Los cosmonautas perdidos: Un viaje sin retorno

cosmonautas
#procrastinfacil #cosmonautas

¡No debe haber un horror más grande que contemplar cómo todas las probabilidades de desastre y calamidad ocurren durante una misión en la oscuridad del espacio exterior! Los cosmonautas perdidos (o fantasmas), conocidos así extraoficialmente (y acorde a la leyenda urbana)  por haber sido los primeros humanos en llegar a la órbita terrestre mucho antes que Yuri Gagarin en 1962, son un ejemplo de esto.

Y para darle un sentido más macabro a esta popular teoría de conspiración, se trata de cosmonautas que experimentaron una horrible forma de morir: a manos de los efectos de la hostilidad y el vacío del espacio.

 “Que la luz sea eterna para aquellos que hicieron el más grande de los sacrificios para que otros alcanzaran las estrellas”. (Frase citada  del Complejo de Lanzamiento 4 en Cabo Cañaveral, Florida en honor a la tripulación del Apolo I).

Una fuga de información inesperada

 

cosmonautas
Fuente: Soyuz: zeenews.india.

 

Todo surgió alrededor de diciembre de 1959, cuando un oficial comunista checo de alto rango, filtró una serie de documentos clasificados al diario italiano Continentale, los cuales contenían información sobre lanzamientos orbitales tripulados por parte del programa aeroespacial soviético, que no fueron informados o reconocidos ante la comunidad internacional.

En los informes, se mencionaba la muerte de los cosmonautas Aleksei Ledovsky, Maria Gromova, Sergei Shiborin y Andrei Mitkov en vuelos suborbitales efectuados por la agencia aeroespacial soviética varios meses y años antes del histórico vuelo de Yuri Gagarin.

Debido a que la Unión Soviética era una sociedad extremadamente cerrada y secretista durante la Guerra Fría, gran parte de los informes fueron desestimados por la dificultad de constatar su veracidad. Un ejemplo de esto fue el caso de Ledovsky, aparentemente el cosmonauta encargado de probar un cohete R5A modificado para vuelos suborbitales tripulados, el cual, acorde a expertos en aeronáutica, no tenía una capacidad real para albergar sistemas de soporte vital ni pasajeros para este tipo de vuelos.

Las grabaciones de los hermanos Judica-Cordiglia

 

cosmonautas
Hermanos Judica-Cordiglia. Fuente: lamentiraestaahifuera.

 

Sin embargo, el hecho de que la Unión Soviética no hubiese informado a la opinión pública sobre todas sus misiones hacia la órbita terrestre, no quiere decir que no fueron escuchados en su momento. El ejemplo perfecto fueron las grabaciones obtenidas por los hermanos italianos Judica-Cordiglia, aficionados a los sistemas de radio y grabación de alto alcance, quienes poseían una instalación improvisada en un bunker abandonado a las afueras de su ciudad de origen, Turín, ubicada en el norte de Italia.

Los hermanos Judica-Cordiglia afirman haber registrado grabaciones espeluznantes sobre vuelos y misiones espaciales efectuadas por la URSS mucho antes de que Gagarin fuera puesto en órbita en 1962. Además afirman que también lograron pinchar las comunicaciones radiales de varios satélites estadounidenses y soviéticos durante el mismo periodo de tiempo.

Una llamada especial desde el espacio

 

cosmonautas
¡Sin duda alguna, el horror de no poder regresar a la Tierra, debió ser inequiparable para los supuestos cosmonautas involucrados en las grabaciones obtenidas por los hermanos Judica! Fuente: reddit.

 

Uno de los registros más perturbadores consistió en la alegada llamada de socorro de una cosmonauta soviética durante el reingreso a la atmósfera terrestre. En el mismo, podía escucharse a la cosmonauta informar al comando espacial soviético sobre el aumento de la temperatura dentro de la cápsula y posteriormente, entre gritos y desesperación, la entrada de fuego al interior del módulo de soporte vital donde se encontraba ubicada.

 

cosmonautas
Valentina Tereshkova. Fuente: lojzojago.eu.

Acorde a esto Valentina Tereshkova no habría sido la primera mujer en el espacio de confirmarse esta información, sino más bien la primera mujer en regresar con vida de una misión espacial.

Entre otros hallazgos reportados por los hermanos italianos, se encontraba un SOS emitido por una cápsula espacial alejándose rápidamente de la órbita terrestre hacía la profundidad del espacio y la llamada de auxilio de un cosmonauta luchando contra una despresurización del módulo de soporte vital y su posterior sofocación.

Sumergidos en la oscuridad eterna

 

cosmonautas
Fuente: reddit.

