Iván IV, el Zar que vivió un infierno para crear otro

Ivan el terrible asesinando al zarévich Iván
Ivan sosteniendo los restos de su hijo el zarévich Iván luego de golpearlo mortalmente con su bastón en un ataque de cólera

Iván IV o más conocido como Iván, el terrible unificó los diferentes principados y grandes ducados de lo que ahora es Rusia y se hizo coronar Zar de Todas la Rusias. Su gobierno estuvo caracterizado por la gran cantidad de sangre que corrió debido a sus paranoias y ataques de ira, incluso en uno de ellos mató a su heredero, pero también creó instituciones que beneficiaban a los pobres y les empoderaban un poco. Lo cierto es que la vida de Iván estuvo condenada a ser infeliz durante casi toda su vida, aunque fuera temido por todos sus súbditos.

¿Cual era su Familia?

Iván IV Vasilievich nació el 25 de agosto de 1530. Su padre Vasili III era Gran Príncipe de Moscú y su madre Elena Glinskaya una noble. El padre murió cuando Iván tenía 3 años y su madre ejerció como una especie de regente para conservar el poder en su familia, como lo había hecho siglos antes Olga de Kiev, aunque encontró una fuerte oposición por parte de los hermanos de su marido lo que para solucionarlo los encarceló. La madre reformó la moneda y acabo con la guerra en Lituania pero fue asesinada con mercurio. Tuvo un hermano dos años menor que era sordomudo.

Encierro tras la muerte de su madre

Cuando Elena, la madre de Iván fue asesinada, él tenía 8 años por lo que aún no estaba listo para asumir el trono, al menos según los boyardos pero su verdaderas intención era conservar el poder a costa de lo que fuese. Por este motivo, encarcelaron y dejaron morir de hambre a Iván Ovchina uno de los hombres más leales a Elena, y al que la iglesia ortodoxa acusó de mantener un amorío con ella. Además exiliaron a su nodriza y hermana de Ovchina.

Reconstruccion facial de Ivan IV realizada por Mikhail Gerasimov. Cortesía: Wikimedia Commons

Mientras tanto, Iván y su hermano menor fueron encerrados en el Kremlin de Moscú, donde durante los siguientes cinco años sufrirían todo tipo de abuso, eran regularmente golpeados y humillados por los boyardos, vivían como mendigos en su propio palacio. Incluso les dejaban sin comer por largos períodos. El pueblo pensaba que habían muerto pero no fue así. Iván se refugió en la teología y en arrojar animales, como gatos y perros, por la ventana de su habitación en el Kremlin, sólo para verlos convulsionar en el suelo y su hermano, Yuri, en la comida y en los juegos.

Comienzo de su gobierno, venganza, amor y nuevamente venganza

Aunque en teoría Iván era el gran Duque de Moscovia desde los 3 años no ejerció su poder, como ya se mencionó, pero todo cambió a sus 13 años, cuando dio la orden de arrestar a Andrei Shuisky, quien era una especie de líder para los boyardos, para asesinarlo posteriormente soltando perros hambrientos que lo mataron a mordiscos. Este fue el primer homicidio de Iván pero no sería el último y reutilizaría el mismo método en el futuro. Desde entonces, los boyardos comenzaron a respetarlo pero eso no detuvo sus ansias de venganza por todo lo que le habían hecho.

Luego de un viaje por los monasterios e iglesias a sus 17, anunció que se casaría con una rusa, y se haría coronar de nuevo como Gran Príncipe de Moscú y Zar de Todas las Rusias. La elegida para casarse fue Anastasia Zajarina, hija de un boyardo que Iván consideraba no lo había hecho sufrir pero que no tenía un título de la nobleza, lo cual causo indignación. La boda y su coronación se celebraron como debía ser. La luna de miel fue una especie de peregrinaje donde la pareja caminó más de 5 kilómetros en invierno. A menos de seis meses de comenzar su gobierno Moscú, propensa a quemarse por estar hecha de madera, ardió. Y casi le cuesta el trono.

