Nadie nos conoce mejor que nosotros mismos, por eso cuando se trata de una autobiografía escolar lo más importante es que relates tus experiencias y recuerdos claves. De esta manera te haces una mejor idea de todo lo que has vivido y ayudas a tu docente a conocerte mejor, ya que en la escuela aprendemos a estudiar, pero también a cómo ser mejores personas. Aun así, muchos no saben por dónde empezar. Hoy te daremos un par de consejos y ejemplos.

Advertisement

¿Qué es una autobiografía?

Advertisement

Es un relato íntimo de tus experiencias personales desde un punto de vista propio. En el ámbito escolar, la autobiografía sirve como una herramienta útil para que el docente profundice en el proceso enseñanza-aprendizaje y en la autoformación constante a través de un conocimiento más particular de sus estudiantes.

Consejos para crear tu autobiografía escolar

Autobiografía escolar
  • Crea una lluvia de ideas con todos los datos que quieres aportar.
  • Inventa un título creativo.
  • Agrega datos generales: nombre, edad, fecha y lugar de nacimiento.
  • Lugar donde actualmente resides.
  • Personas con las que vives: padres, hermanos, abuelos, tíos. E incluso, tu mascota.
  • Lugar donde estudias, qué grado o año escolar.
  • Cuenta cómo te va en la escuela.
  • Menciona a tus mejores amigos de la escuela.
  • Menciona a tus mejores amigos fuera de la escuela.
  • Relata las experiencias más importantes de tu vida hasta ahora (explica por qué y en qué año sucedieron).
  • Relata una experiencia que te haya asombrado y qué te ha hecho reflexionar sobre la vida.
  • Describe tus pasatiempos preferidos: juegos, comida favorita, deportes, instrumentos, libros, T.V., internet.
  • Describe y explica las personas más importantes en tu vida.
  • Explica qué quieres hacer en tu futuro personal y profesional.

Autobiografía 1: Lo que aprendí de mi caída con la bicicleta

Imagen2

Mi nombre es José Manuel Méndez Iglesias, tengo 8 años, nací en Madrid (España). Actualmente vivo en Madrid junto a mi madre Matilde Iglesias y mi padre Germán Méndez, mi hermanito menor de 3 años que se llama Sebastían pero yo le digo “Sebas” de cariño y nuestro perro labrador “Tobby”.  Estudio cuarto grado de primaria en el colegio Base, Madrid.  Me gusta mucho ir a la escuela porque aprendo sobre dinosaurios y también a cómo dividir en matemáticas que es mi materia favorita, siempre he sido un estudiante dedicado y he estado en los primeros tres mejores promedios del salón. Mis mejores amigos de la escuela son Ernesto y Claudia a quienes también les gustan los dinosaurios. Pero cuando voy a casa, disfruto pasar tiempo con Tomás, mi vecino. Desde que era niño siempre quise estar en las olimpiadas de ciencias de mi escuela, así que mi papá me llevó a un congreso de ciencias universitarias hace dos años y pude compartir con científicos que me ayudaron a entender por qué quiero que la ciencia sea parte de mi vida. Hace 5 meses, mientras estaba paseando con la bicicleta que me dieron en mi último cumpleaños, no logré ver una alcantarilla y me tropecé, al punto de que me disloqué el tobillo derecho. Sentí el dolor más intenso de mi vida, así que decidí que debo ser más cuidadoso de ahora en adelante. Cuando no estoy en la escuela o haciendo ejercicios matemáticos, me gusta ver Animal Planet en el T.V. o jugar videojuegos de estrategia. Las personas más importantes de mi vida son mis papás, mi hermanito y Tobby porque siempre me ayudan a sentirme mejor, sobre todo cuando estoy enfermo. Cuando sea grande, quiero ser un matemático que ayude a resolver  problemas complicados y también poder ayudar a mi hermanito.

