Criopreservación Humana ¿Es posible?

Criónica-y-criopreservación

Una de las preguntas que surgen a lo largo de nuestra existencia, además de la curiosidad sobre nuestro origen, es qué será de nosotros tras la muerte; en muchos casos el tema de la inmortalidad supone una idea tentadora. El humano lo ha buscado de múltiples formas: los antiguos egipcios en su intento de conseguirla a través del proceso de momificación, en la imaginación de escritores con libros como Frankenstein de Shelley o Drácula de Stoker y en el mundo biotecnológico a través de la criopreservación o criónica que es la forma moderna de dicha búsqueda.


 Diferencia de Criónica/criopreservación y criogenia/criogenización

Si revisamos en Wikipedia encontraremos una aclaratoria al respecto: “La criónica es a menudo denominada erróneamente criogenia o criogenización”. Estas dos últimas sí son sinónimos y significan “el conjunto de técnicas utilizadas para enfriar un material a la temperatura de ebullición del nitrógeno o a temperaturas aún más bajas utilizando nitrógeno líquido”. Mientras que la criónica o criopreservación es el término médico que se debe emplear si se quiere describir a organismos vivos suspendidos para ser reanimados en un futuro.

Si deseas saber cómo es el proceso, puedes consultar y además disfrutar de un interesante documental en Youtube sobre criopreservación.

Vaso-para-criopreservación-humana
Un vaso Dewar para la criopreservación humana que ha sido usada por Alcor Life Extension Foundation. Está diseñado específicamente para cuatro cuerpos completos de pacientes sumergidos en nitrógeno líquido a -196 °C. Tomada de JMPerez~commonswiki

Una de las empresas encargadas de llevar a cabo la criónica es Alcor Life-Extension  en Estados Unidos o también la Sociedad española de criogenización (S.E.C) 

Algunos casos de criónica en el mundo y la gran leyenda urbana

Walt Disney, lo que debemos tener claro en este punto, es que Walt Disney no está criopreservado, esto fue una idea convertida en leyenda urbana por todo el misterio relacionado con su muerte. Sin embargo, se sabe que de hecho murió debido a un cáncer de pulmón producto de su exceso con el cigarrillo.

Walt-Disney-criopreservación
Walt Disney tomada de wikimediacommons

Ted Williams, famoso jugador de béisbol que murió por problemas cardíacos. Tras un debate legal entre su familia, su cuerpo fue finalmente criopreservado.

Ted-Williams-y-criógenia
Ted Williams uno de tantos que fue criópreservado.

Kim Suozzi, estudiante de neurociencia de la Universidad Truman State en Estados Unidos, interesada en el tema pidió que su cerebro fuera criopreservado.

Kim-Suozzi-criopreservó-su-cerebro
Kim Suozzi pidio que criopreservaran su cerebro, tomada de nytimes.

Matherym Naovaratpong la niña de 2 años que murió a causa de un raro cáncer cerebral, convirtiéndose en la persona más joven en ser criopreservada.

 

Matherym Naovaratpong pequeña niña que fue criopreservada.
Matherym Naovaratpong junto a sus padres.

 

Controversia actual sobre la criopreservación

El origen del debate, como todo tema controversial, reside en preguntarse el grado de fiabilidad de esta práctica, puesto que se está abordando con la gran conmoción ética no solo de la medicina sino también del género humano durante siglos, que ha sido su intención de jugar con la muerte hasta intentar superarla. Desde este punto de vista, se podría considerar incluso una “práctica desafiante” a la cual, por los momentos, solo algunos pueden acceder a ella en términos de logística y economía. Es desafiante también ante algunas creencias religiosas, donde muchas comparten el rechazo categórico a la misma por considerarla una forma de imitar a los dioses en un designio que no está en manos de los humanos aunado al temor de que alma se halle estancada durante todo el tiempo de la criónica. En otras palabras, nos invitan a suspender nuestra autonomía y a considerarnos indefensos ante nuestro destino: “No debiste comer del árbol del conocimiento, ergo, no debes desear, no debes querer vivir” pareciera que nos dicen.

