5 Ejemplos de contrato de distribución en (PDfs)

Los contratos son pilares fundamentales que regulan las relaciones comerciales. Uno de estos es el contrato de distribución, que establece las bases para la venta de bienes o servicios en el mercado. En este artículo, exploraremos en profundidad el contrato de distribución, sus características, partes involucradas, elementos esenciales y ejemplos descargables en formato PDF.

¿Qué es un contrato de distribución?

Un contrato de distribución es un acuerdo legal entre dos partes, generalmente un fabricante o proveedor y un distribuidor, que establece los términos y condiciones para la comercialización y venta de productos o servicios. En este contrato, se especifica cómo se llevará a cabo la distribución, incluyendo aspectos como territorios geográficos, plazos, obligaciones de ambas partes, precios, condiciones de pago y términos de entrega.

Además, puede abordar asuntos relacionados con la exclusividad de la distribución, derechos de marca, responsabilidades legales y resolución de conflictos. Estos acuerdos son fundamentales para regular las relaciones comerciales, garantizar la eficiencia en la cadena de suministro y proteger los intereses de ambas partes involucradas en la distribución de productos o servicios.

Estos acuerdos siguen una estructura típica y se distinguen por:

  • Son pactos de colaboración establecidos entre empresarios autónomos, comúnmente entre un fabricante y un comerciante, donde el distribuidor opera por su propia cuenta y asume los riesgos de las operaciones en las que participa.
  • Son contratos comerciales que suelen ser de largo plazo y, a menudo, tienen un carácter de adhesión.
  • Aunque se basan en la confianza mutua, su fundamento radica en la capacidad técnica, profesional y financiera del distribuidor.
  • En la mayoría de los casos, implican la transferencia de derechos sobre activos intangibles como marcas, logotipos y señalizaciones.
  • Estas fórmulas contractuales son relativamente recientes y carecen de una regulación legal específica, pero su amplio uso justifica su tratamiento particular.
  • La característica esencial que distingue estos contratos de otros acuerdos legales es su enfoque en facilitar la comercialización de productos o servicios a través de estructuras económicas sostenibles y cohesionadas, involucrando a empresarios legalmente independientes.

Partes involucradas dentro de este tipo de contratos:

  1. Distribuido: Este es el productor o fabricante de los bienes y servicios. Es la entidad que crea y suministra de manera constante y a largo plazo los productos. Por lo general, se trata de una empresa que se dedica a la producción de mercancías de consumo masivo.
  2. Distribuidor: El distribuidor es la parte que adquiere los bienes y servicios con el propósito de comercializarlos en el mercado. Se compromete a utilizar su estructura para llevar a cabo la venta de estos productos. El distribuidor opera de manera autónoma e independiente, asumiendo la responsabilidad de garantizar la calidad de los productos que comercializa. El contrato suele requerir ciertas características especiales por parte del distribuidor, tanto en términos de patrimonio como de capacidad operativa. Se espera que el distribuidor pueda contar con locales de ciertas dimensiones y respaldo financiero, además de garantizar el cumplimiento puntual de las obligaciones que adquiere. Es importante destacar que el distribuidor no necesariamente debe ser una entidad jurídica, ya que, en la práctica, puede tratarse de individuos que actúan como empresarios en esta función.

Ejemplos de contratos de prestación de servicios

Elementos de un contrato de distribución

  • Territorio: El contrato asigna una zona geográfica específica al distribuidor para su actividad, y puede o no otorgarle exclusividad en esa área. Esto implica un compromiso recíproco entre el distribuidor y el fabricante. El primero se compromete a no vender fuera de la zona designada, mientras que el segundo se compromete a no designar a otro distribuidor para esa misma zona.
  • Exclusividad: La exclusividad puede ser un elemento pactado en el contrato, y puede ser unilateral o bilateral. Si el distribuidor pacta la exclusividad, se compromete a no vender productos competidores en la misma categoría. Si es el fabricante quien otorga la exclusividad, el distribuidor se compromete a no realizar ventas directas en las zonas exclusivas.
  • Duración: Dado que estos contratos buscan establecer relaciones comerciales a largo plazo, se establece una duración que permita al distribuidor amortizar sus inversiones y obtener ganancias razonables. También se suele requerir un preaviso que permita al distribuidor reorganizar sus actividades en caso de terminación.
  • Control: Dentro del contrato de distribución, se aplican cláusulas de control. Estas cláusulas pueden incluir:
  • Obligación de venta mínima: Requiere que el distribuidor venda una cantidad mínima de productos, y el fabricante puede rescindir el contrato si no se alcanza el límite establecido.
  • Descuentos: Pueden especificarse descuentos que se aplicarán al distribuidor en función de ciertos criterios.
  • Fecha de pago: Se establecen los plazos y condiciones de pago de las facturas.
  • Entrega de mercancías: Se define el lugar y la forma de entrega de productos, así como las condiciones para su recepción y almacenamiento.
  • Precio de venta: Se especifica el precio al que el distribuidor debe vender los productos a los clientes, y se establecen mecanismos para que el distribuidor conozca las modificaciones en los precios.
  • Publicidad: Se establecen acuerdos sobre quién será responsable de la publicidad de los productos, ya sea el fabricante o el distribuidor.
  • No competencia: El contrato puede incluir una cláusula que prohíba al distribuidor fabricar, vender o distribuir productos que compitan con los productos que se han acordado para la distribución exclusiva.

Extinción de la relación contractual

La extinción de la relación contractual en un contrato de distribución puede ocurrir de diversas maneras:

  • Por vencimiento del plazo: Cuando el contrato de distribución tiene un plazo determinado, las partes deben cumplirlo, a menos que una de ellas incumpla gravemente sus obligaciones. En cuanto a la renovación al finalizar el término, ambas partes tienen el derecho de negarse a renovar, siempre y cuando no lo hagan de manera abusiva.
  • Por denuncia: Si el contrato no especifica un plazo de vigencia, cualquiera de las partes puede dar por terminado el contrato en cualquier momento, esto se conoce como denuncia. Ambas partes pueden exigirse contraprestaciones de manera recíproca.
  • Por resolución contractual: La resolución contractual puede deberse a diversas causas, como:
  • Si cualquiera de las partes entra en quiebra o concurso preventivo, puede dar lugar a la resolución del contrato.
  • En contratos intuitu personae, como este, la muerte o la pérdida de capacidad de una de las partes puede ser motivo de resolución.
  • Cambios en la actividad, el objeto social, la reducción de capital, cambio de domicilio, etc., pueden llevar a la resolución del contrato.
  • Si una de las partes es condenada en un proceso penal, se puede dar lugar a la resolución del contrato.
  • Si el distribuidor no cumple con la cantidad mínima de mercancía estipulada en el contrato, este puede resolverse.
  • Si la calidad de los productos no coincide con lo estipulado en el contrato, puede ser motivo de resolución.
  • Si el distribuidor no realiza el pago de la mercancía en los plazos y condiciones pactados en el contrato, esto puede llevar a su resolución.

Ejemplos de contratos de distribución

Contrato de distribución proveedor y distribuidor

Contrato de distribución internacional

Contrato de distribución en exclusiva

Contrato de distribución de franquicia

Contrato de distribución productos complementarios

Artículo anteriorEmoji y Símbolos de T3t4s para copiar (•)(•)
Artículo siguienteAnimes que han pasado por Remake

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí