Es el día de San Valentín y tienes una cena romántica con tu futura pareja, entre coqueteos y copas van degustando las primeras entradas. De repente, comienzas a sentir una molestia en la garganta, es como un hormigueo que, progresivamente, te impide tragar y respirar. Además, tu ser amado te mira aterrorizado, pues tu cara se ha deformado e hinchado súbitamente. El cóctel de camarones junto con tu sistema inmunitario te pasaron una mala jugada: resultaste con alergia a los mariscos.
 

Te puede interesar:

Un breve estudio sobre eso que comes y su sabor


El sistema inmunitario o sistema de defensas

 

alergias
Representación carticaturesca de las células del sistema inmunitario. Fuente: static.wixstatic.

 

Todos los organismos vivos están constantemente expuesto a sustancias y patógenos capaces de causarles algún daño; para su protección, muchos de estos organismos cuentan con barreas físicas o químicas que impiden el paso de los agentes agresores. En el ser humano, además de estas barreras, existe un sistema complejo de órganos, células y moléculas especializadas conocido como sistema inmunitario, que trabaja articuladamente para reconocer una variedad de amenazas potenciales, como virus, bacterias, hongos, parásitos y otros elementos extraños al organismo, y a través de diferentes mecanismos celulares y moleculares, consigue eliminar o bloquear la acción de estas amenazas que pudieran causar enfermedades.

Los alérgenos y las alergias

 

Tipos de alérgenos (desencadenantes de alergias). Fuente: cocooking.

 

Así como nuestro sistema inmunitario nos protege de todo aquello que pueda enfermarnos, también puede reconocer como extraño ciertos elementos inofensivos del medio ambiente y de los alimentos, confundiendo sustancias inocuas para la mayoría de las personas, como agentes agresores (en un no tan pequeño porcentaje de la población). A estas sustancias se les conoce como alérgenos.

 

Los alérgenos son los causantes de las alergias, que no son más que una reacción exagerada del sistema inmunitario hacia una determinada sustancia.

Cuando tu cuerpo percibe como amenaza a una sustancia inofensiva que se encuentra en el medio ambiente, el sistema inmunitario, para combatir esta amenaza, produce unas moléculas específicas conocidas comúnmente como anticuerpos o inmunoglobulinas (Ig), principalmente del tipo IgE. Estos anticuerpos interaccionan con células del sistema inmunitario y causan la producción y liberación de histaminas y otros compuestos químicos que causan los síntomas característicos.

Los síntomas van desde la hinchazón, ojos llorosos, estornudos, rinitis, urticaria. Hasta, incluso, personas que desencadenan una hiperactividad bronquial cuyo resultado final es el asma; estas son reacciones clasificadas como leves o moderadas y no causan mayor problema.

Sin embargo, en otras oportunidades se puede experimentar una reacción alérgica exagerada e incluso una reacción potencialmente mortal llamada anafilaxis. La sintomatología principalmente va a depender del alérgeno y cómo este entra en contacto con el cuerpo.

Entre los alérgenos más comunes se encuentran:

  • Los ácaros.
  • El látex.
  • Medicamentos (como por ejemplo la insulina).
  • La saliva de los gatos.
  • La picadura de ciertos insectos.
  • Algunos alimentos. De hecho, una de las reacciones alérgicas más comunes en países anglosajones es la causada por el maní.

Es importante recalcar que una sustancia considerada como alérgeno para una persona no necesariamente lo es para otra. Todos los organismos reaccionan de manera diferente, lo que sí es cierto es que la probabilidad de desarrollar alergias es alta si otros miembros de la familia sufren de alergia.

 


Te puede interesar:

La sarna, un mal que se puede evitar


¿Cómo se diagnostican las alergias?

 

alergias
Fuente: static.guiainfantil.

 

Existen diferentes maneras de descubrir si tu sistema inmunitario reacciona a diferentes alérgenos:

Las pruebas serológicas para el diagnóstico de las alergias

Miden la cantidad de anticuerpos IgE presentes en la sangre; en condiciones fisiológicas normales, su concentración es muy baja, por lo que una cantidad mayor puede significar que tienes una alergia. Existen dos tipos de pruebas serológicas: Un tipo de prueba llamada IgE total, que mide el número total de anticuerpos IgE en sangre, y la prueba de IgE específica que mide el nivel de anticuerpos IgE en respuesta a alérgenos individuales.

Las pruebas de piel

 

alergias
Fuente: Healthwise, incorporated.

 

Constituyen otra forma de detectar alergias, básicamente consisten en colocar una pequeña cantidad de ciertos extractos, generalmente en el antebrazo, haciendo un “pinchazo” en la superficie de la piel para asegurar que el alérgeno entre.