Algunos creen que el objeto hecho por el hombre más alejado del planeta no se trata de las sondas Voyager 1 y 2, sino más bien de una antigua cápsula soviética que se ha movido a una velocidad de 30.000 Km/h durante los últimos 50 años, conteniendo en su interior, a -270°K, el cadáver perfectamente conservado de un cosmonauta que fácilmente podría considerarse el primer humano en dejar el Sistema Solar.

Acorde a las grabaciones, dicho incidente correspondió al de un cosmonauta conocido como Zavadovski, quien aparentemente tripuló la cápsula Korabl-Sputnik 1 en 1960. Durante el reingreso, un error en los sistemas de navegación generaron un rebote del vehículo orbital hacía el exterior del planeta, lo cual debió haber enviado a Zavadovski hacia la profundidad del espacio.

Cuesta trabajo pensar cómo un cosmonauta se encontraría física y mentalmente al ver su planeta de origen desaparecer de los sistemas de posicionamiento y se achica hasta desaparecer por siempre de la vista de su ventanilla, gracias a un error de navegación que desvió su capsula de la órbita terrestre.

Una preocupante indiferencia

cosmonautas
La película “Gravity” nos da una idea de cómo debieron sentirse los cosmonautas perdidos en medio del vacío del espacio. Fuente: variety.com

 

Y cuesta más trabajo todavía pensar la forma en la que los oficiales soviéticos en la superficie, ignoraron las llamadas de auxilio de gran parte de los cosmonautas involucrados en estos fatídicos vuelos hacia el espacio exterior. El supuesto caso de Alexis Belokonyov fue otro más en causar indignación en 1965, tras ser reseñado por el diario Readers Digest a partir de una grabación obtenida por los hermanos Judica.

Belokonyov fue asignado junto con otros dos pilotos de prueba, para un vuelo suborbital en noviembre de 1962. La misión culminó en un total desastre y la aparente pérdida de la cápsula orbital. Al avanzar, se puede escuchar la voz de dos hombres y una mujer en clara desesperación:

“Las condiciones empeoran, ¿por qué no responden?”… “Vamos cada vez más despacio, el mundo nunca sabrá de nosotros”.

La historia fue posteriormente utilizada como base para la novela Autopsia de un Cosmonauta, publicada en 1969.

Consumidos por el fuego del reingreso

 

cosmonautas
Fuente: nasa.gov.

 

Perderse para siempre en el espacio no fue el único horror experimentado por los cosmonautas fantasmas. Gran parte de las misiones ocultas por la Unión Soviética, consistieron en desastres durante el reingreso de las cápsulas orbitales a la atmósfera del planeta.

Está bien descrito en los textos de aerodinámica y termofísica que cuando los objetos entran a la atmósfera planetaria a altas velocidades, la fricción generada por el roce con las partículas del gas atmosférico puede crear temperaturas externas de varios cientos de grados centígrados.

Este es el motivo por el cual, casi todos los vehículos espaciales poseen derivados y placas de cerámica antitérmica en su superficie externa. Una falla en los mismos, puede resultar en la desintegración completa del vehículo, tal cual como ocurrió en el desastre del Transbordador Espacial Columbia en el año 2003.

Se estima que gran parte de las grabaciones obtenidas en la Torre Bert de los hermanos Judica, correspondieron a misiones donde las cápsulas de ingreso de los cosmonautas fueron vaporizadas durante el reingreso por falla en sus escudos de calor. Una muerte horrible y desesperante para estos hombres y mujeres del espacio, sin lugar a dudas.

 Olvidados por el mundo

 

cosmonautas
Fuente: reddit.

 

“El mundo no sabrá de nosotros”… fue la última frase escuchada durante la grabación durante el aparente vuelo de Belokonyov en 1962. El secretismo de la URSS parece no haber tenido temblor en la mano para desaparecer u ocultar todos los registros sobre misiones al espacio previas al vuelo de Gagarin.

Y más aún en un ambiente de tensión sociopolítica donde la carrera espacial contra los Estados Unidos podía haberse visto truncada por el fracaso de las misiones soviética. Ambas naciones sufrieron pérdidas humanas de considerable impacto moral, social y político durante la competitiva carrera espacial de la Guerra Fría (en especial durante las décadas de 1950 y 1960)

Conclusión

 

El espacio exterior tal como lo conocemos, es el ambiente más hostil e inhóspito inexplorado por el hombre y más allá de la belleza que pueda exhibir a simple vista, el más mínimo error en este lugar ha probado ser un verdadero desastre. Las misiones efectuadas por los cosmonautas fantasmas parecen ser el ejemplo más fidedigno, a pesar de ser considerados en cierta parte una leyenda urbana, nos dan una visión cercana de los grandes sacrificios y el gran número de brillantes pilotos y científicos perdidos por la ambición de una nación o un modelo político de conquistar el cielo y las estrellas.

Los cosmonautas perdidos: Un viaje sin retorno
¿Qué tal te pareció el post?