Derecho Natural: Definición, importancia y Ejemplos

En los cimientos de las discusiones filosóficas y jurídicas yace un término que ha perdurado a lo largo de los siglos como un faro guía para la moralidad y la justicia: el Derecho Natural. Un concepto que trasciende las leyes escritas por el hombre y se adentra en el reino de lo innato, lo intrínseco y lo universal. En este artículo de Procrastina Fácil, nos aventuraremos en las profundidades del Derecho Natural, explorando sus orígenes históricos, su importancia perdurable y cómo encuentra su expresión en la realidad contemporánea a través de ejemplos concretos.

El Derecho Natural: Definición y Contexto

El Derecho Natural, en su esencia, es un conjunto de principios morales y éticos que se consideran inherentes al ser humano y al mundo en el que vivimos. Más que una creación legislativa, se percibe como una verdad fundamental que trasciende las fronteras culturales y temporales. A menudo contrastado con el Derecho Positivo, que son las leyes establecidas por las sociedades humanas, el Derecho Natural plantea la existencia de normas universales basadas en la razón y la moralidad.

La génesis del mismo se rastrea hasta los filósofos griegos como Sócrates, Platón y Aristóteles, quienes postularon la existencia de leyes inmutables que trascienden las leyes humanas. Sin embargo, es en la Edad Media donde esta idea se entrelaza con el pensamiento religioso, especialmente en la obra de Santo Tomás de Aquino, quien fusionó la filosofía aristotélica con la teología cristiana. Durante la Ilustración, el Derecho Natural adquiere un nuevo impulso, con figuras como John Locke y Jean-Jacques Rousseau que exploran cómo los derechos naturales fundamentan la autoridad política y el contrato social.

Estas normas fundamentales sentaron las bases para el desarrollo de diversas corrientes de pensamiento y eruditos que se identificaron bajo la denominación de iusnaturalismo o jusnaturalismo. Estos grupos de pensadores se apoyaron en los siguientes principios como pilares de su filosofía:

  1. Existe un marco supralegal de principios naturales respecto al bien y el mal.
  2. El hombre es capaz de conocer dichos principios mediante la razón.
  3. Todo derecho se sustenta en la moral.
  4. Cualquier ordenamiento jurídico positivo que fallará en recoger y sancionar dichos principios, no podrá ser considerado en efecto un marco jurídico.

Esto implica que existen principios éticos fundamentales e innatos que desempeñan un papel esencial como cimiento de cualquier organización legal creada por seres humanos. Siguiendo esta premisa, una ley que entre en conflicto con estos principios éticos no puede ser aceptada y, además, deslegitimará cualquier estructura jurídica que la respalde, como se articula en la fórmula de Radbruch: «una ley sumamente injusta no posee la verdadera naturaleza de ley».

Importancia Perdurable del Derecho Natural

La relevancia del Derecho Natural no se ha desvanecido con el tiempo, sino que ha evolucionado y se ha adaptado a contextos cambiantes. Sirve como una brújula moral en momentos de ambigüedad y desafío, ofreciendo una base ética sólida para evaluar y cuestionar las leyes establecidas. Además, aporta una dimensión universal a la discusión legal, actuando como una especie de «código de ética» que puede influir en la formulación de políticas y en la toma de decisiones judiciales.

Aplicaciones Contemporáneas del Derecho Natural

El Derecho Natural no es un concepto abstracto confinado a los libros de historia. Su influencia resuena en cuestiones modernas, desde debates sobre derechos humanos hasta dilemas éticos en la biotecnología. Un ejemplo vívido de su aplicación se encuentra en el movimiento de desobediencia civil liderado por Mahatma Gandhi en la India, basado en principios de justicia y moralidad que trascendían las leyes coloniales injustas.

Ejemplos de Derechos Humanos Primordiales

Otro ejemplo se manifiesta en el ámbito de los derechos LGBTQ+. A medida que la sociedad evoluciona, los defensores de estos derechos recurren al Derecho Natural para argumentar que cada individuo debe tener la libertad de vivir auténticamente de acuerdo con su orientación sexual o identidad de género, en armonía con los principios fundamentales de igualdad y dignidad humana.

