El café es una bebida muy popular hoy en día. En cada ciudad hay miles de cafeterías que se dedican a servir una rica taza de café. Pero la mayoría de personas que frecuentan estos lugares no tienen idea del proceso previo al elixir que están poniendo sobre su mesa, pues se trata de un conocimiento que debe saber el barista y que pasan desapercibido al público general. Por esta razón, hemos recopilado experiencias propias y teóricas para traerte una guía completa para ti, ya seas aprendiz, barista en formación o cualquier interesado en descubrir que hay detrás de ese mundo llamado “barismo”. Cabe destacar que este manual de barista basico va enfocado al café espresso especialmente.

 


Te puede interesar:

¿Cómo preparar CÓCTELES?


 

Antes que nada un poco de historia;

¿De dónde proviene el café?

barismo
Fuente: i0.wp.

Muchos rumoran el origen del café, de dónde proviene, el primero que lo tomó y todos tenemos un conocido que conoce el mejor café del mundo y su cafetería preferida. Pero la historia cuenta que,

A mediados del siglo XII, un viejo pastor arribó algunas cabras al establo de su comarca, notó que las cabras comían una planta peculiar, y al caer la noche, saltaban insaciablemente en todo el establo de un lado a otro. Al amanecer, el pastor revisó las plantas peculiares y las cocinó en su casa, al notar su olor y su textura, la empezó a comercializar con los vecinos y pueblos cercanos.

Cuando Cristóbal Colón en unos de sus viajes al nuevo mundo, descubrió una moneda interesante entre los nativos, una pequeña semilla de color marrón y fuerte aroma, al masticarla notó un sabor amargo y energético, descubrió el café como moneda local, por lo que decidió llevarse unas bolsas de café a España.

En el siglo XVI, la iglesia católica prohibió el café por su color y sabor, indicando que la bebida es proveniente del diablo y que toda persona que lo consuma va a ir al infierno por su maléfico elixir. De hecho, lo prohibieron en varias regiones de Europa y América por orden oficial del Papa, cuya ley duró pocos años debido a la misma situación de su comercio y contrabando. Lo que convirtió a la iglesia católica en uno de sus consumidores.

¿Qué es un BARISTA y qué hace?

¿Que debe hacer un barista?
Fuente: indycoffee.

Un barista es el profesional especializado en el café de alta calidad, que trabaja creando nuevas y diferentes bebidas basadas en él, así como varios tipos de leches, esencias y licores. También es el responsable de la presentación de las bebidas y puede complementar su trabajo con el arte del Latte.

El barista debe saber distinguir los distintos tipos de café para poder llegar a una mezcla o saber resaltar las características de un origen único, para lo que debe conocer sobre el proceso de tostado y los diferentes grados existentes. Además debe conocer la calidad del agua, dureza, pH, así como los distintos tipos de preparación del café: en cafeteras de filtro, al estilo turco, en cafetera italiana, en máquinas espresso, en prensas francesas y otros.

Las 5 “M” del BARISMO

barismo
Fuente: static.webshopapp.
  1. Molino: Puede ser de cualquier tipo, lo importante es su uso. La molienda debe calibrarse cada vez que sea necesario, teniendo en cuenta la temperatura y la humedad relativa, peso de la tolva de café y mantenimiento del molino. Cuidar aspectos del molino permitirá obtener un mejor sabor.
  2. Mantenimiento: Aparte del mantenimiento de la maquinaria de trabajo. Hace parte  la limpieza, conservación y preservación de elementos, accesorios, que utilicemos como barista.
  3. Máquina: Lo más importante de ellas es que estén calibradas de 8 a 10 bars de presión, que caldera esté entre 1 y 1.5 bares y además estar pendiente del agua que sale del grupo sea entre 88 y 90 °C.
  4. Materia Prima: Es importante tener un un grano de café que rote, que no esté muy fresco (recién tostado) ni muy desgasificado.
  5. Mano: El continuo aprendizaje del día a día, y  la práctica, permitirá MANTENER satisfechos a nuestros clientes y motivarnos como baristas.

Podemos tener el mejor café, la máquina más moderna, el último molino y contar con un excelente servicio técnico, pero solo bastan menos de 30 segundos para arruinar un espresso.

