El machismo y su continuidad a través del tiempo

machismo
Fuente: radiodos.
El machismo es la percepción social asociada al prejuicio sexual donde el hombre es superior a la mujer en la mayoría de los aspectos de la vida cotidiana y que no permite la incorporación de esta en ciertos ámbitos de trabajo, sociales, políticos y económicos, porque según la creencia, son áreas que solo compete a los hombres. Además, designa a la mujer como el sexo débil y la cataloga como objeto de placer sexual y como instrumento para cuidar del hogar y de los hijos, percepción que ha permitido la continuidad del machismo a través del tiempo hasta el día de hoy.
 

Te puede interesar:

¿Es políticamente correcto ser un caballero en este siglo?


 

Aunque mayormente se expresa de manera inconsciente, el machismo ha tenido repercusiones sociales importantes en los últimos años, donde la sociedad, y en especial un creciente grupo de feministas, han luchado para eliminar o al menos aliviar la carga machista que se encuentra muy arraigada a la cultura de una cantidad importante de países en el mundo. Esto impulsado por la creciente tasa de feminicidios a nivel mundial y en especial en América Latina.

El machismo siempre ha existido

 

machismo
Fuente: Radiodos.

 

El origen del machismo en la mayoría de las sociedades del mundo, se encuentra hace siglos atrás, reglas sociales y de comportamiento que dejaban de lado a las mujeres y solo favorecían a los hombres. Este tipo de pensamiento fue enseñado e implementado en la mente de las generaciones futuras hasta el día de hoy donde aún se evidencia, aunque en menor grado. Por consiguiente, se hará un análisis del machismo en las sociedades de los siglos XIX, XX y XXI.

Machismo en el siglo XIX

 

machismo
Fuente: film.avclub.

 

Durante el siglo XIX, las sociedades predominantes eran monárquicas y se basaban en la nobleza y la plebe como grupos sociales separados con características propias. Durante siglos, las monarquías europeas dominaron a las distintas sociedades del continente. Luego se fueron esparciendo durante el periodo de colonización, estableciendo normas y leyes de trato, comportamiento y pensamiento, tanto en la vida social como en la familiar, cuyos efectos aún existen hoy en día en las monarquías que no han desaparecido por completo del sistema político internacional.

Por décadas, el hombre era el responsable de mantener el orden social y familiar: las mujeres no podían votar, no tenían libertad económica, ya que dependían de la figura masculina de la familia, ya fuera el padre o hermano y luego de un esposo para que les proveyeran.

Las normas sociales de la época eran muy estrictas en cuanto al comportamiento e incluso la forma de vestir de las damas para resguardar su honor y respetabilidad mientras que los hombres tenían ‘carta blanca’ para hacer lo que les placiera sin tener que preocuparse de su reputación ante la sociedad. El papel de mujer era simple: traer al mundo los futuros herederos de los títulos nobles y coordinar a las personas de servicio del hogar para mantener el orden.

 

La literatura como cuna de misoginia

 

En la literatura de la época es normal encontrar historias donde el machismo se ve reflejado en su máxima expresión. Asimismo, las mujeres debían ser perfectas esposas, madres y anfitrionas, sin importar que su esposo fuese el hombre más libertino y egoísta, cosa que toda la sociedad sabía y aceptaba con poca reticencia e interés.

Más importante aún es que pocas mujeres, por no decir ninguna, intentaron dar voz a sus quejas sobre el trato injusto que recibían, ya que era bien conocido que eso no podía traerles sino vergüenza ante la sociedad. Además que desde muy jóvenes les enseñaron que eso era lo que debían esperar de su futuro esposo.

Machismo en el siglo XX

 

machismo
Guía de la esposa – Siglo XX. Fuente: DailyMotion.

 

 Las costumbres y tradiciones pasadas de generación en generación durante décadas, continuaron en el siglo XX. Aunque hubo cambios importantes en las distintas sociedades del mundo, la supremacía del hombre sobre la mujer en la sociedad y en la familia persistió.

