Félix Yusúpov, el fascinante y polémico príncipe ruso

Félix Yusúpov en su juventud
Félix Yusúpov de adolescente interpretando a un antiguo noble ruso. Imagen tomada de ManyGoodTips

Félix Yusúpov fue el último de su familia en tener realmente un título de la nobleza y pasó a la historia por planear el asesinato de Rasputín. Sin embargo, este personaje tuvo una vida de lo más polémica, fascinante e incluso caritativa. En esta mini biografía se mencionarán algunos de los aspectos curiosos de su vida desde su infancia hasta la adultez.

 

 

La casa Yusúpov

Escudo de la familia Yusúpov
Escudo de armas de la familia Yusúpov. Imagen tomada de Wikimedia Commons

Los Yusúpov son descendientes del líder Khan Yusuf, perteneciente a una tribu turco mongola llamada Nogai Horde. Inicialmente sus dominios se encontraban en Kazán pero tras la invasión de Iván el Terrible quedaron enemistados con el zarato ruso hasta el siglo XVII cuando Abdul Mirza se convierte a la religión ortodoxa, adoptando el nombre de Dmitry. Tras esto el Zar Teodoro I le concede el título de Príncipe Yusúpov.

Desde entonces la familia se dedicó tanto como a incrementar su fortuna como al mecenazgo, la filantropía y las artes. Sin embargo, en el siglo XVIII, Boris Nikolaievich Yusúpov decidió trabajar exclusivamente en los negocios, duplicando la fortuna familiar. Curiosamente, es la madre de Félix Yusúpov, y nieta de Boris, quien acabó heredando esta gran fortuna al ser hija única. Entre sus recursos estaban tiendas de productos agrícolas, procesadoras de lana de oveja y ropa, forjas, escuelas, vías de tren, un hospital y más de 16 casas y palacios.

Por ello, Zinaida Yusupova era la persona más rica de Rusia, incluida la familia real, y tal vez en la mujer con mayor fortuna del mundo. Contrajo matrimonio con el Conde Félix Sumarokov-Elston, quien tuvo que pedir permiso al zar para poder usar también el título de príncipe. También fue gobernador de Moscú durante los comienzos de la Primera Guerra Mundial.

 

 

Infancia

Familia Yusúpov
La familia Yusúpov en 1905, de izqueirda a derecha Félix, su padre, Zinaida su madre y su hermano Nikolai. Imagen tomada de Wikimedia Commons

Nació en San Petersburgo el 11 de marzo de 1887 o el 23 del mismo mes, basados en el calendario actual. Segundo y último hijo de Zinaida Yusupova y Félix Sumarokov-Elston. Su hermano mayor se llamaba Nikolai. La Princesa estaba creía estar esperando una niña, pues quería un niño y una niña. Por ello, hizo pintar su habitación de rosa y compró una buena cantidad de vestidos del mismo color. Curiosamente, la fuente de su madre se rompió en un baile por lo que tuvo que abandonarlo e irse al palacio Moika.

La pareja se llevó una sorpresa al descubrir que era un niño. Más tarde decidieron llamarle igual que su padre, Félix. Sin embargo, esto no pareció molestar mucho a la madre. De igual manera decidió dejar la habitación rosada para Félix. Además, de ponerle vestidos rosas y tratarlo como una niña hasta que tuvo la edad de 5 años. Lo que pudo marcar otras etapas de su vida. Estudio en una prestigiosa escuela privada su primaria.

 

 

Adolescencia

Félix Yusúpov en su juventud
Félix Yusúpov de adolescente interpretando a un antiguo noble ruso. Imagen tomada de ManyGoodTips

Esta etapa atrae consigo cambios en todos los aspectos y Yusúpov no fue la excepción. Él admitió en sus memorias que su primera experiencia sexual fue un trío, cuando tenía 12 años. Siendo casi un niño, no llamaba mucho la atención del género opuesto así que tal vez por broma decidió vestirse de mujer y pasear acompañado de su hermano. Cuenta además que se divirtió mucho cuando en una de sus bromas atrapó al Rey Enrique VIII mirándolo en un teatro. La familia real al saber de sus andanzas prohibió que se acercará al Gran Duque Dmitri, cosa que no cumplió.

Además Nikolai y Félix gustaban de asistir a los teatros pero también actuar en ellos. Se decía que el joven príncipe tenía una gran habilidad artística, para cantar y actuar. Le enviaron a estudiar a la Universidad de Oxford en Inglaterra cuando tenía 16 años. Durante su estancia estableció una Sociedad Rusa.

 

 

Antes de la revolución

Félix Yusúpov
Príncipe Félix Yusúpov con traje militar del Imperio Ruso. Imagen tomada de Wikimedia Commons.

