En la búsqueda de OVNIS: Un mundo infinito de posibilidades

et y humanos
Tenemos la inmensidad del universo a nuestros pies, tenemos que investigarlo lo más a fondo que podamos. Cortesía: Pixabay

Disgustados de que el gobierno estadounidense no tomara en serio la posibilidad de visitas extraterrestres, un grupo de ex funcionarios de defensa, ingenieros aeroespaciales y otros fanáticos del espacio han establecido su propio grupo llamado To the Stars Academy of Arts & Science. Por un mínimo de $ 200, puede unirse y ayudar a financiar su investigación sobre cómo los OVNIS hacen lo que hacen, explicando fenómenos atribuidos a la vida extraterrestre tal como la telepatía y una nave de transporte punto a punto que podría borrar los límites actuales de viaje de distancia y tiempo.

Uno de los fundadores de este grupo es Tom DeLonge, un ex músico punk, productor discográfico y empresario, que también es el jefe de la división de entretenimiento del grupo. “Creemos que hay descubrimientos transformadores a nuestro alcance que revolucionarán la experiencia humana, pero solo se pueden lograr a través del apoyo irrestricto de la investigación, el descubrimiento y la innovación de avanzada”, dice el sitio web del grupo.

Vencer la sombra de la física de Einstein debe ser el objetivo de este grupo

Los científicos han pasado las últimas décadas intentando salir del capullo del conocimiento actual hacia lo desconocido, para derrocar a Einstein y lo que pasa por la ciencia contemporánea. Últimamente, no han llegado a ninguna parte. La última vez que los físicos tuvieron que lidiar con viajes más rápidos que la luz fue cuando un grupo de físicos con sede en Italia anunciaron que habían visto las partículas subatómicas conocidas como neutrinos ir más rápido que la luz. Resultó que habían cableado su equipo incorrectamente. Y es que transformar la ciencia es más difícil de lo que parece.

Si bien hay muchas cosas que no sabemos, también hay muchas que sí sabemos. Sabemos cómo encender nuestras computadoras y dejar que los gadgets en nuestro bolsillo naveguen por el mundo. Sabemos que cuando los objetos físicos zigzaguean a través de un medio como el aire, como se dice que hacen los ovnis, producen turbulencias y ondas de choque. Un ejemplo lo vemos en como los ingenieros de la NASA predijeron el minuto en que la nave Cassini se reduciría a una nube de humo en la atmósfera de Saturno el otoño pasado.


Te puede interesar: Carl Sagan: Un homenaje a su gran obra


En el mundo astronómico, el límite entre los hechos científicos y la ciencia ficción puede ser muy permeable, tal vez porque muchos científicos crecieron leyendo ciencia ficción. Y los astrónomos siempre tienen sus narices presionadas contra la ventana de lo desconocido. Siempre quieren creer más que nadie y hacen suyas como ley de vida científica las palabras mencionadas por el cosmólogo ruso Yakov Zeldovich, uno de los padres de la bomba de hidrógeno soviética que dijo: “Lo que la ciencia ya ha tomado, no va a devolver”.

et y humanos
Tenemos la inmensidad del universo a nuestros pies, tenemos que investigarlo lo más a fondo que podamos. Cortesía: Pixabay

Pero… ¿si en vez de encontrarlos a ellos, los OVNIS nos encuentran a nosotros?

El astrónomo Seth Shostak dio una conferencia que incluía una apuesta. En esa conferencia ocurrida en Bremen, Alemania en 2003 Shostak lanzaba una afirmación temeraria: “Le apuesto a todos en la audiencia una taza de Starbucks que encontraremos OVNIS dentro de dos docenas de años”. No es necesario ser un genio matemático de alto nivel para calcular que a Shostak le quedan 10 años antes de tener que desembolsar una considerable cantidad de tazas de café.

