Cuando somos jóvenes mostramos poco interés en enfermedades que normalmente afectan a las personas mayores; sin embargo, es importante saber que algunas de estas enfermedades pueden prevenirse o presentarse con consecuencias menos severas si tomamos en cuenta sus causas y mejoramos algunos hábitos en la juventud. 

Entre los jóvenes el 40 y el 60% va a padecer de algún tipo de deficiencia cognitiva cuando lleguen a la vejez, de donde se deduce que va a haber un gran incremento de personas con algún tipo de demencia. La enfermedad de Alzheimer es uno de estos tipos de demencia y por ello ha llamado la atención de los científicos para poder buscar formas de contrarrestarla. Y el aceite de coco parece ser uno de tantos factores que podrían ayudar.

En los países desarrollados, la esperanza de vida ha aumentado notablemente y esto está produciendo problemas sociales y sanitarios, debido al incremento de las personas de la tercera edad.

Causas del Alzheimer

comparación cerebro normal y cerebro con Alzheimer
comparación cerebro normal y cerebro con Alzheimer. En el segundo, se observa una reducción de la masa encefálica y sustancia fris. Fuente: Conocer Salud

Hasta los momentos, las causas exactas de la enfermedad de Alzheimer no han sido comprendidas en su totalidad, sin embargo, los científicos piensan que el cerebro se ve afectado en el tiempo por la edad y una combinación de factores ambientales, estilo de vida y factores genéticos. Se estima que estos últimos sólo causan alrededor del 1% de los casos y ocasionan la aparición de la enfermedad a mediana edad.


En la actualidad, una de las teorías más aceptadas indica que la esencia de la enfermedad es la acumulación de placas de proteínas (beta-amiloides y tau) en el cerebro de la persona, las cuales interrumpen el trabajo de las neuronas y, luego de una serie de eventos, éstas pierden conexiones entre sí y, con el tiempo mueren.

Tratamientos

cerebro humano y aceite de coco
Fuente: bioguia

Hasta los momentos no existe un tratamiento que cure la enfermedad de Alzheimer o que cambie positivamente su curso en el cerebro. Los medicamentos utilizados actualmente pueden mejorar temporalmente los síntomas o retardar la velocidad con la que disminuyen las capacidades físicas y mentales.  Por tal motivo, se ha experimentado con otras alternativas, entre las cuales se encuentra el suministro directo de energía a las neuronas, para combatir su muerte por falta de la misma. Se ha comprobado que a partir de los triglicéridos de cadena media, introducidos en la dieta de los pacientes a través de algún alimento o nutriente, se producen cuerpos cetónicos que suministran al cerebro energía, que le sirve para sus funciones ante la falta de glucosa.

El aceite obtenido a partir del coco es uno de los alimentos que tiene mayor cantidad de triglicéridos de cadena media.

Composición 

envase aceite de coco
Fuente: | foodspring®

La grasa constituye el principal componente después del agua. Por este motivo, el valor calórico del coco es el más alto de todas las frutas. Según el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA).La composición varía a medida que éste madura pero, en promedio, por cada 100 gramos de pulpa de coco el 86,1% son ácidos grasos saturados, el 5,8% corresponde a las grasas monoinsaturadas y el 1,8% son las poliinsaturadas.

Dentro de las grasas saturadas, se destacan los triglicéridos de cadena media de los cuales el 45% o más es ácido laúrico (presente también en la leche materna, muy beneficioso para la piel), el caprílico 9%, también ácido palmítico, el esteárico, el mirístico, el oléico, con valores inferiores al 6%.

Tipos de aceite de coco

cómo elegir el aceite de coco

También  conocido como manteca de coco, es un aceite de color blanco, de aspecto similar a una crema, que se mantiene sólido a temperaturas por debajo de los 24 ºC. Cuenta con un sabor y aroma muy agradables.

Existen varios tipos de aceite de coco, de acuerdo con el método utilizado para su obtención: aceite de coco virgen, que se obtiene de la pulpa seca y madura del coco por métodos naturales como el rallado y prensado. Por otro lado está el aceite de coco refinado y  fraccionado, que contiene altos niveles de ácidos grasos libres y es hidrogenado parcialmente, lo cual lo hace poco saludable.

Estudios científicos

neuronas
Fuente: AMN Academy

Durante los últimos años, se han efectuado estudios científicos para evaluar el uso del aceite de coco en personas con demencia tipo Alzheimer, uno de ellos consistió en lo siguiente:

  • A un grupo de personas enfermas con Alzheimer se les suministró a diario aceite de coco virgen de manera controlada (40 ml dividido en 2 partes, almuerzo y cena, durante 21 días).
  • Para efectos comparativos se evaluó el progreso de la enfermedad en un grupo de personas que no recibieron el aceite de coco.
  • En los grupos, se incluyeron personas entre 65 y 85 años de edad, de distinto sexo y algunos con diabetes mellitus tipo 2.
  • Se evaluaron las condiciones cognitivas antes y después del estudio.
  • El aceite de coco empleado estaba compuesto de gran cantidad de ácidos grasos de cadena media como el láurico y el caprílico.

Resultados

En este estudio se demostró la mejoría notable de las personas con Alzheimer del grupo que recibió el aceite de coco, siendo esta mejoría en  mayor o menor grado según el sexo de la persona, su padecimiento o no de diábetes y su grado de avance de la enfermedad.

De manera que el consumo de coco y de sus aceites vírgenes son beneficiosos para la salud del cerebro, ya que sus  triglicéridos de cadena media, ya procesados por el cuerpo, le suministran a sus células la energía que necesitan para corregir o compensar alteraciones negativas asociadas a la enfermedad de Alzheimer.

 

Deja una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.