En 1913, Nikolai, su hermano mayor murió en un duelo, esto dejaba a Félix como único heredero de una vasta fortuna. Al año siguiente, se casaría con la sobrina de Nicolás II, Irina Alexandrovna, lo que disiparía los rumores sobre su homosexualidad. Lamentablemente, la luna de miel de esta pareja se vio interrumpida por la Primera Guerra Mundial, siendo detenidos en Berlín. El padre de Félix tuvo que apelar al embajador español en Alemania para que ambos pudieran volver a Rusia.

Durante la guerra el Príncipe convirtió un ala de su palacio en un hospital para los heridos, esto no disipó sus preocupaciones sobre tener que prestar el servicio militar. Sin embargo, pudo eludirlo por la política que protegía a los hijos únicos de ir a la guerra. En este período se produce el suceso que le haría celebre, el asesinato de Rasputín. Por ello, es condenado a arresto domiciliario en Kursk, hasta que ocurre la revolución rusa.

 

 

Revolución y exilio

Familia Yusúpov
Félix Yusúpov con su esposa e hija, ambas llamadas Irina. Imagen tomada de Wikimedia Commons.

El asesinato de Rasputín, les salvó la vida a Félix Yusúpov y a su familia. Incluso se le ofreció quedarse en San Petersburgo sin peligro de ser arrestado. Sin embargo, en 1918 tuvo que abandonar Rusia por la persecución contra los Románov, por su esposa e hija, pero antes de irse tuvo la precaución de llevar consigo un millón de dólares en joyas y dos pinturas de Rembrandt. La familia partió a Crimea para abordar el buque HMS Marlborough que los llevaría a Malta. De ahí fueron a Italia, donde tuvo que cambiar diamantes por pasaportes, un trato bastante injusto. Finalmente se establecieron en París. Ninguno volvió a Rusia en su vida.

 

 

Vida en Francia

Félix Yusúpov
Félix Yusúpov con su perro en 1929, Francia. Imagen tomada de Bullmarket French Bulldogs.

Los Yusúpov fueron de las pocas familias nobles que lograron tener cierta estabilidad económica en el extranjero luego de la revolución. Cambiaron las joyas para comprar una casa y ayudar a los refugiados de la revolución, incluso dándoles plaza en su casa. Además, en conjunto con su madre organizo un fondo especial para ese fin. También fue conocido por ser un amante y defensor de los animales.

El Príncipe inicio una compañía, una pequeña casa de modas llamada Irfé, un guiño a su nombre y el de su esposa. Este negocio fue conocido como el más aristocrático, produciendo rentas casi de inmediato pero acabó en la quiebra al comienzo de la Gran Depresión. Félix logró ingresar 25 mil libras demandando a Metro Goldwyn Mayer por difamación debido a un film en el que se exhibía a su esposa como amante de Rasputín. Además escribió un libro donde contaba su versión del asesinato de Rasputín.

Durante la Segunda Guerra Mundial mantuvo una posición bastante curiosa, quedándose prácticamente sin país, pues se negó a apoyar al gobierno Nazi en Francia rechazando el nuevo gobierno pero también se rehusó a volver a la Unión Soviética rechazándola como un Estado. En 1953, publicó sus memorias llamadas El Esplendor Perdido, donde sale en defensa de los derechos LGBT. Durante su estancia en Francia quiso dedicarse a la pintura pero lo dejó porque consideraba sus pinturas monstruosas, debido a que tenía pesadillas recurrentes.

 

 

Muerte

Félix Yusúpov
El Príncipe en durante su vejez. Imagen tomada de DevianArt, subida por kraljaleksandar

Pocos meses antes de morir, junto a su esposa, adoptó a un joven mexicano llamado Víctor Contreras, quien acabaría dedicándose a las artes. Félix Yusúpov murió en París el 27 de septiembre de 1967 a los 80 años, fue enterrado en el cementerio Sainte-Geneviève-des-Bois junto a su madre. Su esposa murió tres años más tarde, poco después de su muerte, la casa en la que vivían se derrumbó. Víctor subastó la poca herencia que recibió en 2016, entre ello, las pinturas de Félix. Su hija biológica, Irina, donó su parte a la caridad.


Si te gustó este artículo también puedes revisar:

El asesinato de Rasputín


En conclusión, la vida de Félix Yusúpov tuvo muchos matices y podría decirse que prácticamente hizo de todo en su vida, evolucionando de chico despreocupado a hombre responsable más rápido de lo que se esperaba. Este año se cumplen 51 años de su muerte.

 

También puedes leer nuestro artículo del mes:

Historias de terror perturbadoras

Félix Yusúpov, el fascinante y polémico príncipe ruso
¿Qué tal te pareció el post?