Autobiografía 2  (primaria): El desfile de moda que cambió mi vida

Autobiografía escolar

Me llamo Federica González, tengo 11 años, nací en Buenos Aires, Argentina el 18 junio de 2009. Vivo en Buenos Aires con mi mamá Fabiana Suárez y mi abuela Carmen. Hace 2 años, mi mamá me regaló un conejito que apodamos “Algodón”. Curso sexto grado en el colegio Mariano Moreno, me encanta ir a la escuela porque aprendo sobre muchas cosas y comparto tiempo con mis mejores amigas Patricia y Laura. Pero cuando llego a casa, mi mejor amigo es Algodón. Hace 1 año tuve la oportunidad de participar en un desfile de modas que realizó mi colegio para recoger fondos destinados a la fundación de Niños con Cáncer y me pareció una experiencia muy bonita. Me di cuenta que me siento cómoda modelando frente a otras personas y si implica una buena causa, estoy dispuesta a seguir haciéndolo. Dentro de mis pasatiempos favoritos está ir a la playa y tomar sol mientras escucho el mar y usar el teléfono para ver videos de modelos y maquillaje. Las personas más importantes en mi vida son mi mamá, mi abuela y yo misma, porque me acepto física, mental y espiritualmente. En el futuro, quiero desarrollar una carrera como modelo profesional y demostrar a la sociedad que podemos ayudar a buenas causas haciendo lo que nos gusta y ser más que una cara bonita.

Autobiografía 3 (secundaria): La lección que me dio mi mejor amiga

Autobiografía escolar

Me llamo Amerika Gutiérrez, tengo 15 años. Nací y me crié en Ciudad de México (México). En la actualidad resido aún en la misma ciudad y vivo con  mis padres, mis 2 hermanas menores y una gatita que rescatamos de la calle hace cuatro años que bautizamos “Lucero”.  Estudio cuarto año de secundaria en la escuela Lázaro Cárdenas, donde me siento muy a gusto, como si fuera un segundo hogar, porque puedo aprender y enseñar al mismo tiempo. La escuela también me ha ayudado a enfrentar los problemas reales del día a día a través de las diferentes materias y la pedagogía que usan los profesores. Por ejemplo, en psicología nos enseñan la importancia de ser tolerantes con quienes piensan distinto y nos invitan a conocernos a nosotros mismos, mientras que en biología nos enseñan sobre las células pero también nos ponen a debatir sobre el origen del universo; en lenguas nos proponen hacer escritos para que explotemos nuestra creatividad, creo que en el fondo todos podemos ser grandes artistas.  Mi mejor amiga se llamaba Elena, lastimosamente murió hace 2 años tras haber sido diagnosticada con Leucemia, una enfermedad que investigué mucho y me conllevó a apasionarme por la medicina para intentar salvar a otras personas que pasen por lo mismo.  En mis tiempos libres, me gusta ir a los scouts, con los que llevo 3 años y me han hecho aprender sobre la convivencia sana y nuestra relación con la naturaleza. Cuando estoy en casa y antes de dormir, suelo leer algún libro de ciencia ficción, mis favoritos son los de H.G. Wells porque siento que puedo explorar otros mundos cuando el nuestro me parece muy pesado. Estoy rodeada de mucha gente que me importa y sé que también les importo, pero mi hermanita menor, Sara, es muy especial para mí, ya que con ella es la que paso más tiempo y espero serle de ayuda cuando crezca. En cuanto a mi futuro, me gustaría ingresar a la facultad de medicina y especializarme en oncología pues estoy plenamente segura de que la esperanza es lo último que se pierde.

Conclusión

Ya hemos visto que las autobiografías constituyen una herramienta pedagógica imprescindible para cualquier docente. De hecho, en cualquier momento de tu vida, te toparás con esa asignación pendiente.

La próxima vez que vayas a escribir una autobiografía escolar, recuerda que estás tratando sobre la persona más importante de tu vida: Tú mismo, así que cuida los detalles, sigue los consejos que te hemos dado, ¡y será pan comido!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.