Si alguna vez te has preguntado sobre la existencia de una Divinidad y tu respuesta no consiste en negarla completamente (ateísmo) pero tampoco afirmarla (teísmo) sino más bien una postura neutral que no acepta ningún extremo, entonces probablemente seas un agnóstico. Hoy te explicaremos los detalles que debes tener en cuenta para considerarte o reconocer a uno.

Advertisement

Origen del término y personajes famosos

Advertisement
Thomas Henry Huxley.
Retrato Thomas Henry Huxley.

La primera figura antigua que esbozó una idea de lo que posteriormente se conoció como agnosticismo se atribuye a Protágoras.

En tiempos posteriores, el término propiamente fue acuñado por Thomas Henry Huxley; científico del Reino Unido conocido por su ardua labor divulgativa y el debate de Oxford sobre la evolución (1860) junto al obispo de Samuel Wilberforce en donde mostró una crítica mordaz contra los dogmas religiosos.

Robert Green Ingersoll mejor conocido como el “Gran Agnóstico” fue un político Americano que influyó en el desarrollo del librepensamiento.

Carl Sagan fue un importante divulgador científico que enseñaba ciencia con mucho entusiasmo y abogaba por un pensamiento crítico lejos de dogmas.

CARL SAGAN,QUIEN FUE Y PORQUE ES EL CIENTIFICO MAS HUMANISTA

Bertrand Russell con su famoso libro “¿Por qué no soy cristiano?” afianzó el agnosticismo de manera racional y filosófica de forma magistral. Aunque él mismo confesaría que se consideraba ateo en cuanto a la idea de dios pero más bien agnóstico en cuanto a otros tipos de inteligencia superior.

Tipos de agnósticos

Advertisement
agnósticos
En la imagen podemos ver las 4 grandes ramas teológicas que existen, cada una se divide en una rama fuerte o atea y una débil o teísta. En el círculo rosa izquierdo están los teístas (creen en una o varias divinidades), en el círculo amarillo derecho los ateos (niegan la existencia de las divinidades), en el círculo azul superior los agnósticos (no afirman ni niegan la existencia de divinidades) y en el círculo gris inferior los gnósticos (creen en una Divinidad que solo se alcanza a través de lo místico).

Como en la mayoría de veces, existe a su vez, una subclasificación de agnósticos.


1. El agnóstico fuerte o estricto (pesado, epistemológico y absoluto)

Estipula que nadie puede determinar si existe o no una deidad a través de una experiencia objetiva ya que la subjetividad humana está presente de manera imperante.

2. Agnóstico leve (débil, abierto, empírico, temporal)

Advertisement

Señala que, aunque actualmente no se puede conocer sobre la existencia o inexistencia de las Divinidades, existe la posibilidad de que en el futuro, con evidencia suficiente, pueda conocerse más al respecto.

3. Agnóstico ateo

Postura en la que, pese a que la persona desconoce la existencia o no de una Divinidad, de cualquier manera no creería.


4. El teísmo agnóstico

Señala que, a pesar de no conocer la existencia de una divinidad, de igual forma cree en ella.


5. El agnosticismo pragmático

De hecho, no hay prueba a favor o en contra de la existencia divina.

6. Agnóstico apático (apateísmo)

Advertisement

 Considera que la existencia de una divinidad carece de importancia ya que no tiene un efecto práctico en la vida humana.

7. Ignósticos

Los ignósticos se enfocan más en la definición del concepto de en vez de repara en la existencia de las Divinidades.

Diferencia entre agnósticos, ateos y gnósticos

dudas

Parece tentador asociar el agnosticismo con el ateísmo pero en realidad son dos posiciones distintas. El agnóstico es esencialmente una postura equilibrada que oscila entre la afirmación y la negación de una divinidad y no se preocupa por demostrar la existencia de alguna Divinidad porque lo considera como una meta inalcanzable para la compresión humana. El ateísmo, en cambio, niega la existencia de una Divinidad sin necesidad de pruebas o experiencia subjetiva.

Por otro lado, una de las corrientes con las que se confunde más fácilmente el agnosticismo es con los gnósticos debido a la similitud del origen de ambas palabras. Sin embargo, el gnosticismo en la era cristiana se dividió en su rama cristiana propiamente y una pagana (considerada como herética) y su objetivo fundamental consistía en llegar a lo divino a través de lo místico y el conocimiento profundo del ser en sí mismo (gnosis).

Argumentos a favor del agnosticismo

Robin Le Poidevin es un profesor de filosofía actual que se interesa por la Filosofía de la Religión, sostiene argumentos a favor de un agnosticismo modesto:

  •  No hay una base firme sobre la cual juzgara que el teísmo o el ateísmo son intrínsecamente más probable uno que el otro.
  • No hay una base firme sobre la cual juzgar que la evidencia total favorece al teísmo o al ateísmo sobre el otro.

Argumento en contra del agnosticismo

Advertisement

Existe también la contraparte que destaca una postura agnóstica más ambigua. Esta forma resulta así porque el conocimiento es más fuerte (en el sentido lógico) que la permisibilidad racional: Puede ser racionalmente permisible creer en proposiciones que no se sabe que son verdaderas, pero una proposición no puede ser conocida por alguien que no se permite a sí mismo ser racional.  En esta sección, la pregunta es si esa conclusión, si se establece, podría fundamentar un argumento exitoso contra el agnosticismo fuerte.

Puede ser tomado de la siguiente manera:

  • (1) El ateísmo (entendido como la negación del omniteísmo) es muy probablemente cierto.
  • (2) Si el ateísmo es muy probablemente cierto, entonces la creencia atea es racionalmente permisible.
  • De (1) y (2) se sigue que:
  • (3) La creencia atea es racionalmente permisible.
  • (4) Si el agnosticismo fuerte (sobre el omniteísmo) es verdadero (es decir, si se requiere racionalmente retener el juicio sobre la verdad o falsedad del omniteísmo), entonces la creencia atea no es racionalmente permisible.
  • De (3) y (4) se deduce que:
  • (5) El agnosticismo fuerte (sobre el omni-teísmo) es falso.

Conclusión

Después de leer el artículo ya sabrás probablemente si considerarte o no agnóstico. Lo que es cierto es que todo depende de los elementos que conformen tu punto de vista y cuál se adapta más a tus necesidades personales y hasta culturales. Como hemos señalado a lo largo del texto,  ser agnóstico va mucho más allá de una postura neutral y sorprende a más de uno identificándose con ella.

Advertisement

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.