Si eres fanático de la astronomía, o si estás interesado en seguir los vestigios de nuestras culturas originarias, este es el mejor lugar al que podrás ir…

Los geoglifos y la geografía del desierto de Atacama, al norte de Chile, nos hacen pensar en que nuestros ancestros buscaban una forma de comunicarse con algo superior, dios, extraterrestres, o con sus futuros descendientes…

Contenido del articulo

El desierto ubicado en el norte de Chile


El Valle De La Luna, Atacama, Chile. Fuente:
Wanderlust Chloe

En este desierto podemos encontrar El valle de la Luna (a 2.550 msnm), un lugar mágico que hemos visitado en nuestro sur. Fue declarado Santuario de la Naturaleza en 1.982.

Por lo que se trata de un prodigio geológico localizado en la depresión que rodea Sierra Orbate, la erosión eólica ha esculpido todos los atractivos que tiene, produciendo un paisaje con montículos, crestas filosas y hondonadas. Sus rocas sedimentarias están intervenidas por minerales: sal, arcilla, clorato y yeso, lo que produce una mezcla de colores fríos y cálidos. Es un lugar imponente y silencioso donde nos gana la contemplación.

El desierto más árido del mundo

“El desierto chileno, de más 100.000 km2 de extensión, recibe una precipitación media anual de 20 mm de agua, lo que provoca un espectacular florecimiento en sus márgenes. Pero hay zonas donde la lluvia aparece de década en década. La radiación ultravioleta es también muy elevada. Además, a lo largo de millones de años, la desecación y la atmósfera han provocado que la tierra casi sude sal. Más aún, aunque hay mucho mineral, apenas hay materia orgánica de la que puedan vivir los microorganismos.”[1]

En el año 2015 hubo un aluvión que provocó inundaciones en Atacama, pero esto no logró que el desierto dejara de ser el más seco del mundo, lo que sí hizo fue hacernos pensar que el cambio climático es el causante de este tipo de manifestaciones naturales que son eventos cada vez más frecuente en el planeta.

Microorganismos de Atacama similares a la superficie de Marte

Fuente:
Agencia Sinc

En este sentido, hay que comentar el hallazgo de microorganismos en esta zona, y su parangón con la superficie de Marte (claro que, en ese planeta, el clima es aún más extremo), en el que bacterias pueden cobrar vida con unos pocos milímetros de precipitaciones, y que queden en latencia esperando otra nueva lluvia, nos da evidencias de que lo mismo podría pasar en la superficie marciana, una posibilidad de vida en un lugar con un clima súper extremo que ha dado mucho para pensar a los científicos del mundo.

Recorrer el desierto chileno y sus lugares mágicos como el Valle de la Luna es como un paseo por otro planeta. Su geografía, los colores, los cambios de temperatura, cómo se sienten la brisa o el sol, cómo se ven las estrellas, el silencio como una experiencia única e irrepetible.

También para amantes de la Astronomía

Fuente: eldinamo.cl

Otra de las virtudes que nos hace recomendarlo para unas posibles vacaciones, o para simplemente tener los ojos puestos en este destino turístico: es que durante la noche pueden apreciarse mucho mejor que, en cualquier otro lugar del globo, las maravillas de nuestro universo. En el desierto de Atacama hay más de 360 días despejados al año, la luminosidad de las grandes ciudades no existe; no hay luces artificiales que molesten al ojo a la hora de mirar el cielo. Es por ello que se instaló en 1962 el Observatorio Europeo Austral (ESO) ubicado en la zona alta del desierto.

Muchas de las mejores fotografías del universo han sido capturadas por el ESO.

Los impresionantes geoglifos


Este tipo de arte rupestre se realizaba con tres técnicas simples: a) por acumulación de pequeñas piedras más claras o más oscuras que la superficie de fondo; b) por limpieza o despeje de piedras, que dejaban líneas o superficies sobre el terreno pedregoso; y c) por una combinación de ambos procedimientos. Fuente: precolombino.cl

Por otra parte, no sólo es para mirar desde la tierra hacia el cielo que recomendamos el Desierto de Atacama, sino también para mirar del cielo a la tierra los geoglifos. Y es que este fenómeno de grandes marcas hechas con piedras o líneas en el suelo, data de hace cientos de años y tanto en Perú, Estados Unidos y Chile podemos ver los impresionantes geoglifos que las culturas precolombinas dejaron como testimonio de su paso por estas tierras.

Estos geoglifos, por supuesto, fueron objeto de misterios y especulaciones por muchos años. Hasta la llegada de una teoría más reciente.

Una de ellas es la hipótesis del antropólogo chileno Gonzalo Pimentel, quien en su investigación sobre: Viajeros Costeros y Caravaneros. Dos estrategias de movilidad en el período formativo del Desierto de Atacama, Chile, relaciona ciertas rutas o caminos hechos por caravaneros o viajeros de la costa, que buscando materia prima, o llevando recursos de un oasis a otro, pudieron haber creado estos geoglifos como manifestaciones culturales identitarias, expresiones de estos viajantes que hacían vida en las zonas y países vecinos, son tan solo un rastro que los ayudaba a decir “nosotros pasamos por aquí”.

Conclusión

El desierto de Atacama nos vincula con nuestro pasado en común, con ancestros que buscaban algo más que los acompañara en su tránsito por los intensos caminos que debían recorrer, en busca de materia prima para su cobijo, alimento y nuevas fronteras; es un lugar para desconectarse de la ciudad y conectarse con energías primigenias de la tierra.

¿Y por qué no dejar un rastro que sirva de marca característica de una cultura?, los geoglifos, así como los Moái, que también están hechos con un gran esfuerzo humano son un rastro, una huella del pasado. Creemos que todas estas manifestaciones están llenas de misterio, tanto por su técnica de elaboración, en esas grandes escalas, como por su sentido profundo. Nos apetece pensar que hombres y mujeres precolombinos también tenían dudas sobre lo inconmensurable del océano, del desierto o del universo.


¿Qué te ha parecido el post?

haz clic en una estrella

Promedio de estrellas / 5. contador votos

Deja una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.