Las relaciones personales, nada que perder

Relaciones personales
Relaciones personales. Fuente: Tumblr. #procrastinfacil #relacionespersonales #amor
Probablemente alguna vez te has preguntado “¿qué hay de malo con querer un poco más?” Todos conocemos esos deseos que en alguna oportunidad se nos han introducido en el pecho sin previo aviso, esos que aparecen cuando apenas contamos con no más de trece años de edad, una explicación científica podría argumentar que este efecto es el inicio de nuestras relaciones personales íntimas e incluso lo estipula como una explosión hormonal debido al desarrollo físico por el que todo preadolescente pasa antes de llegar a una edad considerable. Comúnmente, este efecto se nota con la primera atracción física que una persona tenga hacia otra, o para denominarlo en palabras un poco más sencillas, estamos hablando de nuestro primer amor. Ah, ¿Quién puede olvidar la primera vez que un ángel con pañal de ceda se aburrió de sus labores diarias y decidió jugar fútbol con nuestros corazones? Parece que nadie…
 
 

Tanto apostar para terminar goleados, ¿por qué querer más?

 

Pareja
Fuente: zoneofsuccess.

 

Luego de muchos años de partidos sin fin en donde solo nos marcaban goles de decepción y peor aún, nosotros mismos nos metíamos autogoles, llegamos a aprender unas cuantas cosas sobre lo que el amor puede significar. Algunas veces nos dicen “No tengas expectativas, el amor no es así” o “Ese romance no es para mí”, pero la realidad es que en el fondo de cada uno de nosotros, no importa que tan difícil sea admitirlo, queremos un romance que dure toda la vida, uno en donde tengas a alguien cuyos ojos solo volteen para brillar contigo, uno en donde puedas decir: “Esa es la persona para mí” o más comprometedor aún “Esa es la persona a quién estaba buscando”. Por lo tanto, no importa cuántos goles o autogoles entren en nuestras vidas, siempre añoraremos lo mismo,  ya sea con decepción y litros de helado de chocolate, o deliberada felicidad y un ramo de flores.

Escuchar es la clave

 

problemas comunicativos
Los problemas comunicativos entre las parejas suele ser uno de los mayores obstáculos. Fuente: elconfidencial.

 

Este punto dependerá de muchos factores que solo serán aclarados con una buena charla con aquella persona a la que se quiere hacer feliz. No existe un manual para entender lo que pasa por la cabeza de una persona, sea hombre o mujer, pero no se preocupen, hay una solución muy simple que podría hacer que la vida en pareja no llegue a ser tan engorrosa…. ¡Escúchense!

Esas charlas incómodas interminables, discusiones o solo un dato lanzado sin precaución dentro de una conversa, ¡tienen un significado más allá de lo que se solucione en ese momento! Lo que nos lleva a descubrir que todo lo que decimos tiene un segundo significado, repito, no importa que seas hombre o mujer, todos hemos lanzados estos mensajes subliminales y en ellos está lo que realmente una persona desea decir, solo tiene que importarte lo suficiente como para que quieras y desees entenderlo sin la necesidad de que tu pareja tenga que afirmar tus variadas sospechas. Por lo tanto, ¿te interesa realmente lo que tu pareja tiene que decir y siente, o preferirías evadir la conversación por cobardía?

 


Te puede interesar: 

La sexualidad y la biblia


¿Queremos perfección?

 

La perfección de escuchar
La perfección no existe pero escuchar al otro es lo más cercano a ella. Fuente: upsocl.

 

Esta pregunta no podría estar más alejada de la realidad para seres cuya imperfección es su atributo más precioso. No puede existir la llamada perfección pues este término no abarca los gustos infinitos que tienen todos los seres humanos, por lo tanto, es imposible siquiera pensar que alguien desea la “perfección” sin analizar primero a qué se está refiriendo esta persona con su propia apreciación sobre este término. Esto nos lleva al punto tratado anteriormente, la única solución es escuchar lo que la otra persona tiene que decir, y el hecho de no olvidarlo es una facultad hermosa que pocos tienen, algunos incluso creen que se estima como un don en peligro de extinción, pero, este calificativo no significa “inexistente”.

Es posible adquirir el don de escuchar y recordar lo que la persona que realmente te interesa quiso argumentar, recuerden también que no todas las personas afloran sus sentimientos de la misma manera, para algunos puede ser algo de todos los días, pero para las personas que prefieren la soledad, dichas manifestaciones representan un nivel superior de presión, ya que, al no estar acostumbrados a dar una opinión certera sobre sus sentimientos, en el momento que llegan a hacerlo resulta un logro fantástico, así que, ¿no sería adecuado que, viendo todo el esfuerzo que esta persona hace, la escucharas y no olvidaras lo que tenía para decirte?

La enfermedad terminal “pero si…”

 

 

Corazones
Fuente: echoes.

 

Algunas relaciones (y no es una referencia a estar inconformes con nuestra pareja) tienen la característica del “pero si…”, que a su vez, es un cáncer en el desarrollo saludable de cualquier pareja.

Quién no ha pensado alguna vez: “Pero si” él sabía que hoy era nuestro aniversario, ¿por qué no planeó algo?, “pero si” ella sabe que odio que me presionen, ¿Por qué lo hace?, “Pero si” él sabe que me gusta que me visite a mi casa, ¿Por qué no lo hace, incluso cuando tiene tiempo para hacerlo?

Todas estas preguntas que origina la enfermedad terminal del “pero si”, tienen una respuesta simple: mientras más tiempo pasamos con una persona, tomando en cuenta que la relación vaya de la mejor manera, queremos más de ese alguien mientras estemos acercándonos a él, lo que implica que ciertos detalles de la personalidad de ese alguien especial, tal vez no lleguen a gustarte en lo absoluto, como el hecho de que no le guste celebrar un aniversario, no quiera estar atado a ti o simplemente tenga miedo al compromiso. No hay nada malo en querer más de una persona, así como no es nada malo que una persona quiera un poco más de ti, realmente estos detalles no deberían significar nada si el amor persiste, deberían poder eliminarse si hay algo especial que impulse a una persona a cambiar esas pequeñas adversidades que al fin y al cabo, si vemos el premio que obtendremos al final, resultan un juego de niños. Así mismo, estos detalles que se tienen resultan más especiales que cualquier objeto material que se obsequie, ¿por qué no le das el increíble detalle de visitarla cuando se enferma, o darle su espacio cuando él necesite pensar mejor para continuar con una discusión de la mejor manera? Estos detalles también serán participes de una relación saludable y libre de “Pero si…”

 


Te puede interesar:

Las conexiones profundas entre personas


Conclusión

 

Las relaciones personales, si se cumplen los requisitos imprescindibles tienen más que ganar que de perder. No dejes que unas palabras perdidas en el tiempo arruinen todo, no permitas que una promesa destruida dañe algo que con tanto esfuerzo se ha edificado en tu corazón, hay alguien especial que está esperando por ti, y si ya lo encontraste, no permitas que sufra por no recordar una promesa, por olvidar un detalle que tal vez para ti no sea grave, pero para esa persona puede que signifique lo más importante. Del mismo modo, escucha siempre lo que alguien tenga que decir, compréndelo y da tu opinión recordando lo importante que fue esa afirmación para tu pareja. Hay que sentirse afortunados de lo que obtuviste al enamorarte y ser valiente para escucharse y hacer que algo hermoso llegue a perdurar en una sociedad donde un sublime acto de amor se puede vender a buen precio sin ver quién es el mayor postor.

 

 

Las relaciones personales, nada que perder
¿Qué tal te pareció el post?