Cuentos de brujas

Las brujas son seres que existen en la mente del hombre desde que tiene uso de razón. Se cree son personas que experimentan la brujería con fines egoístas y malignos, por lo que en su mayoría han sido rechazadas y perseguidas en varias culturas. Podemos encontrar innumerables descripciones de cómo son las brujas, pero esto estará siempre influenciado por las diferentes perspectivas culturales. Su historia es larga y un poco compleja, se le pueden ver desde la Biblia hasta el período clásico. Aquí te traemos 7 cuentos cortos relacionados sobre esos seres fantásticos “las brujas”. 

Advertisement

Las brujas chupa-sangre

Advertisement
Bruja chupa sangre
Coloca ajo en las puertas con un crucifijo y protege a tus niños en las noches costeñas.

En las tierras venezolanas existe una leyenda bastante peculiar, sobre seres que atacan en las noches y que aterrorizan a los pobladores de Guiria, Irapa y Soro del estado Sucre. Sobre los techos de zinc de los barrios más humildes en las noches más oscuras puede que oigas el rechinar de unos dientes y las pisadas estremecedoras de las brujas chupa sangre.

Los pobladores relatan que son mujeres hermosas durante el día, pero que de noche se convierten en enormes pájaros negros que sobrevuelan con sus enormes alas en busca de sus víctimas. Producen un encantamiento que duerme a la víctima para así poder extraerles la sangre en casi su totalidad. Si quieres saber cómo identificar estos seres, basta con hacerlas caminar por la arena en la que no dejarán huellas tras su paso, apreciar su brazo derecho ya que no pueden levantarlo durante el día, si quieres liberarla de su maldición debes rosearles agua bendita para poder así culminar con su sufrimiento.

Mi canción favorita

Leyendas de brujas
Las pociones de las brujas no son más que un buen manejo de la botánica.

Cuando era pequeño, recuerdo que mi madre antes de dormir entraba en mi habitación y me cantaba una canción de cuna muy dulce que me hacía dormir al instante. Pasaron los años y tuve una hija con mi esposa y decidí cantarle la misma canción que me interpretaba mi madre. Un día ella se quedó en nuestra casa y esa noche mientras le cantaba la canción a mi hija para dormirla mi madre se acercó y dijo unas palabras que me dejaron helado. Preguntó que como se llamaba la canción que era muy hermosa y que nunca la había escuchado, ahora se muy bien que no era mi madre quien me cantaba en las noches para dormirme.

Mi abuelo

brujeria
La brujería no tiene relación con satanás, ya que este es una imagen cristiana y la brujería proviene también del paganismo algo que es pre-cristiano.

Nuestro abuelo era una persona muy anciana pero conservada en el tiempo, nos contaba historias de terror sobre brujas y duendes pero eran solo eso, historias. Un día, caminando con mi abuelo, notamos que a lo lejos se encontraba una anciana que nos miraba fijamente mientras tenía una sonrisa inexpresiva. En ese momento mi abuelo sostuvo mi mano fuertemente y acelero el paso sin mirar hacia atrás. Cuando logramos llegar a casa, mi abuelo me comento: “la última vez que vi a esa mujer tenía tu edad y no ha envejecido ni un poco más”.

Vieja bruja

Hechicería
No todas las brujas eran mujeres. Habían brujos o magos, hombres que también practicaban con ellas la brujería y, al igual que ellas, eran perseguidos.

Come esta manzana está muy deliciosa, la joven tomo la manzana y con una mirada penetrante y segura, miró a la bruja mientras devoraba la manzana. Con un grito interrumpió el silencio del bosque.

-¡Ataquen!- dijo la joven. Y sombras comenzaron a salir de la profundidad del bosque, atacando a la vieja bruja dejándola moribunda.

-Ahora sabes quién es la bruja más poderosa.- Esas fueron las últimas palabras de la vieja bruja. Sin duda, su poder ya envejecido por los años no era comparado con la fuerza de la juventud.

Versos de una bruja andina

Cuentan en los pueblos que la mostaza es el arma del afligido, quien el terror lo acompaña por los páramos andinos.

