Qué es un afiche, características y elaboración

Su nombre proviene del francés “affiche” que se deriva, a su vez, del término latín “affictum” que significa “pegado a” o “fijado”. Es un material de apoyo gráfico que a través de imágenes llamativas, más textos cortos y contundentes busca captar la atención del lector y llevar un mensaje claro, que pueda ser comprendido desde el primer momento. No es un libro, por tanto no pretende desarrollar un tema, tampoco es un collage de imágenes al azar. Es un diseño equilibrado entre ilustraciones y texto, cuya finalidad es generar un impacto visual para que el mensaje quede resonando en la cabeza del lector por un buen tiempo. Puede utilizarse para publicidad o con fines informativos, por esto deben colocarse en paredes o murales de sitios públicos. Dependiendo de la finalidad del afiche será el lugar donde se va a colocar, esto varía de acuerdo a la población objetivo a quien va dirigido; es decir, si es un afiche que publicita, por ejemplo, un concierto de rock, éste debería colocarse en sitios públicos frecuentados por jóvenes.   

Afiche ejemplo
Advertisement

Importancia:

Advertisement

Los afiches son utilizados para múltiples fines, pero en general son un medio de comunicación gráfica importante al momento de llevar un mensaje para una población específica. Los afiches informativos, por ejemplo, llevan un mensaje al lector cuya finalidad es informar sobre un hecho, actividad o evento. Estos son muy útiles e importantes, ya que a través de imágenes motivan al lector para informarse sobre un tema específico; además, anexa textos cortos con la información detallada del lugar, fecha y hora de un evento o actividad.

También pueden usarse afiches para promocionar un servicio o producto, de hecho, estos son los más utilizados, y buscan captar la atención de posibles clientes o consumidores para así incrementar sus ventas; entonces podemos decir, que son un medio publicitario importante puesto que, gracias a su creatividad y diseño llamativo, logran catapultar una marca o empresa en el campo comercial. Un ejemplo de ello son los afiches publicitarios de la empresa Coca-Cola.

Afiche Coca-Cola

Características de un afiche:

  • Debe ser llamativo y entenderse fácilmente.
  • Comunica un mensaje que debe ser pegajoso para que se grabe en la memoria de los lectores.
  • Pueden leerse de forma rápida (mientras se va caminando o conduciendo).
  • Lenguaje sencillo.
  • Cuentan con una estructura jerárquica: Lo más importante se encuentra al principio.
  • Se colocan en lugares públicos.

Debe poseer tres características básicas:

  1. Imagen y/o gráfica: Enfatiza el producto o mensaje.
  2. Slogan: Texto breve, fundamental para entregar el mensaje.
  3. Datos informativos: Fechas, lugares, direcciones, números de contacto.
Afiche con sus diferentes partes

Cómo elaborar un afiche:

Para realizar un afiche se deben establecer dos cosas importantes: Cuál su finalidad y a quién va dirigido, con estos datos se puede decidir dónde irá colocado. Antes de su elaboración se debe tener conocimiento de las partes el mismo. Estas son:

  • Título o encabezado: Es lo que representará el producto, se puede diseñar un logotipo propio. Se sitúa en la parte superior del afiche con la fuente más grande, debe ser corto, para no aburrir al lector (no más de 15 palabras).
  • Cuerpo: Luego del encabezado debe haber una o dos oraciones que complementen el mensaje, pueden ser más largas que éste, pero lo suficientemente cortas para mantener la atención.
  • Firma: Se coloca el nombre de la empresa, marca publicitaria o del grupo encargado de la actividad. Incluye la información de contacto como: Dirección, número telefónico, redes sociales, lugar, fecha y hora (en el caso de ser un evento).
Afiche informativo

Pasos en la elaboración de un afiche:

Creación de un Slogan:

Diseña un mensaje breve y creativo que sea contundente y pegajoso para resumir el propósito del afiche.

Slogan

Selección de la imagen:

No debe estar sobrecargado de imágenes, escoge una o dos máximo, con alta resolución para que no pierda nitidez a la hora de imprimirlo. Este es el componente más importante del afiche, ya que establece un contacto inmediato con el lector en un primer momento, sin necesidad de mayor reflexión. Las imágenes se quedan más tiempo en la memoria que el texto y determinarán si la población objetivo leerá o no el resto de la información.

Decisiones

Escoge el tamaño:

No debe ser un afiche demasiado grande, porque pueden ser muy costosos y si los ubicas en espacios pequeños pueden abrumar al lector. Los afiches para interiores de aproximadamente 28 x 40 cm son más que suficientes; los más grandes son generalmente para exteriores en edificios o vallas publicitarias

Tamaños de afiches

Los colores:

Usa colores que destaquen y combinen tanto con la imagen, como con el texto, por ejemplo: Texto blanco sobre papel rojo, texto negro sobre papel amarillo. No uses demasiado color para no abrumar al lector.

Colores

Busca tipografías llamativas:

El mensaje debe leerse a distancia, puesto que las personas pueden encontrarse en movimiento mientras lo leen. Al evaluar el afiche, posiciónalo y retrocede al menos 5 metros, si puedes leerlo y detallarlo sin problemas, tu afiche es el adecuado. Trata de no usar más de tres tipo de fuentes, las letras del encabezado serán las más grandes seguidas de las del cuerpo y la firma.

Tipografía

Crea bocetos:

Antes de elegir el resultado final, prueba con diferentes diseños alternando los colores, imágenes y tipo de texto. Cuélgalos y pide opinión de otras personas con conocimientos sobre el tema.

Impresión del afiche:

Una vez terminado el afiche procede a escoger entre las diversas opciones para imprimirlo, si no cuentas con mucho presupuesto, puedes imprimirlo directamente desde la computadora, pero debes escoger el papel adecuado que sea resistente para lograr que las imágenes y los colores luzcan vivos y sean llamativos. Las tiendas de impresión pueden usar un papel más grueso y darle brillo a tu afiche, lo que se traduce en más lectores y, por ende, más posibles consumidores.

impresión de afiches

¡Pero que no te detengas por tu presupuesto! Si tu afiche no estará expuesto a la inclemencias del clima, puedes imprimirlo tú mismo; incluso, si no cuentas con una impresora puedes diseñarlo a mano, la importancia radica en la creatividad con la que esté diseñado y que sea llamativo, fresco y entendible, para que incite a leerlo de manera rápida quedándose por horas en la memoria.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.