¿Sabes cuáles son los diez hechos más importantes de la Historia Universal? y ¿En qué medida estos acontecimientos marcaron el rumbo de de la historia en los últimos 2500 años de existencia del hombre? Estas y otras interrogantes serán respondidas aquí en Los 10 hechos históricos más importantes de la humanidad.

Generalmente, cuando hablamos de historia de la humanidad de los últimos 2500 años, nos referimos fundamentalmente a esa porción de la existencia del hombre en la que se forjaron las bases de la tradición histórica que conocemos como Civilización Occidental. Dentro de esta tradición histórica o periodización que abarca desde la Grecia Clásica en el siglo V (a.c.) hasta la actualidad, podemos encontrar una enorme cantidad de hechos históricos relevantes, pero aún más, una innumerable cantidad de acontecimientos, sucesos, que componen esos hechos, y si miramos con lupa, podemos identificar algunos de los procesos históricos que tuvieron la particularidad de ser los desencadenantes de la Historia.

¿Qué es la Historia Universal?

En su más estricta acepción, la Historia Universal compone cada uno de los hechos, acontecimientos y procesos históricos que configuran el devenir del hombre en el tiempo y el espacio. No obstante, la Historia Universal en su acepción clásica, es un concepto creado por la Europa de la Ilustración (siglo XVIII) para designar la historia de la humanidad en función de la historia europea.

Clío, musa de la Historia.
Clío, en la mitología griega, musa de la Historia. Tomado de WikimediaCommons

Si revisamos cualquier libro o manual de Historia Universal, podemos constatar esta aseveración, puesto que lo que encontraremos allí será Historia de Europa. Cualquier otra historia relativa a otra parte del mundo, sólo se toma en cuenta si, de algún modo, toca a la historia europea.

De modo que, Historia Universal, es ante todo –como ya se dijo- un concepto, pero un concepto creado por el eurocentrismo (tendencia a creer que Europa representa la centralidad geopolítica y cultural del mundo) para legitimar su influencia y aporte al resto del mundo, que, aunque no es absoluta, es sí de gran importancia.

En ese sentido, es con esta acepción clásica de la Historia Universal que abordaremos los diez acontecimientos históricos más importantes, puesto que la Civilización Occidental a la que pertenece una buena parte de los países del mundo, le debe su tradición política a la historia europea, y esta interconexión ha dado pie para muchos de los acontecimientos políticos, económicos, sociales y culturales de Europa, o indirectamente relacionados con ella, hayan afectado y modificado el rostro de la Historia Universal.


También puedes leer: ¿Es correcto ser un caballero en este siglo?


Historia universal escrita. Libros antiguos
Historia universal escrita. Tomada de WikimediaCommons

Los 10 acontecimientos más importantes de la Historia Universal

En primer lugar, debemos tener en cuenta que los últimos 2500 años de historia constituyen las bases de la Civilización Occidental. Atendiendo al hecho de que los fundamentos sociopolíticos de nuestras sociedades en la actualidad arrancan precisamente con la filosofía de la Grecia Clásica.

Por otro lado, cuando hablemos de acontecimientos históricos nos referiremos a episodios puntuales, sucesos específicos, no así a  hechos importantes que hayan tenido un desarrollo más prolongado en el tiempo, puesto que –como ya lo advertíamos más arriba- los primeros fungieron como desencadenantes de los segundos.

Por tanto, estos son los diez sucesos históricos que pudieran ser considerados como los más relevantes para comprender el desenvolvimiento de la Historia en Occidente, donde podrás encontrar detalles y datos de la Historia Universal que posiblemente no conozcas:

1. La cicuta de Sócrates

El filósofo ateniense Sócrates (470 a.c.-399 a.c.) constituye uno de los pilares fundamentales sobre los que se sostiene la Civilización Occidental. En el 399 a.c. y en medio de un complejo contexto político y militar,  fue acusado por las autoridades de la Democracia Atenience (Atenas en la Grecia Clásica) de corromper a la juventud y no reconocer a los dioses; en -consecuencia, tras una magistral defensa –recogida en la  Apología de Platón-, fue sentenciado a la pena de muerte, que debía cumplir por envenenamiento, es decir, bebiendo cicuta.

La muerte de Sócrates
La muerte de Sócrates, por Jacques-Louis David. tomada de WikimediaCommons

Lo verdaderamente relevante de la muerte de Sócrates, es que a partir de este acontecimiento sus discípulos se dedicaron a recoger todo su pensamiento a través de distintos libros.

Los maestros de la antigüedad como Sócrates – también Jesucristo o Buda- tuvieron la particularidad de que no dejaron escrito alguno hecho de mano propia, sino que todas sus enseñanzas eran fundamentalmente orales, en tal sentido, fueron sus seguidores los que se dedicaron a compilar de forma escrita su pensamiento.

La Academia Platónica
La Academia Platónica, Tomada de Wikimedia Commons.

La muerte de Sócrates produjo además el surgimiento de importantes escuelas filosóficas, la más trascendental de ellas La Academia fundada por Platón (Atenas 427-347 a.c.), uno de los discípulos más relevantes de Sócrates, y dónde a su vez surgiría la figura de Aristóteles (Estágira 384 a.c. – Calcis 322 a.c.).

En sentido estricto, Platón recogerá el pensamiento político y filosófico de su maestro en la obra La República que, junto a La Política de Aristóteles representan, las bases del pensamiento y forma de organización política de nuestras sociedades en la actualidad.

Papiro de La República de Platón
Papiro con fragmento de La República de Platón, tomado de Wikimedia Commons

Algunos siglos después de la existencia de estos filósofos griegos, la Iglesia Católica, se convirtió en la difusora de esta forma de pensamiento, imponiéndola en todos los pueblos que integraban su dominio universal.

Pensar detenidamente por qué las sociedades en la que convivimos se constituyen bajo la fórmula de Estados o Repúblicas, es pensar en 2500 años de filosofía, y es también pensar en cuáles fueron los canales por los cuales el pensamiento griego se abrió paso hasta nuestros días, donde sigue teniendo absoluta vigencia.

La Historia Universal, tomada como la Historia de la Civilización Occidental, siempre ha estado ligada a la del cristianismo, la herencia de organización sociopolítica que constituye el legado del mundo greco-romano, va a encontrar  en la Iglesia de Roma, un canal para perpetuarse y seguir expresando su herencia incluso en nuestros días.


Lee el siguiente articulo: El cantar de Mio Cid: Viaje de ida y vuelta al rescate del honor

[anuncio_b30 id=2]


2. El paso del Rubicón

Quién pudiera pensar que el paso entre la República y el Imperio significaba cruzar un río. Pues efectivamente, la decisión política y militar del General romano  Julio César (Cayo Julio César , Roma 100 a.c.- 44 a.c.) que conllevó a la desaparición de la República Romana y al surgimiento del Imperio, consistió, precisamente, en cruzar el Rubicón, un pequeño río ubicado a las afueras de Roma.

 Paso del Rubicón
cruzando el Rubicón.

Para la República Romana –instaurada desde el 509 a.c. bajo la influencia de La República Platónica- las legiones del ejército romano solo tenían una finalidad, defender a Roma, pero puertas afuera de la ciudad, de modo que era considerada ilegal la presencia de tropas en ella.

Video de interés “Roma”

El Imperio Romano en 5 minutos HD

 

Vercingétorix depone sus armas a los pies de César
Vercingétorix depone sus armas a los pies de César. Cuadro de Lionel Royer, c. 1899. Tomado de Wikimedia Commmons

Los avatares políticos que llevaron la enemistad entre Pompeyo y César en su lucha por el ejercicio del  Consulado triunvirato romano, provocaron que César se aventurara a dar un golpe de Estado a la República atravesando con la XIII legión el Rubicón y penetrando la ciudad para iniciar una guerra civil.

Iacta alea est” (La suerte está echada), fue la frase con las que adornó César este momento tan decisivo. Este episodio es narrado con más detalles en La Vida de los Doce Césares de Cayo Suetonio Tranquilo.

Posterior a su triunfo, el mandato de César al frente de la República significó el comienzo de una tiranía que, tras su muerte, derivó en la proclamación de César Augusto –heredero de Julio Cesar- como Emperador en el 27 a.c.

El Imperio Romano, cuya extensión territorial abarcó en su totalidad el mundo mediterráneo, ejerció una influencia política y cultural decisiva en la configuración de Europa y del mundo occidental. Luego de la caída del Imperio Romano en el 476 d.c.,  la Iglesia Católica se convertiría en la heredera de las bases de su dominio.


