Tablas de equivalencias

Las tablas de equivalencia son una herramienta que nos permite conocer de forma rápida el valor de una unidad, un sistema de medidas definido o, también, esas mismas unidades en una categoría internacional o aleatoria. Veamos a continuación algunos ejemplos de tablas de equivalencia para que puedas entender mejor.

Prácticamente existe una para todo, pero son principalmente utilizadas en la escuela y universidad como base para matemática, física y química, o cualquier materia/experimento que necesite conversión de unidades. No obstante, también pueden ser usadas para la vida diaria, como las medidas de recetas de cocina, para calcular la cantidad que trae algún producto o al comprar ropa e incluso neumáticos.

Advertisement

1. Tabla de equivalencia de unidades

Advertisement

Básicamente, se usan como guías en las transformaciones o al realizar experimentos, comparando las diferencias proporcionales entre una unidad y otra. A saber, para convertir se deben dividir tantos “escalones” por encima o multiplicar si se esta bajando.

Tablas de equivalencias

a. Capacidad y volumen

La capacidad es la cantidad de líquido que puede contener un recipiente determinado y su unidad básica de medida es el litro (L). Mientras, las unidades de volumen hablan del espacio que ocupa un líquido, fluido, sustancia o gas y su principal unidad es el metro cúbico (m3).

b. Longitud

Es la medida planteada por acuerdo internacional que se utiliza para calcular la distancia entre dos puntos. Las unidades más usadas son el kilómetro (km), los centímetros (cm) y el metro (m), este último siendo la unidad base.

c. Masa

Es la cantidad de materia contenida en un cuerpo, su unidad base es el kilogramo (kg).

d. Tiempo

Es una magnitud física con la que se mide la distancia que hay entre dos acontecimientos. De esta forma, se pueden organizar desde lo más pequeños instantes, segundos, hasta los más largos momentos (días, años, siglos).

e. Presión

Es una magnitud física escalar que designa una proyección de fuerza ejercida de manera perpendicular sobre una superficie. La presión relaciona una fuerza de acción continua con una superficie sobre la que actúa. Su unidad básica de medida son los pascales (Pa).

2. Sistema internacional (métrico) vs Sistema anglosajón (imperial) de medidas

En 1960, un conjunto de países se reunió en la “XI Conferencia General de Pesos y Medidas” para establecer y unificar los diferentes sistemas de unidades. Estableciendo lo que fue conocido como “magnitudes fundamentales”, basadas en las “unidades fundamentales” (como el metro y el kilogramo) escogidas por convenio en esta reunión, permitiendo organizar y/o expresar cualquier término físico. También, se estableció que para realizar la conversión se utilizaría una multiplicación o división, dependiendo si se desea transformar en un múltiplo o submúltiplo, siguiendo una escala decimal.

La forma de medida acordada se bautizó como sistema métrico decimal y posteriormente como Sistema Internacional de Unidades (SI). Los países asistentes a este congreso aceptaron utilizarlo y establecerlo como principal. Este se ha mantenido hasta nuestros días, agregando cada vez más países que lo prefieren debido a su facilidad al momento de realizar cuentas.

Por otra parte, los países que no asistieron o que se negaron a implementar las nuevas medidas, se mantuvieron utilizando el antiguo sistema anglosajón, que esta conformado por un antiguo sistema proveniente de Roma, por lo que también es conocido como imperial. Las unidades base en este sistema son la libra, pie, pulgada, yarda y galón. Principalmente, se usa en Estados Unidos y países asociados a él, como Puerto Rico.

Debido a las notables diferencias proporcionales y de nombre entre el internacional y el anglosajón, es un poco complicado ubicarse al viajar, mudarse o estudiar en un país que no comparta tú mismo sistema de unidades. Para ello, las tablas de equivalencia se presentan como una herramienta guía bastante rápida y fácil.

3. Cocina

Los fanáticos de la cocina, quienes disfrutan realizando y modificando recetas que ven en televisión o en internet, en algunas ocasiones, pueden complicarse y confundirse al intentar interpretar la cantidad de ingredientes que necesitan utilizar. Las unidades de medidas en la cocina pueden ser desde gramos hasta tazas y cucharaditas. Ahora bien, ¿cuántos gramos o mililitros le caben a una taza? ¿Se modifican dependiendo del ingrediente? Las respuestas se encuentran en las tablas de equivalencia.

4. Otros

Como mencionamos al inicio, las tablas de equivalencia no solo se pueden usar en la cocina o en la escuela, hay variadas opciones para la vida, como muestra, los siguientes ejemplos.

En informática:

Temperatura:

Tablas de equivalencias

Bicicletas

Tablas de equivalencias

Ropa y calzado

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.