La mentalidad colmena, una conciencia controlada

Se conoce como mente de colmena al término utilizado en ficción para referirse a la conciencia única existente entre varios individuos que carecen de conciencia e inteligencia propia. Existe con la finalidad de alejar el comportamiento de lo individual para servir o ser instrumentos de una sociedad o un ser en específico al cual pertenecen, capacitándolos a realizar tareas complejas a individuos que por sí solos estarían completamente limitados. En ciencia ficción va un poco más allá de una conciencia generalizada en función de la sociedad, todos los individuos son controlados o dirigidos por una única mente perteneciente, por lo general, al ser más superior de esa especie o raza, que rige a las numerosas masas que no son más que herramientas vacías, sin siquiera instinto de supervivencia.
 

Te puede interesar:

Importancia de las abejas


 

La mentalidad colmena en los medios audiovisuales 

 

Alien
Fuente: laprensa.

 

  • Alien

    Este tipo de mentalidad se puede observar en muchas películas, series, videojuegos, como en el clásico de ciencia ficciónAlien donde los xenomorfos son controlados por una reina a la cual protegen por sobre todo, ya que ella representa la base de su reproducción, y para completar su ciclo de reproducción parasitaria, deben inocular un parásito a diferentes tipos de vida inteligente para que su especie pueda evolucionar, resultando diferentes tipos de xenomorfos, según el anfitrión del parásito.

 

  • Los Demogorgon

 

Stranger things
Demogorgon. Fuente: publimetro.

 

Otro ejemplo ocurre en la serie Stranger Things, donde el “villano” la especie Demogorgon obedece al llamado Monstruo Sombra, los Demogorgon bajo la influencia del Monstruo Sombra son violentos y con inteligencia limitada.

  • Halo

 

The flood
Forma infectante de “The Flood” en el videjojuego “Halo”. Fuente: halo.wikia

 

También el videojuego Halo, donde la raza llamada “The Flood” se considera como una especie parasitaria de gran capacidad viral controlada por un ser denominado Gravemind que es, en realidad, la etapa más evolucionada dentro de estos Flood. Motivado únicamente por expandir su especie y dotado de gran inteligencia, el Gravemind conduce a su ejército a consumir a sus aliados y enemigos tan rápido como forma sus alianzas, puesto que al parasitar al enemigo, toman total control de su cuerpo, pudiendo en ocasiones mutar con él para alcanzar formas más grandes, poderosas e inteligentes.

 


Te puede interesar:

Pink Floyd y su canción contra el sistema


Ejemplos en la vida animal

 

Por otro lado, escapando del mundo de la ficción, podemos también encontrar comportamientos similares en especies animales, mayoritariamente en insectos se puede percibir parte de este comportamiento, o mejor dicho es este el verdadero comportamiento de la llamada mentalidad de colmena que, en el mundo animal, se maneja a través de feromonas.

  • Glyptapanteles

La avispa Glyptapanteles inyecta sus huevos a un gusano, el cual es manipulado a través de su sistema nervioso, para lograr que coma sin saciedad, de esta manera, los huevos de la avispa pueden nutrirse de él hasta eclosionar.

 

  • La mentalidad colmena en las abejas: un caso especial

 

Colmena de abejas
Fuente: wikihow.

 

Acorde únicamente a la voluntad de la reina, en especies de hormigas y de abejas se observa claramente dicho fenómeno. Desde las guerreras, las obreras, las exploradoras, las recolectoras, cada una de ellas con sus respectivas funciones  sirven a un solo propósito: alimentar, cuidar, defender y sí, también, ser esclavas sexuales de su reina. Una vida realmente abnegada especialmente el de las abejas obreras pues estas son infértiles, nacen de huevos de la abeja reina fecundados, mientras que los zánganos que son abejas fértiles nacen de huevos no fecundados tras un mecanismo llamado partenogénesis (forma de reproducción basada en el desarrollo de los gametos femeninos no fecundados y ocurre en diferentes especies como platelmintos, rotíferos, crustáceos, anfibios, insectos, tardígrados y reptiles). Dentro de su enorme apetito sexual la abeja reina, para su fecundación, realiza los llamados vuelos de fecundación o vuelos nupciales en los cuales se aparea con varios zánganos durante todo su recorrido, aumentando así la variabilidad genética dentro de las abejas obreras.

Ahora ¿cómo la abeja reina llega a ser el centro del comportamiento de la colmena? La respuesta radica en la transmisión de señales químicas llamadas “feromonas de la reina” las cuales son transportadas a través de toda la colonia por las abejas obreras, de esta manera puede controlar el comportamiento de individuos de la misma especie y además, representa la señalización o marcaje de la colonia:

Las feromonas de la reina que envuelven a cada abeja, son las que les permite reconocerse entre ellas como propias de la misma colonia. Esto indica que, durante el combate, abejas de la misma colonia jamás se atacarán pues las señales químicas las diferencian. Posterior a la batalla, la colonia atacante busca aniquilar a la reina de la colmena, cuando esto sucede, ocurre un lapso de desorientación entre las abejas supervivientes, dentro del cual muchas de ellas mueren.

Cuando la reina está cerca de morir durante procesos normales, la colonia va preparando a su sucesora, una abeja obrera que es alimentada desde comienzos de su desarrollo con jalea real, que contiene la proteína  llamada royalactina, responsable del desarrollo de la totalidad de  sus caracteres sexuales y por supuesto, a través de eso, de la producción de las feromonas de la reina. Esto también se presenta en una especie de manipulación que realizan ciertos apicultores, para cambiar a la reina de una colonia, sacan a la reina existente y colocan a una impostora bajo cierta protección, ya que la colonia buscaría asesinarla. Tras un tiempo, las feromonas de la reina impostora que aún no ha sido asesinada termina convenciendo a la colonia de que ella será la sucesora.

 


Te puede interesar:

Las 2 caras del ser humano


Conclusión

En cuanto a la humanidad, ¿estamos totalmente alejados de un evento como este? En la historia, se ha demostrado que no necesariamente es así, acontecimientos dirigidos por la política, la religión, la ambición y el poder han demostrado que somos capaces de ser protagonistas de una mentalidad de colmena. La humanidad es susceptible a la manipulación, a las guerras, a la aniquilación de las masas, a la monopolización de los recursos. Ejemplos sobran para demostrar que de hecho hemos podido vivir, creer y pensar a voluntad de los demás. La mente de colmena es más que una ficción

 

Marco Araujo.

La mentalidad colmena, una conciencia controlada
5 (100%) 1 vote

Comparte en tus redes si te gustó.
  • 9
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    9
    Shares
  •  
    9
    Shares
  • 9
  •  
  •  
  •  

Estudiante de medicina (ULA), pianista y traductora ocasional, redactora inglés-español (freelancer); lectora confesa de clásicos y no tan clásicos.

Sliding Sidebar

Danos un Like en Facebook

Siguenos en Google+

Instagram Slider