Acoso laboral: ¿Una esclavitud en el trabajo?

acoso laboral
#procrastinfacil #acosolaboral
El acoso laboral o mobbing, como su propio nombre lo indica, es un tipo de bullying que ocurre dentro del ámbito laboral. Por lo general, solemos escuchar acerca del acoso sexual dentro del trabajo, pero sabemos que no es el único y que no son solo las mujeres las que pasan por este tipo de situaciones. Hablamos de algo que en el mundo competitivo donde vivimos podemos tomarlo como “natural´´, pero el acoso laboral puede significar que al encontrar ese trabajo prometedor que nos puede sacar adelante, realmente nos haga chocar con una pared que nos hace la vida imposible, sin contar que en la mayoría de los casos no es solamente nuestra vida la que dependerá de este empleo, sino la de nuestra familia.
 

Te puede interesar: 

El lado oscuro de la tecnología


 
 
acoso laboral
La famosa película protagonizada por Meryl Streep y Anne Hathaway (El Diablo viste a la Moda), donde el tema central es el acoso laboral, es un ejemplo de los efectos de esta esclavitud moderna. Al final, la película nos deja una moraleja bastante interesante. Fuente: elcineenlasombra.

 

Se considera acoso laboral a todas aquellas vejaciones, humillaciones y manipulaciones que un compañero laboral (o jefe) esté ejerciendo sobre el trabajador.

¿Cómo identificar el acoso laboral?

 

¿En qué momento esas “bromas´´ entre compañeros, o esos “favores´´ en motivo del “bienestar´´ de la empresa sobrepasan la línea del gaje del oficio y se convierte en un abuso?

Hay varios tipos de acoso laboral, como aquellas que suelen suceder entre compañeros de la misma jerarquía laboral, y aquellas que se dan entre la persona con más rango dentro de la empresa y el que está a nivel menor.

Es muy sabido que la competencia dentro de las empresas puede abarcar desde la búsqueda de atención del jefe, para buscar un mejor puesto de trabajo dentro de la empresa, o sencillamente para conservarlo. Muchas veces nos cuesta admitir que pueden ser los mismos jefes los que propicien esta competencia que no es para nada sana, con la finalidad de generarle a la compañía un personal calificado. Pero muy lejos de esto, la situación puede tender a convertirse en un ambiente completamente hostil donde el afectado central puedes ser tú, por lo que en estos casos el acoso laboral está en ambas direcciones, es decir entre los mismos compañeros y la persona de más rango.

 No obstante también hay situaciones donde el ambiente tóxico se reduce a los compañeros y a los ojos ciegos del jefe, donde por lo general el conflicto puede centrarse en la escalada de los puestos de trabajo.

Signos de acoso laboral

 

acoso laboral
Hay muchos signos que nos permite identificar el acoso laboral. Presta atención a los más resaltantes. Fuente: linkedin.

 

  • Las burlas

Para evitar este tipo de situaciones hay cosas que deberías evaluar por tu salud mental, y reconsiderar si son “normales´´. El primer signo de alarma comienza con las burlas, pudiendo llegar a ser común en aquel personal que tiene años de trabajo juntos, y que a su vez, coexista amistad y confianza, por lo que las bromas podrían estar dentro lo normal, pero lo que no es normal es que te veas obligado a pasar por situaciones vergonzosas como las bienvenidas de iniciación, o por aquellas burlas que son realmente ofensivas y te hacen sentir muy mal, ya que muy probablemente lleguen a afectar tu autoestima y el desempeño en tu trabajo. Así que sencillamente no es aceptable.  

  • Los rumores falsos

Otro signo de alarma son los rumores falsos que comienzan a correr sobre ti, aunque ciertamente es inevitable que pueda existir algún roce entre compañeros, hay comentarios que exceden cualquier prudencia. Estos rumores generalmente tienen que ver no solo con tu desempeño laboral sino también con tu vida personal, lo cual resulta bastante delicado.

  • Reducción de personal o reglas estrictas

A pesar de que las situaciones pueden llegar a ser tan extremas, como en el acoso sexual dentro del trabajo, o como aquellas que llegan a afectar tu estilo de vida fuera del trabajo, hay otros tipos de acoso laboral que puede darse por parte de los directivos, como por ejemplo cuando hay reducción forzada de personal o cuando intentan (o mejor dicho obligan) al personal a regirse por una actitud moldeada tanto dentro como fuera de la empresa, en este último caso es muy común obligar a los trabajadores a seguir una corriente política o enajenada que convenga a la empresa.


Te puede interesar: 

Top mejores webs–> FREELANCERS


¿Es buena idea plantearme dejar el empleo?

 

acoso laboral
Fuente: concilia2.

 

Lo más natural es que lo primero que pase por nuestras mentes sea la idea de salir corriendo del puesto del trabajo y no volver más nunca, y no metafóricamente hablando. Pero en la edad adulta, no es fácil aceptar el hecho de que debemos considerar abandonar el puesto de trabajo si hay personas además de ti que dependen de eso, y aún más, si fue de gran dificultad conseguirlo.

Hoy en día, la mayoría de los países cuentan con organismos legales que se encargan de abordar estas irregularidades laborales en pro de los derechos.

A pesar de esto, la manera en la que asumimos las cosas obviamente depende de nosotros, y es fundamental manejar de forma adecuada el problema acudiendo a estos organismos. Por muy difícil que parezca la lucha es necesaria, aunque lleguemos a creer que “no podría ser para tanto´´ o que es “imposible´´.

  • En primer lugar, debemos ser objetivos con lo que sucede a nuestro alrededor, ya que no es fácil tomar decisiones cuando se trata de algo tan importante en nuestras vida como nuestro trabajo, pero hay que tener muy claro que también nuestra integridad y salud mental están por encima de esto y nadie tiene el derecho de hacerte sentir menos.

 

  • En segundo lugar, debemos plantearnos interrogantes sobre la actitud de nuestros compañeros, y si nuestros superiores están al tanto o no de la situación. Dependiendo de cómo sea el caso, los especialistas dan consejos de cómo se debe manejar la situación, y un aspecto importante es que primordialmente se intente mantener la calma y ser prudentes dentro de lo que se pueda, al momento de dejar al tanto de la problemática a los superiores o al momento de llevar el caso a los ámbitos legales de ser más grave, así que esto es clave. De ser posible, recomiendan recabar pruebas de que estamos siendo acosados, comentar nuestra situación con amistades y familiares cercanos, ya que es indispensable tener un apoyo moral y sentir que no estamos solos.

 

Recomendado: TOP películas sobre acoso laboral.

Conclusión

 

Una vez que entramos a una nueva empresa, hay muchos obstáculos que se tienen que superar, si queremos escalar a niveles mejores, pero no siempre depende de nosotros. De hecho, muchas situaciones negativas que nos rodean pueden superarnos, y no necesariamente es nuestra culpa, por lo que tampoco debemos aceptar situaciones que nos minimicen como personas y el acoso laboral es una de ellas.

Si tus relaciones en el ámbito personal se ven afectadas, si tu calidad de vida se ve reducido, si crees que no vale la pena, busca ayuda profesional y legal de ser necesario, si no quieres ver como los demás aspectos de tu vida se desmoronan a causa de las consecuencias que el acoso laboral conlleva. ¿Podrías elegir sobre tu felicidad, tu salud, tus relaciones personales, tu integridad como persona y profesional, un sueldo que te da más desdichas que la estabilidad que se supone que debería brindarte?

Acoso laboral: ¿Una esclavitud en el trabajo?
5 (100%) 1 vote