Darle una leída también a: Los mejores poemas escritos en resistencia


3. El bautismo de Constantino I

 

Bautismo de Constantino
El Bautismo de Constantino, por Rafael Sanzio. Tomado de Wikimedia Commons

Después de al menos tres siglos de persecución religiosa contra los cristianos en Roma y otras ciudades del mundo romano, el Imperio finalmente legalizó el cristianismo a través del célebre Edicto de Milán proclamado en el 313 d.c. por el Emperador Constantino I, o Constantino El Grande. Pero aún más significado que el Edicto de Milán va a tener el Concilio de Nicea celebrado en el 325 d.c., donde el Emperador declarará al cristianismo como religión oficial del Imperio, en sustitución del paganismo romano, y para darle mayor concreción a este acto, cerca de su muerte en el 337 d.c., Constantino se hace bautizar como cristiano en símbolo de consumación de la unión entre el Imperio Romano y el catolicismo.

Se sugiere que Constantino nunca se convirtió realmente al cristianismo, sino que su acercamiento a la religión católica se debió a una táctica política emergente en medio de un Imperio en franca decadencia y ante una cada vez más numerosa población cristiana. De modo que esta fue una manera de poner políticamente de su lado una mayoría demográfica que antes le adversaba.

Papa y Constantino I
Un fresco del siglo XIII. El Papa Silvestre I y Constantino I. Tomado de Wikimedia Commons

De este forma, la Caída del Imperio Romano de Occidente en el 476 d.c. , no significó la desaparición de Roma más que en un sentido político, financiero y militar, puesto que el cristianismo, recibió en herencia sus formas y tradiciones, las inculcó en los invasores “Bárbaros” que vinieron del norte con Odoacro a saquear y devastar a Roma, y las sigue perpetuando hasta la actualidad, lo cual convierte al bautismo de Constantino I uno de los acontecimientos mas importantes de Occidente.

[anuncio_b30 id=2]


Puedes leer; El decalogo para ser un perfecto cuentista de Horacio Quiroga


4. La caída de Constantinopla

Otra vez, aunque de forma indirecta, Constantino volvería a ser protagonista de uno de los acontecimientos importantes de la Historia Universal, ahora en 1453, es decir, casi un milenio después.

como fue la caida de Constantinopla
La caída de Constantinopla (1453), anónimo Biblioteca Nacional de la Universidad de Turín. Tomado de: wikimedia commons.

Bizancio, o Constantinopla (actual Estambul), la ciudad que fundara Constantino I en el 324 d.c., pasaría a ser, tras la caída del Imperio Romano de Occidente, la sede del llamado Imperio Bizantino, o Imperio Romano de Oriente, heredera de la tradición griega y romana y lugar de residencia del Emperador Romano. Durante  la Edad Media jugó un papel crucial en el desarrollo de Las Cruzadas, la denominada Guerra Santa para recuperar la Tierra Santa en el cercano oriente que se encontraban en manos del Islam.

Video:  “Las Cruzadas

 

Lo cierto es que en medio de esta guerra, Constantinopla fue crudamente asediada por los Otomanos durante casi dos meses, hasta que calló en manos de estos el 29 de mayo de 1453. Sus murallas, famosas por ser consideradas imbatibles, no estaban diseñadas para soportar los embates de la artillería y finalmente ceden ante este nuevo elemento que abría las puertas hacia la guerra moderna.

Pero, lo realmente importante de la caída de Constantinopla, serán las consecuencias globales de este acontecimiento.

Restos de Constantinopla
Restos de las murallas de Constantinopla, fotografía por Nevit Dilmen , tomado de: Wikimedia Commons

Constantinopla, representaba un punto geoestratégico de vital importancia para la Europa del medio evo, era el punto de enlace y paso obligado para todas las mercaderías y el movimiento económico de la época. El tráfico de productos provenientes del lejano oriente cuyo destino era ciertamente Europa, constituía la principal arteria de la economía mediterránea.

Finalmente, al Constantinopla ser tomada por los Otomanos, cerró el paso comercial que mantenía de pie las economías de importantes familias y reinos europeos, lo que provocó una profunda crisis e incentivó la búsqueda de nuevas rutas comerciales.

Mapa en forma de trebol
Mapa en trifolio (forma de trébol) de Heinrich Bünting, tomado de Wikimedia Commons

Europa ahora se aventuraría a remontar los mares oceánicos, empresa que no había osado realizar ensimismada en el feudalismo y sometida al dogma teológico-filosófico y cartográfico de la Iglesia dando por hecho que más allá de los mares no había nada, solo el Finis Terrae, o fin de la tierra, un gran abismo que iba directo a la nada, una gran catarata que arrastraba a los navíos aventureros.

Entonces ¿cuál fue la consecuencia global de la Caída de Constantinopla y quiénes fueron los aventureros que se adentraron más allá del fin de la tierra en busca de una nueva ruta hacia el oriente?

