebrajada, mi corazón te alaba Dios Todopoderoso. Confío en ti Señor que habitas en el Reino rodeado de toda gloria porque nada se interpondrá en su poderosa voluntad de restaurar mi salud. Con la voz de mi alma oro a ti Señor para que sanes mi padecer y me restaures de fuerza, para que mi vida pueda continuar con el propósito que me encomendaste desde el día que me formaste. Sé que esta oración no quedará vacía en el aire, porque tú Señor no eres un Dios hecho con las manos del hombre. Así mi fe y confianza está en ti Señor. Espero el derramamiento de tu Espíritu con la fe que habita en mi alma. Gloria al Dios Altísimo.

 Amén.

5

Señor, clamo a ti porque sé que me escuchas desde el asiento de tu gloria. Clamo a ti porque mi corazón no haya paz en las soluciones del hombre, porque eres el único que puede sanar y restaurar cualquier cuerpo que esté sometido a cualquier enfermedad y dolor. Confío con la inocencia de un niño en la sanación que viene de tus manos. Te dedico esta oración a ti Señor, al Dios que libró a Israel. A ti Gran Yo Soy, porque de ti viene toda sanación y en ti está el poder.

 Amén.

6

Advertisement

Señor Jesucristo, con mucho dolor y con el arrepentimiento de mis culpas, hoy pido por la sanación y restauración de mi salud y la de mi ser querido. Te suplico Señor que derrames tu espíritu en aceite de sanación sobre su cuerpo con el cual alivies todo dolor y padecimiento. Te entrego mi oración sabiendo que todo cuerpo viviente está atado a tu voluntad, y que nada puede oponerse a la voluntad de tu sanación. Aleluya al Eterno.

 Amén.

Oración grupal

7

Señor que habitas en la inmensidad del Reino de los cielos, hoy clamo por la sanación de mí ser amado. Acepto por voluntad y por convicción que Jesucristo tu Hijo amado, nuestro Sacerdote eterno a quien entrego mi corazón, es el único con el poder de restaurar todo aquello que las manos humanas ya no pueden alcanzar a realizar. Aunque las fuerzas me estén fallando, dedico este aliento a ti para clamar por la vida y por la sanación de la persona que tanto amo. Esta noche dormiré en tranquilidad porque confío en ti Jesús nuestro salvador y sanador, confío en tus promesas Señor, porque sé que ninguna oración regresará sin respuesta, porque tu palabra nunca vuelve vacía. Toda la gloria al tres veces Santo.

 Amén.

8

Señor Jesucristo, ruego de rodillas por la recuperación de la persona que más quiero. Pongo en tus manos el abrigo de su cuerpo porque se que no dejarás atrás a una de tus ovejas. Aunque se que soy un pecador en frente a ti, me arrepiento de mis culpas y se que tu benevolencia infinita sabrá reconocer el dolor que siento. Reconozco la debilidad de nuestra humanidad frene a ti porque nada te es imposible. Pongo mis suplicas, mi dolor, y mi desesperación a tus pies. Cuida de su vida por el amor incondicional que nos tienes. Gloria al Eterno.

 Amén.

9

Advertisement

Con mis ruegos pongo mi vida al amparo del Altísimo. En medio de tanto dolor te pido Señor en nombre de tu Hijo amado Jesús, que escuches mi petición desesperada. Alivia mis dolores y sana la enfermedad que aqueja porque eres tu el que puede obrar el milagro. Guía con tu luz a los médicos que pusiste en mi camino para obren en tu nombre y no me abandones en este proceso de padecimiento. Confío en tu infinito poder de sanación y en tu infinita misericordia. Gloria a ti por siempre.

 Amén.

Cruz cristiana

La enfermedad de un ser querido y de nosotros mismos nos coloca en una posición muy delicada a nivel personal. Pensar en el fallecimiento de una persona importante para nosotros es un golpe muy duro contra la realidad e implica una situación emocional que nos enfrenta a la muerte. Sin embargo esta situación no es ajena para Dios.

Jesucristo se enfrentó a las enfermedades mientras llevaba a cabo su ministerio. Así que orar a Dios por la sanación y la restauración de la salud siempre valdrá la pena sea cual sea la causa o por imposible que parezca o sea en nuestro hoy humano.

Estas 9 oraciones cristianas para sanar enfermedades las puedes modificar y adaptar a situaciones en concreto o también puedes dedicárselas a una persona que creas que necesite de la intervención de Dios.

Como ya hemos mencionado, la idea de las oraciones es que puedas sentirlas, que te sientas en comodidad y paz al momento de dirigirte a Dios.

«Dios es nuestro amparo y nuestra fortaleza,
nuestra ayuda segura en momentos de angustia…´´

-Salmo 46:1

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.