Ejemplos básicos del Derecho Natural

  • Las leyes divinas en la época antigua: En las sociedades de la antigüedad, se manifestaba un conjunto de normas divinas que regían la conducta humana, y su existencia innegable precedía a cualquier forma de marco legal o incluso a las directrices establecidas por las figuras de autoridad. Por ejemplo, en la Antigua Grecia, se sostenía que Zeus otorgaba protección a los mensajeros, por lo cual no debían ser considerados responsables de las noticias positivas o negativas que trajeran consigo.
  • Los derechos esenciales según Platón: Tanto Platón como Aristóteles, destacados pensadores griegos de la antigüedad, sostuvieron y defendieron la existencia de tres derechos fundamentales inherentes al ser humano: el derecho a la vida, el derecho a la libertad y el derecho al pensamiento. Esto no implica que en la antigua Grecia no hubiera casos de homicidios, esclavitud o restricción de la expresión, pero sí refleja la perspectiva de los filósofos de esa época que percibían la necesidad de leyes previas a cualquier acuerdo colectivo entre los seres humanos.
  • Los Diez Mandamientos en la tradición cristiana: En una similitud con el caso anterior, estos Diez Mandamientos, que se alega fueron promulgados por Dios, establecieron los cimientos de un sistema legal para la comunidad hebrea en la época del cristianismo temprano. Con el tiempo, también se convirtieron en el pilar de una influyente corriente de pensamiento en la cultura occidental, especialmente durante la era medieval cristiana y el dominio teocrático que caracterizó la Europa de aquel período. Las transgresiones de estos mandamientos (consideradas como violaciones del código) eran enfrentadas con dureza por las autoridades eclesiásticas, incluyendo instancias como la Santa Inquisición de la Iglesia Católica.
  • Los derechos humanos en la era actual: Los derechos humanos inalienables en la época contemporánea ejemplifican el concepto de derecho natural, dado que emergen junto con la existencia humana y son compartidos por todos los individuos, tales como el derecho a la vida o a la identidad, para mencionar uno. Estos no pueden ser anulados ni retirados por ninguna corte en el mundo y prevalecen por encima de cualquier legislación de cualquier nación. La infracción de estos derechos conlleva consecuencias a nivel internacional en cualquier instancia, ya que se consideran delitos que no prescriben nunca.

Otros ejemplos:

  • Derecho a la vida: Todo ser humano tiene derecho a la vida, desde el momento de la concepción hasta la muerte natural.
  • Derecho a la libertad: Todo ser humano tiene derecho a la libertad personal, de pensamiento, expresión y movimiento.
  • Derecho a la igualdad: Todos los seres humanos son iguales en dignidad y derechos.
  • Derecho a la propiedad: Todo ser humano tiene derecho a poseer y disfrutar de sus bienes.

Referencias científicas o prestigiosas:

  • John Locke: Filósofo inglés del siglo XVII, considerado uno de los padres del derecho natural moderno. En su obra «Segundo tratado sobre el gobierno civil», Locke argumenta que los seres humanos nacen con derechos inalienables a la vida, la libertad y la propiedad.
  • Immanuel Kant: Filósofo alemán del siglo XVIII, quien desarrolló una teoría del derecho natural basada en la idea de la autonomía moral. En su obra «Fundamentación de la metafísica de las costumbres», Kant sostiene que los derechos naturales son aquellos que se basan en la razón y la justicia universal.
  • Declaración Universal de los Derechos Humanos: Adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1948, la Declaración Universal de los Derechos Humanos es un documento que recoge los derechos y libertades fundamentales de todos los seres humanos. La Declaración se basa en la idea de que los derechos humanos son universales, inalienables e indivisibles.

Otras fuentes:

En conclusión, podemos decir que en un mundo donde las leyes pueden variar drásticamente según las circunstancias geográficas y temporales, el Derecho Natural emerge como un faro de coherencia ética. Sus raíces históricas y su adaptabilidad a los desafíos contemporáneos subrayan su perdurable relevancia. En última instancia, este nos recuerda que, más allá de los códigos legales que creamos, existe una brújula moral que apunta hacia la justicia y la equidad. A medida que navegamos por las aguas turbulentas de la sociedad moderna, mirar hacia estas verdades fundamentales puede proporcionar orientación y propósito en la búsqueda de un mundo más justo y humano.

Artículo anterior15 Mejores apps para ver fútbol en un Iphone
Artículo siguiente21 Referencias APA 7ma edición + guía

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí