Desde Moctezuma hasta las costas de Trípoli, Estados Unidos ha tenido presencia militar en todo el mundo, desde casi el primer día de su independencia. Por lo tanto, América Latina no ha estado exenta de estas incursiones militares que la nación más poderosa del mundo ha realizado en estos territorios por distintas razones.

Y es que hay un viejo dicho: “Cuando Estados Unidos estornuda, América Latina contrae neumonía”.

¿Qué constituye invasión? El concepto de una invasión continental por parte de los Estados Unidos se relaciona con la teoría y la doctrina militares que abordan la viabilidad y el sentido práctico de algún tipo de injerencia por parte de este país en algún otro que enfrenta algún tipo de inconveniente interno o simplemente, establecer una doctrina afín a las políticas doctrinarias norteamericanas

En este contexto, desde que el presidente James Monroe anunció una especie de protectorado en el hemisferio a principios del siglo XIX conocido como Doctrina Monroe, los Estados Unidos se han involucrado en los asuntos de las naciones de América Latina, a menudo en nombre de los intereses comerciales norteamericanos o para apoyar fuerzas de derecha contra líderes izquierdistas y comunistas.

Tres siglos: Tres contextos distintos de intervenciones estadounidenses

Podemos distinguir tres periodos en el tiempo sobre los cuales como determina el profesor Richard W. Slatta, los Estados Unidos han cambiado sus formas de intervención sobre los distintos países que conforman la unión Latinoamericana:

Siglo XIX: Unilateralidad, intervencionismo y expansión

Siglo XX: inversión e intervención (con un interludio de “buen vecino” en el marco de la Guerra Fría)

Siglo XXI: Nuevo milenio, intervencionismo no directo.

¿En qué consistía la intervención estadounidense en cada uno de estos periodos?

Al igual que Oriente Medio, África, Asia y la India, América Latina tiene una larga experiencia con la intromisión de las potencias extranjeras. Sin embargo, la interferencia de los Estados Unidos en la región es una tradición bien establecida que parece continuar hoy. En muchos sentidos, captura la tendencia de los Estados Unidos a ejercer su influencia económica, política y militar sobre sus vecinos del sur.


Cuando Estados Unidos estornuda, América Latina contrae neumonía”

La relación ha sido tumultuosa y sangrienta, salpicada de imperialismo, revueltas, intervenciones y crisis, y Estados Unidos se mantiene como el principal inversor de la región.

En este artículo haremos referencia a las incursiones armadas directas del ejército estadounidense en la región y no de las intervenciones tácitas o de apoyo indirecto como el Golpe de Estado en Chile contra Salvador Allende en 1973, el derrocamiento de Joao Goulart en Brasil, o el apoyo a guerrillas urbanas y Dictaduras que buscaban controlar el auge comunista en América Latina.

Siglo XIX: Intervenciones del tipo anexionista

Basados en el estamento creado por el presidente estadounidense James Monroe en 1823, llamado ‘la Doctrina Monroe’ que declaró que América Latina estaba dentro de la “esfera de influencia” de los Estados Unidos y que las potencias europeas ya no podían colonizar o interferir en los asuntos de la región y cualquier intento de hacerlo sería visto como un signo de agresión hacia la nación y los Estados Unidos, la nación norteamericana comenzó a anexionarse varios territorios que formaron parte de los antiguos protectorados del imperio Español.

James Monroe, 5to Presidente de los Estados Unidos sintetizó su doctrina con una frase:
“América para los americanos “

Este periodo podemos considerar que tuvo su final en 1898 con la Guerra hispanoamericana cuando Estados Unidos se anexionó las colonias españolas de Filipinas, Guam y Puerto Rico en el tratado, y Cuba se convirtió en un protectorado estadounidense. Conozcamos los eventos de este periodo:

1833-1836: Conflictos en Sudamérica

Las primeras incursiones de Estados Unidos en Sudamérica comenzaron con el aterrizaje de las Fuerzas estadounidenses en las Islas Malvinas (también conocidas como Malvinas, reclamadas por Argentina y Gran Bretaña) para proteger los intereses y propiedades de EE. UU en ese territorio.

Luego en el año 1835 las fuerzas estadounidenses aterrizan en Perú durante una “revolución” en ese país para salvaguardar los intereses estadounidenses en el Callao y Lima.

