Con el crecimiento de la tecnología y las ciudades, el silencio se convirtió en un lujo para los seres humanos. La mayoría no somos capaces de encontrarnos a nosotros mismos en el entorno, lo que se ha convertido en un problema en escalada que, sin darnos cuenta, ha aumentado el índice de ansiedad en la población joven. Las razones de la ansiedad suelen ser tan variadas que resulta difícil dar un análisis clínico y crítico para encontrar una solución social e individual, pero, podemos poner en práctica varias alternativas para solventarla lo mejor posible. Y hoy aprenderás un par de ellas.

En primer lugar hay que centrarse en la ansiedad

Fuente: axis4wellness

Los peores compañeros de vida que nos podemos encontrar son la ansiedad y los pensamientos obsesivos o “sobrepensamientos”. En la mayoría de los casos, nos encontramos con un pensamiento, al que le generamos miles de rutas; a su vez, esas rutas tiene sus propias ramificaciones de consecuencias y soluciones, al final, solo generan ansiedad extrema por la falta de control ante ese círculo vicioso. Por último, solo queda en nosotros miedo, terror y muchas veces en los patógenos más graves: ataques de pánico (que podría incluso ameritan uso de fármacos).

Debemos evitar experimentar paranoia por esto. Lo primero que tenemos que considerar es que la ansiedad no significa que estamos locos. Aunque, por otro lado, la ansiedad no es un síntoma que debamos tomarnos “a la ligera”, puesto que puede culminar en casos de depresión.

Recordemos que, en la actualidad, (2019) el suicidio es una de las causas de muerte más comunes. Las estadísticas han arrojado datos tan graves, que se ha posicionado como la segunda causa de muerte en la población entre los 15 y 29 años.

Los pensamientos obsesivos

Fuente:.favaloro.edu

Aquellas cosas que nos agobian constantemente y no podemos dejar a un lado son las que suelen obsesionarnos. Estos se vuelven pensamientos dañinos, agobiantes, para luego volverse frustrantes. Esto no termina allí, en su mayoría van acompañado de pensamientos intrusos que solo complican más la situación.

“Identificarse con estos diagnósticos no necesariamente significa que se tiene un problema psicológico o mental, son sólo un análisis para entender un poco mejor nuestra mente y ante cualquier duda, lo mejor es buscar la ayuda de un profesional”.

Paul Salkovskis logró demostrar, por medio de un experimento, que el 90% de las personas con salud mental normal llega a sufrir de pensamientos intrusos, estos son producidos por las inseguridades y miedo. Con el mismo estudio, aclara que esto es un patógeno genérico de la ansiedad y la depresión. Por consiguiente, no logramos controlar ninguno de ellos, son impulsivos, capaces de mostrarnos cosas que nos vuelven vulnerables, capaces de quebrar nuestra voluntad de maneras insospechadas.

La ansiedad es un mecanismo de defensa de nuestro cuerpo

Fuente: rolloid

En la actualidad, confundimos la ansiedad ya como un diagnóstico maligno de forma automática, la mala información a través de los llamados “memes” solo ha generado desinformación en mucho de los casos. La ansiedad es un mecanismo de defensa de nuestro cuerpo, su función real, es tratar de anticipar las consecuencias de una acción a efectuar, la finalidad de la misma, es proporcionar al individuo opciones para que pueda “sobrevivir” al acto siguiente. El psicólogo canadiense Albert Bandura (1986) plantea que:

“los pensamientos anticipatorios que no excedan los límites de la realidad tienen un valor funcional porque motivan el desarrollo de competencias y de planes de acción”.

Y no estaba del todo equivocado, ya que la expectativa proporciona un efecto motivacional en los individuos que los ayuda a crear competencia, también la superación consigo mismo o ante un grupo de personas. Se puede decir que, esto son efectos positivos que se pueden encontrar entre los procesos de la ansiedad, pero de los que nadie habla.

