CARNAVAL: Origen histórico de una celebración

carnaval origen e historia

Una celebración sin igual en nuestro calendario, es precisamente el carnaval; salir de casa disfrazados, darle rienda suelta al color, a la ironía, al desenfado y la risa, tiene un profundo sentido antropológico e histórico que resume de manera excepcional más de 2000 años de historia y de cultura en occidente. Generalmente se lleva a cabo en una fecha invariable entre los meses de febrero y marzo, pero es una celebración que está íntimamente vinculada a los países católicos donde constituye un evento ineludible de nuestro calendario. Pero, veamos cual es el origen histórico del Carnaval.

Orígenes y sentido del carnaval

 

Vinculado al tiempo de cuaresma que precede a la Pascua o Semana Santa, el carnaval es una fiesta en la que el relajamiento de las normas sociales se manifiesta como una válvula de escape que antecede un tiempo de purificación y penitencia. Al menos esa es la forma en que los países católicos observa este tipo de celebración.

Su derivación etimológica proviene del latín carnem levare que significa quitar la carne, aludiendo a la prohibición tradicional de la cuaresma y la Pascua de suspender el consumo de carne y la satisfacción de apetitos carnales.

Desde la antropología se considera al carnaval como la persistencia de antiguas fiestas paganas celebradas en el mundo romano-mediterráneo antes de que el cristianismo se erigiera como sucesor del Imperio y modificara las pautas y costumbres del calendario. Fiestas paganas como la saturnalia o celebración de inverno, las bacanales greco-romanas y las lupercales, son en esencia tres de las fiestas cuya persistencia se expresa en nuestro moderno carnaval.

Saturnalia: la celebración que vincula a la Navidad con el Carnaval

 

saturnalia y carnaval
Ave, Caesar! Io, Saturnalia!. Cuadro de Sir Lawrence Alma-Tadema de 1880. Tomado de wikimediacommons

 

Las Saturnales o Saturnalia, era la festividad más importante de los antiguos romanos, celebrada en honor al dios Saturno y festividad propia de la agricultura. En nuestro calendario, las fiestas de Saturnalia se llevaban a cabo entre el 17 y 25 de diciembre, coincidiendo con nuestra actual celebración de la Navidad.

La primera celebración se efectuaba entre el 17 y 23 de diciembre con la fiesta de las velas y las antorchas para celebrar el fin del periodo más oscuro del año en invierno y el 25 de diciembre con la celebración del nacimiento de un nuevo sol, coincidiendo con la entrada del sol en solsticio de invierno.

Otros datos sugieren que la Saturnalia fue también una celebración por la finalización de los trabajos del campo, cuando la estación invernal daba a toda la familia y los trabajadores libres de las labores cotidianas de la agricultura.

Estas fiestas representaban alrededor de siete días ruido y diversión, intercambio de regalos y relajación de estrictas normas sociales. Grandes banquetes y sacrificios de animales signaban de igual modo estos días para los romanos, quienes además, liberaban momentáneamente a los esclavos de sus obligaciones e incluso intercambiaban roles y oficios con ellos.

la junventud de baco
La juventud de Baco, pintura de William-Adolphe Bouguereau (1884). Tomada de wikimediacommons

En la antigüedad tardía de Roma, en medio de la progresiva cristianización del imperio, la Iglesia Católica fue sustituyendo esta fiesta del nacimiento del nuevo sol por la del nacimiento de Jesús de Nazaret, quitándole su cariz bullicioso y desarreglado, por una festividad más religiosa.

Bacanal: celebración Dionisiaca griega y romana

 

celebracion bacanal
Sacrificio a Baco, óleo de Massimo Stanzione (c. 1634). Tomada de: wikimedia commons

De tradición griega, las bacanales fueron fiestas que se introdujeron en Roma a partir del 200 a.c. a través de Etruria. Se celebraban en honor al dios Baco o Dioniso, dios mitológico del vino.

Inicialmente se celebraban las bacanales en secreto, al pie del Monte Aventino, y solo se desarrollaba entre mujeres, aunque posteriormente se comenzó a incluir población masculina.

