La obsolescencia programada.

telefonos
cortesia de: cultura impaciente
Basado en el documental Comprar, tirar, comprar de Cosima Dannoritzer.

¿Sabes por qué tu teléfono en poco tiempo comienza a fallar o queda obsoleto? La industria de celulares, es hoy en día el reflejo más evidente de lo que significa la obsolescencia programada y de cómo esta se encuentra en secreto dentro de las políticas de producción de masa de las industrias de celulares y del resto de artefactos electrónicos.

Somos una sociedad consumista acostumbrada a comprar y tirar, comprar y tirar, convirtiéndonos en potentes despilfarradores de los recursos finitos de la tierra.

¿Te has preguntado por qué los artefactos más antiguos que tienes en tu casa duran y funcionan mejor que los que compraste porque eran más avanzados?

No es casualidad, esto también tiene que ver con la obsolescencia programada, en cuyas políticas se encuentra la producción de objetos más débiles diseñados con cortos tiempo de durabilidad.


la obsolescencia
cortesía de: www.concilia2.es

Esta es una problemática cuya investigación se muestra en el documental Comprar, tirar, comprar dirigido por Cosima Dannoritzer, al que queremos hacer referencia para conocer a fondo de qué trata la obsolescencia programada.

Entonces, ¿Qué es la obsolescencia programada?

luces
cortesía de: Pixabay.com

La obsolescencia programada es el control de durabilidad de un objeto, diseñado y construido  por la industria  con ciertos materiales y características que permiten controlar su tiempo de vida útil.

Usos:

Es utilizada con la intención de fabricar objetos que dejan de funcionar en un tiempo corto y crear en el consumidor la necesidad de comprar otro.

Por ejemplo, la industria de celulares produce cada cierto tiempo modelos cada vez más avanzados y con mayor tecnología, haciendo que rápidamente las versiones anteriores queden obsoletas y el consumidor tenga la necesidad de poseer el nuevo y más avanzado celular.

¿ Cuál es su problema?

El problema de la obsolescencia programada, es que está basada en una sociedad de consumo que despilfarra recursos de la tierra que son finitos, agotables, para producir infinitamente objetos que más tarde serán desechados.

¿Qué pasa con todos los celulares, televisores, computadoras, maquinas viejas que tiramos a la basura?

Todos estos residuos son de objetos construidos con sustancias tóxicas, no biodegradables, así que van a parar a algún lugar del mundo donde se acumulan toneladas de todos los residuos. Nada de lo producido en masa es reciclado, es decir, reutilizado para algo más. Más adelante te explicamos esto.

¿De dónde viene la idea de la obsolescencia programada?

telefonos
cortesía de: innovadores- la razon

La historia de la obsolescencia programada nace con la industria de bombillas en Estados Unidos y se conecta luego con el momento de la Revolución Industrial y el nacimiento de la producción en masa.

Sucedió que en 1924, se creó el cartel Phoebus para controlar la producción mundial de bombillas; tuvieron la idea de que para incrementar sus ventas, debían dejar de producir bombillas con dispositivos tan resistentes, ya que duraban mucho tiempo y por ello la gente no necesitaba comprar más.

Con la intención de controlar al consumidor, comenzaron a producir bombillas cuya duración era programada para 1000 horas y establecieron esta ley de obsolescencia programada, a la cual debían apegarse todas las fábricas, porque si no eran multadas.

telefono
cortesía de: digital sevillas

De esta forma, durante la Revolución Industrial, la producción en masa incrementa la producción de objetos que bajan su calidad y costo, por lo que aumenta también el consumo de los mismos.

Se estableció en muchas empresas productoras de artefactos y objetos como: ropa, zapatos, teléfonos, televisores, computadoras, impresoras, artefactos domésticos, etc., (todos los que puedas imaginar, de nuestro uso cotidiano) que debían ser diseñados y construidos con un tiempo programado de durabilidad, así que poco a poco, a propósito, estos productos comenzaron a ser de menor calidad.

La obsolescencia programada es insostenible

basura
cortesía de: Pixabay.com

El sistema económico en el que se basa nuestra sociedad es un sistema capitalista y este es insostenible: la obsolescencia programada constituye una parte fundamental de este sistema.

La economía que nos sostiene depende de la producción excesiva que nos convierte en una sociedad consumista, viviendo en esta retroalimentación:

Mientras más se produces más consumimos, y mientras más consumimos hay mas producción, así en un ciclo que parece infinito pero que en algún punto se va a detener, ya que los recursos para producir se van a acabar; entonces nuestra economía se verá gravemente afectada, al no tener otra salida que pueda sostenerse realmente y no termine en una catástrofe.