¿Qué debe saber un BARISTA?

granos de cafe

En principio, el café es la semilla de la fruta del cafeto y, como toda fruta, el punto de madurez tiene una gran importancia: se recolectan los granos que han alcanzado el estado de madurez completa, normalmente de color rojo o amarillo, ya que los verdes dañan el sabor de la taza de café. Ahora sí, entremos en materia.

1. Tipos de CAFÉ

 La temperatura, humedad, el suelo y la altura van a influir en el desarrollo del sabor del café, así como también el tipo de planta que aporta diferentes sabores a la taza, en Latinoamérica que es donde nos centraremos, principalmente se consiguen los siguientes:

  • Arábica: un grano con más componentes aromáticos y menos cafeína que crece a mayor altura.
  • Robusta: un grano con aroma plano y el doble de cafeína que crece a menor altura que el arabico.

2. Selección del café y proceso de despulpado

Previo a los procesos por los que pasa el grano de café, este previamente debe ser seleccionado y procesado por diferentes filtros de calidad para que el producto final sea ese grano capaz de dar los mejores sabores. En este tema entran los cafés de especialidad, que se dedican a sacar un café en taza por arriba de 85pts sobre 100.

Luego para transformar la cereza al grano necesitamos despulpar el café, para ello existen dos procesos:

  • Proceso Natural (seco): en el que se seca la cereza directamente al sol y después de unas semanas se quitan las cáscaras, la pulpa y se obtiene el grano verde.
  • Proceso Mecánico (húmedo): en él se procede el mismo día de recolección a despulpar el café por medio de lavado se retiran cáscara y mucílago dejando el grano a reposo por unas 24h aproximadamente, lo que hace que ocurra fermentación del mismo.

3. Tostión del café

La tostión (o tueste) del café, es el proceso más importante pues de él dependerá la futura calidad del café. La tostión aporta al café su propio aroma, gusto cuerpo, color, estructura. Este proceso consta de tres fases:

  • Fase de secado en la que el grano pierde más humedad.
  • Fase propia del tueste, durante la cual se somete el grano a ciertas reacciones pirolíticas (descomposición química de la materia orgánica), que activan las sustancias responsables del gusto característico del grano tostado.
  • Fase del enfriamiento y reposo, en la que se devuelve el grano a su temperatura ambiente.

 4. Formas de tostar el café

 

 Torrefacta: 

Se tuesta el grano con azúcar, que a altas temperaturas se quema y nos da un grano de color negro y un sabor amargo. Normalmente usado en cafés más comerciales, donde no importa mucho la calidad del café.

Natural:

Se tuesta el café sin añadir nada, permitiéndonos disfrutar de sus sabores originales. Al variar el tiempo y la temperatura de la tostión, conseguimos diferentes colores de tueste, que nos darán diferentes tonos en los sabores del café:

  1. Tostión Clara (rubia o naranja): se aconseja para procesos de catación, para preparación de cafés finos y métodos de extracción con tiempos largos, por ejemplo filtrados V60.  Otro nombre de esta forma de tueste es “Ligh city”.
  2. Tostión Media (tipo americano): Sirve para cualquier preparación de café, con tiempos de extracción cortos/medios, mantiene los sabores equilibrados en el café.
  3. Tostión oscura: Tiene 2 tipos.  Media oscura. Usada sobre todo para preparación de espresso nos aporta sabores amargos y fuertes que dan un retrogusto estupendo la tostion de este tipo es llamada “full city”. Luego tienes la tostión tipo italiana que se caracteriza por ser bastante oscura. Esta tostión da un sabor bien amargo, más usada para combinar con leche, se suele usar para también para cubrir los defectos del café.

5. El molino de café

Molino de café y baristas

Es la herramienta que ayuda a definir el tiempo y el tipo de infusión del café. Partiendo del principio de que el agua no es otra cosa que un medio para extraer de los granos de café el aroma y las otras sustancias que dan el gusto y el cuerpo a nuestra taza, la molienda del café es un pasaje fundamental en la preparación de una buena taza. Si pusiéramos los granos de café a contacto directo con agua caliente, obtendríamos una bebida insulsa, con un leve perfume de café.

El café molido ofrece un área de acción mucho mayor al agua, por lo tanto en términos de aroma y de gusto los resultados son superiores y cambian en base al grado y tipo de molienda que efectuemos. Existen varios tipos de molino clasificados por su dosificación, la forma de las fresas (muelas), la fuerza y la velocidad del motor. Todos estos factores se toman en cuenta a la hora de comprar un molino, todo depende del uso que le queramos dar.

