13 Ejemplos de Objetos Deformables

Cuando hablamos de un objeto o material deformable nos referimos a todos que pueden variar la distancia entre dos puntos cuando se les somete a una fuerza o presión externa, pero al eliminarla, recuperan su forma y/o no sufren daños en su morfología o calidad del producto. En otras palabras, nos referimos a todos aquellos objetos que se pueden estirar o alargar, aplastar u encoger sin afectar su eficacia.

En nuestro día a día convivimos con este tipo de materiales e inclusive alimentos que nos hacen nuestra vida más fácil o divertida, no obstante, muchas veces no nos damos cuenta, por ello, decidimos traerles unos ejemplos para ilustrar lo anterior expuesto. ¿Conoces alguno para agregar a la lista?

Lista de ejemplos de objetos deformables

1. Oobleck

Se realiza por una mezcla de maicena con agua y es uno de los fluidos no newtonianos cuya particularidad es que toman diferentes formas o viscosidad dependiendo de la presión que se ejerza sobre él. Ahora bien, ¿por qué decimos que esta mezcla forma parte de esta categoría? Pues, porque al estar en reposo es un líquido espeso y blanco, similar a la pintura, pero si ejercemos una fuerza o presión repentina contra él, como un golpe, se vuelve sólido, mientras que si lo intentamos tomar con gentileza es tan líquido como el agua; finalmente, si lo maleamos o masajeamos con las manos toma una consistencia viscosa.

Oobleck

2. Pelota para el estrés

Estas son fabricadas, en su mayoría, con poliuretano lo que les permiten ceder bajo la presión para, posteriormente, recuperar su forma habitual. Este proceso se realiza cuantas veces la persona lo necesite. El objetivo de esta acción es calmar la mente al ejercer el movimiento muscular repetitivo.

Pelotas para el estrés

3. Resorte

En diferentes formas y tamaños, como parte de máquinas o para el entretenimiento, estos objetos tienen como principal motivo de su existencia la capacidad de deformación sin que se vea afectada su forma original, es decir, puede estirarse hasta el casi romper o aplastarse hasta reducir a la mitad su tamaño y, sin embargo, cuando la presión externa desaparece, recupera su forma o tamaño regular.

Resorte

4. Plastilina

La materia prima para su producción es variada, pero dentro de los materiales tenemos plástico (de allí proviene su nombre), vaselina, sales de calcio y aceite, que le dan una consistencia engomada que hace que pueda utilizarse múltiples veces, moldearse, aplastarse, separarse, pero su calidad no varía.

Plastilina

5. Salsa de tomate

Aunque más bien es un alimento, forma parte de los fluidos no newtonianos, pues, por ejemplo, al estar en el envase es sólido, por lo que cuesta que salga, pero cuando está libre de presión se vuelve menos viscoso, llegando a ser hasta líquido.

Salsa de tomate

6. Botellas reciclables

Por supuesto, nos referimos a las botellas de plástico, las cuales pueden modificar su tamaño bajo la presión o la temperatura, pero al impulsar aire a través de ella, recupera su forma.

Figuras para hacer con plastilina

Botellas reciclables

7. Cintas elásticas

Como su nombre lo indica, la elasticidad es la clave, se puede estirar todo lo que se quiera y, al eliminar lo que provoca este evento, vuelve a su forma natural sin daños.

Cintas elásticas

8. Gelatina

Otro de los alimentos deformables, pues, al ejercer presión, cambia su forma, pero siempre vuelve a recuperarla, aunque sea moviéndose cómicamente.

gelatina

9. Aluminio

Es uno de los metales con mayor maleabilidad que tiene acceso al público general, por ello, se pueden observar en tantos objetos, formas y tamaños. Por supuesto, sin olvidar el aluminio en lámina, que es utilizado para envolver alimentos para mantener su temperatura, proteger objetos de rayaduras o simplemente arrugarlo hasta hacer una pelota. Lo más genial de todo es que puedes reciclarlo cuantas veces quieras y su resistencia/calidad, probablemente, sea la misma.

Papel aluminio

10. Almohada o colchón viscoelástico

También conocidos como “objetos con memoria” y el motivo es nada más y nada menos que el material con el que es realizado: la espuma viscoelástica, la cual tiene memoria microscópica que reacciona a la temperatura y al peso. ¿Cómo funciona? El calor y la presión hacen que la espuma se vuelva maleable y se adapte a las curvas del cuerpo, mientras que, cuando el material se enfría, vuelve a su forma original.

espuma viscoelastica

11. Yogurt

Otro de los alimentos cambia forma que se pueden observar en el mercado, ¿no nos crees? No te has fijado que, al comprar un vaso de yogurt, al abrirlo es sólido y al empezar a comerlo se vuelve cada vez más líquido, pero si lo dejas de consumir y lo guardas para después, al tomarlo de nuevo, se encuentra sólido.  ¡Efecto newtoniano!

Yogurt

12. Esponjas

La gran mayoría de los tipos de esponjas pueden aplastarse, reducir su tamaño, ser deformadas por una fuerza externa, pero al eliminar esta presión, recupera su forma original sin dañarse o perder calidad, al menos en las primeras decenas de lavadas.

Esponja para lavar

13. Trenzas, cuerdas o cordones

Si, si piensas por un segundo, con ellas puedes amarrar diversos objetos, estirarlas, darles vueltas o enrollarlas, pero si evitamos ejercer alguna fuerza externa, volverá a su forma original sin daño, no importa cuantas veces repitamos el proceso.

Cordones
Artículo anterior90 Apodos para Niñas (Bonitos, Traviesos y Cariñosos)
Artículo siguiente9 Propósitos diferentes para la Vida

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí