Tipos de adivinanzas

Desde que la humanidad ha existido, ha utilizado la herramienta del juego y la jocosidad para comprender los distintos elementos de la: naturaleza, elementos musicales, el orden genealógico de la familia, ciencias como la matemática, la historia, objetos curiosos o abstractos, entre otros. Por eso hoy hablaremos de las características de las adivinanzas, un juego bastante conocido, que seguramente desde que estas pequeño has escuchado.

Advertisement

¿Qué son las adivinanzas?

Se tratan de incógnitas sencillas en las que se describe una cosa de forma indirecta para que alguien lo adivine. Depende de la agudeza del jugador o adivinador, encontrar o leer las pistas de la solución en el enunciado del mismo. Muchas tienen el objetivo de educar, además de entretener y enseñar las tradiciones populares de cada lugar.

Por lo general, las adivinanzas se hacen en versos octosílabos, también es común en estrofas de 2 o 4 versos, rimas asonantes y consonantes, y juegos de palabras (estas últimas especialmente para los niños).

Características de las adivinanzas

Dentro de las adivinanzas, como en todo juego, existen distintos niveles desde lo más fáciles para los niños más pequeños, hasta los más complejos, que podrían hacer dudar a cualquier adolescente, joven, o incluso a cualquier adulto por más ingeniosos que sean. Las características de las adivinanzas son:

Sirven para entretener

Como se mencionaba anteriormente, una de las características principales de las adivinanzas es la función recreativa. Es un juego perfecto para compartir con amigos, familiares o compañeros de clases, debido a que es muy fácil de jugar, no necesitas ningún objeto ni requerimiento técnico especial.   

Popularidad y trasmisión oral

Las adivinanzas gozan de popularidad y reconocimiento en todas las culturas y sociedades, eso se debe a su antigüedad y a que casi siempre son transmitidas de manera oral, así que se van heredando de generación en generación. Por lo que desde niños es muy común empezar a aprender adivinanzas sin mucho esfuerzo, antes de tan siquiera saber el concepto o el significado de las adivinanzas propiamente.   

Además, por ser transmitido oralmente, es decir: boca a boca, hace que los enunciados o algunas palabras varíen de acuerdo a cada región.

Sirven para educar

Niña curiosa

Las adivinanzas también son una excelente opción para aprender. Es una excelente herramienta en las aulas de clases, para educar a los niños en relación a conceptos y significados que forman parte del día a día. Además, las adivinanzas fomentan el aprendizaje del lenguaje. De esta forma -jugando-, se puede aprender a asociar, memorizar, comparar y formular sus conclusiones, para por, fin con ello, descubrir la respuesta correcta.

Hacen referencia a objetos cotidianos

Elementos como: frutas, animales, verduras, cualidades humanas o elementos de la naturaleza:

Ejemplo:

Blanca por dentro,

verde por fuera.

Si no sabes,

espera.

Respuesta: la pera.

De autoría anónima

La mayoría de las adivinanzas que conocemos hoy en día son anónimas por la manera en que se han dado a conocer (tradición oral) y, al mismo tiempo, por el carácter popular que han alcanzado con el paso de los años. De allí que puedan existir diferentes versiones de una misma adivinanza.

Son juegos de agudeza, que incluyen pistas

Ejemplo:

Oro parece, plata no es.

Abran las cortinas,

y verán lo que es.

Respuesta: el plátano.

Juego de palabras

Estos juegos de palabras suelen incluir metáforas.

 Ejemplo:

“Chiquito como un ratón y cuida la casa como un león”.

Respuesta: El candado.

Niños jugando

Contiene palabras claves

Al aportar en el texto palabras claves escondidas o fragmentadas, creando pistas que al unirlas despiertan la imaginación del receptor hasta llegar a construir un significado y encontrar la solución.

Ejemplo:

Te la digo, te la digo.

Te la vuelvo a repetir.

 Te la digo mil veces

 y no me sabes decir.

Respuesta: La tela.

Frases jocosas de cierre o conclusión

Al cerrar la adivinanza se invita al receptor para que encuentre la solución y continúe con el juego, mediante palabras motivadoras, retadoras o burlonas como las siguientes:

  • “Ante tu vista la respuesta está”; “Más claro no canta un gallo”.
  • “No me lo adivinarás…”; “debes pensar en grande para lograr…”.
  • “Seguro estoy, que adivinarás hoy”; “Si quieres adivinar, espera un poco más”.
  • “El que no adivine, bien tonto es”; “Si adivinar no podrás, orejas de burro te van a saltar”.
  • “Si eres listo, podrás adivinar”; “Si tienes ingenio, lograrás descifrar”.

Presentan elementos orientadores

Estos elementos se introducen dentro de la adivinanza con el objetivo de orientar o dirigir al receptor hacia la respuesta correcta. Por la brevedad de este tipo de textos, se utilizan palabras que describen a los elementos que forman parte de este tipo de entretenimiento.

Ejemplo:

“En medio del cielo estoy y nunca en agua voy”.

Respuesta: la letra “e”.

o

“Está en medio del mar y no se moja”.

Respuesta: La letra “a” de la palabra “mar”

Juegos infantiles

Incluyen elementos desorientadores

Utilizando versos con pistas engañosas, con doble sentido o figuras retóricas, haciendo comparaciones, personificaciones y animalizaciones, con el propósito de desorientar al receptor y que se le dificulte encontrar la solución.

Al presentar las opciones de forma confusas pueden ser varias las respuestas, siendo la acertada la opción más inocente, lo que aprovecha el emisor para burlar al adivinador.

Ejemplos:

“Silbo y no tengo boca…”  Respuesta: El viento.  

“Corro y no tengo patas…” Respuesta: El tiempo.

Recuerda estar tranquilo, atento y concentrado al momento de escuchar las adivinanzas o acertijos y permitirte disfrutar junto con tu familia o amigos este juego tan divertido y educativo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.