50 Ejemplos de una Actitud Positiva

Entusiasmo

Las actitudes positivas y entusiastas son una cualidad humana que te blinda contra el estrés y contra la ansiedad. Esto nos permite afrontar las situaciones problemáticas de manera más llevadera por ende aumenta nuestra capacidad de raciocinio en momentos difíciles. En este artículo te mostramos 50 ejemplos de actitudes positivas.

Cuando hablamos de actitud positiva hablamos de optimismo. No es secreto que las personas optimistas tengan un mayor éxito en su vida personal, esto es debido a que está directamente relacionado a la capacidad de superación. Una persona positiva es capaz de ver soluciones en medio del caos, de buscar un arreglo a los problemas y no darse por vencida frente a las circunstancias.

¿Cómo conseguir una actitud positiva? ¿Cómo puedo ser una persona positiva?

Primero antes de responder esas respuestas debes tener en cuenta que ser positivos frente al mundo no viene dado por arte de magia, sin embargo no solo es ser positivos porque sí. Hay muchas actitudes personales que pueden considerarse positivas porque éstas alimentan el optimismo, y sí, esto quiere decir pueden irse desarrollando con el tiempo y la experiencia.

Estado positivo
Advertisement

1. Medita

Advertisement

La meditación es una actitud positiva de análisis. Esta cualidad nos permite controlar nuestros miedos, analizar las situaciones, pensar en soluciones. Son muchas las veces los problemas más complejos tienen soluciones sencillas que se consiguen con un momento de meditación.

2. Comparte alegría

Cuando cosechamos y adoptamos la alegría cambiamos y mejoramos nuestro ambiente de trabajo y nuestro hogar. Podemos llegar a ser capaces de contagiar el buen estado de animo al que no lo está, por lo tanto esto libera las tensiones y como se puede entender es bastante positivo. Cuando surge un problema no hay nada como mantener un rostro apacible y una sonrisa de calma.

3. Se responsable

Cuando somos responsables le demostramos a las personas que nos rodean que pueden confiar en nosotros, que somo capaces de pensar y encontrar soluciones. Este es un ejemplo de actitud positiva porque las personas encuentran la calma depositando su confianza en nosotros.

4. Disfruta

Cuando disfrutamos lo que hacemos, somos capaces de mantener nuestro estado de animo arriba. Esto se contagia por ende creamos un ambiente positivo a nuestro alrededor. Si por el contrario nos centramos en lo malo, expresamos incomodidad y la incomodidad se propaga rápidamente.

5. Conserva los buenos recuerdos

Conservar los buenos recuerdos nos llena de gozo. Cambia nuestro estado de humor de manera inmediata, y esto nos relaja. No hay como tomar una taza de café pensando en los buenos momentos. Desechar lo malo y conservar lo mejor que hemos vivido nos recuerda que la vida sí vale la pena.

6. Afronta

Afrontar las situaciones difíciles con realismo no nos hace menos positivos. Al contrario, cuando afrontamos la dificultades con neutralidad nos permite ver más allá del estado de crisis. Cuando afrontamos dejamos de un lado el miedo y esto nos permite avanzar.

7. Abandona el prejuicio

Cuando abandonamos los prejuicios podemos ver las cosas y las situaciones con mayor claridad. Esto se traduce a que nuestra relación con las personas mejora de manera inmediata y nos hace sensibles a la realidad ajena. Además esto nos permite manejar mejores contactos y ser más abiertos a las conversaciones con terceros.

8. Se asertivo

La asertividad es la capacidad de comunicar nuestras opiniones de manera respetuosa aunque sean contrarias a la de los demás. Esta actitud es bastante importante para cultivar una personalidad positiva. Nos hacemos más respetuosos y respetables.

9. Haz pausas

Hacer pausas es necesario para tomar espacio de lo que nos lastima, incomoda o molesta. Este es necesario para cuidar nuestra salud mental, además mantenernos al margen del estrés y la ansiedad innecesaria. Esto podemos aplicarlo con las amistades y las redes sociales. Por ejemplo si no puedes ir a dormir sin revisar las noticias en las redes es una alerta de que necesitas hacer una pausa.

