Cuando nos referimos a Peter Pan inmediatamente nos imaginamos a ese personaje ficticio creado por James Matthew Barrie en 1904 y el cual se hizo mundialmente famoso cuando Walt Disney lo llevo al cine en 1953. Quédate para que descubramos el Sindrome de Peter Pan, más allá del nunca jamaá

La particularidad de Peter Pan es que se trataba de un niño de 10 años que jamás crecía, y que un día, mientras sus padres dormían, salió volando por la ventana de su cuarto, debido a que había escuchado a estos hablar de las cosas que debía hacer cuando Peter Pan fuese adulto, y por esta razón odia el mundo de los adultos.

peter pan

En el cuento Peter es adoptado por un Hada que lo lleva a un país mágico conocido como El País de Nunca Jamás, donde vive con otros niños huérfanos (Los Niños Perdidos) que tampoco crecen, por lo menos mientras habitan este lugar, ya que al ser adoptados terminan creciendo y convirtiéndose en adultos serios y responsables.


Este particular personaje es descrito como un chico inmaduro, egocéntrico, egoísta y en ocasiones cruel, ya que vive haciendo lo que le da la gana sin ninguna responsabilidad, por lo que posee un miedo terrible a crecer y vivir en un mundo lleno de reglas, límites y monotonía, propio de la vida de un adulto.

Esta historia aborda los temas del miedo a la vida adulta y a afrontar los problemas de la madurez, ha sido una historia psicoanalizada y ha definido en psicología el término del Síndrome de Peter Pan.

Advertisement

Síndrome de Peter Pan – características

sindrome

Las características de la personalidad de la figura de Peter Pan fue elevado a la categoría de síndrome por el psicólogo norteamericano Dan Kiley, quien en 1983 publicara el libro El síndrome de Peter Pan. Hombres que no crecieron jamás, el cual se convirtió en un Best seller. Kiley investigó este comportamiento mientras trataba delincuentes juveniles observando que un elevado número de estos jóvenes se negaban a aceptar las responsabilidades de los adultos.

Las personas con este síndrome, generalmente se manifiestan con una alegría y energía falsas, aparentan gran seguridad y autoestima, sin embargo su personalidad posee marcados rasgos de narcisismo, con tendencias manipuladoras y transgresoras, seductoras, arrogantes, cautivantes, además de rasgos de irresponsabilidad, rebeldía, cólera, dependencia y negación a envejecer. Por lo general se sienten inseguros e incomprendidos.

Los que padecen este síndrome pueden llegar a ser personas solitarias, con escasa capacidad de empatía y pueden llegar a ser vistos como individuos fríos. En el año 2010 el psicólogo Antoni Bolinches actualiza las características de Kiley y clasifica este síndrome en 4 variantes: el narcisista, el seductor, el intelectual y el servicial.

adulto infantil
cortesia de: psicologia angela gual

¿Cuáles son los síntomas y comportaientos de este Síndrome?

Algunos síntomas o señales características son:

  • Comportamiento infantil en edad adulta.
  • Pueden ser personas egocéntricas, con una gran necesidad de atención.
  • Miedo a la soledad.
  • Inseguridad.
  • Baja autoestima.
  • No toleran la frustración, por lo que su actitud se centrara en recibir pedir y criticar.
  • Miedo al compromiso, por considerarlo un obstáculo.
  • No se responsabilizan de sus actos.
  • Tienden a no reconocer sus errores y excusarse siempre.
  • Idealización de la juventud y de su paso por esta etapa de la vida.

Causas del Síndrome de Peter Pan

Realmente las causas resultan inciertas, sin embargo se ha descrito que quizás la sobreprotección de los padres durante la infancia sea la causa principal, debido a que no se les permite a los jóvenes adquirir los medios para afrontar los problemas solos, además se genera la idealización de esta etapa juvenil provocando el miedo a perder el privilegio adoptado.

Igualmente la permisibilidad de los padres o la deficiencia afectiva de estos durante la infancia o problemas emocionales también se han mencionado como posibles factores desencadenantes.

sindrome de peter pan
cortesia de: musicadándole

Un claro ejemplo del Síndrome de Peter Pan

Quizás el ejemplo más emblemático de este Síndrome haya sido el del cantante Michael Jackson, quien según especialistas lo padecía. A pesar que se ha sugerido que la sobreprotección de los padres durante la infancia puede ser detonante de este trastorno en la vida adulta, en el caso de Jackson se especula que posiblemente fue la deficiencia afectiva por parte de estos lo que pudo ser el desencadenante del trastorno. Se sabe que durante la infancia del cantante su padre cometió abusos tanto físicos como emocionales en contra del niño, sometiéndolo a trabajos forzados durante ensayos incesantes.

Los abusos del padre aunado a la fama desmedida a una temprana edad no permitió que tuviera una infancia normal, la fama y el éxito mundial moldearon una personalidad caracterizada por excentricidades, por ejemplo: dormir en cámaras de oxígeno, afecto por juguetes y películas de Disney, bañarse con agua mineral para evitar el envejecimiento, han sido catalogadas como características de una persona que se niega a madurar, aunado a las múltiples cirugías para cambiar las facciones, el uso de lentes oscuros, disfraces, etc., que es considerado como una forma de narcicismo, incluso el comportamiento sexual, aún sin definir, del cantante también ha sido un aspecto psicológico descrito por el médico Kiley al describir los aspectos que caracterizan a una persona con Síndrome de Peter Pan, finalmente comprar un rancho con parque de diversiones con el nombre de Neverland ( Tierra de Nunca Jamás) han sido rasgos que no dejan la duda que este trastorno de una u otra forma afectaba a esta figura pública.

Conclusión

Aunque la Organización Mundial de la Salud no ha reconocido este síndrome como un trastorno mental, los psicólogos clínicos si reconocen este padecimiento que afecta tanto a hombres como a mujeres, con una mayor predisposición en los primeros; a pesar que no es un trastorno inicialmente grave en nuestro entorno, en algunos casos puede llegar a tener repercusiones a nivel social, dificultando mantener relaciones duraderas e incluso generando problemas laborales al no responsabilizarse de los actos, por lo que en estos casos lo ideal es una terapia con un profesional, y aunque el mismo psicólogo Kiley en su obra sobre señala la dificultad en la modificación de estas conductas, es posible que una adecuada terapia ayude a canalizar y a aceptar el problema y superar esta situación.

Deja una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.