Mantente leyendo y acompañanos en este fascinante recorrido por la Historia Universal en abordaremos los datos de la carta que Colón escribiera en 1498 a los Reyes Católicos en su tercer viaje a las indias, lo que convierte a este suceso, en uno de los acontecimientos históricos más importantes del mundo.

[anuncio_b30 id=2]


Si te gusta Nietszche puedes leer: ¿Que es el SUPERHOMBRE en la filosofía de Nietzsche? 


5. La Carta de Cristóbal Colón a los Reyes Católicos

 

Primer desembarco de Cristóbal Colón en América, obra de Dióscoro Teófilo.
Tomado de: Wikimedia Commons

La mayor cosa después de la creación del mundo, sacando la encarnación y muerte del que lo creó, es el descubrimiento de Indias; y así, las llaman Mundo Nuevo. 

Así referiría Francisco López de Gómarra al Rey de España cuando en 1552 publicara su Historia General de las Indias, un libro que narraba la historia del descubrimiento y conquista de América. Ciertamente el llamado Descubrimiento de América es uno de los procesos históricos de mayor trascendencia mundial, pero, aunque uno de sus acontecimientos más importantes es cuando Rodrigo de Triana –miembro de la tripulación de Cristóbal Colón- avistara tierra el 12 de octubre de 1492, no es este el que desencadena la serie de hechos que componen de forma estricta el Descubrimiento de América.

El 12 de octubre de 1492 Cristóbal Colón y su tripulación, un grupo de aventureros que se adentran en aguas oceánicas a pesar del dogma religioso y siguiendo la lógica geográfica y astronómica, no se topan con territorio continental, sino con la isla de Guanahaní,  y aún más, Colón estaba más que convencido que había llegado a La India siguiendo la ruta oceánica, navegando siempre en la misma dirección hacia el occidente.

Rutas y viajes de Cristobal Colon
Mapa de Los viajes y Rutas de Cristóbal Colón, tomado de: Wikimedia Commons por Phirosiberia

No será sino hasta julio de 1498, en su tercer viaje a Las Indias (o América), que realmente desembarcará en territorio del nuevo continente. Fondeados sus barcos en el llamado Golfo de Paria, entre la Isla de Trinidad y Península de Paria (actual Venezuela), frente a la imponente desembocadura del delta del Río Orinoco, es posiblemente cuando Colón comienza a dudar de que realmente se encuentre en el continente Asiático. El enorme caudal del Orinoco sugería que no era una isla en la que se encontraban, los datos cartográficos del continente asiático en nada coincidía con las nuevas tierras que pisaban, de modo que se dispuso a escribir una carta a los Reyes Católicos, Isabel de Castilla y Fernando de Aragón, para informarles del hallazgo maravilloso que tenía ante sus ojos.

Pues bien, aún cuando desde 1492 los europeos ya han comenzado el proceso de conquista en algunas islas del Mar Caribe, la escasa información cartográfica les impedía percatarse de que se encontraban ante un nuevo continente, tan es así que, Colón muere en 1506 sin conocer a cabalidad la magnitud de su hallazgo.

No obstante, con este tercer viaje en el que el almirante genovés llega tierra continental, comienzan las dudas acerca de que realmente hubiesen llegado a Asia, pues el relato y la descripción que hace Colón a los Reyes Católicos revelan que estaban en presencia de algo nuevo y desconocido.

La impresión más relevante que expresa Colón en esta carta, es la referente al imponente caudal del Río Orinoco, una profusión de aguas dulces nunca antes vistas en tal cantidad en el mudo conocido por ellos, o “El Viejo Mundo”; seguidamente será de particular interés para Colón el contacto con los nativos, tanto de la Península de Paria como de la Isla de Trinidad, y no escatimó en aseverar que eran seres hermosos; las plantas, los animales y hasta los colores del ambiente tropical caribeño con el que se enfrentaban estos europeos, le hace pensar a Colón que habían hallado “El Paraíso Terrenal”, el jardín del Edén, la tierra de la que Dios había expulsado al hombre por su pecado.


Otro articulo que te puede gustar: “1984” Distopia de George Orwel.


¿Estaba Colón convencido de que aquello era “El Paraíso Terrenal”?

 

El paraiso terrenal pensado por colon
El Jardín del Edén o “Paraiso Terrenal”, por Jan Brueghel tomado de: Wikimedia commons.

En sentido figurado o no,  tal vez fue la manera que Colón encontró para de decirles, y convencer, a los Reyes Católicos que su inversión en la empresa de descubrimiento de una nueva ruta comercial hacia el oriente, no había sido en vano.