Si eres alérgico a esa sustancia, se producirá una pequeña hinchazón similar a la picadura de un mosquito donde se introdujeron los alérgenos. Mientras mayor sea la reacción mayor es tu grado de alergia hacia ese componente en particular. La respuesta inmunitaria en esta prueba es inmediata por lo que tendrás que esperar solo unos 20 o 30 minutos máximo para ver la reacción en la piel, sin embargo hay alérgenos que desencadenan reacciones alérgicas retardadas, es decir, que pueden demorar varios días en desarrollarse, en estos casos se utiliza la prueba de parche, para ver si una sustancia en particular está causando irritación en la piel (dermatitis de contacto), en este caso el alérgeno se encuentra impregnando un parche que se aplica directamente sobre la piel durante 48 horas, si después de este tiempo, la piel presenta irritación, pudieras estar sufriendo de alergia.

Las pruebas de provocación consisten en inhalar o tomar vía oral una cantidad pequeña del alérgeno. Estas pruebas generalmente se aplican para los casos de alergias a medicamentos o alimentos. A diferencia de las pruebas anteriores, estas deben ser aplicadas por un médico especialista en el área (alergólogo) ya que en casos extremos puede ocurrir anafilaxis.

Es importante que si consideras realizarte las pruebas diagnósticas para alergia, debes tener en cuenta que no debes estar bajo los efectos de ningún tratamiento antialérgico al menos durante 5 días antes de la prueba, para que tus resultados sean confiables.

 

¿Cómo se previenen las alergias?

 

Un ejemplo de las manifestaciones clínicas que puede producir una alergia está en la película “Hitch” donde Will Smith presenta una reacción importante. Fuente: odysseyonline.

 

La única manera de prevenir los episodios de alergias es identificando cuáles son los alérgenos que la desencadenan y reducir al máximo la exposición a estos. De resto, con antialérgicos e inmunosupresores o terapias combinadas solo puedes palear los molestos síntomas alérgicos. Puedes también consultar con tu médico especialista la posibilidad de iniciar un tratamiento inmunoterápico, que te ayude a tolerar los alérgenos que desencadenan tu respuesta inmunitaria.

Opciones de tratamiento convencionales y nuevas terapias

 

alergias
Fuente: alergiadf.

 

Los medicamentos llamados antihistamínicos pueden aliviar la mayoría de los síntomas, su función es bloquear la liberación de histaminas por parte de los mastocitos, que son las células del sistema inmunitario que reaccionan con los anticuerpos tipo E (IgE), sin embargo, la mejoría es momentánea (hasta que dure el efecto del medicamento). Otras terapias incluyen tratamientos con corticoesteroides (hormonas con efecto antiinflamatorio e inmunosupresor).

Muchas veces se realizan terapias combinadas de antihistamínicos y corticoesteroides para tratar los síntomas de la alergia, aunque cada caso es particular, por lo que es importante un control médico especializado y un diagnóstico exhaustivo para determinar si estos tratamientos son los más adecuados y establecer las formulaciones más apropiadas.

Para reacciones alérgicas graves (anafilaxis), el tratamiento de emergencia es la adrenalina.

La inmunoterapia con alérgenos o también conocida como Inmunoterapia especifica o desensibilización es un tratamiento a largo plazo cuyo objetivo es modular la respuesta del sistema inmunitario a los alérgenos. Se basa en administrar cantidades gradualmente crecientes de extractos de algún alérgeno, hasta alcanzar un umbral o dosis de mantenimiento que se administra cada 4 a 6 semanas, principalmente a través de inyecciones, durante un promedio de 4 años. Para obtener una respuesta de tolerancia a ese alérgeno en particular, estas terapias son indicadas en casos leves de alergia y en aquellos pacientes que no responden al tratamiento convencional con antialérgicos y antihistamínicos.

Con las inmunoterapias se reducen los niveles de IgE alérgeno específico en sangre, además de inducirse la producción de otros anticuerpos tipo IgG que evitan la activación de la respuesta inmunitaria por parte de los alérgenos.

Si quieres conocer un poco más de este tema puedes consultar los siguientes artículos: 

 

Este tipo de terapias modifican el curso de las enfermedades alérgicas, ya que reducen el riesgo de sensibilización a nuevos alérgenos, y aun cuandoson aplicadas durante largo tiempo para que surtan efecto, una vez establecidas, producen un alivio duradero a los síntomas alérgicos, a diferencia de lo que sucede con los antialérgicos.

Muchos de estas terapias son suministradas por medio de inyecciones, sin embargo, la tendencia a la administración sublingual ha ganado terreno en los últimos años.

Te puede interesar:

¿Cómo se comporta el sistema inmune fetal?


Conclusión

 

Si sufres o crees sufrir de alergias, es importante que primero trates de identificar cuáles son las sustancias causantes de tus síntomas alérgicos, seguidamente es fundamental que visites a tu médico para establecer el diagnóstico definitivo, a través de la identificación de los alérgenos en pruebas de sangre o de piel y para definir el tratamiento apropiado para controlar tus alergias y sus síntomas; el especialista sabrá cuál es tu mejor opción: medicamentos, inmunoterapia, o simplemente cambios en tu dieta, en tu hogar o en tu sitio de trabajo. ¡Ya no serás más saboteado por tus propias defensas!

Alergias: Cuando las defensas nos sabotean la vida
5 (100%) 2 votes

  •  
    5
    Shares
  • 5
  •  
  •  
  •