11 cosas que tú estilista espera que sepas

cosas que el estilista espera que sepas

Te intriga la facilidad con que los estilistas te hacen el look de tus sueños mientras chatean simultáneamente, hacen de tu psicólogo personal y se mueven sin esfuerzo. Los estilistas son mucho más que solo «esa persona que me corta el cabello» y por eso debemos hacerlos felices con nuestro buen trato como cliente. ¿Qué desea un estilista que todos sus clientes sepan? ¿Cuáles son los conceptos erróneos comunes? Descúbrelos aquí

Más allá de las reglas de propinas y de atiborrarlos de elogios (que la mayoría del tiempo se los ganan), este talento sin esfuerzo viene con una gran cantidad de conocimientos y secretos que nosotros, como clientes, no parecemos pensar. La vida del salón está llena de misterios y trucos divertidos, y en general, es una comunidad interesante que ayuda a las personas a sentirse bien consigo mismas.

Se ha hecho una recopilación de lo que varios peluqueros reconocidos han opinado sobre lo que esperan para mantener en el más óptimo estándar su relación con sus clientes. Conozcamos cuales son las 10 cosas que un estilista espera que sepas:


1. Las imágenes son solo referencia, no esperes quedar igual

Una de las cosas más difíciles de transmitir a las personas es el hecho de que traer una foto de una celebridad, no garantiza que tu cabello saldrá exactamente como el de ella. Los estilistas coinciden que las fotos son excelentes para tener una idea de cómo quieres que se vea tu cabello, pero no debes esperar que salga el look idéntico. Recuerda que las celebridades en esas fotos posiblemente tengan un solo estilista a su disposición por horas y algunas de esas fotos, incluso pueden haber sido retocadas.

2. Los estilistas esperan tu exclusividad

A algunos peluqueros no les gusta compartir a sus clientes y esto se debe a que generalmente los peluqueros trabajan a comisión y esto significa que mientras más citas tienen, más dinero ganan. En algunos salones de belleza, los peluqueros no ganan salarios o reciben permisos de salud por lo que viven literalmente de sus citas y de sus clientes.

3. ¿Quieres que tu cabello crezca? ¡Córtalo!

Cortesía: Pixabay

Cuando finalmente decides un recorte de pelo, te empiezas a sentir mal porque esas tres pulgadas desgarbadas a las que te aferraste se han cortado. Entiéndelo, ese cabello necesitaba irse ya que cuando se separan las puntas del cabello, se dividen hacia arriba hasta que el cabello finalmente se rompe y se cae. Entonces, cuanto más tiempo lo dejes, más delgada se verá la parte inferior de tu cabello. Asegúrate de ser claro con tu estilista y pide media pulgada para quitar las puntas abiertas repitiendo esto cada dos meses y aunque puede llevar un tiempo, a la larga, tendrás un cabello más saludable.

4. Obtienes lo que pagas

No obtendrás resultados profesionales con productos de farmacia y 30 segundos de tiempo. El dinero que pagas se invierte en capacitar a los peluqueros en los últimos estilos y técnicas, por lo que si necesitas corregir un mal trabajo o deseas el último peinado, entonces vale la pena buscar los salones que empujan a su personal a participar en competiciones y que han ganado premios.

Por su parte, los productos de salón son mejores que los que se obtienen en los pasillos de los supermercados porque los científicos más altamente calificados están trabajando en los laboratorios de las marcas más reconocidas y para que esas marcas ganen dinero, sus productos tienen que funcionar.

5. Nuevamente, usa los productos del salón

Puede parecer que tu estilista está tratando de venderte productos del salón, pero en realidad, están tratando de facilitarle el estilo y el mantenimiento de su cabello. Esto se debe a que están bien versados ​​en los productos que usa el salón, lo que les facilita saber qué funciona y qué no. Por ejemplo, cuando las personas se quejan de que su cabello se está cayendo o su cabello es demasiado graso, etc., es más fácil para tu estilista detectar el problema si sabe lo que usa en su cabello.

En el caso de los tintes utilizados en los salones, estos tienen reveladores activos, que permiten que el color penetre en el cabello.

6. No abuses del uso del teléfono

Telefono en la peluquería
Cortesía: RPP

Aunque actualmente estar hablando por teléfono durante una cita es algo muy común, hay límites que se deben respetar. Hablar por teléfono durante un largo período de tiempo mientras te arreglas el cabello definitivamente no está bien. Si es un chat rápido, no es gran cosa, pero estar en el teléfono realmente cambia la dinámica y puede llegar a un punto donde es grosero y ofensivo para el estilista.

7. ¿Quieres cambiar drásticamente el color de tu cabello? Prepárate para resistir

cambiar el color de tu cabello
Cortesía: Pixabay

El cabello teñido es difícil de cambiar de la noche a la mañana. Piense en metas a largo plazo, no en «qué puedo lograr hoy». Los grandes cambios requieren un compromiso serio con el tiempo y desafortunadamente, con el dinero. Tu cabello puede dañarse fácilmente y extender este cambio lo mantendrá mucho más saludable, es por eso, que haga un plan de 2-3 meses con tu estilista y estarás satisfecho con los resultados y ellos estarán felices de cumplir con tus expectativas.

8. ¿Primera vez en un salón? Cuéntale tu historial

Tu peluquero no es un lector de mente y tampoco es tu médico de cabecera, por tanto si vas por primera vez a su salón de belleza, no tienen los últimos 10 años de tu historial de estilos a mano. Por lo tanto, es importante compartir tu historia. ¿Lo has teñido en casa recientemente? ¿Tienes el cabello virgen? ¿Alguna vez has tenido un alisado/extensiones permanentes/químicas? Decirle toda esta información a tu estilista te ayudará a satisfacer mejor tus necesidades y de esa manera, pueden recomendar productos y tratamientos más adecuados para ti.

9. Si no estás contento con el resultado, díselo

disgustos con los estilistas
Cortesía: Pinterest

Si odias tu cabello después de un viaje al salón, lo mejor que puedes hacer es regresar y educadamente, pero con honestidad, explicarle la situación a tu estilista. Si un cliente no está satisfecho con su servicio, definitivamente debería hablar incluso si, lo hace dos semanas después. Confía en tu estilista, porque el preferirá hacerte feliz que perderte como cliente.

10. No canceles tus citas a última hora

Todos nos enfermamos y tenemos imprevistos, sí. Pero, a menos que sea sinceramente contagioso, acuda a su cita. Los estilistas dependen de que se llenen sus sillas para hacer los pagos de su hipoteca y pagar sus facturas. Por otra parte si vas a llegar tarde, debe llama al menos 30 minutos antes de la hora de su cita ya que los estilistas en ese punto, deberán ajustar el resto de su día para que los clientes después de ti no estén esperando.

11. Si te gusta su trabajo, ¡recomiéndalo!

consejos para ir a los estilistas
Cortesía: Pinterest/Oh Sant Cugat Compagnia della Bellezza

Finalmente, la ansiedad se ha ido, amas tu nuevo peinado y ahora tu estilista se ha convertido en parte importante de tu vida. Entonces díselo a la gente, corre la voz y así ellos te apreciarán más: la industria de la peluquería depende en gran medida del boca a boca y, a veces, puedes obtener un pequeño descuento en tu próximo viaje al salón si refieres a nuevos clientes.

Sigue estos tips y te aseguramos que tu relación con tu estilista será mucho mejor, lo que con toda te seguridad, se traducirá en un mejor estilo en tu corte de cabello y mejorara enormemente tu experiencia en el Salón de belleza.

Deja una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.