Imaginemos por un momento el efecto que esta aseveración del Almirante podía ejercer sobre el imaginario social-religioso de unos reyes y un pueblo fervientemente católico.

Américo Vespucci despierta (américa)
Américo Vespucci despierta “America,” grabado del 1638, tomado de:

Pues, esta noticia tuvo tal impacto que muchos españoles sin ningún futuro promisorio en Europa, invirtieran todo lo que tenían en la empresa de viajar a América en búsqueda de riquezas.

El interés de España por estas tierras desconocidas aumentó de forma progresiva y a la vuelta de algunos años, gracias a los viajes de exploración del navegante y cartógrafo Américo Vespucio, se termina por comprobar que efectivamente habían descubierto un nuevo continente, una gran porción de tierras que venía a completar el mapamundi y a corroborar que la tierra no era plana como un plato, sino redonda como una naranja, un punto que interconectaría al mundo reduciendo la importancia estratégica de Constantinopla a su mínima expresión, un continente al que llamarían América, en honor a su verdadero descubridor.

Mapa mundi por Kepler
Mapamundi hecho por Johannes Kepler Tomado de WikimediaCommons

La Indias Occidentales, el nombre con elque se conoció por varios siglos el continente americano, se convirtió en el enclave del poder de la herencia de Roma en el mundo; a través del Sacro Imperio Romano Germánico –el imperio donde nunca se ponía el sol-   título ostentado por el monarca español Carlos V, la iglesia afianzó su poder y su extensión sobre la tierra, en un momento en que Europa se verá en medio de los hechos y  acontecimientos históricos más importantes que terminarán por dividir al cristianismo.

[anuncio_b30 id=2]

6. La Biblia de Lutero

De igual forma, un hito importante en la historia universal será la traducción al alemán que hiciera Martín Lutero de La Biblia en 1522, una traducción que revolucionó al mundo occidental en un momento donde, de forma paralela la Iglesia Católica está aumentado su dominio en la tierra gracias al proceso de conquista que adelantaba España en América.

Traduccion biblia del aleman por Lutero
La Biblia de Lutero, fotografía por Torsten Schleese, tomado de Wikimedia Commons

Hasta este momento -1522-, el monopolio de la lectura e interpretación de los libros sagrados de La Biblia era abrogado por la Iglesia Católica, de modo que cualquier edición hecha, era celosamente cuidada y revisada en los monasterios y escrita únicamente en latín, el idioma oficial del catolicismo.

La traducción de Lutero abre el camino, no solo para que se leyera la biblia en cualquier otro idioma distinto al latín, sino que, apoyado en el “reciente” invento de Johannes Gutenberg (1440) la imprenta con tipos móviles, masifica la lectura de La Biblia, la pone al alcance de todo el que pudiera leerla.

Lutero quemando una Bula
Lutero quemando una Bula papal de excomunión, Breul, H. tomado de: Wikimedia Commons.

Junto a las 95 tesis de Lutero -un conjunto de críticas contra el dogma y el poder de la Iglesia Católica publicadas en 1517- La Biblia luterana va a representar el punto de arranque de La Reforma Protestante. La Reforma no fue otra cosa que el levantamiento de una buena parte de los principados del norte de Europa y a los que se va a sumar la Reforma Protestante de Inglaterra, a favor de los preceptos luteranos y en contra del poder de Roma y del Emperador de España y del Sacro Imperio Romano Germánico Carlos V. La Reforma de Lutero puso en jaque el poder de la Iglesia que se mantuvo gracias al apoyo del Imperio Español y  produjo la división de Europa entre el norte protestante y el sur católico, permitiendo el surgimiento de todas las iglesias cristianas protestantes de la actualidad.

7. La toma de La Bastilla

Uno de los procesos históricos más icónicos es indiscutiblemente La Revolución Francesa. No es un secreto que su influencia en la filosofía política de la contemporaneidad resulta crucial.

En un sentido estricto La Revolución Francesa significó el punto de quiebre entre lo que se conoce como “El Antiguo Régimen” y los Estados Republicanos modernos de la actualidad. En ese sentido, significó la abolición del significado absoluto las monarquías y la religión en las personas, así como la estocada final contra los vestigios del sistema económico feudal.

La Libertad Francesa
La Libertad guiando al pueblo, pintura de Eugène Delacroix, tomado de: wikimedia Commons.

En un sentido estricto La Revolución Francesa significó el punto de quiebre entre lo que se conoce como “El Antiguo Régimen” y los Estados Republicanos modernos de la actualidad. En ese sentido, significó la abolición del significado absoluto las monarquías y la religión en las personas, así como la estocada final contra los vestigios del sistema económico feudal.