Shostak es astrónomo Senior en el Centro de Investigación SETI con sede en Mountain View, California. “Para tener algunas posibilidades razonables de éxito”, dijo Shostak, “tendrías que mirar al menos un millón de sistemas estelares”. Lo cual puede ser posible dentro del parámetro del tiempo del desafío del café, gracias también una inversión de $ 100 millones del físico y empresario ruso Yuri Milner en 2015 para establecer un proyecto llamado Breakthrough Listen: un esfuerzo por utilizar múltiples telescopios ópticos y de radio para organizar al millón de estrellas más cercanas a nosotros.

telescopios para avistar ovnis
El Telescopio Green Bank de 100 metros de diámetro, es el mas grande del mundo en su tipo. Cortesía: Wikimedia Commons

Recientemente salió a la luz que en 2015 Milner había invertido en una empresa de nueva creación propiedad del yerno de Donald Trump, Jared Kushner, asesor sénior de la Casa Blanca. Quizás la financiación SETI de Milner representó que buscar inteligencia y vida en el espacio exterior era una mejor apuesta.


Conócelo: Se encuentra ya cercano el lanzamiento del reemplazo del Hubble


Pero, ¿qué hay de enviar mensajes invitando al contacto con alienígenas inteligentes en lugar de simplemente escuchar las señales de seres extraños de los cuales ni siquiera sabemos si usan ropa o que los motiva a vivir? “Creo que los riesgos superan los beneficios”, dijo Dan Werthimer, científico jefe del Centro de Investigación SETI de Berkeley, que supervisa la iniciativa Breakthrough Listen. “Cuando las civilizaciones avanzadas entran en contacto con civilizaciones menos avanzadas, no ha representado buenas cosas en la Tierra. Entonces creo que hay mucho riesgo”.

Shostak también planteó una posibilidad menos atemorizante pero quizás más existencial sobre un primer contacto futuro: ¿qué pasa si finalmente escuchamos de los extraterrestres transmitir su presencia como seres sensibles, y el gran anuncio es su comprensión de fenómenos matemáticos conocidos como la secuencia de Fibonacci? (¡lo cual los convertiría en excelentes traders de Bitcoin!) “Eso sería un verdadero fastidio, ¿no?”, se preguntó. “Quiero decir, finalmente escuchamos de ET, y él nos dice algo que aprendió en 10 ° grado”.

Aun nuestra tecnología espacial es antigua y quizás allí este la falla

Hace medio siglo, el legendario físico Enrico Fermi concluyó, a partir de un cálculo sencillo, que incluso sin un impulso warp, una sola civilización podía visitar y colonizar todos los planetas de la galaxia en una fracción de los 10 mil millones de años que representan lo ancho de la Vía Láctea.

El otoño pasado, cuando un extraño objeto (un asteroide interestelar ahora llamado Oumuamua) fue encontrado navegando a través del sistema solar, los pensamientos de los astrónomos corrieron a la novela de Arthur C. Clarke “Rendezvous With Rama”, en la que el objeto era una nave espacial alienígena. Dos grupos han estado monitoreando Oumuamua por señales de radio alienígenas, hasta ahora sin resultado.

jill tarter vida extraterrestre
Jill Tarter ha sido una de las defensoras de la existencia de vida extraterrestre y toda su vida estuvo abocada a esta labor. Cortesía: Wikimedia Commons

La mayoría de los avistamientos de OVNIS son gases de pantano y otras anomalías atmosféricas, Venus, reflejos extraños o simples bulos. Pero hay un grupo obstinado, un pequeño porcentaje de individuos que resisten una fácil explicación. Sin embargo, están muy lejos de probar que esas anomalías son provocadas por alienígenas u objetos interestelares.


Te puede interesar: ¿Por qué la vía láctea ya no será un misterio?


Y aunque quizás Jill Tarter, ex directora de investigación del Instituto SETI en Mountain View, California considere que “No nos hemos esforzado lo suficiente” para alcanzar el objetivo, la verdad que probablemente estemos a muchísimos años de conseguir una miserable prueba de vida extraterrestre. O quizás ellos se adelanten a descubrir su presencia ante nosotros, y en ese momento descubriremos las consecuencias de ese hecho.

En la búsqueda de OVNIS: Un mundo infinito de posibilidades
4.7 (93.33%) 3 votes