fortalezas

El principal motivo de creación de la psicología era intentar buscar la estabilidad y felicidad de las personas tratando de “solucionar” o “reparar” todas las dificultades, problemas o enfermedades mentales que pudieran padecer. Todos los estudios parecían enfocarse en esta meta dorada, en la llave del paraíso en la tierra. Por supuesto, esta fuente mágica mientras más estudiada más irreal se volvía, por ello, en su lugar, un conjunto de científicos decidieron enfocarse en lo bueno, en lo que ya poseían los individuos que lo hacían brillar. De esta forma, nace la psicología positiva, cuya meta era descubrir las mejores actitudes y apoyar su desarrollo como medio para optimizar la salud mental y la calidad de vida de las personas.

Entonces, así es como surge el Character Strengths and Virtues: A Handbook and Classification, un manual que se enfoca en agrupar y describir, minuciosamente, virtudes y fortaleza según diferentes áreas. Sus creadores los psicólogos Martin Seligman y Christopher Peterson, lo realizaron después de años de estudios de diferentes culturas, con el objetivo de dar a conocer y permitirle a los individuos reconocer estas características propias para explotarlas lo mejor posible como proceso de evolución, crecimiento y felicidad. Como podemos imaginar, no todos poseemos las 24 fortalezas descritas en el libro, cada persona desarrolla su propio “mapa”,  pero la clave es identificar las que si tenemos para ampliarlas y aprender a manejarlas. Con esto en mente, les presentamos un pequeño desarrollo de lo establecido en el texto base de la psicología positiva.

FORTALEZAS HUMANAS
Advertisement

¿Qué es una fortaleza?

Advertisement

Son un conjunto de rasgos o características positivas en una persona: cualidades, habilidades o actitudes que se vuelven tan resaltantes que se convierten en fortalezas. Como la propia palabra da fe, son detalles que forman al ser y lo hace destacar en ciertos aspectos, los hace mejores y son las encargadas de mantener el barco a flote en los momentos de dificultades.

Por supuesto, son objeto de búsqueda constante en el trabajo, estudio, relaciones y, en general, en cada aspecto de la vida misma. Por ejemplo, la necesidad y amor de conocimiento en los científicos o el respeto y amor como base de las relaciones, todos son fortalezas en espera de evolución.

Sabiduría y conocimiento

En esta categoría se agrupan todas las fortalezas cognitivas que nos impulsan a la búsqueda de educación, nuevos saberes, su utilización, disfrute y el gusto por compartirlo. 

  • Curiosidad: el interés hacia lo que nos rodea, por descubrir nuevas experiencias, nuevos horizontes y la fuerza para mantenerse en el camino, por más difícil que se ponga las cosas.
  • Amor por el aprendizaje: tendencia por adquirir nuevos conocimiento o habilidades por solo el gusto de saberlo, sin tener de por medio una recompensa.
  • Mentalidad abierta o pensamiento crítico: nos permite estar abiertos a las situaciones que se nos presenten, pudiendo analizarlas desde diversos puntos, siendo capaces de cambiar de pensamiento con base a la evidencia.
  • Creatividad: es la fortaleza de crear nuevas cosas, pensar fuera de la caja y mantenerse desarrollando nuevos escenarios o ideas para mejorar nuestra vida.
  • Perspectiva: utilizar los conocimientos almacenados con sabiduría, enfocándonos en cada punto, para ser capaces de ofrecer un consejo adecuado a nosotros mismos y a los demás.
creatividad

Coraje

Son aquellas enfocadas en el impuso necesario para sortear los obstáculos y seguir adelante a pesar de las oposiciones tanto internas como externas.

  • Integridad: es vivir bajo nuestros propios valores y ética, haciéndonos responsables de nuestras acciones y como estas pueden influir en los demás, siempre con la honestidad por delante.
  • Valentía: es la fortaleza de enfrentar cada reto, obstáculo o dificultad que se pueda presentar con convicción, manteniendo y defendiendo sus ideales/creencias hasta el final.
  • Diligencia: permite seguir luchando por nuestros objetivos y sueños, trabajar fuerte con la vista en la meta, perseverando hasta conseguirlas.
  • Vitalidad: habla de la fortaleza de apreciar y vivir cada momento con alegría, entusiasmo. Básicamente, estar enamorados de la vida. 
coraje

Humanidad

Esta categoría se enfoca en las fortalezas que nos permite relacionarnos de manera profunda con el otro, cuidarlo y protegerlo.

