Mucho se habla de las invenciones estadounidenses, dudando si eran necesarias o se debían a un conflicto de intereses. Sin embargo, la Unión Soviética (URSS), su contraparte de la Guerra Fría, también se ha caracterizado por una serie de intervenciones que datan desde poco antes de la Segunda Guerra Mundial. Comenzando por la Guerra Civil Española donde el apoyo soviético estaba con la república y terminando en los años cercanos a su desintegración con la intervención de Afganistán. Haremos un recorrido por estas intervenciones de la Unión Soviética.

La intervención

Tanques soviéticos cerca del retén Charlie en Alemania, 1961. Fuente Flickr, autor The Central Intelligence Agency (CIA)

Por contradictorio que pueda ser, en la actualidad el derecho internacional se rige por el principio de no intervención. Este establece que cada Estado es soberano para tomar sus propias decisiones y que un tercero no puede inmiscuirse. No obstante existen excepciones si un Estado ve amenazada a la paz o sus intereses, especialmente si se trata de los cinco miembros del consejo de seguridad de la ONU (Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Rusia y China)

Según Olivié (1995): “La propia Carta de las Naciones Unidas establece (en el Capítulo VII) la necesidad de intervenir cuando se pueda ver en peligro la paz y encomienda al Consejo de Seguridad la tarea de investigar si dicha paz peligra y la de adoptar las medidas para conjurar ese peligro” Sin embargo, recalca que “Nadie tiene derecho a intervenir en los asuntos ajenos, pero todos los Estados sí tienen, en cambio, el derecho a gozar de una paz que, a veces, sólo puede preservarse interviniendo. La intervención viene a ser, pues, un medio, un instrumento para preservar la paz y la convivencia internacionales.”

Guerra Civil Española

intervenciones de la Unión Soviética
Tanque T26B de fabricación soviética en España durante la Batalla de Belchite

La Guerra Civil Española tuvo lugar entre 1936 y 1938. El bando fascista o sublevado obtuvo apoyo de la Alemania Nazi y de Italia. Por otro lado los republicanos obtuvieron apoyo de la Unión Soviética. Cabe destacar que al comienzo del conflicto la URSS no quiso intervenir, ya que los fascistas alegaban que detrás de la república estaba el comunismo internacional, además que de intervenir podía acarrear la ruptura de relaciones con Francia y Reino Unido, que optaban por la no intervención.

Sin embargo, decidieron hacerlo trascurridos los tres meses fundamentándose la intervención de Alemania e Italia. Por ello, a partir de septiembre de 1936 llegaron a España barcos cargados con ayuda soviética, que incluía desde comida y ropa hasta armas. También envió aviones y tanques que atacaron la caballería de Franco. Respecto al recurso humano se enviaron unas 2.000 personas entre militares, técnicos, pilotos y espías. No obstante, toda esta ayuda no fue de gratis, ya que para costearla se enviaron tres cuartas partes del oro de la República Española a la URSS, un tercio fue para la intervención soviética y dos tercios para el Banco de Francia, de los que obtuvieron 195 millones de dólares. Es necesario mencionar que en muchas ocasiones la Unión Soviética y Polonia se aprovecharon de la situación para vender sus armas antiguas y poco útiles.

Alemania Oriental

Tanque soviético en una calle de Leipzig en junio de 1953. Fuente Wikimedia Commons

Este es un hecho no muy conocido y no fue reconocido por la comunidad internacional como una intervención aunque si tomamos en cuenta lo antes mencionado lo fue. En 1949 se creó la República Democrática de Alemania, lo que conllevó a una serie de protestas en todo el país, que alcanzaron su punto máximo en 1953, dos meses tras la muerte de Stalin, los alemanes de la zona oriental protestaban contra las medidas socialistas. Los disturbios transcurrieron a lo largo de 250 ciudades de Alemania Oriental, e incluían a Berlín Oriental.

La respuesta fue una intervención de la Unión Soviética, la primera armada sin que hubiese una guerra de por medio. Así pues, los tanques soviéticos irrumpieron en Alemania socavando a base de terror las revueltas. Lo único que positivo que trajeron los disturbios fue un cambio de política del partido comunista, aunque conllevó a un férreo control social. El número de muertes aun es desconocido.

Cabe destacar que no fue considerado una intervención porque no se consideró a la República Democrática de Alemania como un Estado hasta dos años después, para ese entonces era sólo un país ocupado tras una derrota militar. Pese a tener su propio gobierno.

Pacto de Varsovia

Logo del Pacto de Varsovia, en el escudo dice unión pacífica (o del mundo) y socialismo

Para comprender las intervenciones de la Unión Soviética que siguen es necesario conocer el Pacto de Varsovia, y que estipulaba referente a la materia de intervención. Ese pacto en realidad se llama “Tratado de Amistad, Colaboración y Asistencia Mutua.” Se firmó en 1955, en la ciudad de Varsovia, en Polonia. La idea del tratado era suscribir una alianza de cooperación militar entre los países del bloque del este, exceptuando Yugoslavia, surgiendo en contraposición a la OTAN. Respecto a la intervención establecía que si uno de los países firmantes se alejaba de las ideas socialistas la URSS tenía el derecho de intervenir para restablecer el estatus anterior. A esto se le llamó doctrina Brezhnev y estuvo en vigor hasta 1988.