Varios factores convergieron para que el 14 de julio de 1789, el pueblo de París se levantara contra el régimen monárquico y tomara la prisión-fortaleza de La Bastilla.

La decadencia del Despotismo Ilustrado y el surgimiento de una clase burguesa cada vez más influyente y poderosa,  y con nuevas ideas filosóficas y políticas sobre la sociedad, ideas que se condensaron en el movimiento conocido como La Ilustración, o el Iluminismo;  la crisis económica en la que se vio sumida Francia durante esa época y puntualmente el establecimiento por parte del gobierno de la subida de los precios especialmente en rubros como los cereales y el pan. Sobre todo este último factor fue determinante para las masas populares, tras días de protestas contra la monarquía francesa, enardecidas asaltaran el poder y cortaran las cabezas de toda la familia real.

Video “Revolución Francesa”

La Revolución francesa en 14 minutos

Años atrás, en 1776, las Trece Colonias Británicas en América se habían levantado contra la monarquía Inglesa y habían constituido una república federal a la que llamaron Estados Unidos de América, lo que genera interpretaciones acerca de cuál de estos hechos históricos constituye una influencia directa respecto a los movimientos independentistas que se suscitaron en diversas partes del mundo y especialmente en Hispanoamérica.

De cualquier modo, estos dos hechos son indiscutiblemente antecedentes de la instauración de repúblicas modernas en el mundo. Pero, la toma de La Bastilla representó un acontecimiento histórico transcendental, cuyo significado atentaba directamente contra el dogma de que el poder se derivaba por una soberanía de origen divino que era infalible e imbatible. Esto generó para la época, un cambio de paradigma, una ruptura en el pensamiento político de las personas.

[anuncio_b30 id=2]

8. El Manifiesto Comunista

 

Manifesto Comunista
Primera edición del Manifiesto Comunista (Londres, 1848), tomado de: Wikimedia Commons

Seguramente podrás coincidir en que el suceso más icónico de la historia contemporánea universal, es la Revolución Francesa. Un elemento puntual gestado en este movimiento político es la clave para comprender, lo que se pudiera considerar como uno acontecimientos de mayor importancia: el surgimiento del capitalismo y su contraparte ideológica, El Comunismo.

¿Qué significado real tiene para la historia el surgimiento de la doctrina comunista y cual fu su proyección sobre los sucesos políticos y sociales de mayor relevancia durante el siglo XIX y XX?

El sistema republicano implantado en Francia a partir de La Revolución, traerá consigo tres variantes bien diferenciadas: la filosófica, expresada en la Ilustración y el racionalismo científico; la política, que proclamaba la democracia; y la económica, que se sustentaba en el liberalismo económico, expresión del Capitalismo.

El Capitalismo, aunado a un creciente desarrollo tecnológico que se apoyaba en la ciencia, produjo dos de las revoluciones más emblemáticas de la contemporaneidad: la primera y segunda Revolución Industrial, 1750-1840 y 1880-1914 respectivamente.

La Revolución Industrial significó un proceso histórico de grandes repercusiones para el progreso material de la humanidad, de donde salieron los grandes inventos tecnológicos que movieron el desarrollo de las grandes ciudades de occidente. Estos inventos, como la máquina de vapor, por ejemplo, permitieron que los productos de uso y consumo elaborados para ser comerciados, dejaran de ser artesanales y pasaran a ser manufacturas que cada vez más duplicaban su producción.

En ese contexto, va a ser emblemática la figura de la fábrica, grandes complejos de producción manufacturera dedicados a la elaboración de rubros específicos

Pero ¿quiénes hacían funcionar la maquinaria de una industria?

 

Obreros trabajando en un edificio industrial.
Obreros trabajando en un edificio industrial, tomado de: Wikimedia Commons

Por más tecnificada que fuera una fábrica, necesitaba de grandes contingentes de hombres, mujeres y niños que trabajaran en ella.

Durante el siglo XIX, las grandes urbes europeas como Berlín, París, Londres entre otras, van a experimentar un exorbitante crecimiento demográfico, provocado por el éxodo masivo de personas que abandonaron las zonas rurales para ir a las ciudades en busca de mejores condiciones de vida, a emplearse como obrero de una fábrica.

Mejores condiciones de vida que no eran tales, puesto que el crecimiento poblacional hizo crecer de igual forma las ciudades y dentro de ella la profusión de barrios populares dónde la miseria y las enfermedades estaban a la orden del día.