1846-48: La guerra mexicano-americana

Este es considerado como el primer conflicto armado en el cual los Estados Unidos de Norteamérica lucha formalmente en territorio extranjero. La guerra entre México y Estados Unidos se debió a la creencia del presidente estadounidense James K. Polk de que la nación tenía un “destino manifiesto” para expandir sus fronteras en todo el continente hasta el Océano Pacífico.

Este conflicto tuvo su comienzo no oficial cuando los colonos angloamericanos en Texas se rebelan contra México, establecen una nación independiente y finalmente se unen a los Estados Unidos. Cuando México rechazó la oferta de Polk para comprar California, Nuevo México y lo que ahora es el suroeste de Estados Unidos, el presidente estadounidense envió tropas hacia la zona en disputa de Coahuila.

El 9 de mayo de 1846, Polk comenzó a preparar un mensaje de guerra al Congreso, justificando las hostilidades debido a la negativa de México a pagar las reclamaciones de los Estados Unidos y la negativa a negociar con John Slidell, enviado especial norteamericano a Cd. De México. Esa misma noche recibió la noticia de que las tropas mexicanas habían cruzado el Río Bravo el 25 de abril. En su mensaje de guerra, entregado al Congreso el 11 de mayo, Polk afirmó que México había “invadido nuestro territorio y derramado sangre estadounidense en suelo estadounidense”.

El General Winfield Scott quien había conquistado a Veracruz, comenzó la marcha a la Ciudad de México. A pesar de cierta resistencia mexicana, la campaña de Scott estuvo marcada por una serie ininterrumpida de victorias, y entró a la Ciudad de México el 14 de septiembre de 1847. La caída de la capital mexicana puso fin a la fase militar del conflicto.

El 2 de febrero de 1848 se firmó el Tratado de Guadalupe-Hidalgo, que luego fue ratificado por ambos congresos nacionales y México cedió a los Estados Unidos casi todo el territorio ahora incluido en los estados de Nuevo México, Utah, Nevada, Arizona, California, Texas y el oeste de Colorado por $ 15 millones.

1850-1870: Intervenciones reiterativas en América Latina

Desde 1854 año en el cual las fuerzas navales estadounidenses bombardean una ciudad nicaragüense para vengarse de los insultos a los ministros estadounidenses de ese país, las fuerzas de EE. UU, aterrizan en algunos casos, repetidamente a lo largo de los años, en Uruguay, Panamá, Nicaragua y México buscando defender sus intereses ideológicos sobre estos países.

1898: Guerra Hispanoamericana

 La guerra hispanoamericana se libró entre los Estados Unidos y España en 1898. Las hostilidades comenzaron después de la explosión del USS Maine en un puerto en La Habana, Cuba lo que lleva a la intervención de Estados Unidos en la Guerra de Independencia de Cuba.

Un ejército de asiduos y voluntarios, incluido el regimiento de Roosevelt llamado “Rough Riders” y los soldados de las caballerías 9 y 10, se embarcó en Tampa y aterrizó en la costa cubana al este de Santiago. Los invasores obtuvieron la rendición de Santiago de Cuba y Manila a pesar del buen desempeño de algunas unidades de infantería españolas y la lucha feroz por posiciones como San Juan. Madrid demandó por la paz después de que dos escuadrones españoles fueron hundidos en Santiago de Cuba y la Bahía de Manila y una tercera flota, más moderna, fue retirada para proteger las costas españolas.

El conflicto tuvo como desenlace el final del dominio colonial español en las Américas y dio como resultado la adquisición por parte de los Estados Unidos de territorios en el Pacífico occidental (Las Islas Filipinas y Guam) y América Latina (Puerto Rico y Cuba como protectorado).

Siglo XX: Mantenimiento de los intereses económicos y eliminación de la influencia comunista en América Latina

“Habla suavemente y lleva un palo grande, llegarás lejos”.

Popularizada por Theodore Roosevelt, la frase está asociada con la política exterior imperialista del presidente estadounidense, denominada “Corolario de Roosevelt para la Doctrina Monroe”. Básicamente, afirmaba que los EE. UU podían intervenir libremente en cualquier nación del hemisferio occidental declarado culpable de “irregularidades brutales”, y que se consideraba una licencia para que la nación norteamericana interviniera en los asuntos internos de la región como lo estimara oportuno.

La caricatura representa a Theodore Roosevelt llevando un gran garrote que representa la promoción del uso de la fuerza militar estadounidense sobre las Américas y asi mantener la influencia norteamericana sobre la región. Cortesía: Wikimedia Commons

La política fue adoptada durante todo el siglo XX por parte de los Estados Unidos en sus acciones hacia América Latina y pronto se convirtió, en “la justificación de las intervenciones en América Central y el Caribe, y la creación de una serie de semi-protectorados”.

