La venganza del Conde de Montecristo (Spoiler)

Imagen tomada de Flickr

El Conde de Montecristo es una novela de Alejandro Dumas padre, que pertenece a la literatura clásica. La trama ha sido adaptada en múltiples oportunidades para distintas películas y series. Sin embargo, pocas veces se respetan las palabras del autor. Por ello, te traemos un resumen detallado de cuál fue la verdadera venganza del Conde de Montecristo, contra aquellos que le condenaron al cautiverio. Resaltamos el hecho de que el artículo contiene spoilers.

 

La novela

Portada del libro El conde de Montecristo. Imagen tomada de Casa del Libro

El Conde de Montecristo de Alejandro Dumas padre, se publicó por primera vez en 1844. Por medio de 18 partes de un folletín. Curiosamente, la obra tuvo un coautor, Auguste Maquet, a quien Dumas le pagó una gran cantidad de dinero para que su nombre no figurase en los créditos. La novela se encuentra inspirada en un hecho de la vida real, un zapatero, Pierre Picaud es acusado de traición por tres de sus amigos al enterarse de que se casaría con una mujer rica. Picaud sale de la cárcel con un tesoro gracias a su compañero de celda y a la caída del gobierno. Busca a quienes lo traicionaron y asesina a dos mientras otro queda en la quiebra. Muy similar a la historia de Montecristo.

“Ni se parten el pan y la sal, ni hay amistades eternas.”

En la novela, Edmundo Dantés es un marinero que va a casarse con el amor de su vida y es ascendido a capitán del barco que tripulaba. Celosos sus amigos deciden enviar una nota a la policía diciendo que era un bonapartista y que ayudaba a Napoleón a volver a Francia. Para mala suerte de Dantés se comprobó su traición por una carta en el camarote del antiguo capitán de su barco. Durante el juicio el magistrado promete ayudarlo pero no lo hace y destruye la carta, lo único que podría probar su inocencia. Dantés pasa 14 años en la cárcel y gracias a otro prisionero conoce la ubicación de un tesoro poco antes de escapar. Al salir, Dantés jura vengarse contra los que le pusieron en esa situación.

 

El tesoro

Cueva de La Audiencia en Gran Canaria, se asemeja mucho a como es descrita la entrada a la cueva que guardaba el tesoro. Imagen tomada de Flickr

Antes de entrar en detalles de la venganza, es necesario mencionar un elemento indispensable para que tuviese un buen término. El tesoro, sin este Montecristo ni siquiera hubiese comprado el título de conde. Durante el cautiverio, el Abate Faria, otro prisionero, le cuenta a Dantés sobre un tesoro escondido en la isla de Montecristo. La historia es ciertamente interesante.

Todo comienza en el renacimiento italiano, cuando dos sacerdotes son ascendidos a cardenales por Alejandro VI, patriarca de los Borgia. Para celebrarlo les invitó a una fiesta pero uno de los nuevos cardenales, Spada, temiéndose ser envenenado por su dinero escondió el tesoro y le dejó una nota a su familia explicándole donde estaba. Ambos cardenales murieron envenenados esa noche pero cuando los Borgia intentaron quedarse con el dinero de Spada no pudieron porque no había nada. Los años pasaron y la familia nunca encontró la nota, viéndose forzados a vivir humildemente.

“Fui un insensato en no haberme arrancado el corazón el día que juré vengarme.”

El Abate Faria era amigo del último de la estirpe Spada, quien le cedió otro lo que tenía, incluyendo la historia del tesoro perdido. También, una caja que contenía entre otras cosas una hoja antigua que una noche por error casi quema. Fue ahí cuando vislumbró la pista que dejó el cardenal Spada, el tesoro estaba en la Isla de Montecristo pero para mala suerte fue arrestado mientras se dirigía a buscarlo, escondido en una cueva.

 

La venganza del Conde de Montecristo

Imagen tomada de Flickr

Montecristo, ya convertido en conde, pasa diez años en Medio Oriente antes de volver a Europa para llevar a cabo su venganza. En Italia conoce al vizconde Alberto de Morcef, el encargado de introducir a Montecristo en la alta sociedad parisina. Ahí se encuentra rápidamente que sus tres enemigos han hecho fortuna y que la mujer que amaba se casó con uno de ellos.

 

Gaspard Caderousse

El almuerzo, obra de Diego Velázquez, asemeja el momento en el que los amigos escriben la nota. Imagen tomada de Wikimedia Commons

Era el primero en la lista de venganza del conde de Montecristo, su antiguo vecino. Sin embargo, se salva cuando le confiesa al mismo Montecristo vestido como abate su participación en inculparlo de traición y lo mal que se sentía por ello. El conde empatizó con él y acabó dándole un diamante. Esta joya acabó trayéndole más problemas, pues discutiendo por el precio de esta murieron un joyero y la esposa de Caderousse. Crímenes por los que termina en prisión.

“He querido ocupar el puesto de la Providencia para recompensar a los buenos…, ahora cédame el suyo Dios de las venganzas para castigar a los malvados.”

El tiempo pasa y se fuga junto a Benedetto, se convierten en socios criminales. Ambos llegan a Francia, al tiempo que Montecristo. Benedetto obtiene una buena posición social, fingiendo ser Cavalcanti, un noble italiano. Caderousse lo chantajea y para zafarse de esto Benedetto decide apuñalarlo. Finalmente, muere en la habitación de Montecristo, quien al verlo morir cuenta “Uno.”