En las fábricas, mientras tanto, los obreros –como ya se dijo, sin discriminar hombres, mujeres o niños- eran explotados con enormes cargas de trabajo que debían cumplir hasta por 18 horas diarias, en las cuales era común morir por la fatiga o los accidentes laborales.

Pirámide del sistema capitalista, alegoría crítica del capitalismo
Pirámide del sistema capitalista, alegoría crítica del capitalismo. El proletariado trabaja para todos y alimenta a todos. Publicación sindical de 1911 de trabajadores industriales, tomado de: wikimedia commons

[anuncio_b30 id=2]

La liga de Los Comunistas

 

comunistas Karl Marx y Friedrich Engels
Karl Marx junto a Friedrich Engels , tomado de: Wikimedia Commons.

Obreros rebeldes e intelectuales proscritos encontraron causa común en defensa de la situación de la multitud de obreros que eran explotados en las fábricas, o los proletarios, como fueron llamados a partir de entonces.

En Londres van a confluir las experiencias de estos proletarios e ideas filosóficas como la enarbolada por el Socialismo Utópico El Comunismo, de modo que se irán formado paulatinamente redes de grupos clandestinos denominadas bajo el nombre de La Liga de Los Comunistas,   que poco a poco fueron saliendo a la luz hasta que en 1848 se publica el Manifiesto del Partido Comunista, cuya autoría es atribuida a Karl Marx y a Friedrich Engels.

“Proletarios del Mundo Uníos”

 

Este manifiesto era un llamado, como lo dice textualmente, a todos los proletarios del mundo para que se unieran a la causa. Y esta causa no era otra que abolir el sistema capitalista de producción de riqueza, siguiendo la lógica del planteamiento del filosófico alemán Karl Marx “el materialismo histórico dialectico”, según la cual, a través de la lucha de clases sociales, era que se impondría un nuevo sistema más justo, en el que no hiciera falta explotar a nadie para generar productos: el comunismo.

Explicado de un modo muy simple, las etapas dialécticas (oposición o lucha de contrarios) que debían seguirse para abolir el capitalismo eran: capitalismo: etapa en la que los medios de producción están en manos de la burguesía (es decir, la clases social que había suplantado a las monarquías luego de la Revolución Francesa)– socialismo: etapa en que el Estado o Dictadura del Proletariado expropia los medios de producción para acelerar el proceso de producción de riqueza hasta llevarlo a su máxima expresión – Comunismo: etapa en la que se abole el Estado, luego de que este hubiese repartido toda la riqueza generada por los medios de producción, en partes iguales para todos.

la ideología comunista soviética: Karl Marx, Friedrich Engels, Vladímir Lennin , y Josef Stalin
Cartel con los rostros más representativos de la ideología comunista soviética: Karl Marx, Friedrich Engels, Vladímir Lennin , y Josef Stalin tomado de Wikimedia Commons

Rápidamente la chispa del comunismo se extendió por toda Europa, pero irónicamente en ninguno de los países industrializados, en los que había una poderosa clase burguesa, el ensayo de La Dictadura del Proletariado se pudo aplicar, sino que más bien logró concretarse años más tarde en Rusia, uno de los países menos desarrollados desde el punto de vista industrial a comienzos del siglo XX.

La Unión Soviética, y todo lo que significó este régimen desde 1917 hasta 1990 con su desaparición tras la caída del Muro de Berlín, fue la expresión concreta de la aplicación dogmática de las ideas comunistas del siglo XIX; esta vasta potencia militar y económica jugará un papel crucial junto a los Estados Unidos durante el siglo XX, en medio de lo que se conoció como La Guerra Fría, consecuencia bélica inmediata de la Segunda Guerra Mundial.

Descubre con nosotros cómo la dinámica del capitalismo obligó a Europa a salir de sus fronteras en búsqueda de materias primas, un factor desencadenante de las dos Guerras Mundiales del siglo XX.

9. El tratado de Versalles

 

Tanto el Imperio de Napoleón Bonaparte –luego de dar un golpe de Estado a la República- que desde 1799 hasta 1814 había adelantado una incesante campaña conquistadora dentro y fuera de Europa, así como la dinámica propia del capitalismo industrial, empujó a Europa a durante todo el siglo XIX a la expansión de sus dominios de ultramar en busca de materias primas, necesarias para dinamizar las fábricas.

Napoleon a través de los Alpes
Napoleón atravesando Los Alpes, por Jacques-Louis David en 1805, tomado de Wikimedia Commons.

Las disputas generadas por las potencias europeas, tanto en las fronteras propias del viejo continente, como en Asia, África y Oceanía durante todo el siglo XIX, fueron el caldo de cultivo para los conflictos bélicos sucesivos que degeneraron en la Primera Guerra Mundial (1914-1918).

