Tipos de narraciones

En el mundo de la literatura y escritura existen varios tipos de textos narrativos. En este artículo te mostramos todo sobre los 9 Tipos de narración + ejemplos.

Un texto narrativo es un relato real o ficticio que se realiza de manera literaria. Estos textos narrativos tienen estructuras diferentes ya que expresan diferentes tipos de ramas literarias. Cada forma de estructurar los textos va de la mano con la naturaleza del mismo texto, es decir si es un cuento o si es por ejemplo una leyenda, tiene una estructura particular. Muchas de estas narraciones las conocemos en nuestra vida diaria a modo de historias fantásticas, mitos o leyendas. Si hacemos memoria, cada historia y cada cuento que hemos leído en nuestra vida es una narración, por lo que podemos ir teniendo una idea más general de lo que vienen siendo los diferentes tipos de escritura narrativa.

Aquí te mostraremos los tipos de narraciones con ejemplos prácticos.

Tipos de Narración
Advertisement

9 Tipos de Narración + ejemplos

Advertisement

Cuento

El cuento es una narración breve que está desarrollada en medio de una cantidad reducida de personajes. Muchos confunden el cuento con la novela corta, pero la característica del cuento es que es una narración que no tiene una profundidad narrativa, sino que es en sí, ligera. Tiene la estructura básica de introducción, nudo y desenlace. El cuento además se subdivide según sus géneros, que pueden ser fantásticos, infantiles, fábulas, y microrrelatos. Un ejemplo del cuento:

El niño y los clavos

Había un niño que tenía muy mal carácter y un día, su padre le dio una bolsa llena de clavos y le dijo que cada vez que discutiera con alguien, que clavase un clavo en la cerca de detrás de la casa.

El primer día, el niño clavó 20 clavos en la cerca. Al día siguiente, menos, y así con los días siguientes. Él niño se iba dando cuenta que era más fácil controlar su genio y su mal carácter, que clavar los clavos en la cerca.

Finalmente llegó el día en que el niño no perdió la calma ni una sola vez y se lo dijo a su padre que no tenía que clavar ni un clavo en la cerca. Él había conseguido, por fin pudo controlar su temperamento.

Su padre, muy contento y satisfecho, sugirió entonces a su hijo que por cada día que controlase su carácter, sacase un clavo de la cerca.

Los días se pasaron y el niño pudo finalmente decir a su padre que ya había sacado todos los clavos de la cerca. Entonces el padre llevó a su hijo, de la mano, hasta la cerca de detrás de la casa y le dijo:

– Mira, hijo, has trabajo duro para clavar y quitar los clavos de esta cerca, pero fíjate en todos los agujeros que quedaron en la cerca. ¡Jamás será la misma!

Leyenda

Una leyenda es una narración que por lo general relata hechos sobrenaturales que se desarrollan en un área geográfica. La leyenda tiene diferencias particulares con los mitos, y es que la leyenda se integra con la historia de la comunidad donde está establecida la leyenda, es decir, que tiene un contexto histórico dentro de su narrativa. Un ejemplo de la leyenda:

Los amantes de Teruel

En el Este de España hay una leyenda particular. Cuenta esta leyenda que una mujer llamada Isabel y un hombre llamado Diego crecieron y jugaron juntos en el Teruel del siglo XIII. Ambos eran de familias nobles y ricas de la ciudad. Ella, hija de Don Pedro de Segura, un rico comerciante. Y él, de los Marcilla, una familia de linaje pero que había perdido su gran hacienda por culpa de una plaga de langostas que asoló la comarca en 1208. Los dos amigos fueron creciendo y junto con ellos el amor que sentían el uno por el otro.

Un día decidieron sellar su amor con el matrimonio, así que Diego pidió la mano de Isabel. Pero a don Pedro de Segura no le agradó la idea en absoluto. No podía permitir que su hija se casara con un joven de inferior linaje al suyo. Los dos enamorados quedaron desolados. Hasta que surgió una posibilidad de resolver el entuerto. Isabel esperaría durante cinco años a que Diego consiguiera dinero y honores. Con los cinco dedos de su mano derecha hicieron el juramento de esperar hasta el regreso de Diego, incluso para darse un beso.

Diego se marchó a las cruzadas a luchar. Pasó por las Navas de Tolosa e incluso por Muret. Durante cinco largos años quedó Isabel sola, esperando y sin saber cuál sería la suerte de Diego. Cuentan que los soldados que regresaban de la batalla de Muret relataban que allí no quedaba nadie vivo y esto llegó a los oídos de Isabel.

Viendo que ya se cumplían los cinco años acordados y que su padre la apremiaba a casarse, la joven aceptó finalmente la proposición de don Pedro de Azagra. A los cinco años y un día de aquella promesa la ciudad entera se engalanó para celebrar aquella boda. Todo era jolgorio y alegría, salvo la pobre Isabel. Justo aquel día, Diego conseguía regresar a Teruel sano y salvo, con honores y riquezas y con la ilusión de reunirse por fin con su amada Isabel. El repicar de campanas, la música y algaradas llamaron su atención y preguntó qué estaba pasando. Le anunciaron que la ciudad celebraba el casamiento de Isabel de Segura con don Pedro de Azagra, señor de Albarracín.

Decidió entonces ir en su busca a su nueva residencia y pedirle aquel beso que tanto había anhelado durante los largos y duros años de batallas. Se subió al balcón de la recién casada y la despertó para rogarle esta última prueba de amor. Pero Isabel no se sintió capaz de romper los votos que acababa de prometer y se lo negó. El rayo del rechazo fulminó el corazón de Diego, quien cayó muerto en ese mismo instante.

Isabel, desconsolada por haber perdido a su verdadero amor, fue al funeral para poder darle aquel beso que le había negado en vida. Se acercó al cuerpo sin vida de su amado y lo besó intensamente. Y en ese preciso instante, los presentes pudieron ver cómo ella también caía muerta sobre el cuerpo de Diego.

Mito

Los mitos son narraciones antiguas que relatan ideas ancestrales o cuentos ancestrales de un pueblo en concreto. Esto lo podemos evidencias con la mitología griega, la mitología celta o nórdica. La mitología se basa en eventos sobrenaturales de dioses antiguos, lo que lo diferencia de las leyendas y los cuentos. Un ejemplo del mito:

Pérsefone y Hades

Pérsefone es Hija de Zeus y Deméter, la diosa de la primavera. La historia cuenta como una inocente doncella es raptada por Hades, hermano de Zeus. Cuando Perséfone recolectaba flores en un campo en Enna, acompañada de las ninfas, diviso a lo lejos algunos narcisos. Camino hacia ellos y sin darse cuenta, perdió de vista a las ninfas. La tierra se abrió y del inframundo salió Hades, acarreado por un par de caballos negros. Rápidamente tomó a Pérsefone y la llevó al inframundo. Las ninfas fueron castigadas siendo convertidas en sirenas, por no haber intervenido en el rapto. Al no poder encontrar a su hija, Deméter entro en depresión y descuido de los árboles y campos. Pronto, los humanos se quedarían sin alimento y morirían de hambre, así que Zeus decidió enviar a Hermes en busca de Pérsefone. Hermes consiguió negociar con Hades, quien le comento que solamente regresaría si no probaba ningún fruto del Tártaro. Perséfone no se pudo resistir a las provocaciones de Hades y sin saber lo que le esperaba comió seis semillas de granada. Según lo griegos esta es la razón por la cual se crearon las estaciones del año. Cuando Perséfone estaba con su madre, las plantas florecían y los árboles daban frutos, mientras que cuando Perséfone se encontraba en el inframundo el clima era frío y no había frutos. A partir de entonces Perséfone fue considerada como la reina de los muertos.

Tipos de Narración

Novela

La novela es la narrativa literaria más conocida en la actualidad. La novela es un escrito literario que narra hechos ficticios o reales y que se centra en la profundidad de la historia. A diferencia del cuento, la novela tiene una estructura más larga y compleja. Asimismo la novela por lo general tiene una gran cantidad de personajes que se desenvuelven en la trama. La novela puede ser tan larga como el escritor decida darle vida a su historia, por lo que es común que la trama se extienda en sagas. Un ejemplo de la novela la podemos ver con Orgullo y Prejuicio o la saga de Harry Potter.

