Francia: El nuevo campeón del mundo

La selección francesa sosteniendo la copa luego de ganar. Imagen tomada de Grupo Meridiano

La selección de fútbol de Francia tuvo un comienzo en el mundial promedio. No sorprendió hasta octavos de final, donde goleó a Argentina en un partido muy reñido, de ahí todo fue favorable. Eliminó a Uruguay y ganó en semifinales a Bélgica para enfrentarse a la revelación del torneo, Croacia. Ganándole a estos 4-2. Tras el pitido final Les Bleus comenzaron a celebrar. Cosa que ha días de haber terminado la competición aún se ve en las calles.

Francia

De izquierda a derecha: Infantino, Putin, Macron y Grabar-Kitarović luego del partido final. Imagen tomada de en.kremlin.ru

Es un país del continente europeo, potencia económica y militar. Su actual presidente es Emmanuel Macron, quien felicitó a los jugadores en Moscú luego de su triunfo. Culturalmente, la nación tiene mucho que ofrecer, cuna de grandes artistas e inspiración de muchos otros. Rica en historia, gobernada antiguamente por Napoleón y De Gaulle. Miembro de la Unión Europea desde sus comienzos en 1957, es el segundo país con más miembros en el parlamento europeo. Su idioma oficial, el francés, es considerado el más romántico del mundo.

Respecto a los deportes, son potencia en el automovilismo, pues han ganado cuatro veces Fórmula 1. Auspician importantes eventos como el Tour de Francia, que por cierto comenzó los últimos días del mundial. En el tenis, el Torneo Ronald Garros. Su selección de rugby y balonmano son de las mejores del mundo.

En el fútbol, les Bleus o la selección francesa, es uno de los equipos más importantes en el mundo. Ganando la copa mundial en 1998, aunque de forma dudosa, pues se dice que compró el torneo. Siendo eliminada en la fase de grupos del mundial de 2002. No obstante, también ganó la Eurocopa en el 2000 y las copas confederaciones de 2001 y 2003.

El camino al triunfo

Durante la bienvenida a la selección los pilotos también rindieron su homenaje. Tomada de El Universal

Francia ganó el mundial pero no partió como favorita más allá de algunos de sus jugadores y la estrella en la camiseta de los jugadores que indicaba habían ganado un torneo antes. Por sorteo iniciaron en el grupo C. Y aunque fueron primero de grupo, no hicieron un gran juego. Ganaron a la selección australiana (2-1), lo mismo a Perú por el mínimo (1-0). Finalmente, el primer y único 0-0 del mundial con más goles desde 1954, contra Dinamarca.

Para algunos Francia fue el eliminador de equipos latinoamericanos a partir de octavos de final. Su cuarto partido sería disputado contra el segundo del grupo D, Argentina. Fue un partido bastante reñido, donde se dio a conocer internacionalmente el nombre Mbappé, el joven marcó dos goles. Argentina con su mejor esfuerzo logró marcar tres goles, uno en el último minuto. El resultado final (4-3).

En cuartos de final se enfrentó con Uruguay, invicto hasta el momento. Sin embargo, una lesión de su mejor jugador Edinson Cavani, desconcertó al equipo uruguayo que acabó perdiendo 0-2. Ante los goles de Varane y Griezmann. En semifinales le tocó jugar contra una de las favoritas, Bélgica. Equipo al cual se impusieron por el mínimo 0-1. Gracias a un tiro de esquina que acabó convertido en gol gracias a un defensa, Samuel Umititi.

La victoria

La selección francesa sosteniendo la copa luego de ganar. Imagen tomada de Grupo Meridiano

Pese a que muchos quería un nuevo ganador, Les Bleus acabaron imponiéndose frente al equipo croata en la final. El partido al comienzo fue difícil para Francia, sus oponentes tenían la pelota más tiempo, hacían buenos pases y llegaban a zonas de peligro. Todo acabó en los primeros 20 minutos. Cuando un tiro libre hizo que Mandzukic, un delantero croata, marcase el primer autogol de una final en la historia de los mundiales. Rápidamente, gracias es Perisic igualaron el marcador. Poco duró la alegría croata, pues una mano en el área y un penalti fue sentenciado, luego de recurrir al VAR. Un nuevo tanto fue anotado esta vez por Griezman.