Esta guerra en la que se enfrentó la Alemania del Segundo Reich contra los Aliados representados fundamentalmente por Francia, Rusia y el Reino Unido, generó las condiciones políticas que desencadenaron una buena parte de los eventos políticos y bélicos más importantes del siglo XX.

A su término, en 1918, se estableció un tratado en el cual se firmaba la paz entre las potencias en cuestión, y en el que al país derrotado, en este caso Alemania, se imponían una serie de condiciones económicas y políticas humillantes, que implicaban la pérdida, en manos de Francia de territorios, dentro del continente europeo, considerados como alemanes.

El Tratado de Versalles se convertirá para los Alemanes, en un símbolo de la humillación a la que eran sometidos por parte de las potencias aliadas. Fue firmado en 1919 dentro del vagón 2419-D, un vagón restaurant de tren, dentro del cual años después Hitler haría que Francia firmara su rendición en símbolo de la venganza consumada.

El Tratado de Versalles fue firmado en el vagón 2419-D
El vagón 2419-D, tomado de Wikimedia Commons

Tras estas condiciones, Alemania entrará en un traumático proceso de crisis psicológica nacional, que le llevará a la búsqueda de salidas políticas claras y radicales para sacarse la humillación del Tratado de Versalles.

El Tratado de Versalles constituye la principal causa de la Segunda Guerra Mundial. El surgimiento de Adolf Hitler como líder fundamental del Nacional Socialismo Alemán y su retórica bélica en contra de quienes había humillado a su país, es lo que llevará a asentar su régimen de corte fascista ampliamente apoyado por las masas sedientas reivindicación nacionalista.

Lo que sigue a la ya consabida segunda derrota de Alemania en 1945, va a ser, en sentido estricto, el choque en Berlín de las dos potencias que derrotaron al poderío Nazi, Estados Unidos y la Unión Soviética, esto marcó inmediatamente el comienzo de la Guerra Fría y una era trágicas de expectativas de mutuo aniquilamiento nuclear entre estas dos potencias, con el antecedente inmediato de los bombardeos atómicos de EE.UU a las ciudades japonesa de Hiroshima y Nagasaki.

[anuncio_b30 id=2]

Tal vez te puede interesar: Es posible detectar armas nucleares ilegales

10. La caída de las Torres Gemelas

 

Torres gemelas antes de caer.
La Estatua de la Libertad y,detras de esta, las torres gemelas antes de derrumbarse, tomado de: Wikimedia Commons

El 11 de septiembre de 2001 marca el inicio del siglo XXI, inicio trágico, pero que ha determinado muchos de los acontecimientos vividos por la humanidad hasta este instante en que estás leyendo esta entrega de Los 10 acontecimientos históricos más influyentes para la humanidad.

Atentados a las torres gemelas.
Los atentados terroritas, por Robert J. Fisch, tomado de: Wikimedia Commons.

Cómo interpretar los ataques suicidas del grupo yihadista Al Qaeda a la sede del  World Trade Center en la ciudad de New York, más allá de la guerra entre dos modelos, dos patrones de civilización. La creciente occidentalización de los sistemas políticos en todo el mundo no siempre ha sido un proceso pacífico y libertario para algunas naciones.

Las complejas relaciones sociopolíticas y culturales del mundo islámico son todo un reto para el hombre occidental, que mira estupefacto el ascenso de Donald Trump al principal asiento de La Casa Blanca, la amenaza nuclear de Corea del Norte, el desarrollo de la Guerra Civil en Siria y los ataques terroristas a ciudades europeas atribuidos al denominado Estado Islámic

Video  recomendado: “Conflicto en Siria y Surgimiento del Estado Islámico”:

Explicación didáctica del conflicto en Siria y por qué Estado Islámico se alzó en armas

 

El 11-S significó la apertura de una puerta de la civilización occidental hacia el miedo al terrorismo, un miedo que muchos líderes ha sabido capitalizar políticamente, una vuelta hacia los autoritarismos y a la intolerancia cultural, racial y religiosa. Un buen momento, un buen punto en el camino para detenerse y mirar atrás, repasar, sea para aprender o no, de los hechos, los procesos, los sucesos y los acontecimientos históricos más importantes, los que han marcado profundamente las sociedades en las que vivimos.

Si te gustó compartelo con un amigo/a.

Los 10 acontecimientos históricos más importantes
5 (100%) 5 votes

  •  
    38
    Shares
  • 7
  •  
  • 31
  •  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here