 Quien sí se para una noche en la orilla de la carretera un gran susto terrible lo espera.

Puesto que las brujas no se cansan de asustar a los despistados, que vuelan por los aires dejando sus encantos.

Escondiendo su cuerpo con plumajes alados, si logras ver una no entres en pánico, busca mostaza y ten ajo en la mano.

Veraz como te dejaran en paz aunque tal vez las hayas enojado, esperando que otro día la suerte no este de tu lado.

Vieja bruja
Realmente en la edad media las brujas no siempre se quemaban ya que esto resultaba costoso, era preferible colgarlas.

Una bruja real

Nos trasladamos al siglo XVII donde una mujer llamada Merga Bien, se encontraba en su tercera relación cuando su suerte ya estaba hecha.

Un período que se podría considerar relativamente tranquilo, lamentablemente la mujer vivía en un pueblo Germano alejado de la estabilidad de las metrópolis en auge. Entre el año 1602-1605 un príncipe católico de nombre Abad-Balthasar Von Dernbach dio orden de cazar masivamente las brujas de la región, alegando que debía purgarse la tierra de actos impíos y liberales.

En esa zona más de 200 personas fueron acusadas de brujería y ejecutadas en juicios públicos. La infortunada mujer fue uno de los casos más famosos, sus lamentables circunstancias fueron las que incentivaron a la población a tomar su decisión final.

Merga Bien, se encontraba recién llegada de un largo viaje luego de tener una discusión con el empleado de su marido y la sorpresa era que estaba embarazada.

La situación que dejo carta abierta en el asunto era que llevaba 14 años con su esposo y no había podido concebir un hijo. La ignorancia del pueblo les llevo a pensar que la única manera de haber quedado embarazada era que había tenido sexo con el mismo diablo.

Merga fue obligada a admitir que había asesinado a su segundo marido y a sus hijos, y que había asistido a un aquelarre, fue quemada en la hoguera en otoño de 1603.

Nada es más peligroso que un pueblo ignorante y un gobernante que lo tome en cuenta.

Quema de brujas
Un destino cruel para un alma inocente, se cree que miles de mujeres tuvieron un final lamentable al ser consideradas brujas.

La maldición del infante

Érase una vez un reino muy oculto, donde un rey y su esposa tenían un hijo muy apreciado y querido, el cual todo el pueblo refería como el infante.

El pequeño niño tenía nada más que 8 años y el cual todo los del pueblo temían. Puesto que decía una leyenda de una vieja bruja “estaba maldito y cuyo reinado solo traería desgracia al reino”.

El niño cansado de solo escuchar desgracias en su nombre un día decidió preguntarle a su padre el motivo de tanta desdicha. Su padre afligido, le conto que cuando tenía 3 años una bruja apareció por el reino cantando y contando su rumor que fue dado por cierto por un gran número de pobladores.

Conmovido por el dolor de su hijo ante tanta falsedad y rechazo, el rey decide hacer un plan para poder acabar con el rumor que tanta desgracia había dejado en su familia. El plan era vestir al niño como si de un demonio tratase y que tenía que pronunciar las siguientes palabras:

-Pobladores de mi reino la profecía se ha hecho realidad. Los que no quieren el mismo final abandonar sus tierras y sus bienes y nunca más volver.-

Los pobladores aterrorizados dejaron el pueblo ese mismo día dejando todo objeto de valor atrás. Solo quedaron las personas que no creían en cuentos de brujas. El rey logró gobernar a la mitad de la población que no acató el falso llamado del infante maldito. Hubo riqueza y prosperidad por los objetos de valor de los que nunca volvieron. Jamás se volvió a ver a la bruja y así fue olvidada en el paso de los años. El rey y el infante vivieron felices en el reino.

Aquelarre de la bruja

Las brujas son seres que existirán en nuestros cuentos, llenándolos de fantasía e incertidumbre. Recuerda, tal vez las brujas no asusten como antes, pero un dicho debes tener bien claro “de que vuelan vuelan”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.