Poesía épica

También llamada Epopeya, es una historia narrativa escrito en verso o prosa, que relata las historias extensas y trascendentales de un pueblo o cultura, a fin de mantener en los años los recuerdos de dichos sucesos. La epopeya es una narrativa difícil de estructurar, ya que su redacción suele estar basada en lenguajes antiguos del mismo castellano, griego y romano. Por lo general estas narraciones hacen referencias a sucesos que giran en torno a una guerra o a una lucha. Un ejemplo de la Poesía épica la podemos ver en este extracto de la Ilíada:

Durante nueve días volaron por el ejército
las flechas del dios. En el décimo, Aquiles con-
vocó al pueblo al ágora: se lo puso en el co-
razón Hera, la diosa de los níveos brazos, que
se interesaba por los dánaos, a quienes veía
morir. Acudieron éstos y, una vez reunidos,
Aquiles, el de los pies ligeros, se levantó y dijo:
59 -¡Atrida! Creo que tendremos que volver
atrás, yendo otra vez errantes, si escapamos de
la muerte; pues, si no, la guerra y la peste uni-
das acabarán con los aqueos. Mas, ea, consulte-
mos a un adivino, sacerdote o intérprete de
sueños -pues también el sueño procede de
Zeus-, para que nos diga por qué se irritó tanto
Febo Apolo: si está quejoso con motivo de
algún voto o hecatombe, y si quemando en su
obsequio grasa de corderos y de cabras escogi-
das, querrá libramos de la peste.
68 Cuando así hubo hablado, se sentó. Levantó-
se entre ellos Calcante Testórida, el mejor de los
augures -conocía lo presente, lo futuro y lo pa-
sado, y había guiado las naves aqueas hasta Ilio por medio del arte adivinatoria que le diera
Febo Apolo-, y benévolo los arengó diciendo:
74 -¡Oh Aquiles, caro a Zeus! Mándasme expli-
car la cólera de Apolo, del dios que hiere de
lejos. Pues bien, hablaré; pero antes declara y
jura que estás pronto a defenderme de palabra
y de obra, pues temo irritar a un varón que go-
za de gran poder entre los argivos todos y es
obedecido por los aqueos. Un rey es más pode-
roso que el inferior contra quien se enoja; y, si
bien en el mismo día refrena su ira, guarda lue-
go rencor hasta que logra ejecutarlo en el pecho
de aquél. Dime, pues, si me salvarás.
84 Y contestándole, Aquiles, el de los pies lige-
ros, le dijo:
85 -Manifiesta, deponiendo todo temor, el vati-
cinio que sabes; pues ¡por Apolo, caro a Zeus; a
quien tú, Calcante, invocas siempre que revelas
oráculos a los dánaos!, ninguno de ellos pondrá
en ti sus pesadas manos, cerca de las cóncavas
naves, mientras yo viva y vea la luz acá en la
tierra, aunque hablares de Agamenón, que al presente se jacta de ser en mucho el más pode-
roso de todos los aqueos.
92 Entonces cobró ánimo y dijo el eximio vate:
93 -No está el dios quejoso con motivo de algún
voto o hecatombe, sino a causa del ultraje que
Agamenón ha inferido al sacerdote, a quien no
devolvió la hija ni admitió el rescate. Por esto el
que hiere de lejos nos causó males y todavía
nos causará otros. Y no librará a los dánaos de
la odiosa peste, hasta que sea restituida a su
padre, sin premio ni rescate, la joven de ojos
vivos, y llevemos a Crisa una sagrada heca-
tombe. Cuando así le hayamos aplacado, rena-
cerá nuestra esperanza.
101 Dichas estas palabras, se sentó. Levantóse
al punto el poderoso héroe Agamenón Atrida,
afligido, con las negras entrañas llenas de cóle-
ra y los ojos parecidos al relumbrante fuego; y,
encarando a Calcante la torva vista, exclamó:
106-¡Adivino de males! jamás me has anuncia-
do nada grato. Siempre te complaces en profe-
tizar desgracias y nunca dijiste ni ejecutaste nada bueno. Y ahora, vaticinando ante los
dánaos, afirmas que el que hiere de lejos les
envía calamidades, porque no quise admitir el
espléndido rescate de la joven Criseide, a quien
anhelaba tener en mi casa. La prefiero, cierta-
mente, a Clitemnestra, mi legítima esposa, por-
que no le es inferior ni en el talle, ni en el natu-
ral, ni en inteligencia, ni en destreza. Pero, aun
así y todo, consiento en devolverla, si esto es lo
mejor; quiero que el pueblo se salve, no que
perezca. Pero preparadme pronto otra recom-
pensa, para que no sea yo el único argivo que
sin ella se quede; lo cual no parecería decoroso.
Ved todos que se va a otra parte la que me hab-
ía correspondido.
121 Replicóle en seguida el celerípede divino
Aquiles:
122 -¡Atrida gloriosísimo, el más codicioso de
todos! ¿Cómo pueden darte otra recompensa
los magnánimos aqueos? No sabemos que exis-
tan en parte alguna cosas de la comunidad,
pues las del saqueo de las ciudades están repartidas, y no es conveniente obligar a los hombres
a que nuevamente las junten. Entrega ahora esa
joven al dios, y los aqueos te pagaremos el tri-
ple o el cuádruple, si Zeus nos permite algún
día tomar la bien murada ciudad de Troya.