Iván llegó a enamorarse de Anastasia, e incluso ella lo calmaba cuando tenía algún ataque de ira o alguna paranoia referente a que uno de sus colaboradores quería asesinarle. El matrimonio duró quince años, período en el que Iván castigo duramente la corrupción y llevó a cabo numerosas reformas en el país. Luego de este periodo, muere Anastasia y como consecuencia, la paranoia de Iván aumentó pensaba que los boyardos la habían envenenado y así fue, estudios posteriores demostraron que consumió grandes cantidades de mercurio. Posteriormente se casó seis veces más.

romanova anastasia
Estatua de Anastasia Romanova. Cortesía: Wikimedia Commons

Entonces, Iván en venganza hizo detener y torturar a muchos nobles. Entre sus métodos de tortura más usados estaba, freír con aceite en un sartén gigante a  una persona, empalamientos, asesinar a la esposa y dejar el cadáver frente a la casa o ahogar a los hijos en el río semicongelado.

El asesinato de su heredero

En uno de los ataques de ira que pasarían a la historia estuvo el asesinato de su hijo y heredero, luego de este, Rusia tuvo muchos problemas para determinar quién iba a sucederlo en el trono, finalmente resultó escogido el nieto del hermano de su primera esposa Anastasia. Mijaíl Romanov. Volviendo al tema, un día en el que Iván discutía con la esposa embarazada de su hijo, Elena Sheremeteva, porque según él estaba vestida de forma indecorosa, la golpeó con un bastón de metal. Su hijo al verlo intervino, en respuesta su padre le golpeó en la cabeza con el mismo objeto. Además, Elena perdió el bebé.

 Ivan el terrible asesinando al zarévich Iván
Ivan sosteniendo los restos de su hijo el zarévich Iván luego de golpearlo mortalmente con su bastón en un ataque de cólera. Cortesía: Wikimedia Commons

Iván Ivanovich, su hijo, cayó al suelo inconsciente. El padre llamó a los sirvientes que trajeran agua y lienzos, además de llamar al médico. Su diagnóstico fue que moriría y  así fue. Desde ese momento Iván se describió a sí mismo como el peor de los hombres pues le había fallado a Dios, a su país, sin embargo los ataques de violencia no cesaron. Incluso dio la orden de acabar con las ciudades Nizhny Novgorod y Kazán.

Curiosidades de este Zar

  • Pese a que conquistó la mayor parte del actual territorio ruso, jamás entró en combate como se esperaba.
  • Creó el Consejo Electo, una especie de parlamento con hombres que él consideraba capaces, solo que no importaba su origen, podían ser de clase baja.
  • Hizo construir la Catedral de San Basilio y luego ordenó que le sacasen los ojos al arquitecto para que no volviera a diseñar algo tan hermoso.
  • Murió a causa de ingerir mercurio, al igual que Anastasia, pero se desconoce si fue envenenado o fue su tratamiento contra la sífilis.
  • Su figura cayó en el silencio absoluto, no se construyeron monumentos a él porque aunque fundó el Estado ruso fue excesivamente cruel. Sin embargo, Iosef Stalin rescató su personaje y ordenó que hicieran una película sobre su vida, también bajo el gobierno de Putin se le dedicó una estatua.
catedral de san basilio en rusia historia
Catedral de San Basilio en el Kremlin ruso, construida durante el mandato de Ivan IV. Cortesía: Wikimedia Commons

Iván IV fue un personaje muy contradictorio, hizo cosas tanto buenas como malas, por ello despierta sentimientos muy contradictorios en las personas, hay quienes dicen que fue un héroe y otros que  piensan fue un tirano. Sin embargo, aislado de las opiniones, fue un personaje que marcó la historia de su país para siempre y no sólo por su crueldad, sino por la Época de Inestabilidad que siguió luego de su muerte.

Iván IV, el Zar que vivió un infierno para crear otro
¿Qué tal te pareció el post?