Se llevaban a cabo en secreto y con desmedidas ingestas de vino que en ocasiones derivaban en la consecución de crímenes y orgías. Tal fue el escándalo generado por las bacanales, que el Senado Romano emitiera un decreto en el año 186 a.c. en el que se prohibía esta celebración, por enmascarar en el seno de su secta una conspiración contra la autoridad de la República.

Fiestas Lupercales

 

FIestas Lupercales
Fiestas lupercales, óleo sobre lienzo de Andrea Camassei. Tomado de: wikimediaCommons

Es otra de las celebraciones paganas de importancia en la Roma Antigua, hasta entrada la antigüedad tardía cristiana donde comenzó a confundirse con otras festividades religiosas, proceso que fue consolidando el control social de la Iglesia Católica.

Se realizaba durante el 15 de febrero y consistía en la elección anual de una congregación de personas ilustres de la ciudad quienes se reunían en la fecha indicada en una gruta del Monte Platino, donde según la tradición mitológica griega, el Fauno Luperco tomó la forma de una loba (Luperca) que luego amamantaría a los gemelos Rómulo y Remo.

César rechaza (44 A. C.) la diadema que le ofrece Marco Antonio durante las Lupercales, en esta ilustración incluida en la Cyclopedia of Universal History, publicada en 1894 por el educador, editor e historiador estadounidense John Clark Ridpath.

La fiesta en honor a este mito fundacional romano, comenzaba con el sacrificio de una cabra y un ritual oficiado por un sacerdote; entonces los lupercos se disponían desnudos hacia una procesión en la que llevaban tiras de cuero de recién sacrificada cabra y con ella azotaban a las mujeres que se encontraban el el camino de la procesión.

En el año 494 el Papa Gelasio I condenó esta festividad pagana y al no poder eliminarla por completo cristianizo el evento con la purificación de las velas o la Candelaria que hasta el presente se celebra en el calendario cristiano.

como era la festividad lupercana
Cupido y personificaciones de la fertilidad encuentran a los Luperci disfrazados de perros y de cabras.

El carnaval de la antigüedad tardía y el medioevo

 

como era el carnaval en el medievo
Carnaval en la Edad Media. Tomado de:

Durante la antigüedad tardía y todo el Medioevo, etapa donde comienza el férreo dominio de la iglesia sobre las costumbres civiles, se va a experimentar una suerte de resistencia que inevitablemente obligará al cristianismo a convivir con un modo de escape o desahogo social antes de la purificación pascual.

De modo que, aunque la Iglesia Católica no acepta oficialmente el carnaval, es indudable que ha tenido que permitirlo.

En tal sentido, para los cristianos del Medioevo el carnaval era una oportunidad para llevar a cabo, bajo máscaras y disfraces los actos que usualmente se condenarían por las convenciones morales. El carnaval terminó por significar esa forma en que el paganismo siguió escondido bajo las imposiciones religiosas y florece al ritmo de comilonas, fiestas y desfiles.

En la edad media el carnaval era un espacio de gran permisividad, donde la crítica social y la parodia ridiculizante alcanzaba a los gobernantes y hasta al mismo clero, y el la que se comenzó la costumbre de elegir un rey (origen del rey momo) que por un día hacía la parodia del monarca gobernante y vivía las mieles del poder en medio de la ridiculización y el desenfreno.

En conclusión, … los carnavales que celebramos en nuestra contemporaneidad son inexcusablemente una pervivencia de más de 2000 años de fiestas paganas cuya significación era determinante en la consecución del calendario romano. En el juego de poder establecido por la iglesia católica por tratar de imponer fiestas religiosas sobre festividades paganas profundamente arraigadas, terminó por aceptar una convivencia tácita con una celebración social que a todas luces está vinculada con dos de las fechas más importantes del calendario cristiano: la Navidad y la Pascua.

Néstor D. Rojas López

CARNAVAL: Origen histórico de una celebración
5 (100%) 1 vote