Crónica

La crónica es una narrativa literaria que expone hechos y sucesos en orden cronológico. Las crónicas puedes ser reales o ficticias. Cuando las crónicas son basadas en hechos reales, suelen estar basadas en los testimonios de los testigos presenciales de los hechos, como sucede con las crónicas policiales. Podemos ver un ejemplo de crónica ficticia con la saga de las Crónicas de Narnia.

Tipos de Narración

Noticia

La noticia es una narrativa informativa que relata hechos importantes que suceden en la actualidad. Este tipo de narrativa puede ser escrita u oral. Sin embargo ambas comparten la misma estructura aunque se expresen de dos formas distintas. La noticia tiene varios elementos y características, siendo la principal el carácter informativo, la veracidad, y la novedad. Un ejemplo de la noticia:

“Uno de los escándalos involucra a una organización benéfica del príncipe, la cual está bajo investigación después de que un periódico británico reportara que un banquero ruso intentó donar una cifra de seis dígitos a la fundación del heredero. Mientras que una corte estadounidense sostendrá una audiencia previa a juicio contra el príncipe, solicitada por una de las personas que acusa al magnate condenado a prisión.”

Reportaje

Un reportaje es un trabajo documental informativo y periodístico que es planificado y estructurado de manera previa. Este tipo de narrativa es llevada por un investigador que recolecta la información necesaria para elaborar el escrito y posteriormente hacerlo público. La característica del reportaje es que es un escrito que entraña un interés mediático. Un ejemplo lo podemos ver en este extracto de reportaje:

“Desde hace cuatro años es la única la maestra en un pueblo pesquero en el área agreste de Tierra del Fuego. Allí enseña a cinco niños de nivel inicial y primaria, con vista al Canal de Beagle, que hace de línea divisoria con el país vecino de Chile, al sur.

Es un poblado de casitas desperdigadas con una vista de ensueño al Canal de Beagle, se pueden ver en el horizonte las montañas de pico nevadas pegadas al mar, sobre el que navegan los barcos de pescadores y cruceros turísticos, y del otro lado se ve Puerto Williams, en la isla Navarino chilena.

En este pueblo viven cerca de 100 habitantes, en su mayoría hombres solos que se dedican a la pesca, el oficio y el modo de vida más antiguo en el rincón más austral del mundo.

Pero también hay algunas familias, por lo que Puerto Almanza tiene una sola escuela rural que recibe todos los días a cinco niños y niñas de nivel inicial y primaria.”

Tipos de Narración

Biografía

La biografía es un tipo de narrativa que relata la vida de una persona, desde la perspectiva del escritor. Muchas biografías están relatadas en un orden cronológico de sucesos o en novela literaria, esto depende del objetivo del escritor que esté llevando a cabo la biografía en sí. Sin embargo la biografía siempre debe ser basada en hechos enteramente reales, ya que de lo contrario se convertiría en una novela inspirada. Un ejemplo de una biografía es el libro Oscar Wilde, de Merlin Holland.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.