Peter Pan

El cuento de Peter Pan es la historia infantil de aventuras por excelencia que nos lleva a pensar en lugares mágicos. El personaje fue creado para una obra teatral por el escritor James Matthew Barrie en 1904.

Esta historia que les voy a contar ocurrió hace mucho tiempo. Pero puede volver a pasar, ¡incluso a nosotros! Erase una vez una pequeña llamada Wendy y sus dos hermanos Juan y Miguel. Todas las noches su hermana mayor les contaba un cuento sobre un niño que vivía en el País de Nunca Jamás. Ese niño nunca crecía y su nombre era Peter Pan.


Los dos hermanos adoraban los cuentos del País de Nunca Jamás, e incluso Peter Pan las escuchaba en silencio sentado en el alfeizar de la ventana.

Una noche mientras dormían, la pequeña Wendy se despertó por una luz brillante en la ventana, al asomarse estaban Peter Pan y Campanilla el hada que lo acompaña en sus aventuras. Peter los invitó a ir a Nunca Jamás y les dijo:

-¡Para volar solo necesitan polvo de hadas y un pensamiento alegre!

Así que Campanilla los roció de polvo mágico de hada y al recordar un momento alegre se elevaron del suelo.

Siguiendo a Peter salieron los 3 niños volando de la habitación, y llegaron a una isla maravillosa y mágica.

Al llegar los niños estaban perdidos porque era su primera vez allí, así que le pidió a Campanilla que los guiase a su campamento en el bosque. Campanilla estaba celosa de Wendy así que le dijo a los Niños Perdidos que le lanzaran piedras con un tirachinas diciendo que ella era su enemiga, pero Peter logró rescatarla mientras caía hacia el suelo.

Peter le preguntó a los Niños Perdidos por qué habían hecho eso, y al oír lo que había sucedido quiso desterrar a Campanilla pero Wendy se lo impidió porque le dio mucha pena.

Mientras Miguel y Juan fueron a jugar con los indios de la aldea, Peter llevó a Wendy a conocer a las sirenas de la costa. Al llegar Peter observo que el Capitán Garfio se acercaba. Garfio siempre quería matar a Peter, así que buscaba todos los medios para lograrlo. Peter vio que Garfio tenía a la princesa india Tigridia para que ella le revelase el escondite secreto de Peter Pan, pero ella se negó. Ante la negativa Garfio la ató para abandonarla a su suerte en una cueva.

Peter logró rescatar a la princesa, pero Garfio usó los celos de Campanilla para que ésta le revelase su lugar secreto, la cual traicionó a Peter Pan y a los Niños Perdidos. El Capitán Garfio encontró el árbol escondido donde se encontraban Juan, Miguel y Wendy y los raptó. Mientras los tenia atados al mástil del barco Garfio les reveló a los niños que había colocado una carta falsa de Wendy diciéndole a Peter Pan que a la media noche abriera un paquete, pero éste paquete era una bomba.

Campanilla escuchó la trampa de Garfio y voló a salvarle la vida a Peter Pan. Campanilla pudo arrebatarle el paquete justo a tiempo y le contó a Peter todo lo ocurrido, así que éste voló lo más rápido para rescatar a los niños.

En el justo momento que llegó Peter, Garfio arrojó a Wendy por el mástil del barco pirata. Peter pudo rescatarla antes de caer al mar y la puso a salvo. Con la ayuda de los Niños Perdidos, Peter Pan tuvo una feroz pelea con los piratas del barco. Así lograron derrotar al Capitán Garfio y tomar posesión del barco.

Echaron polvo de hada en todo el barco y lo hicieron navegar por el aire llevando a los niños a su hogar.

-¡Ha sido una aventura fantástica! – dijeron Juan y Miguel.

–¡Gracias Peter por este maravilloso viaje! – dijo Wendy

Peter Pan y los Niños Perdidos zarparon volando hacia la estrella más a la derecha, donde se encontraba el País de Nunca Jamás.

Advertisement

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.