10. Toma tu tiempo

Tomarnos nuestro tiempo para realizar nuestras tareas y nuestros proyectos nos ayuda en la meditación y para superar nuestras propias habilidades. Esto es con la finalidad de realizar de mejor manera nuestro trabajo. Por consiguiente no podemos querer hacer algo correctamente si no respetamos nuestro tiempo de adaptación y aprendizaje.

Ser positivos

11. Abandona la culpabilidad

Buscar culpables o culparte a ti mismo no forma parte de una solución. La culpabilidad aumenta nuestros prejuicios y favorece a la perdida de autoestima. Aprende a respetarte aun cuando cometas errores.

12. Actívate

Cuando nos mantenemos activos dejamos muy poco espacio para el desanimo. Ser activos con nuestro cuerpo como salir más veces al supermercado, o dar un paseo en las mañanas o en las tardes es una buena manera de desechar la apatía.

13. Motivate

Mantenernos motivados mantiene en alto nuestro optimismo, nuestra creatividad y nuestra actividad. Cuando buscamos constantemente nutrir nuestra motivación vemos el futuro con optimismo.

14. Agradece

No olvides agradecer y sentirte agradecido con los demás que han sido tu apoyo y ayuda. De esta manera mantenemos nuestros pies en la tierra y conservamos nuestras amistades. Muchas veces recibimos ayuda de los demás y gracias a esto hemos podido solventar situaciones difíciles. Esto es parte de aceptar con humildad que no somos seres asociables.

15. Idea soluciones

Idear es parte elemental de la meditación. En nuestros pensamientos debemos usar el tiempo para imaginar posibles salidas a problemas, al contrario si nos centramos en lo negativo no podemos usar nuestra imaginación.

16. Aprovecha el silencio

Los momentos de silencio y de soledad muchas veces son necesarios para relajarnos, para calmar nuestros propios pensamientos. Hay que usar esos pequeños momentos de la mañana o de la noche para descansar la mente.

17. Duerme

Sí, dormir nos hace más positivos. Cuando descansamos depuramos el cansancio mental. En consecuencia hay que descansar de forma prioritaria a nuestra mente si queremos rendir en el día y no caer en frustraciones.

18. No te compares

Cuando nos comparamos con los demás nos faltamos el respeto a nosotros mismos. Somos seres únicos e individuales. Puede ser que compartamos ciertas similitudes con alguien más, pero jamás seremos igual a otra persona. Tenemos nuestras fallas, pero también tenemos habilidades y cualidades que nos hacen únicos. Cuando tenemos esto en claro no damos espacio para la baja autoestima y nuestra actitud se vuelve más positiva. Empezamos a ver nuestro propio lado positivo.

19. Acepta tus errores

Nuestros errores nos pueden causar problemas, pero para poder corregirlos debemos aceptar que no somos perfectos. Cuando tomamos una actitud humilde frente a nuestras acciones podemos discernir y mejorar nuestras fallas. Esto hace que desarrolles una capacidad de superación y eleva tu autoestima.

20. Escucha

¿Cuantas veces nos sentamos a escuchar a los demás? Cuando silenciamos por un momento nuestros problemas y escuchamos lo que otra persona tiene para decir no solo estamos mejorando nuestra capacidad de establecer amistades, sino que nos volvemos más sensibles y tolerantes.

Actitud positiva

21. Cumple una meta corta

En este caso no hablamos de intentar de nuevo ir al gimnasio. Cuando hablamos de cumplir una meta corta nos referimos a mejorar nuestras horas de sueño, de levantarnos más temprano, de comenzar a preocuparnos por desayunar sin apuros, de llamar a una amistad solo por saludar. Estas pequeñas cosas y actitudes te hacen más positivo y mejoran tu calidad de vida.

22. Escucha los consejos

Escuchar los consejos no implica que tengas que seguirlos, sino todo todo lo contrario. Prestar atención a los consejos que nos dan nos ayuda a discernir de lo que puede ser favorable para nosotros o no. Por lo tanto es necesario llenarnos de paciencia y escuchar.

23. Valora tus experiencias

Al valorar nuestras experiencias tanto negativas como positivas nos ayuda a sacar provecho de nuestras vivencias. Siempre hay un aprendizaje y esto significa crecimiento.