  • Los molinos con dosificador manual suelen ser consistentes y rápidos en dosis, el café ya molido pierde aroma después de 30 minutos y por esto es mejor utilizarlos en lugares con una alta rotación de café.
  • Los molinos con dosificador por tiempo, nos garantizan la molienda fresca y precisa, justo antes de la preparación del café. Las fresas o muelas pueden tener diferentes formas, cónicas o planas,  distintos diámetros para los diferentes volúmenes de café y el rendimiento del molido.

Encontramos también molinos manuales para uso casero, ya que por su tamaño y operación, no resultan aptos para trabajar con cantidades grandes de café, lo cual sucede también con los molinillos eléctricos, pues éstos son pequeños, cuentan con 2 cuchillas y no pueden ser regulados perfectamente para hacer diversos tipos de extracción.

Operación del Molino:

El molino es la clave para un buen espresso, esto significa que hay que encontrar el punto ideal del grosor del café para hacer su extracción en un tiempo determinado (de 25 a 30 segundos).

Para operar el molino, debemos tener en cuenta lo siguiente:

  • Es necesario ir regulando con bastante periodicidad el punto del molido del café, teniendo en cuenta el tiempo, la humedad, la temperatura del ambiente y el viento. La limpieza del molino es esencial, ya que los aceites presentes en el café se pegan a las paredes de la tolva y del depósito y esto tiende a darle un sabor rancio al café.
  • Cuando finalice la jornada de trabajo debemos dejar vacío y limpio el molino.
  • Moler siempre la cantidad necesaria para hacer el café esto nos garantiza un café fresco y fragante para nuestros clientes.

6. La máquina espresso

cosas que debes saber de la maquina espresso

La máquina de espresso tradicional tiene 2 circuitos de agua en dos calderas separadas una de la otra y con dos temperaturas distintas:

  • La caldera grande de unos 12 litros de capacidad alimenta la máquina de agua caliente a +/- 120 grados centígrados y 1 bar de presión. El agua de esta caldera se usa para hacer las infusiones y para erogar vapor.
  • La caldera pequeña nos proporciona el agua para el espresso: el agua viene calentada por un sistema de intercambiador térmico y tiene una temperatura de 90 grados.

Cuando pulsamos el botón para hacer un espresso, la bomba de presión se pone en marcha y ejerce una presión de 9 bares (9 kg por cm2) sobre la pastilla del café presente en el porta filtro. Esta presión hará una infusión forzada encima del café hasta que terminemos la erogación.

La regulación de los parámetros la debe efectuar un técnico especializado ya que trabajar con calor y presión puede resultar peligrosa a manos inexpertas. El agua que alimenta una máquina de espresso debe tener una dureza y calidad óptimas para evitar daños en la misma y para hacer un buen café. Es indispensable para la preparación de un buen café:

La limpieza de la máquina es primordial.

Antes de cada preparación es necesario purgar la máquina, (dejar salir por la ducha a utilizar, una pequeña cantidad de agua caliente) así eliminamos eventuales impurezas y residuos de café. Finalmente, limpiamos con una brocha seca el porta filtro. El mantenimiento y la limpieza son muy importantes para la calidad del café Erogado y la longevidad de la máquina, ya que las grasas del café se fijan en todas las partes que han estado en contacto con él.

¿Qué partes de la máquina espresso se debe mantener limpia?

  • Las gomas (empaques) de las duchas: con un cepillo y agua caliente.
  • Los filtros y porta filtros: con jabón líquido sin perfume, bajo agua corriente.
  • La lanzeta: con un trapo humedo antes y después de cada uso.
  • La bandeja y las superficies de la máquina: con jabón líquido sin perfume y agua.
  • Purgar la máquina con los porta filtros puestos para eliminar cualquier residuo de jabón.

7. ¿Cómo calibrar?

Como calibrar un espresso
Calibrar un espresso perfecto

Se refiere al proceso de equilibrar cantidades, molienda, peso final, y tiempo de extracción, para lograr un café delicioso

Estándares de equipo y ajustes: La extracción de espresso involucra forzar agua caliente a través de un disco llamado “pastilla” de café, sirve para producir una bebida viscosa de sabor intenso. Existen muchos factores que influyen el sabor del espresso en sí, pero para mantener las cosas simples, vamos a asumir que algunas cosas son constantes:

  1. La presión de la bomba de 9 bar.
  2. Filtros de hasta 21 gramos.
  3. Agua a una temperatura de 90 grados centígrados en el cabezal del grupo.
  4. Molienda fina.