  • Amor: es una de las más importantes, pues nos llena y nos hace sentir bien, queridos, apoyados, motivándonos a ser mejores. El psicoanalista Erich Fromm agrupa 4 elementos básicos que conforman tanto el amor fraternal como el de pareja y estos son: cuidado, responsabilidad, respeto y conocimiento. Esta fortaleza nos permite relacionarnos y acercarnos sanamente a las personas de nuestro alrededor.
  • Amabilidad: ayudar y cuidar a los demás por un sentimiento de generosidad y de apoyo, sin esperar nada a cambio.
  • Inteligencia social: es ser empáticos. Conocer y saber manejar o comprender nuestras emociones y la de los demás, con todos los escenarios que esto implica. En otras palabras, poder colocarse en el zapato del otro y reconocer que sus sentimientos también son válidos. 
amor

Justicia

Son las fortalezas que nos permiten desarrollar una sana convivencia. Aceptando y llevando a cabo los derechos, leyes, normas y responsabilidades hacia nosotros mismos y hacia los demás.

  • Responsabilidad social: las personas que poseen esta fortaleza suelen estar inclinadas hacia el bienestar de la mayoría por encima del propio, suelen meterse de lleno en grupos de ayuda para la comunidad. Son los principales defensores de su equipo, buscadores incansables de la igualdad y los buenos tratos.
  • Sentido de la justicia: es una fortaleza que permite mantener la imparcialidad de los hechos, buscando el equilibrio de las cosas e inclinando la balanza hacia el bien, es poseer la perspicacia para comprender las diversas relaciones humanas. En fin, es dar a todos una oportunidad justa.
  • Liderazgo: tener la mente clara para tomar decisiones, animar al grupo y ayudarlos a llegar al objetivo en conjunto, participando de forma activa y no solo por medio de órdenes.
justicia

Templanza  

En este caso, encontramos todas las fortalezas que nos ayudan a evitar los excesos.

  • Perdón: ser capaces de indultar, tanto otras personas como a nosotros mismos, por errores, equivocaciones o defectos, olvidándonos de la venganza, odio o resentimiento.
  • Humildad: es reconocer nuestras limitaciones, aspectos negativos y positivos, aceptando que estamos lejos de ser perfectos y todo podemos aprenderlo, abriéndonos paso a nuevas ideas.
  • Prudencia: pensar con detenimiento nuestras acciones y palabras, procurando no lastimar a otros con ellas en la medida de lo posible. Esta nos ayuda a evitar riesgos indebidos o situaciones embarazosas de las que nos podemos arrepentir después.
  • Autorregulación: es mantener el control sobre lo que se quiere, hace o piensa, es decir, ser disciplinados con nuestra conducta.
humildad

Trascendencia

La categoría final nos detalla las fortalezas que van más allá de un simple ser, nos conectan con lo que nos rodea, permitiendo obtener un sentir más profundo de las cosas y su significado.

  • Admiración de la belleza: se convierte en una fortaleza cuando las personas desarrollan la capacidad de maravillarse o sorprenderse con lo hermoso del mundo, sea un paisaje, obra de arte, ciencia, entre otros. Además, al estar en contacto con lo que despierta su admiración, le deja una sensación de paz, tranquilidad o felicidad.
  • Gratitud: ser conscientes de las cosas y personas buenas que la vida te ofrece, valorando y cuidando de ellos. También, es saber agradecer los favores, acciones o palabras de los demás.
  • Optimismo: ver el lado bueno de las cosas, tener esperanza hacia el futuro y trabajar por ello. Las personas que tienen esta fortaleza desarrollada son las que siempre ven el “vaso medio lleno”.
  • Sentido del humor: es poder relajarse y sonreír, aceptar las situaciones, trasmitiendo buenas vibras hacia los que nos rodea. 
  • Espiritualidad: permite llevar cabo un estilo de vida más amplio, pacífico, guiando nuestra existencia hacia algo mayor. Sentir que nuestros actos están guiados y nuestra vida tiene un propósito transmitido por un ser más grande que nosotros mismos.
sentido del humor

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.