24. Planifica tu día a día

Cuando planificamos nuestro tiempo le damos máximo rendimiento a nuestro trabajo y estudio. Esta práctica positiva da frutos a corto plazo, la organización y la buena administración de nuestro tiempo implica mejor trabajo, tener un mejor descanso y también mejora nuestra capacidad de cumplir con las responsabilidades.

25. Mide tus compromisos

Meditar nuestra capacidad de asumir compromisos también es responsabilidad. No asumas compromisos que no puedas cumplir. Antes de hacer esto, primero medita tu tiempo y el esfuerzo que te va a llevar. Es mucho mejor ser sinceros con los demás y con nosotros mismos cuando decimos que no.

26. Haz ejercicio físico

Para todos hay varios tipos de ejercicios físicos que se adaptan a nuestras necesidades. No te asustes ni te desanimes viendo a los influencers. Para iniciar el ejercicio físico no importa que tanto te hayas ejercitado en el pasado. Lo que importa es respetar los límites de tu cuerpo, de tu tiempo y sobre todo ser constantes. El ejercicio físico alivia dolores musculares como los de piernas y espalda, mejora nuestro estado animo porque liberamos endorfinas, y con la constancia vemos cambios físicos positivos en nuestros cuerpos mejorando nuestra autoestima.

27. No te cierres a los cambios

Los cambios muchas veces son buenos. Los cambios nos abren puertas a nuevas experiencias y a nuevas oportunidades. Al aceptar los cambios con neutralidad podemos ver nuevos panoramas.

28. Se constante

La constancia nos lleva a superar nuestros propios límites. Con constancia podemos ver y disfrutar de los frutos de nuestro esfuerzo.

29. Rompe los límites

Muchas veces nos limitamos a nosotros mismos. Nos quedamos en nuestra zona de confort y nos preguntamos ¿por qué no veo mejores frutos de nuestro esfuerzo? ¿Por qué siempre estoy igual? Cuando comenzamos a sentir monotonía, para nuestro cerebro es señal de que necesitamos iniciar algo nuevo, novedoso, y poner en práctica la imaginación. Esto no es malo, cuando prestamos atención y atendemos esta señal podemos iniciar la búsqueda de nuevos emprendimientos. Nos lleva a realizar cosas que antes no hubiésemos pensado que podíamos hacer.

30. Recaba ideas

Recabar ideas no es un pérdida de tiempo. Tomarnos un momento del día para buscar ideas nuevas mejora nuestro estado de ánimos y nos llenamos de energía. Esto nutre nuestra motivación.

Descanso

31. Busca un hobbie o pasatiempo

Mientras más presión y trabajo tengas, más necesitas un pasatiempo. Suena imposible, pero realmente no lo es. Invertir una o dos horas a la semana para distraer nuestra mente en algo que nos entretenga nos libera del estrés y nos pone de mejor humor.

32. Evita discusiones

En la mayoría de los casos lo mejor es evitar los conflictos aunque estemos de mal humor. Generar o incentivar un problema debido a nuestro estrés o al estrés de otra persona puede llevarnos a hacer cosas de las que nos podemos arrepentir.

33. Practica la concentración

Nunca está de más practicar la concentración, toma un tiempo para leer terminar un libro, practica juegos de agilidad mental con el celular o con la pc. Con esto mejoras tu rendimiento y es un buen ejemplo de una actitud positiva.

34. Conversa sobre tus sentimientos

¿Estás de mal humor con una persona? Hablar con las personas de manera respetuosa sobre un inconveniente o una discusión nos permite drenar el mal humor. Al aclarar los problemas no damos tiempo a que nazca el rencor y los roces.

35. Pide disculpas

Si sabes que hiciste algo que no estaba bien, pide disculpas. En el trabajo este gesto te puede ahorrar cientos de problemas a futuro.

36. Ordena

Mantén tu espacio de trabajo y de descanso limpio. Cuando dejes de trabajar en tu casa o en las mañanas cuando te hayas terminado de vestir arregla todo lo que hayas dejado fuera de lugar. ¿Cuando fue la ultima vez que limpiaste el teclado de tu ordenador?

37. Termina el día

Acepta que las horas de trabajo terminaron y descansa. Cuando termina la jornada intenta no mezclar las cosas de tu trabajo en tu casa. Despeja la mente y respeta tus tiempos de descanso.

