HIPNOSIS (beneficios y riesgos)

hombre hipnotizado
Cortesía de: youtube.com

La personalidad de cada individuo es única, todos los elementos básicos del comportamiento son una combinación de información, actitudes y principios. Sin embargo, todo esto se puede cambiar por medio de la hipnosis, a su vez obtener beneficios o por el contrario riesgos.

Dicha práctica se utiliza principalmente en el ámbito de la psicología como una terapia para resolver trastornos psicológicos en su mayoría, debido a que en este estado hipnótico, sufren una modificación los procesos mentales y así se hacen más evidentes los componentes que ocupan tu inconsciente.

La hipnosis puede ser inducida tanto por agente externos o por la propia persona (autohipnosis), obteniendo así riesgos y beneficios.


Tipos de Hipnosis

Se considera que existen cinco tipos de Hipnosis, las cuales son:

1. Hipnosis tradicional (por sugestión):

hipnosis
cortesía de: elconfidencialdigital.com

La hipnosis tradicional se basa en la inducción a un estado de trance, así el hipnoterapeuta podrá ejercer una autoridad sobre el paciente. En este contexto, lo que se pretende lograr, es que el paciente obedezca a todo lo que diga el terapeuta mediante la sugestión, esta sugestión tienes que ser directa. Es decir se le tiene que afirmar con fuerza a la persona a la que se le está haciendo la hipnosis, la orden que deberá seguir. El objetivo final es influir de algún modo en el comportamiento o creencias del paciente. Es esta la forma de hipnosis más extendida en todo el mundo en la actualidad.

2. Hipnosis Ericksoniana:

hipnosis y benefiscios
cortesía de: caminosdesarrollopersonal.com

Esta clase de hipnosis fue desarrollada y propuesta por Milton H. Erickson, el cual es un psicólogo estadounidense que gran parte de los psicólogos considera como el padre de la hipnoterapia o hipnosis moderna.

Dicha hipnosis consiste, al contrario que la tradicional, en llevar al paciente al estado de trance y usar en la comunicación terapéutica, la sugestión indirecta por medio de metáforas e historias didácticas. Esta clase de hipnosis depende mucho de la relación que exista entre el paciente y el terapeuta. Se usa principalmente para aquellas personas cuyo nivel de sugestionabilidad es bajo.

3.Hipnosis cognitivo-conductual:

hipnosis
cortesía de: la-hipnosis.com

Se basa en una serie de herramientas, las cuales en muchos casos, se utilizan a modo de complemento de terapias más amplias. Esta clase de hipnosis es el resultado de la interacción de distintos aspectos, entre los más importantes la relajación del cuerpo a nivel físico, el uso de la creatividad y la imaginación. En esta terapia se aplican indicaciones que podrían considerarse como sugestiones constantemente, estas pueden ser directa o indirectamente. Lo ideal es que el paciente no siga ciegamente las reglas que plantea el terapeuta, sino que él mismo descubra las consecuencias de comportarse así.

4. Autohipnosis:

hipnosis
cortesía de: kienyke.com

Como su nombre lo indica, se habla de autohipnosis cuando la persona se induce a este estado por sí mismo. Esto se realiza mediante la autosugestión y es muy útil para desarrollar ciertas habilidades como la asertividad y aliviar el estrés. Para inducirse a este estado, es necesaria la ayuda de herramientas como grabaciones u algunos aparatos que alteran las ondas cerebrales con el objetivo de alterar el estado de conciencia.

Beneficios

hipnosis
cortesía: kmhipnoterapia.wordpress.com

Encontramos múltiples beneficios al momento de someternos a dichas terapias, por supuesto, los cambios son más notorios en aquellas personas cuya salud mental está más deteriorada.

– Control del dolor: 

La hipnosis en muchos casos se usa para ayudar a aliviar el dolor ocasionado por cualquier problema de salud física tales como: quemaduras, cáncer, colon irritador, fibromialgia, procedimientos dentales, dolor de cabeza y básicamente una gran variedad de enfermedades patológicas.

– Mayor seguridad personal:

La hipnoterapia nos permite alcanzar nuestro potencial y estimularlo para así encontrar la superación de diversos problemas por medio de un aumento de confianza en uno mismo.

hiponosis y beneficios
cortesía de: unycos.com

– Cambios en el comportamiento:

Dicha terapia también nos funciona para renovar aquellos hábitos en nuestra vida que nos hacen daño como el consumo excesivo de alcohol, drogas o alimentos.

– Trastornos de salud mental:

La hipnosis puede ayudar a disminuir los síntomas de una gran variedad de trastornos psicológicos tales como: ansiedad, problemas de estrés, fobias, depresión, traumas, ataques de pánico, insomnio, entre otros.

Riesgos

hipnosis
cortesía: cuidateplus.marca.com

Es importante recalcar que la hipnosis lo debe llevar a cabo un terapeuta o profesional de la salud capacitado para realizar dicha terapia, de otra forma no se puede garantizar un buen resultado o incluso la persona corre riesgos de empeorar su problema.

Debemos tener cuidado antes de utilizar la hipnosis, ya que nos estamos exponiendo a una persona que puede manipular nuestros pensamientos al nivel que desee, por ende es primordial considerar que nuestro terapeuta debe estar apto.

Entre algunas consecuencias negativas que puede causar la hipnosis encontramos:

  • Dolor de cabeza
  • Somnolencia
  • Mareos
  • Ansiedad o sufrimiento
  • Se pueden implantar recuerdos de acontecimientos que nunca sucedieron.

Conclusión

La hipnosis hoy en día es una de las terapias alternativas más utilizadas para mejorar la salud, aunque por muchos años fue relegada del campo de terapias alternativa, actualmente está cobrando más fuerza. Esto debido a que cada vez hay más pacientes dispuestos a experimentarlas.

Solmary Rangel

Contador Público y Administradora, amante de la lectura y escritura

Deja una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.