Generalmente se comienza con los parámetros usados para los granos anteriores, a menos que exista una gran diferencia en sus respectivos perfiles de tueste. También se comienza con una cantidad específica de entre 17 y 21 gramos -Dependiendo de la cantidad de espresso a producir- por lo que nos ayudaremos con una balanza,  lo ideal es producir  una proporción de extracción del 2 a 1  esto se refiere a la cantidad en proporción de  rendimiento -espresso producido- respecto  a la cantidad usada  en café molido, por ejemplo 18 g idealmente nos daría 36 g de espresso lo que daría una proporción de 2 pudiendo alargarse así de 1.9 a 2.5  si varia de  34 a 45g de producto, dependiendo del perfil de espresso que prefieras. Cabe destacar que entre más alto esta proporción resaltas más los sabores amargos y cuerpo intenso, mientras una proporcion más baja da sabores más ácidos y cuerpo debil.

Se hace una extracción con esta receta y si está dentro del rango tiempo ideal (por lo general 25-30 segundos), se prueba. Si la extracción es demasiado lenta o demasiado rápida, se descarta el espresso y se ajusta la molienda hasta que encaje con los parámetros establecidos. Esto sin embargo es solamente un punto de partida y desde allí ajustaremos las cantidades, molienda, y dejamos el tiempo de extracción como ultimo factor para optimizar un buen espresso.

8. ¿Cómo hacer un espresso?

El espresso es una bebida hecha con 7 o 9 gr de café (molienda fina) y agua caliente (90ºC) a una presión de 9 bares y de rápida extracción (de 25 a 30 segundos de extraccion). Su apariencia en taza es la de un café denso, corto, con una crema color avellana, cuerpo y sabor intenso, con una cantidad de cafeína menor al de un café filtrado por el poco tiempo de extracción -ya que por mililitro tiene más-. El espresso es la base para todas las bebidas elaboradas con la máquina.

Pasos de la preparación:

  • Preparar los platos con las cucharillas.
  • Precalentar las tazas.
  • Moler la cantidad necesaria de café.
  • Purgar la ducha del grupo que voy a usar.
  • Limpiar y secar el porta filtro.
  • Dosificar el café recién molido en el porta filtro.
  • Nivelar y apisonar el café con un tamper manual.
  • Insertar el porta filtro en el grupo y extraer inmediatamente (desde cuando oprimes el botón de agua, hasta que empieza a salir el café no deben pasar más de 10 segundos ya que de lo contrario la pastilla se quema y nos da un café con sabor a leña o a goma) colocar las tazas e Infusionar por no más de 30 segundos desde que empieza a salir el café.

Tipos de espresso

  • Espresso Ristretto: es un café hecho con la misma cantidad de café  que un espresso común pero menor tiempo de extracción, el resultado en taza es una bebida corta 15ml o -30 mil si es doble, que es lo más normal-, cremosa e intenso donde se reducen en gran medida los amargos que son predominantes al final de una extracción.
  • Espresso Lungo:  En teoría es un café espresso hecho con una molienda más gruesa para que en 25 segundos obtengamos una cantidad mayor de café (50 ml). Es muy difícil en un local lleno de gente estar calibrando el molino para un corto o un largo, por lo tanto es más fácil y con un resultado igual, hacer un espresso normal y añadirle 20 ml de agua caliente para diluir.
  • Americano: Espresso normal servido en taza mediana, acompañado de agua caliente y un poco fría -para hacerlo más ameno al paladar-  para diluir el café. Otra forma bastante practica que se aplica hoy día en muchos cafés es darle agua caliente al cliente y este que añada agua al gusto.

 9. El espresso perfecto (pasos a seguir)

El espresso es una bebida complicada y no existe una sola fórmula que brinde un resultado perfecto. Muchos factores juntos tienen influencia sobre su sabor, y lo que funciona en un ambiente específico, en otras ocasiones no lo hace. Sin embargo, si sigues los pasos dados a continuación junto a lo previamente dicho podrás obtener un excelente resultado que dejará de qué hablar.