38. No te llenes de la mala energía de los demás

Cuando una persona cercana a nosotros se encuentra de mal humor, enojada o molesta. O incluso si este es su estado normal es necesario tomar espacio para que tu no termines de ese mismo mal humor. Es correcto cuidar nuestro estado de animo.

39. Apártate

Cuando estés iracundo, en un momento de rabia es mejor apartarse hasta que pongas en calma tus emociones. Es mejor bajar los ánimos para poder hablar con calma y serenidad. No busques una conversación que pueda llevar a una discusión si te sientes histérico/a.

Trabajo en casa

40. Aplica un método de tiempo

¿Cuanto tiempo trabajas y cuanto tiempo descansas? Siempre que trabajamos en la casa o estamos estudiando por largas horas es necesario tomarse descansos cortos de 10, 15 o 20 minutos. Esto evita los dolores de espalda y de piernas. Levántate de la silla, camina un poco, bebe agua, y retira la vista de la pantalla.

41. Haz una cosa a la vez

Hacer una cosa a la vez es una manera de trabajar correcta y ordenada. Cuando nos concentramos en hacer una cosa a la vez, nuestro trabajo es más prolijo, más perfecto y cometemos menos errores.

42. Aparta la incertidumbre

La incertidumbre no nos deja concentrarnos en el hoy, nos agota mentalmente. La incertidumbre en muchos casos no permite que planifiquemos. Sin embargo lo que sí podemos hacer en el presente para que las cosas próximas salgan correctamente.

43. Revisa tus proyectos del pasado

Muchas veces olvidamos los proyectos que no pudimos llevar a cabo porque quizás no era el momento adecuado o correcto. ¿Pero en algún momento has pensado en que quizás ahora sí sea oportuno retomarlos?

44. Deja las excusas

Solo nosotros sabemos realmente nuestras circunstancias, y muchas veces son circunstancias difíciles, sin embargo aun así caer en excusas lo único que logra es que nos convirtamos en victimas. Si quieres superar una situación intenta evitar en lo más que puedas caer en excusas. Intenta esforzarte en ir en contra de los obstáculos y verás los buenos resultados.

45. No dejes de relacionarte con los demás

Somos seres sociables aunque tengas timidez o te guste disfrutar de la soledad. Es correcto que respetes estos aspectos de tu personalidad y no te fuerces, pero también no debemos descuidar nuestras relaciones de amistad.

46. Deja sanar

Si necesitas un tiempo para dejar sanar las heridas y meditar en tu futuro para tomar decisiones importantes hazlo. Aunque esto incluya tomar espacio de ciertas personas.

47. No te fuerces a lo que no te gusta

Si bien es cierto que muchísimas veces debemos hacer un trabajo que no es de nuestro agrado o no es lo que esperábamos, no es motivo para que también te veas forzado a realizar cosas o pasatiempos que no te gustan para agradar a los demás. Se comprensivo y sincero contigo mismo, si algo no te gusta, no lo hagas.

48. Cultiva la comprensión

Nadie es perfecto. Debemos aceptar que las personas cometen errores, nadie tiene una personalidad completamente perfecta, eso no existe. Asumir esta realidad nos hace más realistas y más felices. No solamente se trata de aceptar que no somos perfectos, sino que los demás tampoco lo son. Los errores son inevitables. Cuando aceptamos esto también liberamos de cargas innecesarias a las personas que nos rodean.

49. Mejora tu lenguaje

Lo que oímos salir de nuestra boca también influye en nuestro estado de animo. Cuando mejoramos nuestro lenguaje y quitamos de nuestra manera de hablar palabras negativas, groserías que sean contantes y frases autodestructivas empezamos a eliminarlas también de nuestra memoria. Debido a esto nuestra autopercepción y nuestra autoestima mejoran rápidamente.

50. Cultiva el sentido de humor

El sentido de humor es un analgésico. Cuando estamos tristes, agobiados, o tenemos una preocupación intenta hacer un esfuerzo para ver algo que despierte tu sentido de humor. Muchas veces esto nos saca casi de inmediato de nuestro estado de estrés y nos relaja.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.