La sociedad consumista y el caos ambiental:

planeta
cortesía de: Pixabay.com

Las políticas de la obsolescencia programada no son políticas ambientalistas o que guarden alguna relación con principios para resguardar el ambiente y sus recursos; la producción excesiva de objetos fabricados con materiales no biodegradables y tóxicos tiene como consecuencia los desechos excesivos que van a parar generalmente a países del tercer mundo.

Todos los desechos excesivos de los países «desarrollados» (los que producen en cantidad excesiva), son llevados a países subdesarrollados, como por ejemplo: Ghana.

Nos cuenta Mike Anane, activista medioambiental:

Uno de los problemas ambientales en su país es la existencia de vertederos en varias partes de Ghana, en donde se acumulan grandes cantidades de desechos electrónicos provenientes de otros países como Estados Unidos y  Alemania (solo por nombrar algunos) transportados en barcos como “mercancía de segunda mano” pero que en realidad no sirven.

Estos vertederos han generado la destrucción de zonas naturales importantes como el rio Odaw, destruido por el vertedero Agbogbloshie.

Así como esto que nos muestra Mike Anane, seguramente existe en muchísimos otros lugares del mundo, la acumulación de los desechos excesivos generados como consecuencia de la obsolescencia programada.

Ideas en contra de la obsolescencia programada

obsolescencia
cortesía de: Pixabay.com

Algunos empresarios como Michale Braungart, coautor de “Cradle to Cradle” y Guarner Philips, cofundador de Lemnis Linghting, proponen transformar la industria y replantear la ingeniería desde varios aspectos:

1. Basándose en el modelo de la naturaleza:

En donde todo, !absolutamente todo es reutilizado! como por ejemplo las flores secas, los animales muertos, etc., son utilizados por ella misma para volver a producir; no hay nada que deje de servir, no hay basura o residuos, sino nutrientes.

Entonces, construir objetos con materiales biodegradables que puedan ser reutilizados, de tal forma que ya no habría desechos, sino residuos que servirían para algo más, convirtiéndose en algo utilizable nuevamente y eliminando así la producción de desechos que  contaminan la tierra y el uso despilfarrado de los recursos naturales.

2. Lo ideal sería tener una industria que vaya de la mano con la sostenibilidad:

Con el fin de producir objetos duraderos, que lleguen a durar para siempre, esto parece imposible pero no lo es.

Serge Latouche

Crítico de la sociedad consumista y la obsolescencia programada, la solución no es transformar la industria, sino  transformar el sistema económico completo y nuestros valores, en algo que realmente sea sostenible y sustentable, si queremos avanzar y resguardar los recursos no renovables.

Esto plantea un cambio de paradigma, del pensamiento que nos conduce y las lógicas con las que nosotros mismos hemos construido el sistema económico, partiendo de la necesidad de reducir los excesos de consumo si queremos seguir existiendo en el planeta Tierra.

Para ello, es vital saber sobre la manipulación secreta de la obsolescencia programada.

niño
cortesía de: Pixabay.com

La mayoría de las personas quieren sentir que se superan económicamente

Una forma de sentir esto es comprar un televisor mejor, ese último pantalla plasma que salió; comprar un nuevo teléfono, el último Samnsung j8; comprar el último modelo de microondas, la última computadora más avanzada porque ya los programas que usa la actual están quedando obsoletos y los nuevo no se pueden instalar en un sistema operativo viejo… así infinitamente con las cosas que cotidianamente usamos.

Ese es el progreso al que secretamente nos lleva la obsolescencia programada.

Es el reflejo de una sociedad consumista manipulada

Si nos ponemos a pensar (seguramente muchos lo hacen) en las verdaderas necesidades que tenemos socialmente, encontramos que el consumismo nos aísla hacia el individualismo, que cada vez estamos más lejos del otro y también de nosotros mismos cegados por pantallas de computadoras, teléfonos y televisores, en donde la publicidad nos ataca.

La necesidad de que los niños jueguen nuevamente en el patio de la casa, en la plaza o en el parque utilizando su creatividad y ya no en juegos de tablets y nintendos.

La necesidad de mirarnos más a las caras y mirar al vecino, al amigo, al compañero que quizás tiene problemas y no se siente bien.

Conclusión

En general, la obsolescencia programada es un problema grave que constituye un factor importante en la destrucción de nuestra sociedad desde diferentes aspectos, así que te invitamos a ver el documental completo y conocer parte de la historia de la industria y la economía que nos sostiene actualmente.

Puedes verlo en el siguiente link: https://www.youtube.com/watch?v=24CM4g8V6w8

Deja una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.