Sabias que el precio de la criopreservación va desde unos 80 mil dolares hasta unos 150 mil dolares al año.

¿Es posible la criopreservación humana?

Se ha conseguido criopreservar y posteriormente reanimar exitosamente a vermes (gusanos)  tales como Caenorhabditis elegans siendo un caso especial donde se ha conseguido que dicho gusano “conserve” asociaciones en su memoria.

Del mismo, se ha logrado mantener algunos órganos bajo temperaturas extremas, y ni qué decir de los millones de espermatozoides o embriones que día a día experimentan dicha práctica. Más, ¿alguno de estos organismos nombrados se acerca a la compleja estructura misma del humano? Allí radica la diferencia.

Dentro de las ideas más optimistas que se nos podrían ocurrir está el hecho de que la criónica aseguraría la reanimación en el futuro de personajes altamente necesarios para nuestra sociedad tales como Stephen Hawking, por nombrar solo uno entre miles de ejemplos. Siguiendo la misma línea de ideas, podría ser también una práctica que de perfeccionarse, contribuiría a que las personas pudieran pagarla como un seguro médico más.

Criónica-y-criopreservación
Nitrógeno liquido usado en criopreservación. Photo credit: benjaminasmith CC BY-SA

Pero. La criopreservación no es así de fácil

 Una vez que se ha interrumpido todo el organismo y sus diferentes funciones, existe la duda de cómo se podría reanimar sin causar daño, de qué forma los órganos volverían a ser irrigados con la sangre suficiente, de qué manera las neuronas restablecerían sus conexiones nuevamente y dentro de este panorama, de qué manera la persona seguiría siendo la misma de antes. Y en el caso de las personas que criopreservan solamente su cerebro, pues hacerlo con un cuerpo completo es bastante difícil,  significaría que en el futuro éste tendrá que ser depositado en otro cuerpo. Lo que nos hace preguntarnos, ¿será el de otra persona menos afortunada, será uno artificial, o será una especie de computadora? Esto último obedece a una atmósfera de ciencia ficción pero son todas las interrogantes que se plantean desde un punto de vista objetivo. Asimismo, existe el tema de la renta que supone la criopreservación, puesto que existe la opción de congelar todo el cuerpo o solo la cabeza, siendo esta última mucho más barata. Según Mondragón el ex director de Alcor, el dinero que se paga a través de seguros, cubre el procedimiento e incluso sirve para tener una reversa en el futuro para dicha persona. No obstante, ¿cuántas personas están en capacidad de pagarlo?

Existen también fuertes críticos de la talla del biólogo Michael Hendricks, quien consigue decir al respecto: “Existe una posible relación funcional entre dos neuronas, pero se sabe poco, por no decir nada, acerca de la naturaleza de esta relación – que es precisamente lo que se necesita saber para saber simularla” y concluye tajantemente:

“Nadie que haya experimentado la incredulidad de perder a un ser querido podría evitar empatizar con alguien que paga por congelar su cerebro. Pero la reanimación o la simulación es una lamentable falsa esperanza que está más allá de la promesa de la tecnología“.

Tenemos además la opinión del médico geriatra ruso Yuri Kónev:

“La estructura de los tejidos del cuerpo se destruye durante la congelación, es decir, todos estos procedimientos criogénicos destinados supuestamente a conservar el cuerpo humano no funcionan desde el punto de vista fisiológico”.

Conclusión

Apenas hay centros que se ocupan de la criónica en Estados Unidos, y apenas uno en Rusia, aunque ya hay un par de comunidades pro criopreservación formando incluso una subcultura propia. De manera que aún queda mucho más por investigar y desentrañar en las estrategias para enfrentar a la vieja amiga que indudablemente nos visitará a cada quien. Con frío extremo de por medio o sin él.

Por Ariana R.

Criopreservación Humana ¿Es posible?
5 (100%) 2 votes