A partir de ahí, los croatas atacaban pero los franceses contraatacaban aun más. En el segundo tiempo Pogba y Mbappé marcaron un tanto cada uno, ante una Croacia cansada por jugar tres prórrogas. Aun así, al minuto 69 por un descuido del arquero galo Mandzukic se revindicó marcando otro gol. Fue un partido en el que se jugó de lado a lado en la cancha pero los errores de Croacia acabaron dándole el triunfo a Francia. El resultado fue (4-2). Fue la final con más goles, igualando a la de Inglaterra-Alemania en 1966, con la misma cantidad de goles.

La celebración

La selección francesa sobre un autobús festejando la victoria en su país. Imagen tomada de filonews

Inmediatamente luego del pitido final, los franceses en la banca, asistentes de entrenador y director técnico corrieron a la cancha a felicitar a sus compañeros. Entre cantos, bailes y la bandera de Francia ondeando se organizaba todo para entregarles la copa. A su lado, los croatas lloraban haber perdido el torneo.

A Croacia se les entregó la medalla del segundo lugar, de manos del presidente de la FIFA o de Vladimir Putin, luego una brazo de Macron y de Grabar-Kitarovic, la presidente croata. Luego fue el turno de Francia, con el mismo procedimiento. Se entregaron los reconocimientos especiales, con Mbappé como mejor jugador joven y Modric como mejor jugador. Phillip Lanh, capitán de Alemania en 2014, entregó la copa al presidente de la FIFA, quien se la entregó a Hugo Lloris, capitán de Francia. La celebración continuó, esta vez con la copa en mano.

Ya en su país, los recibió la ministra de deportes tan pronto como bajaron del avión. Tras dos horas de retraso llegaron a la Plaza Charles De Gaulle, cerca al Arco del Triunfo. Donde iniciaron una fiesta junto a sus seguidores, adicional a la que ya estaba en los Campos Elíseos. Se les dio la bienvenida entre música, baile y mucha alegría. Finalmente, visitaron al Presidente de Francia. La Torre Eiffel ese día vistió los colores de la bandera nacional.

Curiosidades

Paseo del autobús con los campeones de Francia. Imagen tomada de lr21.com.uy

En honor al triunfo de la selección, algunas estaciones del metro de Paris cambiaron temporalmente sus nombres. Por ejemplo, la estación Victor Hugo, ahora es Victor Hugo Lloris, por el portero y  capitán. Bercy, ahora es Bercy les Bleus, un juego de palabras que significa gracias al equipo. Y finalmente una en honor al técnico, Notre Didier Deschamps (Nuestro Didier Deschamps), la cual era llamada antes del cambio Notre-Dame-des-Champs.

En este orden de ideas, el director técnico Didier Deschamps, se convierte en el tercer hombre en ganar un mundial como jugador y como entrenador. Pues, fue capitán de la selección en el mundial de 1998 donde Francia también se quedó con la copa.

Finalmente, tras el triunfo los hinchas amanecieron en largas filas en las tiendas Nike francesas. Con el fin de adquirir una camisa con las dos estrellas que representan la victoria pero para mala suerte no estarán disponibles hasta mitad de agosto de este año. Una decisión empresarial que busca que se agoten las camisas con una estrella, como una forma de nostalgia para los fanáticos.

Para concluir, este mundial fue de muchas sorpresas, inclusive el partido final fue reflejo de eso, con un autogol y el festival de goles que le prosiguió. Pero definitivamente quedara en la memoria de los hinchas de la selección francesa, el día en que con alegría alzaron por segunda vez la copa. No queda más que felicitar a Francia y esperar cuatro años y medio por el siguiente mundial, mientras tanto nos quedan los clubs y otras competiciones.

 


Revisa también nuestro artículo del mes

Animales Migratorios

Francia: El nuevo campeón del mundo
5 (100%) 1 vote