Existe un descubrimiento que daría lugar a un nuevo enfoque de la colonización espacial. Una de estas cianobacterias, las algas verdeazuladas, pueden hacer fotosíntesis en condiciones de poca luz lo cual podría hacerlas útiles para la astrobiología, ciencia que busca la manera de colonizar nuevos territorio espaciales por medio de la terraformación, es decir, la creación de una atmósfera respirable en ambientes del universo que actualmente no permiten esas condiciones como por ejemplo, Marte.

Hace miles de millones de años, la atmósfera de la Tierra era muy diferente de lo que es hoy en día. Mientras que nuestra atmósfera actual es un delicado equilibrio de básicamente 79% de gas nitrógeno, 20 % de gas oxígeno y de algunos gases traza, la atmósfera primordial fue el resultado de la desgasificación volcánica, compuesta principalmente de dióxido de carbono, metano, amoníaco y otros productos químicos agresivos. En este sentido, la atmósfera antigua de nuestro planeta tiene algo en común con la atmósfera actual de Marte.

marte habiada por humanos
Concepción artística e como se vería Marte luego de ser terraformado principalmente por las bacterias. Cortesía: Wikimedia Commons

Por esta razón, algunos investigadores piensan que la introducción de bacterias fotosintéticas, que ayudaron a transformar la atmósfera de la Tierra a lo que es hoy, podría usarse para terraformar Marte algún día.

Por esto, como reporta Cosmos Magazine un equipo de biólogos y químicos de Australia, Reino Unido, Francia e Italia ha estado investigando la capacidad de las cianobacterias, también conocidas como algas verdeazules, para realizar fotosíntesis en condiciones de poca luz.


Vida extraterrestre o no? La historia del Alien de Atacama


¿Qué son las Cianobacterias y que función cumplen en este plan?

Las cianobacterias son algunos de los organismos más antiguos de la Tierra, con evidencia fósil que indica que existían ya en la Era Arqueana (hace aproximadamente 3.500 millones de años). Durante este tiempo, desempeñaron un papel vital en la conversión del abundante CO2 presente en la atmósfera primitiva en oxígeno gaseoso, lo que finalmente dio lugar al ozono (O3) que ayudó a proteger al planeta de la dañina radiación solar.

Los pocos descubrimientos del 'Curiosity'

Hallazgos realizados por el robot Curiosity que realiza una importante misión de reconocimiento sobre la superficie Marciana

La fotoquímica utilizada por estos microbios es similar a lo que las plantas y los árboles, que posteriormente evolucionaron, realizan hoy en día. El proceso se reduce a la luz roja, que las plantas absorben, al tiempo que reflejan las luces verdes gracias a su contenido de clorofila. Cuanto más oscuro es el entorno, menos energía absorbe las plantas y, por lo tanto, esta se convierte en energía química.

La luz en sí misma, sin embargo, es un componente crítico para la fotosíntesis, por lo que las plantas (y las bacterias adecuadamente equipadas) no pueden crecer en ambientes muy oscuros. El enfoque de la nueva investigación fue qué tan oscuros deben ser esos entornos antes de que el proceso se vuelva imposible.

¿Qué resultados arrojó esta investigación?

El equipo de científicos, probó la capacidad de una de las especies de cianobacterias llamada Chroococcidiopsis thermalis para fotosintetizar en condiciones de poca luz y así averiguar cuáles eran las longitudes de onda más bajas que podían absorber. Las investigaciones encontraron que, C. thermalis continuaba fotosintetizando a longitudes de onda de hasta 750 nanómetros.

bacteria capaz de vivir en marte
Debido a su resistencia a las duras condiciones ambientales, especialmente a bajas temperaturas, baja humedad y tolerancia a la radiación, se ha pensado que el Chroococcidiopsis es un organismo capaz de vivir en Marte. Cortesía: Wikimedia Commons/T. Darienko

El hallazgo no solo representa una extensión significativa del límite de fotosíntesis con poca luz (investigaciones previas sugirieron que el límite inferior para que se produzca la fotoquímica fue una longitud de onda de luz de 700 nanómetros, conocido como el “límite rojo”), sino que también describe un sistema que puede funcionar con mucho menos combustible biológico, lo que los investigadores llamaron un “fotosistema de baja energía sin precedentes”.


Descubre los mamíferos más resistentes a los fríos inviernos


Los investigadores rastrearon el origen de estas clorofilas en el genoma de C. thermalis, que localizaron en un grupo específico de genes que es común en muchas especies de cianobacterias. Esto sugiere que la capacidad de superar el límite rojo es en realidad bastante común, lo que tiene numerosas implicaciones. Por un lado, los hallazgos indican que los límites de la fotosíntesis son mayores de lo que se pensaba anteriormente.

Para Elmars Krausz de la Universidad Nacional de Australia en Canberra quien lidero al equipo de científicos que realizó esta investigación, esta capacidad de las cianobacterias para realizar transformación fotoquímica con poca luz es prometedora para el uso de cianobacterias como agentes de terraformación de primera línea.

El establecimiento de colonias en otros planetas pondría en marcha una transformación atmosférica que, eventualmente, debería dar lugar a condiciones favorables para los seres humanos.

Como reporta Universal Science, Krausz resaltó la importancia de este descubrimiento para el futuro de la colonización humana en otros planetas y satélites: “Esto puede parecer ciencia ficción, pero las agencias espaciales y las compañías privadas de todo el mundo están tratando activamente de convertir esta aspiración en realidad en un futuro no muy lejano”.

“La fotosíntesis podría teóricamente ser aprovechada con este tipo de organismos para crear aire para que los humanos respiren en Marte. Los organismos adaptados a condiciones de poca luz, como las cianobacterias que hemos estudiado, pueden crecer debajo de las rocas y sobrevivir potencialmente a las duras condiciones en el planeta rojo”.

En este sentido, Krausz y sus colegas se unieron a grupos como CyanoKnights, un equipo de estudiantes y científicos voluntarios de la Universidad de Ciencias Aplicadas y la Universidad Técnica de Darmstadt, Alemania. CyanoKnights quiere sembrar Marte con cianobacterias con el fin de desencadenar una transformación ecológica, allanando el camino para la colonización.


Así nacen y mueren las galaxias


Desde ofrecer a los humanos los medios para llevar a cabo la terraformación en condiciones más restrictivas hasta ayudar en la búsqueda de vida extraterrestre, esta investigación podría tener algunas implicaciones drásticas para nuestra comprensión de la vida en el Universo y cómo ampliar nuestro lugar en ella.

Con las Cianobacterias ¿Podríamos Terraformar a Marte?
5 (100%) 1 vote