Los marines estadounidenses intervinieron repetidamente en América del Sur, América Central y el Caribe durante el primer cuarto del siglo XX, a menudo para proteger los intereses comerciales de los EE.UU en momentos de inestabilidad política característica en esos tiempos de la región. Conozcamos las más impactantes:

1898-1934: Las Guerras Bananeras

Fueron las ocupaciones, acciones policiales e intervenciones de los Estados Unidos en América Central y el Caribe que comprendieron el final de la guerra Hispanoamericana en 1898 y el inicio de la Política de buena vecindad en 1934.

El general Smedley Butler fue probablemente el oficial más activo de las Guerras Bananeras desde 1903 hasta 1915. Cortesía: Wikimedia Commons/US Marine Corps

Fue un momento en que los trabajadores maltratados en Centroamérica estaban hartos de trabajar largas horas en condiciones difíciles por menos de un salario digno. Dentro de este gremio algunos se fueron a la huelga y otros formaron milicias y emprendieron rebeliones para luchar por mejores condiciones.

Pero para el gobierno estadounidense, toda esta lucha por la libertad fue negativa para  sus negocios. Compañías como la United Fruit Company las cuales tenían un gran interés en mantener estables las plantaciones de Centroamérica, llamaron al Ejército de los Estados Unidos para reprimir a quienes estaban interrumpiendo el normal funcionamiento de sus operaciones.

Varias naciones Centroamericanas y Caribeñas durante este periodo fueron intervenidas, incluso en reiteradas ocasiones, por parte del ejército estadounidense:

  • Nicaragua
Los marines estadounidenses con la bandera de Augusto César Sandino en 1932

Este país estuvo ocupado por los EE. UU de forma casi continúa desde 1912 hasta 1933, después de aterrizajes intermitentes y bombardeos navales en las décadas anteriores. Los infantes de marina estadounidenses intervinieron para evitar que los líderes políticos de ese país crearan conflictos dentro de su país y pudieron hacerlo durante unos 15 años. Entre las luchas más resaltantes se destaca cuando las fuerzas armadas estadounidenses luchan contra las fuerzas nacionalistas de corte comunista lideradas por Augusto César Sandino.

  • Haití
Marines estadounidenses a caballo adentrándose en las selvas haitianas en 1915. Cortesía: Wikimedia Commons/United States Marine Corps

Ocupado por los EE. UU de 1915 a 1934, se dio pie a la creación de una nueva constitución haitiana en 1917 que instituyó cambios que incluían el fin de la prohibición previa de la propiedad de la tierra por parte de personas no haitianas.

  • Panamá

Después de construir un ferrocarril a través del Istmo de Panamá (en ese momento formaba parte de Colombia) en 1855, Estados Unidos estaba ansioso por una vía de agua artificial a través de América Central. Sin embargo, Colombia otorgó los derechos al empresario francés Ferdinand de Lesseps, quien había completado el Canal de Suez en 1869.

Después que numerosas enfermedades afectaran los trabajadores y a múltiples problemas financieros que arrastraron a la quiebra a la compañía de Lesseps, el ingeniero francés Philippe-Jean Bunau-Varilla se hizo cargo de la construcción del mismo.

Los Estados Unidos firmaron el Tratado de Hay-Varilla-Bunau con Colombia en 1903, que otorgó a Estados Unidos el uso del territorio por un precio. Sin embargo, el senado colombiano se retiró del acuerdo y esto lo aprovecharon los norteamericanos para intervenir de forma repetitiva en la provincia colombiana de Panamá y lograr la independencia de Panamá de Colombia.

El Tratado Hay-Bunau-Varilla se firmó finalmente con la recientemente independiente República de Panamá en noviembre de 1903 y le otorgó a los Estados Unidos “la posesión exclusiva y permanente de la Zona del Canal de Panamá de diez millas de ancho”. Posteriormente, el ejército estadounidense aterriza en Panamá para proteger las plantaciones de la United Fruit.