Hungría

intervenciones de la Unión Soviética
Tropas soviéticas abandonan Hungría. Fuente Wikimedia Commons, autor Miroslav Luzetsky para RIA Novosti

Al año siguiente de la firma del Pacto de Varsovia se puso en práctica la doctrina Brezhnev en Hungría. En 1956 se dio inicio a una serie de protestas, por motivos económicos y sociales, aunque no querían cambiar el sistema comunista sino hacer más flexible al partido y a la seguridad del Estado. Siendo estos últimos quienes arremetieron contra el pueblo disparándoles, en respuesta el pueblo inicio una revolución antisoviética, tomaron las principales sede del Partido Comunista y la seguridad del Estado.

Esto llevó a la presidencia a un comunista llamado Inmre Nagy, sus primeras medidas fueron retirarse del Pacto de Varsovia. En consecuencia los soviéticos intervinieron cinco días después, el 4 de noviembre. La resistencia húngara luchó pero al final fue vencida por el ejército soviético. Los líderes de la revolución se refugiaron en la embajada de Yugoslavia, estos los entregaron a Rumanía que a su vez los entregó a la URSS que los fusiló dos años después. El resultado fueron más de 5000 muertos y 21.000 detenidos. La intervención no fue bien recibida ni quiera por los mismos países del Pacto de Varsovia.

Checoeslovaquia

intervenciones de la Unión Soviética
Resistencia checoslovaca ondea su bandera junto a un tanque soviético incendiado. Fuente Flickr, autor The Central Intelligence Agency (CIA)

A este hecho también se le conoce como la Primavera de Praga. En 1968, Aleksandr Dubček asume como nuevo Secretario General del Partido Comunista de Checoeslovaquia, en pocas palabras el líder del país. Podría decirse que fue uno de los pocos políticos que cumplió lo que prometió, pues durante su breve mandato se vivió una democratización y descentralización del poder. Incluso dividió el país en dos repúblicas socialistas, la checa y la eslovaca.

Estas medidas no gustaron nada a la Unión Soviética que presionó a Dubček para revertirlas, él hizo caso omiso. Por ello, el 20 de agosto de 1968 más de 2.000 tanques de los países firmantes del pacto irrumpieron a lo largo de Checoeslovaquia, ocupando el país en un día. Sin embargo la resistencia aguantó unos 8 meses y lograron la liberación de Dubček, quien había sido arrestado por los soviéticos, le sucedió Gustáv Husák. Hubo 91 muertos y más de 700 heridos. Curiosamente, los soldados de los demás países del Pacto de Varsovia que intervinieron estaban aterrorizados de que eso ocurriese en sus países, incluso del ejército polaco sólo se registró un muerto por accidente. Checoeslovaquia se mantuvo bajo dominio de la URSS hasta que hubo otra revolución en 1989.

Afganistán

intervenciones de la Unión Soviética
Tropas soviéticas vuelven de Afganistán. Fuente Wikimedia Commons, autor Yuriy Somov para RIA Novosti

Comenzó en diciembre de 1979 pero antes de eso debemos entender el contexto en que se llevó a cabo. El Presidente de Afganistán, Taraki, era un progresista que simpatizaba con la URSS, en su programa incluía hasta la educación femenina. Sin embargo, esto no fue bien visto por buena parte de la población, así que su segundo al mando, Hafizullah Amin orquestó un golpe de estado.

Por ello, unos cientos de agentes de la KGB irrumpieron en el país tomando puestos militares estratégicos y comunicacionales. Asesinaro a Amin y lo sustituyó Babrak Karmal, todo en 24 horas. La rapidez preocupó a Estados Unidos y sus aliados por lo que decidieron intervenir, ahí comenzó la guerra. La URSS apoyaba a los comunistas de las ciudades y EEUU a las tribus y pueblos.  El conflicto a diferencia de las anteriores intervenciones de la Unión Soviética acabó de forma desfavorable para ellos, ya que perdieron sufriendo la peor derrota militar de su historia. Teniendo que retirar las tropas en 1989.

En conclusión, las intervenciones de la Unión soviética tuvieron lugar durante casi toda su historia y se acrecentaron después de la Segunda Guerra Mundial por el bloque comunista de Europa, sin embargo no fueron las únicas en ser intervenidas. Es necesario mencionar que tras cada intervención ha habido un gran número de muertes, por lo que es necesario preguntarnos en la actualidad ¿Vale la pena?

NOTAS

-La actuación soviética en Cuba y Vietnam no pueden ser contadas como intervenciones, ya que su intromisión fue solicitada por los gobiernos.

-Yugoslavia evitó firmar el Pacto de Varsovia, porque el gobierno de Tito se había distanciado de los ideales soviéticos.

-Albania se retiró del Pacto de Varsovia en 1961 y se salvó de ser intervenida porque para acceder a su territorio primero debe atravesarse Yugoslavia.

¿Qué tal te pareció el post?

Deja una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.