El don del espíritu santo

Hay una escena del Evangelio muy bella y conmovedora en la cual Jesús Resucitado se aparece a los Once discípulos que estaban escondidos y tristes por la muerte del Maestro y en vez de regañarlos por haberlo abandonado en el momento de la cruz, recordemos que sólo Juan se quedó todos los demás huyeron, les saluda y les da la paz. Inmediatamente les da el regalo más grande: Su Espíritu. Veamos la escena: “Al atardecer de aquel día, el primero de la semana, estando cerradas las puertas de lugar donde se encontraban los discípulos, se presentó Jesús en medio de ellos y les dijo: La paz con ustedes. Dicho esto, les mostró las manos y el costado. Los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor. Jesús les dijo otra vez: La paz con ustedes. Como el Padre me envió también los envío yo. Dicho esto, sopló sobre ellos y les dijo: Reciban el Espíritu Santo…”  (Juan 20,19-22).

TENEMOS PARA TI: EXPLICACIÓN DEL AVE MARÍA

El Espíritu Santo, es el Espíritu de Dios, es una persona divina que actúa en nosotros y nos da la fuerza de conocer a Dios y de comprender el sentido de nuestra propia vida. Hay que precisar  que la fe cristiana cree y adora a un Dios Trinitario, es decir, dentro de Dios hay tres personas distintas: El Padre, El Hijo y el Espíritu Santo, sin dejar de ser un solo Dios son tres personas que se relacionan entre sí y se aman inmensamente.

Por lo tanto, el Espíritu Santo es la fuerza del amor de Dios. El Padre ama al Hijo y el Hijo ama al Padre incondicionalmente y de ese amor surge el Espíritu Santo. Jesús al resucitar de entre los muertos y convertirse en Señor de la historia entrega ese Espíritu a sus discípulos, a los suyos.

Espíritu santo

Nuestra fe confiesa que el Espíritu Santo habita en nuestra Iglesia y en cada uno de nosotros, y ese Espíritu hace presente a Jesús Resucitado.

Por ser el Espíritu Santo una fuerza divina, se le ha simbolizado con elementos como el viento impetuoso, el fuego que arde, el aceite que vigoriza, el agua que con su fuerza lava y purifica. Se le conoce también con el nombre de “Paráclito” que traduce Abogado, consolador.  Por eso, la Iglesia invoca la presencia del Espíritu de Dios cuando siente debilidad, cuando necesita asistencia e iluminación.

TE PUEDE INTERESAR: ORACIONES PARA SAN MIGUEL ARCANGEL

El Espíritu Santo es el regalo más grande que nos ha dado porque por medio de él entramos en comunicación con Dios, conectamos con él y somos transformados por él. El Espíritu Santo da vida, sostiene la fe, alimenta a la Iglesia con los sacramentos, reconforta y alienta.

Hay una oración antiquísima llamada “Secuencia”  utilizada por la Iglesia para invocar al Espíritu de Dios y es una oración muy potente y llena de contenido que nos permite comprender quién es ese Espíritu Santo que Jesús nos ha donado.

espíritu santo

La oración al espíritu santo:

Ven Espíritu Divino, manda tu luz desde el cielo. Padre amoroso del pobre, don en tus dones espléndido. Luz que penetras las almas, fuente de mayor consuelo.

Ven dulce huésped del alma, descanso de nuestro esfuerzo. Tregua en el duro trabajo, brisa en las horas de fuego. Entra hasta el fondo del alma divina luz y enriquécenos. Mira el vacío del hombre cuando le faltas por dentro. Mira el poder del pecado cuando no envías tu aliento.

Riega la tierra en sequía, sana el corazón enfermo. Lava las manchas, infunde calor de vida en el hielo. Doma el espíritu indómito, guía al que tuerce el sendero

Es la oración más bella que ha sido compuesta para el Espíritu Santo. Por eso es muy importante invocarlo con frecuencia y pedirle que venga a regar nuestras sequías, a secar nuestras lágrimas, a fortalecer nuestros corazones, a iluminar nuestras mentes, pues sin su ayuda todo sería más difícil y oscuro. Él está dentro de nosotros aún sin saberlo y a pesar de que muchos no lo aceptan y lo adoran, pero así es Dios que hace salir su sol sobre justos e injusto y desborda su Espíritu en todos para que haya vida, pues si Dios retira su aliento todos volvemos al polvo y cesa la sinfonía hermosa de la vida.

Artículo anterior11 Discursos de despedida para Graduación
Artículo siguienteOración de serenidad (con explicación)
Estudiante de medicina (ULA), escultor y trovador. Redactor y Editor.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí