Desde que se inventaron las cámaras fotográficas, preservar los momentos importantes de nuestra vida para la posteridad ha sido una práctica muy común de nuestra cotidianidad, brindándonos recuerdos felices y permitiéndonos así revivir épocas pasadas. Aunque en la actualidad, esta preocupación por conservar una imagen se ha transformado. Ya no se trata solo de conservar un momento significativo sino que hemos convertido a las selfies en una costumbre obsesiva y fascinante, al punto de fotografiarnos día a día, minuto a minuto y en circunstancias poco usuales, como las que estamos por descubrir.

¿De dónde proviene la palabra selfie?

Robert Cornelius. Fuente:

Selfie es un término inglés que se utiliza para referirse a una autofoto o autorretrato, en otras palabras, significa “sacarse una foto uno mismo”, y aunque en la actualidad es una práctica muy utilizada, principalmente gracias a la tecnología de los nuevos teléfonos, al uso de las redes sociales y a la gran cantidad de personalidades de la farándula que usan esta forma de expresión, la realidad es que la autofoto o selfie más antigua lleva más de un siglo de existencia, cuando en el año 1839 el empresario estadounidense Robert Cornelius (Filadelfia – Estados Unidos).

Robert fotografió su propia imagen a los 30 años de edad, para lo cual tuvo que posar por alrededor de 15 minutos, logrando obtener el primer autorretrato fotográfico norteamericano.

Desde duquesas hasta rockeros se han tomado selfies

Anastasia Nikolaevna Románova. Fuente: Iloveherstory

La gran duquesa de Rusia Anastasia Nikolaevna Románova, hija menor del emperador Nicolás II (último zar de la Rusia Imperial) se autorretrató cuando tenía 13 años de edad.

Selfie de Frank Sinatra en el, 1938. Fuente: Fotos Históricas.

Frank Sinatra en el año 1938 a los 23 años de edad se tomó su primera selfie.

George Harrison. Fuente: Polska Times

George Harrison, guitarrista de la banda de rock The Beatles, quien en un viaje durante el año 1966 al Taj Mahal en la India, documentó su viaje realizando varias selfies.

La influencia innegable de las redes sociales

Fuente: infobae.

Aunque realmente, todos asociamos la palabra selfie con el inicio de este siglo XXI, ya para el año 2000 y con la aparición de redes como Myspace, los autorretratos ya eran muy populares.

Posteriormente Flickr añadió el término selfie para referirse a los álbumes de adolescentes donde publicaban sus autorretratos, sin embargo para aquel momento aún eran de mala calidad.

El renacimiento decisivo de esta técnica fotográfica vino acompañada por las mejoras de las cámaras fotográficas de los teléfonos inteligentes y por la aparición de otra red social muy popular actualmente: Instagram, red social que permite subir fotos y vídeos, permitiendo además aplicar efectos fotográficos a las mismas.

De una simple moda a un ALTO riesgo

Los hombres suelen ser los más arriesgados. Fuente: ABC

Para nuestra actual cultura exhibicionista las fotos “normales” ya no resultan atractivas, se necesita entonces experimentar con algo inesperado, sorprendente y a veces extremo, y es aquí donde la moda se convierte en una experiencia de alto riesgo.

Aunque suene difícil de creer, indagando un poco sobre cuantas muertes han ocurrido por una “selfie”, encontramos que desde el año 2011, se han reportado por lo menos un total de 259 personas que han muerto intentando hacerse un autorretrato, por supuesto esta cifra puede ser mucho mayor debido a que las causas de las muertes reportadas no suelen ser “muerte por autorretrato”, y son pocos los estudios que indagan a profundidad sobre este creciente problema en algunos países.

La edad media reportada en las víctimas es de 21 años y el 73,5% de éstos, eran del sexo masculino, lo cual puede ser explicado en el hecho de que los hombres buscan aprobación basados en mostrar qué tan valientes y arriesgados pueden ser, mientras que las mujeres tienden a interesarse más por mostrar la belleza que puedan proyectar.

Tipos de selfies extremas

Fuente: flickr

Las principales modalidades de selfies extremas reportadas consisten en subirse a un rascacielos para tomarse una autofoto, suspenderse de un edificio, posar colgados de acantilados, apuntarse con un arma en la cabeza mientras se dispara la cámara, tumbarse en las vías del tren o incluso subirse al techo de un tren en movimiento, fotografiarse cerca de animales peligrosos, entre otros.

Por supuesto es fácil imaginar los resultados fatales: caídas, detonación del arma, arrollamiento de tren y electrocución ( el caso de una joven que alcanzó un cable de alta tensión), e incluso convertirse en la presa de un animal salvaje.

India, Rusia, EE.UU., Filipinas y España son los países con mayores problemas debido a las selfies extremas, mientras que en La India el gobierno ha vetado algunas zonas donde la gente no puede tomarse fotos; Rusia por su parte ha lanzado una campaña alertando sobre los riesgos de esta práctica.

Por otro lado un grupo de investigadores intentan caracterizar a las víctimas de las muertes por las autofotos para desarrollar una aplicación que permita advertir cuando se esté corriendo un riesgo al intentar realizar una imagen digital de sí mismo.

Conclusión

Las selfies son actualmente una tendencia muy popular entre jóvenes y no tan jóvenes, la cual se ve reforzada por la creciente ola de personalidades del entretenimiento que nos bombardean constantemente con sus imágenes y que nos hacen pensar que al no unirnos a esta práctica no gozaremos de una vida entretenida. Sin embargo, ya vimos que no es tan inofensivo como parece: una simple fotografía, hoy día puede llevarnos a morir para inmortalizar un momento, que literalmente, resultará ser el último.

Historia de la SELFIE y Datos interesantes
5 (100%) 1 vote[s]

Deja una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.