La importancia del silencio

Erling Kagge. Fuente: standard.co.uk

El explorador noruego Erling Kagge, quien es conocido por ser la primera persona en completar el «desafío de los tres polos» (polo Norte, al polo Sur y a la cima del Monte Everest), cuenta desde su punto de vista , lo esencial e importante que resulta conseguirnos a nosotros mismos a través del silencio interior. No obstante, también hace énfasis en los beneficios que obtenemos al  desconectarse todos los días por un momento, con la finalidad de no estar accesible a nuestro entorno. Kagge llevó el tema a un análisis tan profundo gracias a sus viajes, que dedicó un libro entero al tema, llamado “El silencio en la era del ruido”.

El montañismo es una actividad esencial

Fuente: elcorreodelsol

El montañismo es una de aquellas actividades físicas y de distracción que podemos usar para lograr un aislamiento total (físico y mental) no solo de la sociedad, sino también de la tecnología. Asimismo es un buen escape de la monotonía que, en muchos casos, agobia por completo a los individuos.

No es que la montaña tenga las respuestas a nuestros problemas sino más bien que, en esos momentos de tranquilidad total, ayudan a que la mente encuentre el silencio suficiente para lograr dar con la respuesta que se encontraba enmarañada en un sinfín de pensamientos.

El estudiante de ingeniería forestal de la Universidad de los Andes, Ciro Soto, quien a su vez, es también guía de montaña cuenta que, en sus años de experiencia, ha encontrado paz en la montaña, la soledad y el silencio a pesar de que en ellas, no existe la ausencia del sonido. Los ruidos naturales que allí se encuentran los podemos percibir de diferente manera; siempre se escuchan aves, el viento, ríos y la naturaleza en sí.

 “Aunque se encuentre solo en la montaña no la percibe así. La energía de la montaña, el calor del sol, la fuerza de la brisa, la lluvia o la nieve, te pueden hacer  sentir que realmente no estás solo”.

La meditación para el control de la mente

Fuente: topmusic

Algunos creen tener una fórmula para lograr paz y tranquilidad en nuestra mente, pero la cruda realidad es que no son tan útiles o fáciles de alcanzar, normalmente diseñadas para extraer dinero de la pena ajena. No existe fórmula para controlar la ansiedad con la excepción de los fármacos. La meditación, es uno de los métodos más recomendados, pero la verdad es que no todos logramos aprender a meditar, es complicado, hay que aprender a cómo desarrollar control mentaly es donde casualmente la mayoría tenemos el problema.

Hacer ejercicio o practicar un hobby podrían ser claves

Fuente: ABC15 Arizona

Otros hablan de hacer ejercicio como método de control de la ansiedad. Es completamente funcional y está más al alcance de todo nosotros, pero siendo algo que en su mayoría odiamos desde muy pequeños, puede llegar a ser un reto extremo físico hasta motivacional. 

El mejor método es distraer la mente con actividades que nos proporcione un escape.  Aprender a tocar un instrumento puede ayudarte a controlar la ansiedad siempre y cuando lo hagamos como un hobby, ya que se pueden encontrar momentos frustrantes. Aprender a pintar o usar el método del dibujo como forma de meditación o escape. También podemos leer libros que hayamos postergado o simplemente, libros nuevos que nos puedan sorprender, e incluso visitar amistades que  pueden llegar a ser de ayuda.

Fuente: Dissolve

No existe fórmula para controlar la ansiedad, pero sí podemos emplear algunos de estos métodos y probar cuál funciona más a nuestro favor.

Conclusión

Lo importante a la hora de tratar de controlar la ansiedad, es que debemos calmar nuestra mente con actividades que nos permitan enfocar toda la energía en un objetivo. Esto, puede resultar tan beneficioso como queramos, puesto que aquellas actividades pueden llegar hasta proporcionar ingresos monetarios si se hacen correctamente. Lo que no debemos dejar a un lado es el mayor lujo de nuestro siglo: el silencio. Recurre a él diariamente y podrás escuchar más que nunca.

¿Qué te ha parecido el post?

haz clic en una estrella

Promedio de estrellas / 5. contador votos

Deja una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.