  • México
soldados estadounidenses durante la ocupación de veracruz
Los soldados estadounidenses izando la bandera de los Estados Unidos durante la ocupación del Puerto de Veracruz en 1914

Lo que comenzó como un intento de derrocar al presidente autoritario, Porfirio Díaz, pronto se convirtió en un conflicto sangriento y de múltiples lados con un estimado de 1 millón de víctimas. Los estadounidenses llevaron a cabo la Guerra de la frontera con México de 1910 a 1919 por dos razones principales: para controlar el flujo de inmigrantes y refugiados del México revolucionario (pacíficos) y para contrarrestar las incursiones de los rebeldes en territorio estadounidense.

Convencido de que el general Victoriano Huerta encajaría mejor en México, Henry Lane Wilson, el embajador de los Estados Unidos en México, ayudó personalmente al ascenso del general al poder en la región. Huerta demostró ser un autoritario aún más feroz que Díaz, y es considerado uno de los peores villanos de la historia de México.

Por eso a la llegada de Woodrow Wilson a la presidencia, Estados Unidos retiró a su embajador y desconoció al gobierno huertista, favoreciendo a la lucha revolucionaria. En 1914, las tropas estadounidenses ocupan el puerto mexicano de Veracruz durante siete meses en un intento de influir en los desarrollos de la Revolución mexicana, que desembocó en la derrota y exilio de Huerta. Sin embargo, la ocupación puso a los dos países al borde de una guerra y dañó las relaciones México-Estados Unidos por muchos años.

  • Honduras

En 1912 la United Fruit Company comienza a operar en Honduras y se convierte en una importante fuerza económica en Centroamérica y para defender sus intereses, Honduras vio la inserción de las tropas estadounidenses en 1903, 1907, 1911, 1912, 1919, 1924 y 1925. El escritor O. Henry acuñó el término “república bananera” en 1904 para describir a Honduras.

  • República Dominicana

Un contingente del Cuerpo de Marines de Estados Unidos 

La primera ocupación de la República Dominicana por los Estados Unidos duró desde 1916 hasta 1924. El primer desembarco tuvo lugar el 5 de mayo de 1916, cuando dos compañías de marines desembarcaron desde el USS Prairie en Santo Domingo. El 13 de mayo de 1916, el contralmirante William B. Caperton obligó al Secretario de y estratega de Guerra de la República Dominicana, Desiderio Arias, que había tomado el poder de Juan Isidro Jimenes Pereyra, a abandonar Santo Domingo amenazando a la ciudad con bombardeos navales.

En las elecciones presidenciales del 15 de marzo de 1924, Horacio Vásquez Lajara, un aliado estadounidense que cooperó con el gobierno de los Estados Unidos, derrotó fácilmente a Francisco J. Peynado. El Partido de la Alianza que apoyaba a Vásquez también ganó una cómoda mayoría en ambas cámaras del Congreso. Con su inauguración el 13 de julio, el control de la república volvió a manos dominicanas y marcó el retiro de las tropas estadounidenses en República Dominicana, dejando un profundo resentimiento en los habitantes de la isla.

1961: La invasión de la Bahía de Cochinos en Cuba

invasiones estadounidenses fallidas
Miembros de la brigada 2506 capturadas por las fuerzas cubanas dirigidas por Fidel Castro. Cortesía: ElSiglo.com

La era de la Política del Buen Vecino iniciada en 1933 por los Estados Unidos, terminó con el inicio de la Guerra Fría en 1945, ya que los americanos sintieron que había una mayor necesidad de proteger el Hemisferio Occidental de la influencia soviética. Hasta el final de la Guerra Fría, Estados Unidos atacó directa o indirectamente a todos los movimientos socialistas o comunistas sospechosos con la esperanza de poner fin a la expansión de la influencia soviética.

En este contexto, como acontecimiento historico el 15 de Abril de 1961 ocho bombarderos obsoletos B-26 usados durante la Segunda Guerra Mundial pintados con los colores de la fuerza Aérea Cubana, partieron desde Nicaragua con destino a Cuba y tenían como objetivo bombardear los principales bastiones del sistema antiaéreo del régimen dirigido por Fidel Castro. Sin embargo, se filtraron en la prensa algunas fotos de los americanos repintando los aviones lo cual quitó sorpresa al ataque, adicionado a la ineficacia del mismo contra los objetivos.

La Invasión de Bahía de Cochinos – Fidel Castro: En la mira l Discovery Channel
Así fue derrotada la Brigada 2506 por el ejército cubano, desembocando en la muerte de algunos de sus miembros y en el establecimiento de un comunismo férreo en Cuba

El 17 de Abril, las fuerzas entrenadas por los Estados Unidos y compuestas por 1400 disidentes cubanos conocidos como la Brigada 2506, aterrizó en playas a lo largo de la Bahía de Cochinos e inmediatamente fue atacada. Aviones cubanos atacaron a los invasores, hundieron dos barcos de escolta y destruyeron la mitad del apoyo aéreo de los invasores. El mal tiempo obstaculizó la fuerza terrestre, que tuvo que trabajar con equipos empapados y municiones insuficientes.