Obtener un espresso perfecto

Paso 1:

  • Molienda: Tendrá una textura entre la harina y el polvo. Si el café molido es demasiado grueso, entonces el espresso extraerá demasiado rápido y con poca crema. Si es demasiado fino, entonces el espresso se tomará mucho tiempo para extraer y será quemado y amargo.

Paso 2:

  • Limpieza del porta filtro: Antes de moler el café recién hecho, eliminemos el antiguo café del filtro. A continuación, limpiemos cualquier sobrante café molido con un cepillo seco. Esto asegurará frescura.

Paso 3:

  • Dosis: Una vez que tengamos el mango de nuestro grupo limpio, lo colocamos en el molino. Pulsamos el botón de dosificación requerida. Previamente la dosis la tuvimos que haber calibrado.

Paso 4 y 5:

  • Apisonamiento: Tamping es el proceso de compactación de los gránulos de café y de asegurar la máxima extracción de sabor. Es importante que obtengamos una superficie totalmente plana sin defectos, por lo que, podemos rotar un poco el tampeador para conseguirlo. 

 Paso 6:

  • Purgar: Antes de colocar el mango de grupo en la máquina, dejemos correr el agua. Esto limpiará cualquier residuo de café que tenga el interior de la cabeza del grupo, chequeando la temperatura para la preparación del café.

Paso 7:

  • Extracción: Antes de la extracción del café, las tazas deben estar calientes. A continuación, bloqueamos la empuñadura en el grupo cabeza del grupo, colocamos la taza (s) debajo de la salida (s) y presionamos el botón correspondiente, mientras estamos muy pendientes de la salida del café tomando en cuenta el color, tiempo y flujo.

10. ¿Y el café con leche? 

El café con leche
Foto: cocolocoestudio. 

Emulsión correcta:

  • Vertemos en la jarra la cantidad de leche fría a usar.
  • Antes de introducir la jarra en la lanzeta, dejemos correr brevemente algo de vapor para así sacar el remanente de agua.
  • Luego introducimos la punta de la lanceta en la leche con una pequeña inclinación (evitamos tocar las paredes de la jarra).
  • Dependiendo del tipo de café con leche vamos a inyectar aire, mientras más le pongamos, más cremá formará. Por ejemplo, para un capuccino debemos inyectar considerablemente más aire que para un Flat White ya que éste último apenas tiene crema.
  • La temperatura la mediremos con nuestra mano, un dedo en la pared externa y otro en la inferior, sabremos dónde detenernos cuando nuestra mano ya no resista la temperatura -La idea es sentir la temperatura tope, más no quemarnos nosotros – Justo en este punto, estaremos sobre los 65 °C que es el punto donde nuestros termoreceptores de la piel transducen señales de dolor. ¿Probablemente Dios era barista?

¿Qué diferencia hay entre crema y espuma?

La espuma es granulosa, llena de burbujas y no es estética, es producida por una larga exposición de la leche a alta temperatura, por lo tanto es leche hervida, pierde suavidad y dulzura. Al emulsionar correctamente la leche lo que se logra  es aprovechar las grasas presentes en la leche para convertirlas en crema y descomponer la glucosa que contiene para exaltar su dulzura. Por esta razón, no es necesario colocarle azúcar al cappuccino, al macchiato o a cualquier otra bebida que contenga leche cremada.

