Cartas a mi esposo que no me valora (4 ejemplos)

Hoy traemos para ti algunos modelos de carta a mi esposo que no me valora, que las pueden enviar a sus esposos si se sienten desvalorizadas con el objetivo de cambiar esta situación.

Todas las relaciones interpersonales suelen pasar por altas y bajas en el estado de la relación, sin embargo, hay unas en donde la violencia de género se hace presente. Es importante destacar que existen 21 tipos de violencia hacia la mujer y estos pueden ser de tipo físico y/o psicológico.

La desvalorización de la mujer o el menosprecio a su papel dentro de la relación es un tipo de violencia psicológica más común de lo que se cree. En este sentido, las mujeres tienen múltiples herramientas para lidiar con el problema antes mencionado, desde denunciar el maltrato hasta desahogarse con una amiga, pero, otra de las formas por las cuales puede manifestarse es escribiendo una carta para expresar sus sentimientos por la desvalorización que está viviendo y hacérsela saber a su esposo o pareja para tratar de solucionar esta situación.

Modelos de cartas para esposos que no valoran a sus parejas

1. Hoy soy fuerte

Generalmente prefiero quedarme callada para no crear polémica delante de la gente, y mucho menos delante de los niños, pero la verdad me siento muy cansada de siempre ser un cero a la izquierda. Cada vez que te pido algo tú me ignoras o simplemente empiezas a regañarme y a decirme el por qué (según tú) eso que yo solicito es innecesario o imprudente. Nunca tomas en cuenta mis opiniones para tomar decisiones que no afectan a los dos o a todos como familia, tú diriges todo y das la orden como si viviéramos en un régimen militar.

Ejemplos de cartas para reflexionar

La situación antes descrita tiene que cambiar, debes poner de tu parte y comenzar a tomarme en serio, ya que yo también tengo criterios y me gustaría llevar una relación más fluida. Escribo esto porque no creo estar mucho más esta situación, piénsalo y espero una respuesta en torno a cómo manejar nuestro matrimonio a partir de ahora.

2. Declaración de huelga

Sirva la presente para notificar que no volveré a cocinar, ni a lavar, ni a limpiar, ni a realizar ningún deber del hogar en vista de que es el trabajo más conocido del mundo.

A partir de ahora, cada uno debe encontrar solución a sus necesidades básicas: alimenticias, de limpieza y ornamento del hogar. Porque ese trabajo también vale, pero nadie lo valora y me cansé de hacerlo por obligación sin que nadie tenga tan siquiera un gesto de amabilidad o consideración conmigo. Los productos de limpieza están en el área de lavandería, la comida en la despensa y en el refrigerador… puedes buscar y resolver como preparar los platillos que te gustan, busca por YouTube cómo usar la lavadora, y agarrar una escoba no te matará. ¡Mientras no se valore mi trabajo no vuelvo a realizar!

3. Carta de la dama invisible

Me cansé de rogarte, de mendigar amor, de hacer cosas para que te dieras cuenta lo mucho que me importas: preparar siempre tu comida favorita, tratar de tener la casa hacia la cama tendida, arreglarme y ponerme bonita para ti porque tú no me ves, para ti soy un ente invisible.

Tú no me preguntas como estoy, como me siento, como me fue mi día, no me preguntas si tengo algo nuevo que contarte ni nada por el estilo y tu indiferencia me está matando. Ya no sé qué hacer para sostener nuestra relación, creo que no vale la pena necesito que analices bien si quieres continuar conmigo, pero, si es así debemos hablar para ponerle más corazón a esta rutina tan ahogante, debe ser más atento conmigo y procurarme, no con regalos, pero si con gestos que me hagan entender que todavía te importo.

Hoy decidí hacer mis maletas para reconstruir mi vida para buscar algo que lo conozco y se llama felicidad, una felicidad que creí encontrar cuando te conocí pero con el pasar del tiempo me he dado cuenta que en vez de felicidad encontré un profundo hoyo de tristeza. Sí, a mi marido le importa más una parrilla, un juego de fútbol, una reunión de negocio, entre otras cosas, que mis pensamientos, mis tristezas y mis dolencias.

Ejemplos de cartas para alguien especial

A pesar de estar cansados, nos vemos tan poco que parecemos compañeros de cuarto o mejor dicho desconocidos. Y definitivamente no me gusta vivir con desconocidos.

Si realmente quieres hablar búscame o llámame, te esperaré un tiempo pero no toda la vida.

4. Salir del capullo

Dejaré de ser la niña asustada que se esconden bajo el ala de su marido, esa niña que no sabe nada y que únicamente hacía lo que su esposo decía. Hoy me doy cuenta de mi valor, hoy me doy cuenta de que sí soy capaz de ejecutar las cosas que sueño, que sí tengo persistencia y voluntad de ser mejor.

No me voy, pero, a partir de ahora, no esperaré que tú me indiques algo para actuar… tengo mucho que demostrar a los demás y a mí misma.

El papel de la carta en este contexto

La carta es un documento escrito que posee un remitente y un destinatario. Sirve, entre otras cosas, para informar o contarle a otra persona algo que está sucediendo en diferentes ámbitos de la vida. En un caso de violencia psicológica por desvalorización de la mujer, la carta puede representar un instrumento de catarsis, en donde la mujer puede expresar lo que siente sin necesidad de estar enfrente de la persona que la hace sentir mal. Si un hombre recibe este tipo de cartas debería reflexionar acerca del comportamiento que sostiene hacia su pareja e intentar cambiarlo para conservar una sana relación sentimental.

Artículo anterior5 Cartas CORTAS de «Te amo mi amor»
Artículo siguiente150 palabras con MU
Estudiante de medicina (ULA), escultor y trovador. Redactor y Editor.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí