Las Empresas Tecnológicas: Los Monopolios Modernos

Las empresas más rentables por capitalización en los últimos años han sido las empresas fabricantes de productos tecnológicos. Apple, Google, Amazon y Facebook se han unido a Microsoft en la cima de esta tabla millonaria en estos últimos 10 años y parecen estar simplemente creciendo y creciendo en una burbuja económica que parece no explotar, lo cual nos hace plantearnos las siguientes preguntas: ¿Son monopolios de pleno derecho en este momento? ¿Se han vuelto demasiado grandes? Y sí estas dos respuestas son afirmativas ¿Debemos controlar su crecimiento?

Para entender esta temática planteada es importante entender que es un monopolio. En esta estructura de mercado sólo hay una empresa capaz de ofrecer un producto o servicio que no cuenta con sustitutos cercanos. De esta forma, los consumidores que desean adquirir el bien sólo pueden acudir al monopolista y deberán aceptar las condiciones que este impone. Allí el monopolista tiene poder de mercado, el que suele utilizar para aumentar los precios y reducir la cantidad producida de modo de obtener mayores utilidades.


Te puede interesar: ¿Conoces a Jared Kushner? El podría dominar el mundo


Uno de los ejemplos más importantes de la historia de los monopolios comerciales lo constituye la fundación de la Standard Oil que fue una empresa petrolera estadounidense que llegó a ser la más importante en su rubro. La misma abarcaba todos los aspectos de la comercialización, desde la producción, el transporte, la refinación, hasta la venta final de los productos. Surgida en 1870, llegó a ser el mayor refinador de petróleo en el mundo y una de las primeras y más grandes corporaciones multinacionales del planeta.

Standard Oil fue un monopolio comercial
Caricatura de la época representaba el poder de la Standard Oil plasmado en la figura de un pulpo que con sus tentáculos controla todo el poder político de los Estados Unidos, siendo esta empresa el primer monopolio comercialmente establecido. Cortesía: Wikimedia Commons

John D. Rockefeller fue presidente y principal accionista de la compañía, además de haber sido uno de sus fundadores. En poco tiempo la empresa creció de manera exponencial, gracias a sus acuerdos secretos con las empresas ferroviarias para abaratar las tarifas de transporte. En contrapartida, y por su enorme capacidad de producción, la Standard Oil ofrecía a las empresas ferroviarias un flujo uniforme y constante, lo cual les permitía reducir costos operativos. Esta estrategia comercial permitió que el precio del petróleo y sus derivados bajara drásticamente en poco tiempo, beneficiando a los consumidores finales, mientras que el propio Rockefeller se transformaba en el hombre más rico de la historia moderna.

Como afectan las noticias falsas provenientes de los monopolios tecnológicos

Sin embargo el caso que se presenta actualmente con las empresas de tecnología es difícil de manejar y entender. Existen leyes antimonopolio para evitar la monopolización, que ocurre cuando una empresa domina un mercado que elimina efectivamente la posibilidad de competencia pero estas son difíciles de aplicar cuando se trata de una empresa de tecnología como, por ejemplo, Google, que tiene un monopolio en el mercado de búsqueda, pero no en el mercado de la publicidad digital.


Debes conocer: Manual para principantes: Funcionamiento de GNU/Linux


Y como explica Sally Hubbard, una redactora Senior de aplicación de medidas antitrust de tecnología en el Foro del Capitolio de los Estados Unidos a Vox los problemas creados por los monopolios tecnológicos son diferentes: los consumidores no están pagando precios más altos por utilizar estas plataformas, pero están entregando cantidades masivas de datos personales y permitiendo que compañías como Facebook y Google influyan desproporcionadamente en las noticias e información que consume el público en general dando origen a las noticias falsas.

Ya que los algoritmos dominantes de Facebook y Google controlan el flujo de información es fácil para los piratas informáticos infectar a dichos algoritmos. Si existiera más competencia, los proveedores de noticias falsas tendrían que averiguar cómo sortear más algoritmos.

Facebook es monopolio tecnologico
Facebook con las ultimas empresas tecnológicas compradas (Ejm: Instagram) avanza peligrosamente a convertirse en el llamado monopolio tecnológico. Cortesía: Pixabay

Continúa afirmando Hubbard en la entrevista que le hizo Sean Illing para Vox que “ciertamente estas empresas han llegado tan lejos, con tanta influencia, que han distorsionado la competencia en los mercados que tocan… Creo que una plataforma privilegiada es una distorsión de la competencia. Usted no tiene un campo de juego nivelado cuando está compitiendo contra la compañía que determina si usted incluso alcanza el universo”.


Te puede interesar: Conoce al nuevo Intel Core i9


Idealmente lo que se querría lograr es que existiese un mercado donde estos productos pueden venir y pueden competir en sus méritos frente a una gran empresa como Google, pero si Google tiene el poder de exprimir a los competidores colocando sus resultados en la parte inferior de los motores de búsqueda, eso es un problema para la innovación, para un mercado robusto que se supone que prospera en la competencia.

