¿Realmente el alcohol en bajas dosis es bueno para tu salud?

¿El alcohol puede ayudar a la salud?

Este es uno de los consejos que mayormente escuchas cuando asistes al doctor por alguna afección cardiaca: Tomar una copa de vino o un vaso de cerveza todos los días podría evitar una afección cardiaca y así tener una vida sana. Pero recientes investigaciones podrían poner en serio cuestionamiento la veracidad de dicha recomendación y muestra las causas que podría acarrear este pequeño gusto de alcohol en tu salud

Los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos o “NIH” por sus siglas en inglés han comenzado un ensayo clínico valorado en  US$ 100 millones que busca demostrar si una mínima ingesta de alcohol diaria realmente tiene el impacto beneficioso sobre la salud que los médicos siempre afirman.Tomar licor a bajas dosis

Lo sorprendente de esta investigación son las empresas que están financiando dicho proyecto. Cinco de las más importantes empresas cerveceras alrededor del mundo (Anheuser-Busch InBev, Heineken, Diageo, Pernod Ricard y Carlsberg) prometieron a los institutos fondos por alrededor de US$ 67,7 millones, según afirma Margaret Murray, Directora del Programa Mundial de Investigación sobre Alcohol del Instituto Nacional de Abuso de Alcohol y Alcoholismo.


Los mejores juegos para beber alcohol en grupo


Varios científicos se encuentran preocupados por este financiamiento ya que esto puede acarrear un tráfico de influencias en la ciencia y desviar el enfoque de los resultados. Con respecto a este hecho Marion Nestle, profesora de nutrición y estudios alimentarios de la Universidad de Nueva York le afirma a New York Times lo siguiente: “Las investigaciones demuestran que la investigación patrocinada por la industria casi invariablemente favorece los intereses del patrocinador de la industria, incluso cuando los investigadores creen que son inmunes a tal influencia”.

El ensayo pretende ser aplicado en más de 8000 voluntarios de 50 años o más ubicados en Estados Unidos y en países de Europa, África y América del Sur. Serán sometidos a pruebas que van desde convertirse en abstemios (quien no bebe líquidos alcohólicos) hasta beber diariamente una cerveza (¡seguramente esta segunda prueba tendrá más adeptos!). Al final esta prueba detectará cual grupo de voluntarios sufre de más ataques al corazón, ACV o muertes.

A pesar de que la hipótesis que beneficia la idea de que el consumo de alcohol en bajas dosis sería bueno para nuestra salud, ya varios estudios en menor escala han comenzado a contradecir este hecho. Un informe realizado en el 2017 (1) determinó una fuerte relación entre el aumento del cáncer de mama pre y post menopaúsico y el consumo de alcohol en bajas cantidades pero diariamente.

Otro estudio (2) también manifiesta un aumento de la tasa de fibrilación auricular entre pacientes que consumen alcohol moderadamente. Sin embargo, los que defienden esta hipótesis que data desde hace 100 años cuando Johns Hopkins publicó los primeros gráficos que mostraban que los bebedores moderados tenían una mejor y más larga calidad de vida, ponen en relevancia señalaron los beneficios que tienen el llamado efecto “anti-coagulador” del alcohol en el aumento del llamado colesterol bueno lo que controla la coagulación sanguínea.


Dosis mortal de café para el ser humano


¿Quiénes son los responsables directos del Estudio?

Este estudio será realizado en varias partes del mundo y uno de los investigadores asociados es el Dr. George F. Koob, quien es Director del Instituto del Alcohol, y que defiende la independencia de los resultados del proyecto de las fuertes económicas que contribuyen a la realización del mismo. “Este estudio podría ser totalmente contraproducente en la industria de bebidas alcohólicas, y van a tener que vivir con ese hecho”, Afirma Koob.¿Poco alcohol ayuda a la salud?

Sin embargo, sus vínculos con la industria del alcohol son bastante sobresalientes ya que desde 1999 a 2003 participó en el Consejo de Asesoría Médica de la Fundación de Investigación Médica de Bebidas Alcohólicas un grupo industrial que también le proporcionó subvenciones de investigación de hasta $ 40,000 al año entre 1990 y 1994, dice John Bowersox, portavoz del Instituto de Alcohol de los NIH. Incluso la Universidad de Harvard que funge como centro de este ensayo clínico, recibió US$ 3,3 millones de la Fundación para el Avance de la Responsabilidad por el Alcohol, que está dirigida por destiladores para establecer una cátedra dotada en psiquiatría y ciencias del comportamiento.

Pernod Ricard a través de su portavoz Sandrine Ricard, subdirectora de responsabilidad social corporativa de la empresa defiende su participación en el proyecto subrayando lo importante que podría ser hacia el futuro. “Nunca hemos visto un estudio de tal alcance o calibre… Tenemos esperanza en los resultados serán buenos” dijo Ricard. También Gemma R. Hart, vicepresidenta de comunicaciones de Anheuser-Busch enfoca esta inversión como parte de los esfuerzos que la empresa realiza en aras de promover el consumo responsable de alcohol en el mundo.

El líder de este proyecto el Dr. Kenneth J. Mukamal ha publicado docenas de artículos sobre los beneficios para la salud del consumo de alcohol, dijo que no sabía que las compañías alcohólicas estaban apoyando financieramente la investigación.


Breve estudio sobre eso que masticas y su sabor


Además del financiamiento, otros problemas que enfrentará dicha investigación es que no van a caracterizar a los voluntarios de este ensayo por género. Es bien conocido que las mujeres son más suceptibles a los efectos tóxicos del alcohol y metabolizan el alcohol más lentamente que los hombres y antes eso la doctora Anne McTiernan, médica e investigadora del Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson en Seattle manifiesta su preocupación de la siguiente manera:

“Según lo planeado actualmente, el ensayo sobre el alcoholismo hace la suposición de que los hombres y las mujeres son los mismos biológicamente, y eso no es cierto”.

Pese a toda esta problemática a encarar y las dudas que surgen a partir del financiamiento del proyecto, los resultados del mismo, serán esperados por la comunidad científica y el público en general con gran expectación. El negocio del alcohol desde tiempos de la “ley seca” en la década de los 20 hasta de una u otra forma ha sido un negocio altamente lucrativo. La preocupación, radica también, es que cualquier descubrimiento apoyando los beneficios del alcohol podría ser mal interpretado. Quizás si escuchas que hay algo de beneficio en una dosis baja de alcohol simplemente escuchará que el alcohol es bueno para usted, y algunos dirán, ‘Puedo beber toda la cerveza que quiero’, lo que acarrearía un cambio totalmente negativo al resultado deseado.

¿Realmente el alcohol en bajas dosis es bueno para tu salud?
¿Qué tal te pareció el post?