Durante las siguientes 24 horas, Castro ordenó que aproximadamente 20,000 soldados avanzaran hacia la playa, y la fuerza aérea cubana continuó controlando los cielos. Algunos exiliados escaparon al mar, mientras que el resto fueron asesinados o encerrados y encarcelados por las fuerzas de Castro. Casi 1200 miembros de la Brigada 2506 se rindieron, y más de 100 fueron asesinados.

El desastre en la Bahía de Cochinos tuvo un impacto duradero en la administración Kennedy. Decidido a compensar la invasión fallida, el gobierno inició la Operación Mangosta que fue un plan donde se preveía sabotear, desestabilizar al gobierno y a la economía cubana y que durante mucho tiempo tenía como meta principal asesinar a Castro.

1965: Guerra Civil Dominicana

Inmediatamente después del asesinato del general Rafael Leónidas Trujillo, conocido como “El Jefe”, la República Dominicana estaba en ruinas. La nación estaba bajo el control de una junta de tres hombres que, con la ayuda de los Estados Unidos, se estaba preparando para las elecciones presidenciales. En 1963, Juan Emilio Bosch Gaviño un intelectual de centro-izquierda fue elegido Presidente de la República Dominicana. Ese mismo año, fue derrocado del gobierno por el ejército dominicano que más tarde estableció otra junta de tres miembros en lugar de Bosch.

Los Estados Unidos, presionados en parte por el desenlace de la Guerra Civil Dominicana entre leales (afectos al ejército) y constitucionalistas (leales a Bosch) o que se instaurara un régimen comunista al estilo de Cuba, luego de 30 años de no actuar directamente en alguna invasión contra algún país de la región, desplegó un batallón de la 6ta Brigada Expedicionaria de Marines, embarcado en el mar, para salvaguardar la evacuación de ciudadanos estadounidenses de la isla.

Posteriormente, el presidente Lyndon Johnson activó formalmente la Segunda Invasión Estadounidense en la República Dominicana. La 82 División Aerotransportada inició el transporte aéreo a la base aérea de San Isidro, junto con los dos batallones restantes de la 6ª Brigada de Infantería de Marina. En su punto máximo, esto llevaría a las fuerzas estadounidenses en la República Dominicana a 21900 hombres.

Una vez que el Ejército y los Marines cerraron la brecha, las fuerzas constitucionalistas se aislaron unas de otras a ambos lados de Santo Domingo, y el ejército de los Estados Unidos no permitió que las dos facciones en guerra cruzaran la línea.

Por lo tanto, los estadounidenses pudieron imponer un alto el fuego a las dos partes antes del 5 de mayo de 1965 y organizar una nueva junta civil-militar para gobernar el país.

1983: Invasión a Granada

Conocida con el nombre Urgent Fury (Furia Urgente) las tropas estadounidenses bajo la dirección de Ronald Reagan invadieron Granada, una isla frente a Venezuela, y un lugar poco probable para un enfrentamiento entre las democracias occidentales y el comunismo. El fin de esta invasión era erradicar las influencias comunistas que Cuba y la URSS querían implantar en la isla y que dieran pie a una expansión del comunismo en el área del Caribe, el patio de los Estados Unidos.

El gobierno de Bishop fue acusado de promover la militarización de su país, el que mantenía un pequeño ejército. El gobierno también comenzó a construir un aeropuerto internacional con la ayuda de Cuba cuyas dimensiones eran desproporcionadamente mayores para el uso de vuelos comerciales. Estas acusaciones dieron pie a la invasión norteamericana en Granada

El Jefe de Estado Mayor Conjunto de los Estados Unidos entregó la Operación Furia Urgente al Equipo de Trabajo Conjunto 120 del Vicealmirante Joseph Metcalf III, que comprendía la 22ª Unidad de Anfibios Marinos, el Comando Conjunto de Operaciones Especiales y la 82 División Aerotransportada. La invasión de Granada se completó en una semana y permitió la deposición del régimen comunista liderado por Bernard Coard. Paul Scoon instaló un gobierno interino que llevó a cabo elecciones democráticas un año después.