 

El Conde de Morcef

Don Gaspar de Guzmán, Conde Duque de Olivares. Obra de Diego Velázquez. Imagen tomada de Wikimedia Commons

Padre de Alberto de Morcef y esposo de Mercedes, el amor de juventud de Montecristo. Fue quien entregó la nota a la policía local para deshacerse de su rival amoroso y casarse con  la mujer que amaba, aunque era su prima. Para ese entonces era el pescador Fernando Mondego. Luego de ese suceso decide hacer carrera en el ejército. Siendo ahí donde consigue fortuna y el título de Conde de Morcef por su actuación en Baja Janina. Aunque en realidad fue un traidor que asesinó al virrey y condenó a su esposa e hijas a la esclavitud.

Cuando el Conde de Montecristo llega a París, lo hace en compañía de su servidumbre, y entre ellos una esclava llamada Haydeé, a quien Montecristo adoptó como especie de hija. Luego de llegar a Francia el conde visita a Alberto de Morcef luego de salvarle la vida en Italia. Por agradecimiento, Fernando de Morcef se ve obligado a estrecharle la mano. La venganza de Montecristo consistió en desacreditar al conde públicamente con lo sucedido en Baja Janina, ayudado por Haydeé, la hija del virrey. Fue un gran escándalo en la sociedad de París, que incluso se discutió en el parlamento. Ante la vergüenza Alberto y su madre deciden irse de la casa familiar y el conde se suicida disparándose.

 

Danglars

Banqueros del renacimiento, con una suerte de similitud a Danglars y su esposa que también estaba en los negocios. Imagen tomada de Después no hay nada

Era un marinero de la tripulación del barco donde Edmundo Dantés iba a ser nombrado capitán. Fue quien sugirió escribir la nota que lo inculpaba de traición, por considerar que él debía haber sido el nuevo capitán. Danglars abandona su profesión para dedicarse a la banca donde hace crecer rápidamente su capital, convirtiéndose en Barón por orden del Rey de Francia. Aunque su fortuna recién adquirida no le hizo ser más culto, pues compraba arte falsificado sin saberlo.

“Os llamáis Monseñor para los criados, para los periodistas caballero y para los del pueblo, ciudadanos. Son matices muy aplicables al gobierno constitucional.”

Tras llegar el Conde de Montecristo se presenta en su casa, donde le explica que tiene un crédito ilimitado. Desconfiado pero pensando en los negocios Danglars lo acepta. Mientras tanto se desbarata el matrimonio de su hija con Alberto de Morcef. La venganza de Montecristo consistió en hacerlo quebrar. Esto lo logró gracias a noticias falsas y a su crédito ilimitado. Danglars acabó robando 5 millones de francos a la caridad y escapando con ello. Sin embargo, bandidos al servicio de Montecristo lo encontraron, secuestraron y le quitaron el dinero que acabó volviendo a la caridad. Cabe destacar que perdió el dinero de a poco, pues secuestrado le obligaban a pagar una buena suma de dinero por comida. Esto en venganza a que el padre de Edmundo Dantés murió de hambre.

 

De Villefort

Juicio de Salomón por Leon Battista Alberti. Imagen tomada de

El único de los enemigos de Dantés que no fue parte de complot inicial que buscaba inculparle de traición. De Villefort era el hijo de un acérrimo bonapartista, Nortier, a quien iba dirigida la carta hallada en el barco que Dantés tripulaba. Para ocultar algo que le impediría su ascenso le prometió a Edmundo que saldría libre pero en realidad destruyó la evidencia de que era inocente.

“Los dos tenemos en nuestras venas sangre que deseamos derramar.”

Fue también el único de los enemigos de Montecristo que sintió simpatía por él a primera vista. La venganza fue bastante peculiar, pues en primer lugar Montecristo le explicó a la esposa de Villefort como envenenar, tras lo cual comienzan a ocurrir misteriosas muertes en su casa. Muere un criado, los antiguos suegros de Villefort, la propia esposa y su hijo. Respecto a su hija, es Montecristo quien la salva por petición de su antiguo bienhechor. Además, que en el juicio contra Benedetto por asesinar a Carderousse, se descubre que Benedetto es el hijo de Villefort con la esposa de Danglars. De Villefort acaba volviéndose loco, buscando el cadáver del niño que enterró.

 

Redención

Finalmente, Montecristo se va de Francia junto a Haydeé en un barco. IMagen tomada de Wikimedia Commons

Montecristo se consideró a si mismo cruel en alguna ocasión e incluso se cuestionó si en verdad debía ejecutar esa venganza. Sin embargo, lo hizo muy tarde, la suerte de sus enemigos ya estaba echada. A penas logró salvar a Valentina Villefort, a petición de Morrel, el hijo del dueño del barco donde hubiese sido capitán. Estos dos últimos acaban casándose y Montecristo les regala su fortuna. Por otro lado, el conde decide abandonar Francia con su esclava griega, Haydeé. Resulta que tras tantos años juntos se enamoraron y partieron hacia algún lugar desconocido.

 


Consigue empleo en computrabajo


 

En conclusión, aunque la novela de Alejandro Dumas, se hace mucho más interesante a medida que se va leyendo. Para algunos es necesario conocer la verdadera historia tras la venganza del Conde de Montecristo, ya sea para motivarse a leer o porque les guste recordar cómo se desarrollaba la trama. Sea cual sea el caso, la venganza fue implacable y muy bien planificada contra cada uno de sus enemigos. Aunque no todo salió como él esperaba. Al final consiguió redimirse.

La venganza del Conde de Montecristo (Spoiler)
¿Qué tal te pareció el post?