Internet prometía un panorama ciertamente nivelado e innovador lleno de un sinfín de oportunidades de desarrollo económico para todos. Sin embargo, si estas plataformas tienen la capacidad de enterrar a un competidor, esa promesa está muerta. Estas empresas sin duda tienen la particularidad de que aunque tienen el poder de monopolio en diversos mercados y ejercen una inmensa influencia sobre nuestra cultura y la política, no han puesto el apretón económico en los consumidores. Podemos estar ahogándonos en noticias falsas, pero no estamos pagando precios más altos por usar estas plataformas de internet.

La redactora Senior con respecto a este punto se enfoca explicar cómo estas empresas han evitado la aplicación de las Leyes antimonopolios existentes. “El reciente enfoque está en tener siempre que demostrar que un efecto de precio es una razón por la cual muchas de estas compañías de tecnología han volado realmente bajo el radar y no han estado sujetas a la aplicación de la legislación antimonopolio, porque el lado del consumidor al menos es discutiblemente libre”.

dolar de monopolio
El dolar también podría sufrir fluctuaciones por el incremento o reducción de estos monopolios modernos. Cortesía: Pixabay

En realidad, no es gratis, los usuarios están pagando con sus datos o están pagando con su atención, pero es mucho más difícil cuantificar estas cosas. Debido a que no se ha podido demostrar que Google o Amazon están cobrando precios altos, se ha evadido en gran medida cualquier tipo de aplicación de la legislación antimonopolio.


Te va a gustar: Lo que no conocías de la fabricación de Smartphones


Problemas Sociopolíticos causados por estos monopolios modernos

Las preocupaciones sociopolíticas que las personas tienen sobre las plataformas tecnológicas es que las mismas que tienen demasiada energía y sirven como guardianes de la información que podrían ser atendidas por la aplicación y la formulación de políticas que promueven la competencia. La primera parte del problema es que Google y Facebook compiten contra los editores de noticias por la atención del usuario, los datos y los dólares de publicidad. Ambos tienen incentivos comerciales para mantener a los usuarios dentro de sus paredes digitales.

La segunda parte es que debido a que Google y Facebook carecen de competencia, dos algoritmos dominantes controlan el flujo de información. Así que los proveedores de noticias falsas sólo tienen que explotar las debilidades de un algoritmo para potencialmente engañar a cientos de millones de personas. Facebook tiene 2 mil millones de usuarios mensuales activos. Google representa el 80 por ciento de las búsquedas en Internet en todo el mundo.


Te gustará: Instagram trae mas diversión aún sin conexión a Internet


Sally Hubbard plantea un ejemplo para entender la importancia de este problema:

“Imagínese que existiesen cinco Facebooks y cinco Googles, todos con diferentes algoritmos que competían entre sí para ser los mejores. Un proveedor de noticias falsas tal vez no podría tener tanto impacto si tuviera que averiguar cómo alterar muchos más algoritmos. Los consumidores podrían tener la opción de elegir la red social o el motor de búsqueda que colocó los artículos que eran verdaderos en la parte superior de la fuente de noticias o resultados de búsqueda”.

Google destruye a su competencia
Google controla todos las búsquedas que podrían redirigir a potenciales rivales e-comerciales de sus productos y servicios. Cortesía: Pixabay

Si hubiera una fuerte competencia en las redes sociales y los motores de búsqueda en Internet, los editores de noticias legítimos tendrían poder de negociación para exigir compensación o tráfico a cambio de su contenido, proporcionando a los editores los recursos que el periodismo requiere.

Por lo tanto es inevitable una mayor regulación y al mismo tiempo la promoción de una competencia más robusta. Si no controlamos activamente estas empresas, la única alternativa es promover la competencia, y hay diferentes maneras de hacerlo, como reducir las barreras de entrada para los competidores.

La Unión Europea ya va en aras de estas regulaciones antimonopolios tecnológicos. La UE está creando normas para facilitar a los nuevos competidores competir contra las grandes tecnologías, como los requisitos de portabilidad de datos. Sin embargo aún queda un largo y difícil camino para regular el crecimiento exponencial de estos gigantes tecnológicos.


Te puede interesar: Maneja de mejor forma tu póliza de seguros


Hay un montón de preocupaciones alrededor de este tema pero lo cierto es que irremediablemente estos imperios tecnológicos ya sean por medidas gubernamentales o por la ley natural de acción y efecto de los mercados se encuentran en total operación. La pregunta es: ¿Cuántas consecuencias acarrearan hasta su final la expansión de estos monopolios del siglo XXI?

Las Empresas Tecnológicas: Los Monopolios Modernos
¿Qué tal te pareció el post?

Comparte en tus redes si te gustó.
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 4
  •  
  •  
  •  
    4
    Shares
  •  
    4
    Shares
  •  
  •  
  • 4
  •  

Estudiante de Ingeniería Química en la Universidad de Los Andes y gran apasionado por la ciencia.

Sliding Sidebar

Danos un Like en Facebook

Siguenos en Google+

Instagram Slider