Lo poco que cambió durante este siglo fue el hecho de que las mujeres contaban con más fuerza a la hora de reclamar sus derechos dado que la voluntad de muchas mujeres se unió y las ganas de cambio eran mayores.

A comienzos de siglo, pequeños avances se hicieron en busca de la libertad y la igualdad de género, aunque no se lograron muchos beneficios, pues era poco el impacto público que se tenía en el momento. Sin embargo, cuando la Primera Ola Feminista surgió en EE.UU. durante los años 20′ se marcó un período importante en la historia. Más allá de ello, el hombre siguió en el poder y era su voz la única que podía decidir.

Por otro lado, una gran parte de las personas conservadoras impulsaron de igual forma movimientos a favor del ‘orden natural de las cosas’ donde el hombre era el beneficiario principal. Las mujeres seguían sin recibir educación y debían doblegarse a la voluntad de la ‘cabeza de la familia.’

Échale un vistazo a la irrisoria guía de “cómo ser una buena esposa” del siglo XX

Machismo en el siglo XXI

 

machismo
Machismo en el hogar. Fuente: skandinavisk.

 

A comienzos del nuevo milenio, el impacto de muchos movimientos a favor de un cambio social fue mayor, gracias a que nuevos movimientos compuestos por otras minorías rechazadas por la sociedad conservadora, unieron sus voces para acelerar el proceso.

Durante los 18 años del nuevo siglo, muchas actitudes y costumbres han cambiado en diversas sociedades del mundo, sin embargo aún se evidencia el machismo en ellas.

 


Te puede interesar:

¿Por qué se celebra el Día Internacional de la Mujer?


De acuerdo a la cultura

 

 Dependiendo de la cultura, se evidencia un cambio en el grado de machismo

Medio oriente

 

machismo
En el Medio Oriente el problema del machismo permanece de manera inalterable. En esta imagen, mujeres árabes vistiendo el “burka” obligatorio. Fuente: niazamana.

 

Existen unas en las que, incluso el paso del tiempo no ha las ha hecho cambiar de percepción, tal es el caso de  las que se encuentran en el Medio Oriente y en la religión Musulmana. Estas se caracterizan por un rechazo categórico al cambio que ha impulsado las sociedades Occidentales a favor de los derechos de la mujer así como de minorías, la comunidad LGTB por ejemplo, que buscaba el reconocimiento de sus derechos como ciudadanos y seres humanos.

      Latinoamérica

 

machismo
Manifestación en Ciudad de México en protesta por la violencia contra las mujeres (2002). Fuente: El País.

 

Otro de las regiones del mundo con mayor incidencia de machismo es Latinoamérica. Lamentablemente, las cifras más altas de feminicidios son cometidos en Brasil. Quizá la presión de las mujeres por casarse y conformar una familia a determina edad sea uno de los factores que más influyen en este fenómeno. Asimismo, debemos recordar que factores como la pobreza extrema, el alto índice de analfabetismo y embarazo precoz son factores que inciden indirectamente en fomentar el dominio del hombre sobre la mujer en dichas sociedades en desarrollo.

Te puede interesar:

 ¿Por qué en América Latina los hombres son tan machistas?

Conclusión

 

Ahora bien, es importante destacar que el machismo en este siglo de cambios aún es considerado un problema social. Quizá la evidencia no es tan marcada como en épocas anteriores pero sigue allí. El origen del machismo no puede ser rastreado por completo o de manera exacta, sin embargo, varios estudios consideran que desde la prehistoria la división de tareas entre el hombre y la mujer neandertales ya estaba establecida y dio cabida a lo que por décadas se le ha denominado ‘el orden natural de las cosas’.

De igual manera, otros estudios conducidos en diferentes sociedades del mundo indican que el problema del machismo no ha sido resuelto, ya que muchas veces son las mujeres las que permiten que su influencia y continuidad a través del tiempo persista.

Ambar Ramírez.

El machismo y su continuidad a través del tiempo
5 (100%) 2 votes