El hombre que le regaló parte de la luna a su novia

Desde siempre el ser humano se ha sentido atraído hacia la luna y muchos enamorados llegan a prometerla a la chica que les gusta para conseguir el amor que desean, más nunca lo cumplen literalmente, excepto por un hombre, quien regaló 100 acres en la luna a su novia ¿Cómo es esto posible? ¿A qué se debe el regalo? Y ¿Puedo comprar pedazos de la Luna? En el siguiente artículo encontrarás la respuesta.

¿Quién hizo tan romántico gesto?

Se trata de Roman Abramovich, el multimillonario ruso dueño del Chelsea Fútbol Club, regaló los 100 acres de la luna a su novia, Daría Zhukova, para pedirle disculpas por el retraso de su boda, esto ocurrió en el año 2008. Abramovich hizo su fortuna durante el colapso de la Unión Soviética, ya que junto a su socio Borís Berezovsky, compró por 110 millones de dólares la compañía petrolera Sibneft dos años más tarde la empresa valía billones.

regalo la luna
Roman Abramovich es un multimillonario ruso que hizo su fortuna a partir del petroleo. Cortesía: Wikimedia Commons

Entre otros lujos del magnate está una colección de autos valorada en 8 millones, una colección de arte cuyas obras son desconocidas para el público, y Eclipse, el segundo yate más grande del mundo, sólo que para su fecha de construcción era el primero. Actualmente, su fortuna es alrededor de 10 billones de dólares.

Acerca de la pareja

Se conocieron en 2005 para ese entonces Abramovich estaba casado y hacía negocios con el padre de Daría Zhukova. Unos meses después Abramovich se divorció de su segunda esposa, siendo este uno de los divorcios más caros de la historia, y comenzó una relación con Zhukova, 14 años menor que él. Iban a casarse tres años más tarde pero debido a la crisis económica la boda fue aplazada, lo cual para disculparse, le regaló a su novia 100 acres en la luna, esto es alrededor de 40 hectáreas. Esto puede comprarse únicamente en el sitio web de Lunar Embassy, y esta propiedad puede verse fácilmente desde la tierra, sus coordenadas son 20-24º latitud sur y 30-34º longitud oeste.

Zhukova fue la afortunada que recibió este detalle por parte de su multimillonario novio
Zhukova fue la afortunada que recibió este detalle por parte de su multimillonario novio. Cortesía: Flickr

Finalmente la boda se celebró, al año siguiente tuvieron su primer hijo en común. Zhukova despertó el interés de su pareja por las obras de arte, incluso llegó a gastar 60 millones de libras esterlinas en dos subastas, tuvieron otro hijo en 2013. Pero, como no todo es color rosa y los regalos románticos no aseguran nada, la pareja anunció su divorcio el año pasado.

¿Por qué es legal comprar propiedades en el espacio?

En el Tratado del Espacio Exterior de la ONU se estableció que ningún gobierno puede tener propiedades en el espacio, y la estipulación fue firmada en 1967 en el marco de la Guerra Fría. En 1980 apareció Dennis Hope, quien aprovechando un vacío legal pidió la superficie lunar para él, al igual que la de otros planetas en este sistema solar. No se prohibía a los individuos o empresas hacerse con el espacio y así Hope creó la compañía con mayor extensión de tierra en todo el espacio, literalmente.

Desde entonces, la empresa ha vendido más de 611 millones de acres lunares a todo aquel que tenga el dinero para hacerlo, alrededor de 25 dólares cada una. No obstante, también venden propiedades en Marte, Venus y Mercurio. Incluso, Plutón está a la venta por 250.000 dólares, cerca de 3,5 millones de personas han adquirido terreno lunar, también lo han hecho famosas personalidades del mundo, como es el caso de, Tom Cruise, o los expresidentes de Estados Unidos Ronald Reagan y Jimmy Carter.

Además, Hope creó en 2004 el Gobierno Galáctico, una especie de república democrática que cuenta con una constitución, congreso y una moneda. Actualmente, cuentan con el reconocimiento del Gobierno de los Estados Unidos de América.

¿Cómo comprar propiedad espacial?

Para pequeñas propiedades en la Luna, Marte, Mercurio, Venus e IO (de 1 a 5 acres) puede comprarse como si de un producto en Ebay o Amazon se tratase. Lo seleccionas y lo envías al carrito para pagarlo posteriormente. Adicionalmente, puedes ponerle nombre a tu pedazo de tierra espacial por 3 dólares más, lo cual no es excesivamente caro. En caso de querer comprar satélites de otros planetas, como Titán de Júpiter, o un planeta enano como Plutón debe escribirse al correo electrónico de la compañía [email protected]

Cabe destacar, que las propiedades extraterrestres se heredan exactamente igual que las terrenales y en caso de que el ser humano llegase a conquistar ese planeta o satélite, quien haya comprado alguna plaza en él, puede ocuparlo directamente.

regalar la luna
Cortesía: Rincón del Tibet

Para finalizar, regalar pedazos de la luna puede ser un detalle romántico e incluso la cúspide de un antiguo cliché y aunque no deja de ser un bonito gesto es inútil actualmente, aunque pudiese llegar a serlo unas generaciones en el futuro. Por ahora el negocio de Dennis Hope seguirá vendiendo parcelas en el  espacio gracias a una laguna legal. Lo bueno es que mirar la Luna es gratis.

El hombre que le regaló parte de la luna a su novia
5 (100%) 1 vote