11. Cualidades de un BARISTA

Cualidades que debe tener un barista
Jairo Ramírez.
  • Ser serviciales: Los baristas pasan miles de horas tratando de complacer los gustos de la gente y aprendiendo a relacionarse con una variedad de clientes. Todo esto hace que sean pacientes y amantes de las personas.
  • Saben escuchar: Todos los días, los baristas son bombardeados por pedidos extrañamente específicos. Estas órdenes vienen de forma verbal, a menudo muy deprisa, una tras otra TRAS OTRA, por lo cual han aprendido a retener y procesar información sorprendentemente bien.
  • Saben mantener una conversación: Te sorprendería la cantidad de pláticas que tiene un barista todos los días. Similar a lo que sucede en un bar, a los amantes del café nos parece gustar un poco de conversación con nuestras bebidas. Ya sea sobre el clima, tu mascota, o esa banda extraña que te gusta (pero que por alguna razón, nadie conoce), un barista se siente muy a gusto platicando. Pero hay una cosa de la debemos advertirte: si haces que empiecen a hablar sobre café, puede que sea difícil lograr que se detengan.
  • Son apasionados por su trabajo: Como cualquiera que trabaja en la industria de las comidas y bebidas, los baristas trabajan muy duro, por largas horas, y con salarios bajos. Esto significa que los baristas son motivados por la pasión que sienten por su trabajo. Ellos AMAN lo que hacen, y ¿qué cosa podría ser más sexy que alguien que ama a lo que se dedica? Toda esa ambición, esa pasión desenfrenada, hace que sean amantes devotos y atentos. Todas estas son características espectaculares, eso es seguro.
  • Siempre huelen a café: Si, así es, respira profundo. ¿A quién le importa el eau de parfum cuando tu cita podría oler a sabroso y aromático café?
  • Son prácticos: Trabajar en la industria del servicio involucra tratar con situaciones un tanto asquerosas. Los baristas tienen que lidiar con leche derramada, mesas pegajosas, café regado y mucho más Se necesita un tipo especial de persona para poder ensuciarse y hacer el trabajo sin dudas ni quejas.
  • Los baristas son limpios: Al limpiar café y leche derramados, combinados con su entrenamiento de “limpia a medida que avanzas” hacen que los baristas sean obsesivos cuando se trata del orden y la limpieza. Así que definitivamente no tienes que preocuparte por que tu amante-amante-del-café sea un descuidado. Bueno, excepto quizá por una que otra camisa manchada de café.
  • Saben hacer muchas cosas a la vez: Alguna vez has tenido que manejar las demandas de una multitud impaciente, un jefe gruñón, una lista de órdenes ridículamente larga (que va aumentando), mientras mantienes una disposición alegre y todo esto a las 8:00 de la mañana? ¿No? Pues, eso es lo que hace un barista. Tener la habilidad de no solo mantenerse tranquilo bajo presión, sino que también seguir siendo súper meticuloso y enfocado.

12. Malas prácticas que debes evitar como BARISTA

Cosas que debe evitar un barista

  1. No limpiar con diariamente la máquina. además del entre taza y taza.
  2. Colocar las tazas boca arriba encima de la máquina. Lo correcto es colocar la base pegada a la máquina para que esté caliente y no exista un contraste de temperaturas que enfríe el café y le lleve a perder virtudes aromáticas.
  3. Moler más café del que se necesita para una taza, acumular el café molido y utilizarlo tiempo después. El café molido que no se utiliza en poco margen de tiempo acaba por perder gran parte de sus virtudes aromáticas. Una posible solución para que este café molido se conserve consiste en introducirlo envasado en una nevera sin humedad.
  4. No controlar con regularidad el punto de molido del café. Cada día, según la humedad y otros factores, el punto de molido varía y hay que corregirlo de manera que siempre se respeta la ecuación 30 mililitros de café en 25 segundos.
  5. Calentar la leche de más.  una temperatura superior a los 65 ºC, ya que a partir de este punto se pierden las proteínas y elementos importantes de que resaltan el sabor de un buen café.
  6. Utilizar tazas que no tengan forma cónica. La forma cónica permite al café que cae de la máquina deslizarse a través de la superficie de la taza sin que salpique o se pierdan parte de sus aromas.
  7. Sub-extraer o sobre-extraer el café. El primero se refiere a cuando el grano es demasiado grueso y el grano no entra en contacto con el agua el tiempo indicado para extraer la esencia de un espresso. Mientras la sobre-extracción el contacto del agua con el grano es excesiva  por lo que el resultado es un café quemado y amargo.
  8. No moler café extra al que se va a usar.
  9. Evitar el sobrepasar la cantidad de leche a usar para no desperdiciar, debido a que la leche no se debe reutilizar en una segunda emulsión.
  10. Limpiar de leche y pugar previa a otra emulsión la lanzeta.

Conclusión

Para finalizar, ser un barista íntegro toma tiempo de estudio, dedicación, horas de trabajo y por sobre todo, humildad. Cualquiera puede llamarse barista, pero los realmente buenos están ahí viviendo el día a día detrás de esa barra, dando lo mejor de sí en cada café que sirven al publico. 

Sitios de referencia:

Este artículo fue escrito por Juan Luvecce y Jairo Ramírez Dos Santos.

Lo que debe saber un BARISTA (Guía Basica)
5 (100%) 2 votes