Al principio esta invasión fue considerada como una victoria para los americanos y sirvió para aliviar los dolores producidos por la derrota en la Guerra de Vietnam. En cualquier caso, los errores operativos obligaron al Departamento de Defensa norteamericanos y a las ramas individuales a hacer un análisis serio de su doctrina y capacidades conjuntas.

1989: Invasión a Panamá

  • invasion estadounidense en panama muertos

En 1989, los Estados Unidos invadieron Panamá en una operación llamada ‘Operación Causa Justa‘. La invasión ocurrió durante la administración de George Bush Sr., una década después de la ratificación de los Tratados Torrijos-Carter que ratificaron que Panamá obtendría el control total del Canal para el año 2000. Durante la invasión, en la dictadura de facto Manuel Noriega fue depuesto.

La invasión se produjo después de una larga historia de intervenciones militares estadounidenses en Panamá. Los Estados Unidos tenían una gran cantidad de bases militares en Panamá, mantenidas allí para proteger el Canal. En 1977, el presidente de los Estados Unidos, Jimmy Carter, y el líder panameño de facto, Omar Torrijos, firmaron un tratado en el que establecían que para el año 2000, Panamá tendría el control total del Canal, concediendo que los Estados Unidos permanecieran abiertos para los barcos estadounidenses.

Estados Unidos también había mantenido una estrecha relación con Noriega, a quien emplearon como ayuda para detener la propagación de las ideologías comunistas en toda América Central (ayudó a prevenir la propagación del sandinismo y el FMLN) y también trabajó para la DEA, pero estaba aceptando dinero de la droga. Esto hizo que prontamente los Estados Unidos lo consideraran una amenaza.

El día 19, el presidente Bush ordenó la ejecución de la invasión panameña que debía comenzar a las 01:00 del 20. Más de 27 mil soldados estadounidenses y 300 aviones se desplegaron en Panamá, en lo que se llamó Operación Causa Justa. Durante las primeras etapas de la operación, varias de las bases militares clave de Noriega quedaron inhabilitadas y, pocas horas después de que comenzara la invasión, Guillermo Endara prestó juramento como presidente.

Noriega se escondió en la Nunciatura Apostólica, pero los norteamericanos usaron una táctica de disuasión colocando Heavy Metal a las afueras de la sede provocando la desesperación psicológica de los que allí se encontraban, quienes le pidieron a Noriega que se entregara. Inmediatamente fue llevado en avión a los Estados Unidos y el 16 de septiembre de 1992 fue condenado a 40 años de prisión.

Siglo XXI: Un siglo marcado por el fuerte distanciamiento de la región a los Estados Unidos

Desde la invasión a Panamá, no han vuelto a ocurrir invasiones armadas de Estados Unidos en la región. Sin embargo, aún ejercen una gran influencia ideológica y económica sobre el destino de la América toda.

En la primera década del nuevo milenio se instauraron numerosos gobiernos afines a tendencias de izquierda encabezados por Hugo Chávez en Venezuela (quien en 2002 recibió un Golpe de Estado apoyado por los Estados Unidos) quien instauró un adoctrinamiento político en la región que llevo a la mayoría de países a elegir a gobiernos de tendencia de izquierda y crear nexos económicos e ideológicos con potencias adversas a Estados Unidos: China y Rusia.

Estados Unidos y Colombia mantienen estrechos lazos militares ya que ambos mantienen frontalmente una lucha antinarcóticos. En la imagen el presidente George W. Bush con el presidente de Colombia Alvaro Uribe. Cortesía: Wikimedia Commons

Pese a todo esto, Estados Unidos no ha abandonado su presencia militar en la región, y mantiene estrechos lazos de Cooperación militar con Colombia a través del llamado Plan Colombia, que busca eliminar definitivamente las acciones del Narcotráfico y la Guerrilla de las FARC (recientemente desarticulada por los acuerdos de Paz)  y el ELN (que opera en Venezuela bajo la anuencia del régimen de Nicolás Maduro) En la actualidad, la región durante el gobierno de Donald Trump ha virado de nuevo a políticas de derecha buscando combatir el desastre humanitario creado por el gobierno en Venezuela.

El papel principal de la administración de Trump en reconocer a Juan Guaidó como el presidente interino de Venezuela devuelve a los Estados Unidos a un papel más asertivo en América Latina que ha tenido durante años como se ha descrito anteriormente. ¿Estaremos en vísperas de una nueva intervención norteamericana en América Latina?

Deja una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.